Archivos Mensuales: septiembre 2015

Los imperios y Plutón

Esta entrada puede considerarse como continuación de la anterior, en la que comentaba un curioso ciclo de 129 años. Ciclo en el que aparecían líderes que pretendían fundar un imperio, el más influyente de su época. Y por un tiempo, lo conseguían. Pero a largo plazo, terminaban por comprobar que sus ambiciones quedaban más allá de sus posibilidades reales. Fue el caso de Napoleón, o el de Hitler, como ya vimos.

No comenté cuál podría ser la explicación astrológica de este ciclo de 129 años porque, sencillamente, no la encontré. Sin embargo, en el caso de los imperios que se establecen, y que si que logran permanecer en el tiempo durante siglos, ahí si que creo detectar una explicación astrológica: el paso de Plutón por el signo de Leo.

Esta idea, como la de mis últimas entradas, nace de la lectura de “La Decadencia de Occidente”, de Oswald Spengler. Lectura que me tiene fascinado. En el segundo tomo de esta obra, el autor sostiene que cada 10 generaciones, aproximadamente, se produce… dejaré que lo explique el propio autor:

…la duración vital de una nación está determinada, como igualmente el paso y el ritmo de su historia. El número de las generaciones desde el comienzo de la dinastía Chu hasta el gobierno de Chi-Hoang-Ti, desde los sucesos que sirven de base a la leyenda troyana hasta Augusto, desde la época de los Tinitas hasta la dinastía XVIII, es aproximadamente el mismo. Las épocas posteriores de las culturas, de Solón a Alejandro, o de Lutero a Napoleón, abrazan unas diez generaciones no más.

Esto de las 10 generaciones me trajo a la mente el tiempo que tarda Plutón en dar una vuelta al Sol, unos 248 años. Ya que cuando Spengler escribió esto, hace un siglo, la esperanza de vida era menor a la actual. De hecho, es más o menos el tiempo que va de Lutero a Napoleón.

 

PLUTÓN EN LEO.-

Bien, entonces pensé en el imperio actual. ¿Cuándo surgió? Puede ser más o menos discutible, pero parece claro que, tras la II Guerra Mundial, a partir de 1945, los EE.UU. emergen como la gran potencia mundial. Y en aquel momento, como ya imaginarán, Plutón se encontraba en Leo.

Así que, la lógica de mi intuición me llevó a preguntarme por cuál era la situación mundial en el anterior paso de Plutón por el signo de Leo. Eso me llevó a principios del siglo XVIII, justamente en mitad de la Guerra de Sucesión Española. Guerra a partir de la cuál España iría perdiendo, poco a poco, su imperio y esplendor, hasta darse por finiquitado dicho imperio en 1898. En cambio, a partir de ese momento, siglo XVIII, es el Imperio Británico el que iría imponiéndose y acrecentándose. Hasta que, como hemos dicho, se impuso el actual Imperio Estadounidense, a partir del año 1945. 

Si seguimos retrocediendo desde el siglo XVIII, llegaremos a 1453. Eso me confundió un poco al principio, esperaba encontrarme con Colón o con Hernán Cortés. Pero ni Colón hubiese llegado a América, ni Hernán Cortés conquistado México, de no haberse tomado Constantinopla en 1453 por el Imperio Otomano. Imperio que llegó a su máximo en ese momento. Pero a partir de entonces, fue siendo sustituido poco a poco por España. Pero intentaré explicarlo mejor…

Al hacerse los turcos con todo el mediterráneo oriental, los países cristianos del otro lado del mediterráneo no podían comerciar con las Indias. Las rutas comerciales habían sido cortadas de esta forma para la cristiandad. Las preciadas especias, las telas, los metales preciosos, etc., quedaban inaccesibles. ¿La solución? Un tal Cristobal Colón afirmaba que la Tierra era redonda, y que se podía llegar a la India atravesando el Oceáno Atlántico. Isabel de Castilla decidió ayudarle… el resto es historia.

La cuestión es que los turcos llegaron a su máximo en 1453, y a partir de ahí fue surgiendo el Imperio Español. Los españoles, a su vez, llegaron a su máximo a principios del XVIII, y a partir de ahí fue afianzándose el Imperio Británico. Los cuales, llegaron a su máximo en la primera mitad del siglo XX, dando paso a partir de entonces a los Estado Unidos. Y todo esto, coincidió, “casualmente”, con el paso de Plutón a través del signo de Leo.

 

EL FUTURO.-

Qué duda cabe que lo interesante de todo esto es lo que nos sugiere cara al futuro. Y es, que el actual Imperio Estadounidense perdurará hasta, aproximadamente, el año 2200. Si, han leído bien, aproximadamente hasta el año 2200.

Ya, ya sé que muchos astrólogos dicen que en el 2020 el capitalismo se hunde, y con él los Estados Unidos. Otros, sitúan ese final sobre el 2060. Que si China, que si Rusia.. que si, que muy bien. Pues en mi caso lo sitúo en el año 2200, allá por el siglo XXIII.

No sé en qué se basan los demás exactamente, en lo que a mi respecta procuro, en la medida de mis modestas posibilidades, combinar la historia con los astros. Y de mi observación, extraer conclusiones. Que quizás sean equivocadas, de acuerdo. Así y todo, intento basarme en algo que tenga una base histórica, una lógica. Con otras personas, no sé a ustedes, pero me dan la impresión de que hay que creerles casi como que por dogma de fe. Y me explico.

Dicen que con Plutón en Capricornio las estructuras de poder se resquebrajan, se destruyen, cambian, etc. Bien, desde luego está quedando claro que el material signo de Capricornio está influyendo en la economía. Pero un nuevo paradigma en lo económico no significa, necesariamente, un cambio a nivel de imperios. Es más, la historia sugiere que los imperios que van surgiendo con Plutón en Leo, se asientan más claramente, se empiezan a estabilizar, con Plutón en Capricornio. Es decir, justo al revés de lo que afirman muchas personas en la astrología actual. ¿Ejemplo? Hernán Cortés llega a México con Plutón en Capricornio.

Total, que igual sobre el año 2020, no sólo no desaparece el Imperio Norteamericano, sino que además se consolidará de forma aun más clara su predominio. Con lo cual, diría que este, precisamente, es el momento más inoportuno de erigirse como adversario político de los Estados Unidos. Y al contrario, el momento más inteligente para ganarse su amistad y alianza. En mi modesta opinión, claro.

La siguiente pregunta que surge de todo esto, cara al futuro, es lógicamente qué imperio sustituirá al actual en el siglo XXIII… Pero mis capacidades interpretativas, suponiendo que esté en lo cierto, tienen su límite. Aunque comentaré que se me antoja curioso que en la década de los años 40 del siglo XX, el inolvidable Isaac Asimov empezase a publicar su Saga de la Fundación, con su famoso Imperio Galáctico. Y que esto lo hiciese justo al inicio del Imperio Norteamericano. ¿Quién sabe? Tal vez fue una intuición de algo que se asemejará al imperio del siglo XXIII.

De todas formas, sólo la Galaxia lo sabe. Lo que podremos comprobar o no, es si los Estados Unidos deja de ser la primera potencia mundial sobre el año 2020, o si como creo, afianza aun más su supremacía mundial en las próximas décadas. En cualquier caso, pienso que conviene hacerle caso al tío Sam… 

Tio Sam

A %d blogueros les gusta esto: