Archivos Mensuales: septiembre 2017

Urano-Neptuno en la fotografía y el cine

 

LA FOTOGRAFÍA (conjunción).- 

Los origenes de la fotografía son más antiguos, pero empezaré por comentar que, en los años 20 del siglo XIX, Joseph Nicéphore Niépce descubre el heliograbado, que le llevaría hasta la primera fotografía de la historia, con una imagen a través de una ventana. Todo esto coincidió con la conjunción Urano-Neptuno del mencionado siglo XIX. 

Imaginaos lo que debió de suponer este invento para la sociedad decimonónica. Congelar un instante, grabar una imagen en un papel, de forma mágica, evocadora. Todo lo cual, parece evidente que encaja a la perfección con lo que simboliza Neptuno. Pues este planeta nos habla del misterio, de lo que no podemos comprender, de lo espiritual. Sin embargo, a esta magia se llega a través de la ciencia y de la tecnología, que es lo que simboliza Urano. 

Al decir esto, no puedo evitar recordar las palabras del maestro de la ciencia ficción, Arthur C. Clarke, cuando dijo aquello de que cualquier tecnología lo suficientemente avanzada es indistinguible de la magia. Y es que, ya hemos analizado varias veces, en este blog, la relación del ciclo entre Urano y Neptuno con cuestiones mágicas. Con la magia de los sucesos extraordinarios, y con la magia de la música.

 

EL CINE (oposición).-

Pero sigamos. El avance lógico de este invento, o quizás eso es lo que puede parecernos visto desde la actualidad, era el de poner esas imágenes estáticas en movimiento. Sucediéndose una detrás de otra. Es decir, el cine. La primera cinta fue creada por los hermanos Lumière, al filmar la salida de los obreros de una fábrica, en el año 1895. 

En ese momento, Urano se aproximaba a la oposición con Neptuno, pero aun no había llegado a darse. Lo que se observa en realidad, es la conjunción Neptuno-Plutón. No obstante, los primeros cineastas propiamente dichos, que narraban historias a través del cine mudo, surgen durante los primeros años del siglo XX, coincidiendo ya claramente con la fase de oposición entre Urano y Neptuno. La magia del cine había llegado con la entrada al nuevo siglo.

 

LA TELEVISIÓN (cuadratura).-

Una vez que se había logrado guardar las imágenes estáticas, y las imágenes en movimiento, para posteriormente poder contemplarlas, el siguiente paso fue el de las imágenes en directo. Si, la televisión. Con la que también se puede utilizar la palabra magia, aunque habrá quien prefiera la de manipulación. En cualquier caso, ambas definiciones me parecen muy neptunianas. 

Ya desde finales del siglo XIX se dan los primeros pasos en este sentido, pero fue en la década de los años 50 del siglo XX, cuando este medio de comunicación se popularizó realmente, y fue introduciéndose en todos los hogares. Coincidiendo, claro está, con una fase importante en el ciclo entre Urano y Neptuno, el de la cuadratura.

 

LA DIGITALIZACIÓN (conjunción).-

Y así llegamos hasta la conjunción entre ambos planetas, durante los año 90 del pasado siglo XX. Bien, como todo el mundo sabe, en esa década lo que se popularizó fue el uso de los ordenadores, de los móviles, y de internet. Lo que llevaría a la digitalización de las fotografías, las películas, y tantas otras cosas. Así como las emisiones de radio y de televisión, a través de la red de redes. 

Una de las ventajas de la digitalización, es su capacidad de almacenamiento. Así como la democratización de la cultura. El conocimiento al alcance de todos. Pero ¿y el futuro?, ¿qué nos aguarda en la próxima fase del ciclo?

 

EL FUTURO.-

Lo que puedo decir con certeza, es que la siguiente fase tensa de este ciclo se dará entre finales de los próximos años 30, y principio de los años 40. Y hablo de la fase tensa porque parece ser que, curiosamente, coinciden con los momentos en los que se dan más claramente nuevos avances.

Pero la verdad, se me escapa en qué puede consistir este nuevo avance. ¿Imagenes en 3D que aparecerán mágicamente en el aire?. O dejando volar la imaginación, ¿imágenes de otro tiempo?, ¿tal vez de planetas lejanos que podamos ver con detalle?. Se trate de lo que se trate, espero que podamos estar todos, para contemplar las maravillas del futuro.

Otra cuestión que me parece interesante es el papel que jugará en todo esto la generación de personas que llegaron al mundo en los años 90, y a finales de los 80, coincidiendo con la conjunción Urano-Neptuno en aquel momento. Estoy convencido de que, entre ellos, surgirán grandes fotógrafos, cineastas, músicos, escritores. Personas creativas, que nos transportarán a un mundo mágico, utilizando herramientas tecnológicas. Es más, personalmente, me gusta pensar en la posibilidad de grandes astrólogos que marquen un antes y un después.

¿Quién sabe si alguno de ellos estará ahora mismo leyendo este blog? Tal vez le sirva de inspiración, y mi proyecto no haya sido en vano. 

Anuncios

USA 2026-32

Tras mi anterior entrada, en la que proponía una fecha para Venezuela muy distinta, a la que se suele utilizar en astrología en relación con su independencia, me he venido arriba, y he caído en la cuenta de que quizás los astrólogos estamos cometiendo errores de bulto, por falta de rigor histórico en nuestros análisis. O quizás es eso, que me he venido arriba, y el equivocado soy yo. Pero permitirme una nueva reflexión en este sentido, y luego, si queréis, que me caiga la del pulpo.

Todos los astrólogos que en el mundo han sido, han dado por supuestísimo, que la carta astral a utilizar, para los Estados Unidos, es la del 4 de julio de 1776. ¿Cómo se va a utilizar otra?. Todos sabemos que ese día es festivo en ese país. Todos sabemos que en ese día se celebra la Declaración de Independencia. Todos lo hemos visto en las películas. Los fuegos artificiales, los besos de los buenos a las guapas, las banderitas, el himno que no falte, y todo eso.

Pero sorprendentemente, nadie se ha parado a pensar que ese día, 4 de julio de 1776, Estados Unidos no era independiente. Que una cosa es declarar unas intenciones, y otra muy distinta llevarlas a cabo. Nadie se ha parado a pensar que la Guerra de Independencia Americana fue un conflicto que se inició en 1775, y que concluyó en 1783, con la firma del Tratado de París. Después vino la redacción de la Constitución, y su entrada en vigor. Un proceso que se prolongó, nada menos, que hasta el año 1789. 

Esto me ha llevado a analizar varias posibles cartas, pero la que más me ha convencido es la de la Batalla de Yorktown, que finalizó el 19 de octubre de 1781. Fue la última batalla durante este conflicto. Tras la cual, el gobierno británico se vio obligado a proponer la paz. Que se firmaría, finalmente, dos años más tarde. Es decir, significó el fin definitivo de las posesiones británicas en los Estados Unidos. 

Este sería el gráfico de aquel día. Con una hora aleatoria, ya que no he podido encontrar el momento en que se decretó el alto el fuego…

19 de octubre de 1781

Lo que más me ha llamado la atención, es como encajan los tránsitos de Plutón con todos los grandes acontecimientos históricos en los que ha participado este país. Durante la Guerra Civil Americana, sin ir más lejos, Plutón formaba cuadratura con el Marte natal, el dios de la guerra, en 1861, al iniciarse el conflicto. Un Marte natal en conjunción a Plutón y en cuadratura a Mercurio. Y precisamente encontramos a Plutón en quincuncio con dicho Mercurio natal, y en trígono a Marte, en 1898, durante la guerra que le enfrentó a España. La famosa Guerra de Cuba y Filipinas.

La entrada de los Estados Unidos en la I Guerra Mundial, coincidió con la conjunción de Plutón sobre el Urano natal. El cual, forma un quincuncio con el Marte-Plutón en esta carta astral. Y en relación con la II Guerra Mundial, hay que hablar de que, al entrar los Estados Unidos en guerra contra Alemania, Plutón formaba oposición con el Marte-Plutón natal. El aspecto más tenso hacia el Marte natal, el dios de la guerra, desde la Guerra Civil Americana.

A estas alturas, imagino que estaréis pensando en la Guerra del Vietnam. Pues bien, la finalización de este conflicto, con su humillante resultado, ya que se trata de la única guerra en la que los Estados Unidos fue derrotado, y además frente a un pequeño país del sudeste asiático, se dio en el año 1975. Coincidiendo con el trígono de Plutón hacia el Marte natal. Y resulta curioso que una derrota coincidiese con un armónico trígono a Marte. Pero creo que la confusión que provocó este conflicto en los Estados Unidos, se debe a que Plutón formaba entonces conjunción con el Neptuno de esta carta natal.

Pero una de las cosas que más me ha llamado la atención, es que Plutón formase cuadratura con el Plutón natal, justo con la llegada de Mijaíl Gorbachov, el último máximo dirigente de la Unión Soviética, que puso fin a la llamada Guerra Fría. En este sentido, es de destacar que la caída del Muro de Berlin, en 1989, coincidiese con la conjunción de Plutón sobre el Mercurio natal. Y me parece destacable porque, en la carta natal aquí analizada, Mercurio forma cuadratura con Marte-Plutón. Una conjunción natal Marte-Plutón que parece influir en todos los grandes conflictos en los que han participado hasta ahora los Estados Unidos.

Por último, comentaré algo no menos llamativo, en mi opinión. La Guerra de Irak. Más concretamente la que se inició en el año 2003, coincidió con la semicuadratura de Plutón hacia el Plutón natal.

 

FUTURO.-

Todo esto nos lleva a deducir la posibilidad de que, cuando Plutón forme conjunción con el Plutón natal, y con Marte, y cuadratura con Mercurio, podría vivirse una de las épocas más intensas en la historia de los Estados Unidos. Y esto va a darse, exactamente, entre el año 2026 y el 2032. Pero intentando ser más concretos, hablamos de la conjunción a Plutón en el año 2026; la conjunción a Marte que se prolongará durante dos años, en el 2028 y el 2029; y finalmente, en el año 2032, se dará la cuadratura de Plutón hacia el Mercurio natal. Por lo tanto, la parte central de esta etapa histórica podríamos situarla entre el año 2028 y el 2029. 

¿Qué sucederá entonces? Lo habitual, como acabamos de ver, es que esto coincida con conflictos bélicos. Con invasiones a otros países, o con la toma de partido en conflictos ya iniciados. Sólo en el caso del fin de la Guerra Fría puede resultar más discutible verlo como una guerra propiamente dicha. En cualquier caso, se trató de la caída del que, hasta ese momento, había sido su gran rival en el escenario internacional. Catapultándolo, ya sin discusión alguna, como la primera potencia mundial. Sin duda, uno de los momentos clave en la historia de los Estados Unidos.  

Dicho lo cual, resulta un tanto difícil aventurar qué conflicto podría ser tan importante dentro de una década, aproximadamente. Todo apunta hacia Oriente Medio. Pero hay un lado positivo en todo esto. Y es que ni Corea del Norte, ni el Estado Islámico, deberían preocuparnos demasiado. Incluso podríamos deducir, que la presidencia del Sr. Trump podría ser una etapa más tranquila de lo que, en principio, imaginábamos todos. Suponiendo, claro está, que el análisis aquí expuesto haya sido acertado. 

 

CONCLUSIÓN.-

Pero la conclusión, o el debate que pretendo abrir, aunque doy por sentado que se ignorará, es que el mundo de la astrología adolece del más mínimo rigor histórico, a la hora de elegir la fecha de independencia para cada país. Dando por supuesto que las fechas en las que los países celebran su día nacional, coinciden con los momentos en que se da inició a sus independencias, cuando no es así en la mayoría de los casos. Falta de seriedad que se observa en esto, como en otras muchas cosas.  

Venezuela, un país en pos de la libertad

La idea de este post surge tras un debate en Facebook, a raíz de la publicación de El Estrellero de tres entradas sobre Venezuela. Que son las siguientes: primera parte, segunda parte, tercera parte.   

Esas entradas se basan en la fecha con la que en Venezuela se celebra la independencia, el 5 de julio de 1811. Pero cualquiera que investigue un poco, caerá en la cuenta de que ese intentó de independencia resultó fallido. De ahí, mi desacuerdo con El Estrellero. Así y todo, no niego la posibilidad de que la fecha que apunta nos pueda dar pistas sobre el destino de Venezuela. Pero considero que también hay que tener en cuenta la que voy a comentar a continuación. En definitiva, mi idea es servir un poco de complemento al interesante trabajo de El Estrellero.

La fecha con la que voy a trabajar es la del 22 de septiembre de 1830. ¿Por qué? Porque después de varios intentos de independencia, a lo largo de la década del 10 del siglo XIX, el estado que se independizó finalmente, en la década del 20, fue el de la Gran Colombia. A la que pertenecían Ecuador, Panamá y Venezuela. 

En el caso de Venezuela, posteriormente se independizó de este nuevo estado, en el mencionado 22 de septiembre de 1830. Y por lo que he averiguado, el Parlamento constituyente se reunió en la ciudad de Valencia. Obviamente, la Valencia de Venezuela. La hora que he utilizado es la de las 3 de la tarde. Porque en el debate en Facebook sobre este tema, Mayerlein Urbaneja me comentó que los masones solían utilizar esa hora, y que entre los independentistas había un buen número de masones. Me pareció una teoría interesante. Y además, con esa hora encontramos a Urano en conjunción con el Ascendente. Algo que me pareció muy propio de los valores democráticos y liberales de los mencionados masones. Este es el gráfico que obtuve…

22/09/1830 – 15:00 – Valencia (Venezuela)

Lo primero que me sugirió este gráfico, a voz de pronto, es que el lado negativo de este país podría ser el que, en ocasiones, los gobernantes se dejen arrastrar por un exceso (Júpiter) de poder (Plutón), por un exceso de autoritarismo. Por la cuadratura entre Júpiter y Plutón. O así creo interpretarlo. De todas formas, creo que es, por desgracia, justamente lo que estamos viviendo en la actualidad.

Sin embargo, Urano se encuentra bien aspectado, y cerca del Ascendente. Por lo que parece dar a entender que, en el carácter de este pueblo, está el afán por corregir estos excesos. Y buscar siempre el ideal de la libertad. No en vano, a Urano se le asocia, a nivel político, con los valores democráticos. Y es, también, lo que creo que está sucediendo en la actualidad.

Pero hay un aspecto tenso de este Urano, su cuadratura con Quirón, que quiero destacar. Pues he observado que, al ser activado por los tránsitos, parece coincidir con los momentos de cambio político en el país. Con los momentos en que se da un golpe de timón. Y en los que pueden intentar corregirse los excesos anteriores.

Esta cuadratura no viene reflejada en el gráfico que expongo, porque a Quirón no se le suele dar mucha importancia, y hay programas informáticos que no tienen en cuenta sus aspectos. Por eso he dibujado sendos circulitos rojos, para destacar la posición de estos planetas, y hacer ver que forman cuadratura entre ellos.

 

PLUTÓN.-

Comentaré ahora los momentos en que Plutón activó esta cuadratura con sus tránsitos. En 1859 se situó en cuadratura con Urano, y en 1863 en conjunción con Quirón. Pues bien, la Guerra Federal se inició en 1859, y finalizó en 1863. 

La llamada Guerra Federal, fue una guerra civil entre la oligarquía conservadora que se hizo con el control del país tras su independencia, y los liberales, que aspiraban a un mayor grado de autonomía por parte de las provincias, a modificar el sistema electoral, en definitiva, a un mayor grado de libertad. Fue el conflicto más importante en la Venezuela del siglo XIX. Además, claro, de los conflictos por la independencia.

El siguiente momento histórico en que Plutón activa la cuadratura natal entre Urano y Quirón, es entre 1941 y 1945. Coincidiendo con la participación de Venezuela en la II Guerra Mundial.

Bajo la presidencia del militar Isaías Medina, Venezuela apoya a los aliados durante la II Guerra Mundial. El acceso a sus recursos petrolíferos fue clave para los Estados Unidos. En 1945, con Plutón cuadrando a Quirón, finaliza la II Guerra mundial. Y en Venezuela, se dio un golpe de estado que marcó el inicio de una nueva era. En la que se avanzaba en lo económico, y en lo político se intentaba avanzar hacia la democracia. Aunque durante un tiempo se sucedieron los golpes de estado, las juntas militares, etc.

La siguiente activación tensa por parte de Plutón de la cuadratura natal Urano-Quirón nos traslada hasta los últimos años 80 del siglo XX. Entre 1986 y 1988. Momento de crisis económica y de corrupción. Incluso en 1987 se dieron incidentes bélicos con Colombia.

En 1988, con la oposición a Quirón, se empiezan a originar protestas sociales, que tendrían gran relevancia mediante el llamado Caracazo de 1989. En definitiva, el caldo de cultivo ideal (crisis económica, corrupción, desigualdades, desempleo, etc.) para que surgiese el populismo.

 

URANO.-

Explicaré ahora los tránsitos de Urano activando la cuadratura natal entre el propio Urano y Quirón. La primera se dio sobre el año 1855, coincidiendo con la llegada al poder de José Tadeo, con su régimen autoritario que derivaría en la ya mencionada Guerra Federal.

En 1875, coincidió más o menos con el inicio de la etapa conocida en Venezuela como el Liberalismo Amarillo. Y digo más o menos porque, en realidad, se inició coincidiendo con la oposición de Urano hacia el Neptuno natal de Venezuela, sobre el año 1870. De hecho, he observado que lo que acaba por estallar, o potenciarse, con el tránsito sobre el Urano y Quirón natales, suele iniciarse con el tránsito hacia el Neptuno natal. Pero tampoco quiero extenderme demasiado, por no aburrir.

Sigamos. La siguiente activación se dio sobre el año 1894, que marca el inicio de lo que se conoce como Hegemonía Tachirense. Período que duraría hasta mediados del siglo XX, y en la que los militares fueron los grandes protagonistas en la evolución política del país.

Dentro de este período, la conjunción de Urano con el Urano natal de Venezuela, sobre el año 1914, coincidió con la Dictadura de Gómez. Más tarde, la cuadratura Urano-Urano sobre el año 1936, coincide con la muerte de Gómez, y con que el General Eleazar López intenta iniciar la transición hacia la democracia. Pero aunque como digo, el General Eleazar intentó conducir el país hacia la democracia, aun se dieron varios golpes de estado. Hasta que sobre el año 1958, coincidiendo con la época de la oposición Urano-Urano, se abre paso realmente una etapa democrática.

La cuadratura Urano-Urano, sobre el año 1977, coincidió más o menos con la Crísis del Petróleo de esa época. Y más concretamente, con lo que se denominó la Venezuela Saudita. La abundancia de petróleo en Venezuela, obviamente, tuvo una gran influencia en el desarrolló político, económico, etc., del país hermano durante los años 70. En 1976, por ejemplo, se nacionalizó la industria del petróleo.

Finalmente, en relación con el pasado, mencionar que la época de la conjunción Urano-Urano, sobre el año 1998, coincidió con la llegada al poder de Hugo Chávez. Y ahí lo dejo.

 

FUTURO.-

Seguramente, los tránsitos de Neptuno también se habrán notado de alguna forma, al activar la cuadratura Urano-Quirón de Venezuela. Pero me he centrado en los de Urano y Plutón, porque en los años 20 de este siglo, estos planetas volverán a activar dicha cuadratura natal.

¿Cuando? El primero será Urano, sobre el año 2021/22. Ahí, en mi opinión, debería darse un golpe de timón. Algún tipo de cambio importante. Si aun así siguiese el chavismo, pienso que podría ser mediante un nuevo presidente. Pero si fuese así, interpreto que más debilitado en su autoridad, en comparación con su predecesor. En cualquier caso, cabe pensar que un cambio debería de favorecer los intereses de la oposición. Y que puedan ir consiguiendo mayores cotas de poder. Si es que ese cambio no supone que la oposición se hace finalmente con el poder.

Pero el cambio realmente profundo, el que pienso que puede significar un nuevo estado de cosas, con un mayor grado de democracia y de paz interna, considero que se dará una vez que se supere la crisis que situaría entre el año 2027 y el 2030. Que es cuando Plutón activará la cuadratura natal entre Urano y Quirón.

Mi impresión es que, aunque la oposición alcanzase el poder sobre el año 2022, el país parece estar muy dividido, en dos bloques irreconciliables. Y reconducir esta situación hasta desembocar en un nueva etapa de convivencia, concordia y democracia real, puede llevar años. Incluso una década, como estoy sugiriendo aquí.

Así y todo, cuando se dan este tipo de tránsitos hay cambios. Y esos cambios suelen ir en la dirección de querer alcanzar un mayor grado de libertad y de democracia. Porque el Urano natal de Venezuela sugiere, a mi juicio, que este país cree firmemente en los valores de libertad y de democracia, que forman parte de su naturaleza. 

Terminaré este artículo con una recomendación que he recibido desde Facebook, por parte de Melissa Edenbourgh. Existe una fundación de un cantante de Venezuela, para ayudar a la gente que lo está pasando mal en el país hermano. Se trata de la Fundación Nacho Apoya. Y con un deseo, que Venezuela encuentre lo antes posible el camino hacia la paz y la reconciliación. Ojalá, las actuales negociaciones en la República Dominicana, sirvan para conseguirlo. 

Jerusalén ¿2018?

…el pueblo de un príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y el santuario; y su fin será con inundación, y hasta el fin de la guerra durarán las devastaciones.

Daniel 9:26

 

En versículos como éste, algunos estudiosos de la Biblia han llegado a la conclusión de que el profeta Daniel estaba hablando de la actual Explanada de las Mezquitas, en la ciudad de Jerusalén. En donde, en su parte central, se haya ubicado un lugar santo para tres de las religiones más importantes del mundo: la Cúpula de la Roca

 

Los musulmanes creen que, exactamente desde ese lugar, Mahoma ascendió a los cielos. Los judíos y los cristianos guardan una creencia parecida, pues piensan que fue allí donde Jacob encontró una escalera que permitía ascender hasta el cielo. De esto último hay teorías curiosas. Los ufólogos lo interpretan como un avistamiento ovni.

Pero lo más importante para los judíos, es que justamente allí se encontraba el Templo de Jerusalén. Templo que en la antigüedad fue construido y reconstruido, y que los judíos ortodoxos aspiran a reconstruir por tercera vez. De hecho, hay interpretes de la Biblia que sugieren que esa reconstrucción será una señal de que nos acercamos a los últimos días, y a la batalla del Armagedón.

 

Estado Islámico.-

Llegados a este punto, seguramente estaréis pensando que he sido abducido por alguna secta. Pero si comento todo esto, es porque el Estado Islámico está en Siria, muy cerca de Israel. Y parece lógico pensar que, en algún momento, estallará un conflicto entre dicho estado e Israel. 

Algunos piensan que eso no puede darse, porque han leído o escuchado en alguna parte que Israel vende armas al Estado Islámico. Ideas que, por supuesto, nadie sabe a ciencia cierta en qué se basan. Pero que ahí quedan. Lo cual, tampoco me sorprende demasiado, porque uno de los fenómenos que suele darse con la actual cuadratura entre Urano y Plutón, a lo largo de la historia, es el del antisemitismo. Y el de dejarse arrastrar por estas ideas, aunque uno no sea anti nada.

Pero así y todo, pongamos que están en lo cierto. Supongamos que el Estado Islámico está a sueldo de Israel. Aun así, a los dos les podría resultar beneficioso un ataque sobre Jerusalén, en el que fuese destruida la Cúpula de la Roca. ¿Por qué?

Pues parece obvio que a los judíos les permitiría construir, por fin, su anhelado Tercer Templo de Jerusalén. Y al Estado Islámico, remover ideas apocalípticas en Occidente, que hagan que muchos vean su avance como algo inevitable y predestinado. Y en los conflictos bélicos, es de sobra conocida la importancia de la guerra psicológica.

Pero sin dejarnos llevar por ideas conspiranóicas, si el Estado Islámico lanza misiles hacia Israel, plagado de lugares sagrados, es inevitable que alguno caiga en un lugar al que, en principio, se supone que no deberían apuntar. 

 

Astrología.-

Sea como fuere, ¿cuándo podría darse esto, o algo parecido, según la astrología? Hace años, especulé con que la cuadratura entre Saturno y Neptuno, sobre el año 2015, haría entrar en el escenario internacional a Irán. Esta fue una de las entradas que escribí sobre este asunto: Irán entre finales del 2014 y principios del 2015.

Pero no fue así, lo que ocurrió fue que apareció, como por encanto, el mencionado Estado Islámico. Y os diréis, ¿por qué hasta entonces el ciclo Saturno y Neptuno se había centrado en Irán, y ahora parece centrarse en el Estado Islámico? Pues eso quisiera saber yo también. No tengo respuestas para todo. Pero, evidentemente, se ha convertido en una nueva variable a tener en cuenta.

En otra de mis anteriores entradas, mencioné la idea de que el Ciclo de la Guerra parece repetirse cada 50 años, aproximadamente. Y en dos momentos muy concretos de cada siglo. En los años 10, y en los años 60. En el siglo XX, por ejemplo, coincidió con la I Guerra Mundial y con la Guerra del Vietnam.

En ese post explicaba también que la próxima entrada de Quirón en el signo de Aries, que se dará en el próximo año 2018, podría coincidir con un conflicto importante en Oriente Medio. Y de ser así, parece lógico pensar en que el papel de Israel pueda ser de especial relevancia. Otra pista al respecto, es que en el 2018 empezará a formarse la conjunción entre Saturno y Plutón. Y el ciclo entre estos dos planetas suele tener gran influencia, para el moderno estado de Israel.

Dicho esto, en mi opinión, podría tratarse de cualquier momento entre el 2018 y el 2026. Que es el tiempo en el que Quirón permanecerá en el signo de Aries. O darse más bien entre el año 2019 y el 2020, momento en el que la conjunción entre Saturno y Plutón resultará más exacta que en el 2018. 

En cualquier caso, desde luego, espero que todo esto no sea más que una fantasía por mi parte. Pero me pregunto si, con la Cúpula de la Roca, se están guardando tantas precauciones como en el caso del Vaticano.

A %d blogueros les gusta esto: