Archivo de la categoría: España

Predicciones sobre España

¿Pedro Sánchez?

Pensaba exponer esto sólo en facebook, pero me ha parecido interesante comentarlo también en el blog. Lo malo de facebook es que vive mucho de la inmediatez. 

En las primarias que se celebrarán este próximo domingo en el PSOE, tiendo a pensar que la candidatura de Pedro Sánchez puede salir adelante. Luego, seguramente me equivocaré, me darán hasta en el carnet de identidad, y alguno me recordará que pronostiqué la imposibilidad astrológica de la independencia de Cataluña, al menos, hasta el año 2062.

Pero aun a riesgo de todas esas chiquilladas, expondré mi humilde opinión. Si no es molestia… Para decir que puede ganar Pedro Sánchez me baso en que en el 2019, en mi opinión, se vivirá un momento clave en la historia de España. Esto lo expliqué ya en la siguiente entrada → enlace. Y en esa entrada deduje que puede darse un gobierno más a la izquierda en el 2019. Algo que sólo veo posible, siempre en mi opinión, con Pedro Sánchez. Como digo, igual me equivoco.

También tengo la impresión, aunque esto ya no es astrología, es intuición, de que en los últimos años estamos asistiendo a algún tipo de estrategia, con la que se persigue dividir a la izquierda en pequeñas formaciones irreconciliables. Y de esta forma, que pueda perpetuarse el centro-derecha en el poder, por los siglos de los siglos. Suponiendo que existe esta conspiración, que no lo sé, lo lógico es que se persiga la división del PSOE. Algo que podría darse si Pedro Sánchez logra un buen resultado, aunque pierda las primarias.

Y luego están los tránsitos. Y la verdad es que, los dos candidatos que tienen posibilidades de ganar estas primarias, tienen tránsitos complicados. Tránsitos que sugieren que, gane quien gane, la tarea sera difícil. Aunque al menos, Pedro Sánchez tiene a Plutón entre el sextil a su Sol natal, y el sextil a su Mercurio. De todas formas, no creo que Susana Díaz pueda ganar con Plutón oponiéndose a su Saturno natal.

Os pongo dos enlaces a sus cartas natales que encontré en internet: Susana, Pedro. Por si queréis comentar vuestra opinión al respecto.

Como observaréis, están en mitad de los tránsitos que se asocian con la llamada “crisis de los 40”. Un momento en el que, desde mi punto de vista, resulta arriesgado situar a alguien como líder de un partido. Creo que los candidatos pueden tener más posibilidades con tránsitos como el trígono Plutón-Plutón. En mi modesta opinión, claro.

Y nada más, el domingo saldremos de dudas.

Gaudí, y el ciclo de Cataluña (II)

Sagrada Familia

 

En mi anterior entrada, comentaba que las proporciones de la Sagrada Familia de Barcelona son de 90m x 90m, divididos en 12 módulos de 7’5m. Y que esto encajaba con el hecho de que cada 7’5 años se dan acontecimientos relevantes para Cataluña. Así como que cada 90 años se dan acontecimientos importantes, y cada 180 años (90+90) son ya muy importantes. Me remito a las fechas que dí en mi anterior entrada.

Poco después de publicar dicha entrada, me vino una idea a la mente, por la que he pensado que valía la pena volver con este asunto… 7’5 años es el tiempo que tarda Saturno en recorrer 90º del Zodiaco. De tal forma, que en 30 años habrá vuelto de nuevo a su posición inicial. Si vuelve 3 veces al mismo punto, transcurren 90 años. Y si vuelve 6 veces, son 180 años.

El caso es que alguna vez he leído en alguna parte que, para los antiguos, las sucesivas repeticiones de los Retornos de Saturno eran importantes. Y que marcaban grandes acontecimientos. Siempre he pensado, que esto era así porque los antiguos no conocían a Urano, Neptuno y Plutón. Y tenían que apañárselas con lo que tenían a su alcance. Craso error por mi parte… los antiguos siempre acaban por darme una lección de humildad.

 

EN HONOR A SATURNO.- 

Así que no pude evitar el preguntarme si Gaudí, al aplicar estas proporciones, quiso decir, sutilmente, que su idea era la de construir un templo en honor a Saturno. Lo cual, quizás pueda sonar a algunas personas un poco a herejía, o a sacrilegio. Lo sé. Pero téngase en cuenta que esto no pretende ser más que una simple teoría.

En cualquier caso, son muchos los autores que han relacionado a Gaudí con el esoterismo, la masonería, y cuestiones de ese tipo. Si fuese así, no resultaría extraño en pensar que contase con conocimientos de astrología. Es más, no se me ocurre ningún planeta más acertado que Saturno, para dedicarle un templo. Ya que Saturno es el dios del tiempo y de la eternidad. Además de que representa los valores tradicionales, las raíces, las costumbre heredadas desde antiguo, etc. 

 

EL PASADO.-

Todo esto me hizo pensar que, si mi teoría tiene algo de correcto, al apuntar a los 7’5 años, o a los 90 años, o a los 180 años, Gaudí miraba al futuro, pero sobre todo al pasado. A lo que él había observado hasta entonces. Así que le reste 90 años a 1882, la fecha en que se inició la construcción de la Sagrada Familia, y eso nos lleva al año 1792.

Poco después de esa fecha, en 1793, se da inicio a la Guerra del Rosellón entre España y Francia. Aunque algunas fuentes apuntan hacia el mencionado 1792. De todas formas, es evidente que, para Cataluña, recuperar o no el Rosellón es algo importante.

Cuando restamos 90 dos veces, llegamos a una fecha muy importante. ¿No me creen? 1702, alrededor de esa fecha se dio inicio a la Guerra de Sucesión Española. Una guerra que desembocaría en la capitulación de Barcelona en 1714, de la que tanto hablan ahora los independentistas… ¿no les parece muy importante?

Volvemos a restar 90, y nos da 1612. Una fecha que no parece en principio importante. Pero si rascamos un poco, descubriremos que fue una época de crisis económica, y en la que la sociedad catalana se dividió en dos bandos… ¿les suena de algo? En realidad, la división se dio entre la nobleza catalana. Entre los “nyerros” y los “cadells”. Y además, la crisis económica había favorecido la aparición del bandolerismo. Una situación social que, décadas más tarde, en 1640, desembocaría en la Guerra dels Segadors.

Seguimos con nuestra resta, y llegamos al año 1522. Sobre esa fecha, en la Corona de Aragón, se constituye la figura del Virrey de Cataluña. Dato que me ha parecido muy importante para Cataluña. Igual estoy equivocado, pero da la impresión de que esto pudo ser un reconocimiento a la identidad propia de Cataluña, y a la importancia de mantener sus fronteras, y el orden en el interior del Principado.

Si seguimos restando, me da la impresión de que las fechas parecen importantes para la Corona de Aragón, a la que pertenecía Cataluña. Pero no he encontrado nada significativo respecto a la historia de Cataluña. Quizás alguna persona con conocimientos en historia, pueda y le apetezca contradecirme. Tiene el blog a su disposición.

Es interesante también ir restando sucesivamente 7,5 años a 1882. Pero daré sólo un par de ejemplos, para no aburrirles. En el año 1874 se vivía en España la Tercera Guerra Carlista. Un conflicto que tuvo mucha importancia en Cataluña, pues se pretendía restablecer los fueros catalanes, abolidos tras la Guerra de Sucesión Española.

Y comentaré también que 1867, coincide con el inicio de la primera crisis financiera de la historia del capitalismo español, que tuvo una especial incidencia en Cataluña, y que meses más tarde la situación daría pie a la Revolución de 1868, que supuso la expulsión de los Borbones de España.

 

CONCLUSIÓN.-

En definitiva, parece bastante clara, al menos en mi opinión, que la evolución de Saturno en el firmamento es reflejo de la evolución en la historia de Cataluña. Y que esto nos lleva a un año 2017 que puede tener su importancia, pero que no puede significar la independencia de Cataluña desde esta teoría. Pues algo tan importante, sólo podría darse pasados 180 años a 1882. Es decir, pasado el año 2062.

Y digo pasado el año, porque si observan, a veces las consecuencias importantes se dan pasados algunos años, o incluso décadas, de la fecha apuntada. Con lo cual, de darse la independencia, podría ser más bien en la década de los años 70 de este siglo, o incluso más tarde.

También cabe pensar que, hasta la fecha, lo que se ha dado es un mayor o un menor reconocimiento de la identidad catalana. Un tira y afloja. Primero desde la Corona de Aragón, luego desde España. ¿En el futuro desde Europa?

Gaudí, y el ciclo de Cataluña

gaudi

 

Las proporciones en la Sagrada familia de Barcelona son de 90 metros para la planta y para su altura. 90 metros que se dividen por 12. Lo que a su vez nos da 12 módulos de 7’5 metros cada uno.

Al leer que el año en que se inició la construcción de la Sagrada familia, 1882, fue el año en que se inició también el moderno nacionalismo catalán a través del Centre Català, tuve una intuición, quizás descabellada. Se me ocurrió que 1 metro podría equivaler a 1 año. De tal forma, que 90 de planta por 90 de altura, nos dan 180 años. Durante los primeros 90 años se asientan los cimientos del nacionalismo, y en los siguientes 90 años, sobre esos cimientos, se va construyendo un país. Así hasta que llegamos al año 2062.

Lo cual, curiosamente, encaja con la teoría que expuse hace tiempo de que, sin Neptuno cuadrando a Plutón, no podía darse la independencia de Cataluña: https://astromundial.wordpress.com/2014/08/15/sin-neptuno-tensando-a-pluton-no-habra-independencia/

Los expertos no acaban de entender por qué Gaudí utilizó el número 7’5. Esta teoría que propongo hoy, seguramente no será aceptada tampoco como explicación. Pero si vamos sumando, repetidamente, 7 años y medio a 1882, obtenemos las siguientes fechas y acontecimientos…

 

1882: Centre Català.

1889: Foment del Treball Nacional (la patronal).

1897: Procesos de Montjuic.

1904: Francesc Cambó le explica al Rey Alfonso XIII que Cataluña necesitaba un mayor grado de autogobierno.

1912: El Congreso de los Diputados aprueba el proyecto de Mancomunidad Catalana.

1919: El Parlamento Español rechaza el Primer Proyecto de Estatuto de Autonomía de Cataluña.

1927: Gran desarrollo urbanístico en Barcelona, en la que se consolida el estilo del novecentismo.

1934: Proclamación del Estat Català, por Lluís Companys.

1942: Franco visita Cataluña.

1949: Salvador Dalí regresa a Cataluña.

1957: Alexandre Deulofeu publica “La matemática de la historia en la cultura occidental”. Además, el Boicot al transporte urbano en Barcelona provoca una crisis de Gobierno en Madrid.

1964: Se organiza el Coloquio Cataluña-Castilla, entre intelectuales. Para abordar el hecho diferencial catalán, su encaje en España, etc. Un coloquio del que se afirma que fue financiado por el gobierno de los Estados Unidos.

1972: La Asamblea de Cataluña consigue una gran notoriedad con su campaña “Per què l’Estatut de 1932?”, y con su famoso lema “Llibertat, Amnistia i Estatut d’Autonomia”.

 

Hasta aquí sería lo que equivale a, digamos, los cimientos. La idea nacionalista ya tiene una sólida base sobre la que construir un proyecto de estado. En adelante, la idea de país irá creciendo.

Es curioso comentar que, a partir de aquí, se observa también cierto paralelismo con lo sucedido 97’5 años antes. Por lo que añado el año de la primera fase entre paréntesis, por si el lector quiere profundizar en esta idea.  

 

1979: Se aprueba el Estatuto de Autonomía. (1882)

1987: Ley sobre la organización comarcal de Cataluña, y ley sobre el régimen local de Cataluña. A finales de 1986 Barcelona es seleccionada para los Juegos Olímpicos de 1992. (1889)

1994: Los Mossos d’Esquadra sustituyen a la Guardia Civil y al Cuerpo Nacional de Policía en las funciones de orden público, seguridad ciudadana y tráfico. (1897)

2002: Primera ley del Código Civil de Cataluña. (1904)

2009: Se celebra la primera consulta independentista en Arenys de Munt. (1912)

 

Desde 1979 en adelante parece claro que la tendencia no es ya la de crear una idea, sino la de llevarla a la práctica. Desde luego, se podrá objetar que en todos los años pasan cosas, pero las fechas coinciden con acontecimientos muy relevantes para el nacionalismo catalán, y que significan el inicio de una etapa.

Y también habrá quien observe que la Semana Trágica de Barcelona en 1909, o la Proclamación de la República Catalana de 1931, no aparecen aquí. Para esta segunda crítica, se me ocurre que quizás el ciclo de 7’5 años se pueda dividir en ciclos menores.

En cualquier caso, ¿todo esto significa que existía una hoja de ruta ya desde finales del siglo XIX?, ¿da a entender que la finalización de la Sagrada Familia coincidirá con la independencia de Cataluña?, ¿o que esta finalización de la Sagrada Familia se dará en el año 2062, y no en el 2026 como se afirma?

Mucho se ha escrito sobre la supuesta relación de Gaudí con la masonería. Quizás con sociedades secretas que tengan un plan para Cataluña. ¿Quién sabe?

 

EL FUTURO.-

De momento, lo que esta teoría nos dice sobre el futuro inmediato es que la próxima parada se sitúa en el año 2017. Curiosamente, la fecha en la que, parece ser, se pretende declarar ya la independencia de Cataluña. Sin embargo, el 2017 equivale, según esta teoría, a 1919. El año en que el Parlamento Español rechazó el Primer Proyecto de Estatuto de Autonomía de Cataluña.

Sobre el 2062, en el que según esto podría llegarse a concretar la independencia de Cataluña, hay que tener en cuenta, en mi opinión, que para esa fecha podría existir un país llamado los Estados Unidos de Europa. Y en ese marco, quizás pueda resultar menos complicada la existencia de un estado catalán.  

Pero en fin, tal vez me estoy dejando llevar en exceso, y terminaré por ver ciclos hasta en la sopa. Cada cual, saque sus propias conclusiones.

 

25 de septiembre del 2016

Vuestro año

Tránsitos

 

Os pido disculpas. Me halaga si os interesan mis opiniones al respecto, pero hoy no voy a hablaros de grandes acontecimientos históricos, de la crisis económica, de previsiones geopolíticas, etc. 

Para poder hablar de todo esto, necesito vuestro apoyo. Por eso ofrezco la posibilidad de que me encarguen la carta astral. O de que me soliciten mis ideas sobre cómo interpretar una carta astral.

Hoy he pensado en otra posibilidad. Que me puedan encargar el estudio del momento actual, y del futuro más inmediato. Es decir, a fecha de hoy se trataría del año 2017. A cambio de un donativo de 15€, y de esperar unos tres días para elaborar un informe en pdf. Por lo que los datos que necesitaría son fecha, hora y lugar de nacimiento, además de un correo electrónico donde enviar el pdf. 

Sé que debería hablaros del fin del mundo para conseguir encargos. Pues por lo visto es lo que funciona. Pero eso significaría dejar de ser yo. Si creyese en una guerra mundial o una gran catástrofe inminente, no buscaría trabajo, no interpretaría cartas astrales, ni me molestaría en escribir nada en ningún blog. Disfrutaría lo mejor que pudiese del tiempo que nos quedase a todos. Así que espero que os guste la idea, y que me ayudéis a seguir con esta locura mía de los astros.

LA ASTROLOGÍA DE LO EXTRAORDINARIO

Extraterrestre


El año sin verano.-

Hace ahora dos siglos, en 1816, se vivió un hecho extraordinario. Durante aquel año no hubo verano. Hoy en día, nos hubiesen dicho que algo tan anómalo se debería, como no, al famoso cambio climático. Pero como se trata de 1816, la explicación son las erupciones volcánicas de aquel entonces.

Al pensar en esto, me viene a la memoria el volcán islandés de nombre impronunciable, que afectó al tráfico aéreo en la Europa del 2010. Aunque desde luego, ese año hubo verano. Pero a donde quiero ir a parar es que en 1816 se estaba empezando a formar una conjunción Urano-Neptuno.


Tunguska.-

Otro hecho curioso, coincidiendo con el ciclo entre Urano y Neptuno, concretamente con la oposición del año 1908, fue la explosión de Tunguska. Una alejada región de la Siberia rusa. Y fue una suerte que se diese en una zona tan inhóspita y deshabitada. De lo contrario, sus efectos hubiesen podido ser devastadores en vidas humanas.

Esta explosión dejó sin noche a amplias regiones de Europa y Asia, durante varios días. Lo cual, suena muy bíblico. Los investigadores no se ponen de acuerdo sobre qué fue aquello. Un meteorito, un asteroide, o un cometa, son las explicaciones más socorridas. Pero hay quien tiene opiniones más inquietantes, y apuntan a una explosión nuclear… Si, una explosión nuclear en 1908. No tiene sentido si fuese así. Por eso hay quién ve en esto la mano de una inteligencia no humana.


El Área 51.-

De hecho, parece que la relación del ciclo entre Urano y Neptuno con lo extraordinario se ha decantado hacia el fenómeno OVNI, desde los años 50 del siglo pasado. Tanta importancia tuvo en dicha década, como para que Carl Gustav Jung publicase en 1958 “Un mito moderno. De cosas que se ven en el cielo”, libro dedicado a esta cuestión desde la psicología.

Desde el punto de vista astrológico me llama la atención el título de esta obra: mito (Neptuno), moderno (Urano). Y sobre todo, que fuese con la cuadratura del ciclo entre Urano y Neptuno, en los mencionados años 50, cuando se empezó a hablar de los OVNIs. Convirtiéndose así en un fenómeno global, que inundaría revistas, libros, películas, etc. Gracias al famoso caso Roswell, y a su misteriosa Área 51, donde se supone que llevaron los restos de una accidentada nave alienígena. Historia de la que tanto nos han hablado en el cine, series, documentales, etc. Aunque esto último, Roswell, fue un poco antes de la cuadratura. O quizás podría decirse que cuando empezaba a dibujarse.

Y es curioso, el más famoso investigador del fenómeno OVNI en España, Juan José Benítez, llega al mundo en la misma época en que se dan los primeros avistamientos, en 1946. Y también es curioso pensar en que, los nacidos en los años 50, suelen ser los protagonistas de las famosas oleadas de casos OVNIs en los años 70 y 80.


Expedientes X.-

Pero sigamos. La conjunción Urano-Neptuno, entre finales de los años 80 y los primeros años 90, coincidió curiosamente con la emisión de la famosa serie de los Expedientes X. Aunque el verdadero Expediente X se vivió con la oleada OVNI de la Bélgica de 1989/90. Y sobre todo cuando los informativos de todo el mundo dieron la noticia de que un OVNI había aterrizado en Vorónezh, cerca de Moscú. Y de que sus tripulantes habían descendido de la nave. Siendo avistados por numerosos testigos, que relataban que los visitantes se dieron una vueltecita por el lugar.

Se me ocurren otros lugares donde aterrizar. Pero quizás salieron a estirar las piernas. El caso es que esto acabo como acaban estas cosas. Donde dije digo, digo Diego. Y a otra cosa mariposa. Con tanta apertura, por la famosa perestroika de Gorbachev… quizás se les olvidó que este tema no había que comunicárselo a la prensa. ¿Quién sabe?


EL FUTURO.-

Así que, con la próxima cuadratura entre Urano y Neptuno, quizás nos lleguen noticias desde uno de esos radiotelescopios que buscan señales de vida inteligente en otros mundos. Como el de Arecibo, en Puerto Rico. O quizás se decidan a aterrizar de verdad, de una vez por todas. O quizás sólo emitan una nueva temporada de los Expedientes X.

Sin olvidar a la generación de los nacidos en los años 90, y su posible relación con lo extraordinario. Y que lo extraordinario no siempre se da en forma de supuestos alienígenas, el ciclo Urano-Neptuno también ha coincidido con un “pequeño” cambio climático en 1816, y con algo que nos dejó sin noche durante algunos días en 1918. Así que… vaya usted a saber.

Pero lo que quiera que pase, en mi opinión, se dará con la próxima cuadratura entre Urano y Neptuno, entre finales de los años 30 y principios de los años 40… Lamento el chasco, pero no todo puede suceder en los próximos años.

Mientras tanto, lo que sí que sería extraordinario. Digno de los Expedientes X, es que alguien pulse el botón… http://astromundial.ultimatefreehost.in/donativos.php 

 

Sobre el año 2016

Primero de nada, felicitaros las fiestas. Es un placer poder volver a disponer de tiempo para escribir en el blog, aunque esto suponga que vuelva a estar en el paro. Son ya varios los artículos en los que me he aventurado a especular sobre lo que cabe esperar durante el próximo año. Por lo que repasaré estas ideas, y expondré alguna más. 

 

CRISIS ECONÓMICA.-

Los asiduos al blog ya sabrán que mi idea es que sobre el 2017/18, con Urano alejándose a unos 6º de la cuadratura con Plutón, la leve recuperación económica, el espejismo con el que nos han consolado hasta ahora, desaparecerá de escena. Pero antes, en el próximo año 2016, la posición de Urano sobre los 21º de Aries parece sugerir un adelanto a este nuevo bache dentro de este periodo de crisis económica. Que en mi opinión, bien podría pasar a la historia como “La Segunda Gran Depresión”.

Es algo que expliqué en varios artículos, como por ejemplo en este. Sin embargo, hay astrólogos que afirman que, como el año que viene se dará un trígono entre Saturno y Urano, la recuperación económica seguirá adelante. ¡Ojalá tengan razón!. Pero si eso es así, cómo explicar entonces que en pleno año de 1973, el año de la famosa Crisis del Petróleo, la crisis económica más importante del siglo XX después del Crack del 29, se diese también un bonito trígono entre Saturno y Urano… En fin, se diría que algunos no han hecho los deberes. El tiempo lo dirá.

Es posible que el trígono Saturno y Urano, en lo político, favorezca la llegada de nuevas ideas, de líderes, de nuevos aires, desde el ámbito conservador; o que se posibilite de alguna forma la estabilidad en los Estados Unidos, y de su liderazgo, a pesar de la crisis económica. De hecho, el trígono Júpiter-Plutón, que influenciará durante la primera mitad del próximo año 2016, también parece guardar relación con políticas expansivas, y con liderazgos políticos ambiciosos. También desde el mundo de la izquierda. Pues como explicaré más adelante, la cuadratura Saturno-Neptuno sugiere la posibilidad de revoluciones. Siempre desde mi modesto punto de vista, claro.

Y en otro orden de cosas, también interpreto la posibilidad de avances desde el mundo de la informática y de la tecnología, gracias al mencionado trígono entre Saturno y Urano. Un día analizaremos la relación del ciclo entre estos planetas y la historia de la informática.

En conclusión, insisto, este trígono no tiene demasiado que ver con la economía a mi juicio, porque hay que englobarlo en un marco de cuadratura Urano-Plutón. Es decir, en un marco de crisis económica. El tiempo dará o quitará razones. Pero en ese marco en el que nos movemos, considero las fechas más preocupantes, en relación con el 2016, las de julio y octubre, especialmente la del mes de octubre

 

ORIENTE MEDIO.-

Pasemos ahora a fijarnos en la cuadratura entre Saturno y Neptuno, también presente durante el próximo año. En dicha cuadratura he interpretado la posibilidad de problemas en Oriente Medio, especialmente en Irán. Y si esto fuese así, es lógico pensar que dichas circunstancias podrían tener repercusiones delicadas en la economía global, y que ayudasen a generar cierto grado de desestabilización en este sentido. Que espero que no.

Sobre Irán hablé ya en alguna de mis entradas anteriores, como en esta. Artículo en el que expliqué que el ciclo entre Saturno y Neptuno parece influir de manera llamativa en el país de los ayatolás. Situé el marco temporal de esta influencia, en dicho artículo, en el 2015. Pero como digo, la cuadratura seguirá vigente durante el próximo año 2016.

iran-nuclear

Pero hasta el momento, esta cuadratura no parece haber afectado a Irán, sino más bien a su entorno. Me refiero al llamado Estado Islámico, que se ha hecho fuerte en Siria, y continúa su expansión, a la espera de que los Estados Unidos, Francia o Rusia decidan de una vez qué hacer.

De hecho, esta situación me recuerda vagamente a lo sucedido con la Alemania nazi de los años 30, durante la anterior cuadratura entre Urano y Plutón. Mientras Hitler se iba anexionando territorios, poco a poco, países como Francia o el Reino Unido dudaban sobre la conveniencia de actuar. Así que no me sorprenderé demasiado si el Estado Islámico prosigue con su avance a través del Oriente Medio y del Magreb durante los próximos años, y con sus lobos solitarios al acecho. Hasta que quizás un día nos sorprendan con la noticia de su presencia en la mismísima Europa. Tal vez en los Balcanes. Y entonces si, pienso que se actuará de verdad. Pienso que allá sobre el año 2020.

Otra situación que me recuerda a lo sucedido con anteriores cuadraturas entre Urano y Plutón son las tensiones entre Rusia y Turquía. Pues a finales del siglo XIX, se dio la guerra ruso-otomana. Pero como en aquel entonces, parece que la comunidad internacional puede mediar entre ambas naciones para apaciguar la situación, que esperemos que no vaya a más.

Aunque he oído por ahí a algún astrólogo afirmar que el Presidente ruso, Vladimir Putin, se le va a ir la pinza el próximo año, y que iniciará una guerra mundial, o algo así… Podría decir lo que pienso de esto, pero contaré hasta diez. Y dejaré que el tiempo deje las cosas en su sitio. Que por si alguien lo duda, seguirán en pie de aquí a unos meses. 

 

UN NUEVO MAYO DEL 68.-

Pero siguiendo con la cuadratura entre Saturno y Neptuno, la astrología parece apuntar también hacia otras posibilidades, además de los comentados problemas en Oriente Medio. En el año 1968, Urano se alejó unos 6º de la conjunción que entonces formaba junto con Plutón. Y al mismo tiempo, Neptuno estaba siendo tensionado por Júpiter y por Saturno. La tensión de Saturno fue, en teoría, más leve que la que se formará en el 2016. Sin embargo, el resultado fue el famoso mayo del 68. Así que quizás volvamos a ver escritos versos de André Breton en las paredes de Paris. Como “Plutôt la vie” (Sobre todo la vida)… 

m-plutot

En el imaginario colectivo, no creo exagerar si digo que mayo del 68 ha quedado como uno de los momentos clave del siglo XX. Y por eso me parece interesante comentar que, en el año 2016, las configuraciones planetarias guardan cierta similitud, pues tendremos de nuevo a Urano alejándose a unos 6º del aspecto exacto con Plutón, y a Júpiter y a Saturno formando aspectos tensos con Neptuno. Téngase en cuenta que a Neptuno se le asocia con los movimientos utópicos, con las aspiraciones sociales, con las ideas socialistas, etc.

Desde la caída del muro de Berlín, las tensiones de Neptuno parecen poner más el acento sobre los movimientos fundamentalistas islámicos, y su visión también un tanto utópica de la realidad. Por eso he hablado de Irán. Como también podría guardar relación con una nueva “Primavera Árabe”, o como he mencionado antes, con el avance del Estado Islámico por Oriente Medio y el Magreb.

Pero con el precedente del mayo francés, y la coyuntura actual, que se presta al auge de los llamados “populismos”, no parece tampoco demasiado sorprendente pensar en revueltas sociales de gran importancia en algún país occidental, o en un estallido social que se diese en varios de ellos al mismo tiempo. En este sentido, comentar que el ciclo Júpiter-Neptuno (tendremos oposición entre ambos) parece afectar a Francia. Y el de Saturno-Neptuno (cuadratura), parece tener también relación con España. No en vano, la Guerra Civil Española estalló coincidiendo con una tensión entre Saturno y Neptuno.

Lo cual no implica, evidentemente, que vaya a darse ninguna guerra civil en la actualidad. Más bien, pienso en la posibilidad de una intervención exterior en forma de rescate económico, de visita de la Troika, etc. Situaciones que, si se dan, que espero que no, harían ya inevitable, en mi opinión, el estallido social de un pueblo que lleva bastantes años siendo testigo de innumerables casos de corrupción entre sus gobernantes.

Si os interesa el tema de un nuevo mayo del 68 en los próximos meses, comentar que le dediqué dos entradas: primera parte, segunda parte.

Y sobre la oposición Júpiter-Neptuno que he apuntado más arriba en relación con Francia, comentar también que he observado que el ciclo entre estos planetas puede guardar relación con la bajada o subida en el precio del petróleo. Por tanto, al tratarse de un aspecto tenso, cabe pensar en una subida de los precios del crudo durante el próximo año 2016. 

 

CUBA.-

Sigamos con más posibilidades. Como he sido un niño bueno, estas navidades me han traido un regalo en forma de libro. “Astrología Mundial”, de Juan Estadella. Y ahí me he topado con otra interpretación para el ciclo entre Saturno y Neptuno. El autor demuestra con fechas y hechos, como se tiene que hacer en astrología, mundial o no, la relación entre la Revolución Cubana y el ciclo Saturno-Neptuno.

Por tanto, según esta interpretación, con una cuadratura a la vista, podríamos estar a las puertas de un momento delicado para el actual gobierno cubano. Podría tratarse del anuncio de una transición hacia una presidencia sin ningún Castro en el cargo, de la salud de uno de los hermanos Castro, de una vuelta atrás por parte de los Estados Unidos en su relación con Cuba, etc. Como digo, en principio, parece sugerir una situación delicada. 

 

ESTADOS UNIDOS.-

Y ya que he mencionado al vecino del norte, no me podía escapar sin mencionar cuál podría ser el resultado en las elecciones a la presidencia de los Estados Unidos, que se celebrarán a finales del próximo año. Si mal no recuerdo, el primer martes después del primer lunes del mes de noviembre.

Bien, últimamente, en el tema de las elecciones, estoy explorando el sistema de comparar lo sucedido con la anterior cuadratura Urano-Plutón, con Urano alejándose unos 6º de la mencionada cuadratura con Plutón. Según este sistema, esto nos traslada hasta noviembre del año 1936, cuando Franklin Delano Roosevelt fue reelegido Presidente por el Partido Demócrata. Con lo cual, sin saber siquiera quién será el candidato, de ningunos de los dos partidos en liza, pienso que los demócratas volverán a ganar las elecciones.

Comentar que el Presidente Roosevelt ganó tres veces seguidas las elecciones. Algo que hoy no puede suceder, pues los candidatos sólo se pueden presentar dos veces seguidas. Pero si vuelve a ganar el Partido Demócrata, lo haría durante tres legislaturas seguidas, como lo hizo Roosevelt. Me ha parecido un curioso paralelismo. Si se da el caso, claro. 

 

PAPA FRANCISCO.-

Y la verdad es que sobre el año 2016 he dicho ya muchas cosas, como que el próximo Papa podría llegar entre finales del 2016 y el 2017. Espero que no, y que tengamos Papa Francisco para rato. Pero lo que dije sobre este tema, lo podéis leer aquí.

Quedan aun muchos temas por analizar. China, por ejemplo. Sigo pensando que el actual marco de cuadratura entre Urano y Plutón acabará por cambiar el actual estado de cosas en China de aquí al 2020. O cuando podrían darse temblores sísmicos… Multitud de cuestiones. Pero no puedo analizarlo todo. E incluso con lo que si que he analizado, puedo haber cometido errores. 

 

EL MARCO INDIVIDUAL.-

Pero este será el marco global, a mi juicio, con el que tendremos que convivir todos. Cuestiones como crisis económica, manifestaciones, inestabilidad en Oriente Medio, etc. A partir de ahí, pueden ser más entendibles las indicaciones en las cartas astrales individuales. Análisis que me podéis encargar, y con el que si logro descifrar vuestro pasado, quizás os interese mi interpretación a futuro.

En cualquier caso, os deseo un feliz y próspero año 2016. Y que los dioses os sean propicios, siempre.

2019, un año clave para España

En diciembre del año pasado escribí dos artículos comentando que, desde que finalizase la Guerra de Independencia Española, a principios del siglo XIX, parecían repetirse una serie de pautas en la historia de España. Como si ese momento marcase un inicio, un nacimiento. Lo cual, me llevó a plantearme la idea de que la carta natal de España quizás debería buscarse en esas fechas, más que en el siglo XV. Que es lo que se suele hacer, sin llegar nunca, que yo sepa, a resultandos demasiado claros.

Un lector del blog, Germán, me comentó que en la Wikipedia se habla del 17 de abril del 2014 como el final de la Guerra de Independencia. No sé por qué se habla concretamente del 17 de abril en esa web. Pero encontré informaciones que sitúan el fin de esta guerra, más bien, en el año 1813. El 29 de diciembre de 1813, por ejemplo, el hermano de Napoleón abdica de la Corona de España. Además, las posiciones de Neptuno y de Plutón en 1813 me encajan más con los tránsitos que, más tarde, coincidirían con determinados acontecimientos históricos. 

29 de diciembre de 1813

29 de diciembre de 1813

Hablo de Neptuno y de Plutón porque a principios del XIX ambos planetas formaban cuadratura, y era el aspecto más importante en aquel momento. Como hoy lo es la cuadratura entre Urano y Plutón. La cuestión es que los tránsitos de Neptuno y Plutón, y en menor medida los de Urano, sobre las posiciones de esta cuadratura del año 1813, especialmente sobre la posición de Neptuno, creo que lo dicen todo. Y me explico… 

 

NEPTUNO(1854) CUADRATURA NEPTUNO(1813)

Este tránsito coincidió con el estallido en España de la llamada “Revolución de 1854”. Esta revolución se inicia con un pronunciamiento militar (hoy quizás utilizaríamos el término de golpe de estado), que fue seguido de una insurrección popular (término que hoy pienso que sustituiríamos por el de “estallido social”). El resultado de todo esto fue el fin de un estado de cosas que favorecían gobiernos conservadores, durante el reinado de Isabel II, y que no permitían el acceso al gobierno de los liberales.

Temas como las altas tasas de paro, o la corrupción (¿les suena?), favorecieron el estallido social que facilitó a los liberales su llegada al poder, durante el bienio progresista de 1854 a 1856. 

 

NEPTUNO(1898) OPOSICIÓN NEPTUNO(1813)

El siguiente tránsito tenso de Neptuno sobre el Neptuno de 1813 lo encontramos en 1898, en forma de oposición. Y además, coincidiendo con que los tránsitos de Plutón también formaban la misma oposición. Parece lógico pues pensar que esta doble influencia pudo aumentar los efectos de este tránsito. Y parece evidente que así fue. Pues estos tránsitos coincidieron con el llamado “Desastre del 98”.

Estados Unidos entró en guerra contra España debido a un accidente. Una explosión a bordo del Maine que causó su hundimiento, cuando se encontraba en La Habana. Cerca de 300 hombres murieron aquel día. Un hundimiento que, años más tarde, hay investigadores que sostienen que no se trató de ningún accidente, que fue premeditado. Lo mismo que se dijo más tarde de Pearl Harbor, episodio que propició la entrada de Estados Unidos en la II Guerra Mundial.

En cualquier caso, y al margen de si estos investigadores están o no en lo cierto, está guerra significó para España la pérdida de Cuba, Puerto Rico y Filipinas. Si para el Reino Unido la India era la joya de la corona, para España lo eran estos territorios. Esta guerra, por tanto, marcó un antes y un después. 

 

NEPTUNO(1936) CUADRATURA NEPTUNO(1813) 

La siguiente cuadratura de Neptuno sobre el Neptuno de 1813 coincidió con el año 1936. Es decir, con el inicio de la Guerra Civil Española. Creo que no es necesario comentar mucho más, y que queda clara la importancia de los tránsitos de Neptuno sobre el Neptuno de 1813 en la historia de España. Cualquier persona que sepa calcular tránsitos, y que tenga ganas de comprobarlo, puede darse cuenta de que no me lo invento. De que las cuadraturas y la oposición de Neptuno, sobre el Neptuno de 1813, han coincidido con la Revolución de 1854, el Desastre del 98, y la Guerra Civil Española.

Si todo esto no le dice nada, sé que seguirá sin decirle nada lo siguiente, por muchos datos que le dé. Pero hay más datos… 

 

NEPTUNO(1978) CONJUNCIÓN NEPTUNO(1813)

En 1978 Neptuno volvió a ocupar las mismas posiciones en el signo de Sagitario que ocupaba en el año 1813. ¿Qué ocurrió entonces? Que se aprobó la Constitución de 1978. La actual Constitución Española.

Un conjunción puede interpretarse como el inicio de un nuevo ciclo. Y de algún modo, parece claro que la Constitución de 1978 marca un nuevo ciclo en la historia de España. De igual forma que la Constitución de 1812 marcó el inicio de una nueva etapa. En este sentido, me parece también curioso observar que la Constitución de 1812 sirvió de modelo para los países hispanoamericanos que alcanzaron la independencia años más tarde. Y que la Constitución de 1978, y la transición a la democracia, ha sido también un modelo analizado por otros países. Nuevamente en varios países de Hispanoamérica; o en la Europa del Este, tras la caída del Muro de Berlín.

La siguiente cuadratura Neptuno-Neptuno se dará sobre el año 2019. Pero antes, por si todo esto le ha parecido poco, le comentaré los tránsitos de Plutón sobre la cuadratura Neptuno-Plutón del año 1813. Y es curioso, me llama la atención que los tránsitos de Neptuno parecen más importantes al activar al Neptuno de 1813, mientras que los de Plutón lo son al activar al Plutón de 1813. 

 

PLUTÓN(1898) OPOSICIÓN NEPTUNO(1813)

Aunque en 1898 Plutón se encontraba más bien formando oposición con el Neptuno de 1813, y Neptuno con el Plutón de 1813. El darse al mismo tiempo ambos tránsitos creo que explica la gravedad de aquel momento para España. Pero 1898, y su desastre, ya había quedado comentado. Seguimos… 

 

PLUTÓN(1967/68) OPOSICIÓN PLUTÓN(1813)

El proceso de descolonización del continente africano en los años 60 del siglo XX, presiones de la ONU, etc., propiciaron la independencia de Guinea Ecuatorial. Coincidiendo con la oposición de Plutón hacia el Plutón de 1813. Afortunadamente, esta cuestión se resolvió de forma pacífica.  

 

PLUTÓN(2003/04) CUADRATURA PLUTÓN(1813)

Más recientemente, la cuadratura de Plutón sobre el Plutón de 1813 coincidiría con la participación de España en la Guerra de Irak, tras la famosa foto en las Azores; el 11M; el final de la etapa de Aznar y el principio de la de Zapatero; etc. Una época bastante intensa de nuestra historia más reciente. 

 

2019.-

¿Y todo esto qué nos dice cara al futuro? Pues parece lógico pensar en que con la siguiente cuadratura de Neptuno, con el Neptuno del año 1813, pueda pasar algo importante en España. Esto se dará en el año 2019. Aunque los tránsitos pueden tener un año de orbe. Es decir, que el acontecimiento en cuestión podría darse un año antes, o uno después. Entre el año 2018 y el 2020.

Una vez situado el marco temporal, lo que cabe preguntarse es ¿qué es lo que podría suceder sobre el año 2019? Y para contestar a esta pregunta, en mi opinión, lo mejor que se puede hacer, desde un análisis histórico-astrológico, es recordar lo ocurrido la última vez que Neptuno se encontraba en el signo de Piscis, y además en cuadratura con el Neptuno de 1813. Y esto nos obliga a recordar el episodio de la Revolución de 1854.

Como ya comenté, los libros de historia nos cuentan que en 1854 se dio un pronunciamiento militar, seguido de una insurrección popular, y de un gobierno, entre comillas, más a la izquierda. Digo entre comillas más a la izquierda, porque la oposición de los conservadores eran los liberales.

Y como también señalé antes, en un lenguaje más actual, hablaríamos de un golpe de estado, seguido de un estallido social, y de gobiernos quizás más populistas. O al menos, más a la izquierda. O con una influencia ya mucho menor del actual sistema bipartidista. Es decir, que el Presidente del Gobierno que salga elegido en las próximas elecciones, si no adelanta las elecciones, llegaría a un final de mandato un tanto complicado.

En pleno siglo XXI no me parece demasiado lógico pensar en golpes de estado. Pero si les soy sincero, de este país ya no me sorprende nada. Y no olvidemos que la tradición golpista, en España, viene desde el final de la Guerra de Independencia, a principios del XIX. Así y todo, el estallido social me parece una posibilidad más a tener en cuenta. En cualquier caso, no quiero alarmar a nadie. Todo esto, en el fondo, no es más que una simple teoría. 

Lema15M

 

Habrá quien pueda pensar que lo sorprendente es que el estallido social no se haya dado hace tiempo, y que no parece creíble que se pueda dar cuando se supone que ya habremos salido de la crisis. Bien, supongo que siempre que haya elecciones se nos dirá que hemos salido de la crisis. Pero en mi opinión no es así. Pienso que esta crisis es similar a la Long Depression de finales del XIX, y que por tanto podría tener como unos 20 años de duración. Si, han leído bien, 20 años. Pero ya saben, no se alarmen, lo mio son sólo teorías. Además, pienso que a partir del 2020 la crisis podría ser más llevadera, más moderada.

Habrá también quien pueda pensar que esto está relacionado con el desafío independentista en Cataluña. Pero los acontecimientos de 1854 no parecen apuntar en esta dirección, más allá de la importante participación de la clase obrera catalana en la Revolución de 1854. Hasta el punto de que los obreros catalanes organizaron la primera huelga general en España, la del año 1855.

En este sentido, me parece interesante comentar que los obreros de la industria, en aquella época, protestaban por el uso de máquinas en las fábricas, que se traducía en la pérdida de puestos de trabajo. De hecho, los llamados “Luditas” destruían estas máquinas en sus protestas. Lo comento porque, en mitad de una revolución tecnológica como la actual, creo que no resultaría demasiado sorprendente el que pudiesen darse de nuevo movimientos similares en la clase obrera del siglo XXI. 

 

REFLEXIÓN FINAL.-

Cabría mencionar también los tránsitos de Urano sobre la cuadratura Neptuno-Plutón del año 1813, pero con Urano la gravedad de los acontecimientos parece más moderada. Y desde luego convendría hablar también de los tránsitos que parecen beneficiar a España. A este respecto, ya comenté en otra ocasión que el pasó de Plutón por los signos de Capricornio y de Acuario podría ser beneficioso. Quizás en una segunda parte hable de todo esto, veo un poco excesivo extenderme más en esta entrada de blog. 

De momento, creo que he dejado elementos para la reflexión, que apuntan no sólo a que la actual España nace entre 1812 y 1814, sino a que los tránsitos sobre la carta natal de un país funcionan con la misma rotundidad que lo hacen en la carta natal de cualquier persona. Que los ciclos planetarios marcan ciclos políticos, sociales o individuales. Y a un nivel, digamos más espiritual, la repetición de los ciclos astrológicos, y su demostrable influencia, mal que les pese a algunos, parece invitarnos a pensar en la idea de la reencarnación. Idea a la que apunto en mi Guía sobre cómo interpretar una carta natal.

Guía por la que sólo se ha interesado una persona. Así que no sé si estoy predicando en el desierto. Pero espero que este artículo os haya resultado interesante.

Las elecciones de 1936 y las del 2015

Llevo años hablando, como tantos otros, de la cuadratura Urano-Plutón que preside el firmamento desde el 2008, y de los esquemas que esta configuración planetaria parece reproducir cada vez que aparece en escena. Si lo comparamos con la cuadratura Urano-Plutón de los años 30, creo que resulta bastante obvio. Salvo que se sea un negacionista de todo lo que huela a astrología.

En 1929 y en el 2008 se inicia la influencia de ambas cuadraturas. En los dos casos, en octubre se inicia una grave crisis económica.

En 1933 y 2012, cuando la cuadratura es exacta, la crisis económica llega a su momento más complicado, se toca fondo. En España, también en ambos casos, el centro derecha llega al poder, tras ganar las elecciones. Las de 1933, durante la II República, y las de noviembre del 2011.

Otro paralelismo es que, en ambas legislaturas presididas por el centro derecha, surgen propuestas desde el nacionalismo catalán que apuestan claramente por la formación de una República Catalana.

Además, en ambas legislaturas surgen dos nuevas formaciones políticas, una de izquierdas y otra de centro. Durante la II República se trató de Izquierda Republicana, presidida por Don Manuel Azaña, que más tarde se convertiría en Presidente de la República; y de la Unión Republicana de Don Diego Martínez. En la actualidad se trata de Podemos y de Ciudadanos. 

DonManuelAzana

Don Manuel Azaña. Presidente de la República tras las elecciones de 1936

 

Una cuestión curiosa es que, a principios del siglo XX, también hubo un partido llamado Unión Republicana que se originó en Cataluña. Como sabéis, no soy licenciado en historia, desconozco si estos dos partidos tienen algo que ver, más allá del nombre en común. Pero me ha llamado la atención el dato, ya que Ciudadanos surge de la formación catalana, presidida por Albert Rivera, Ciutadans.

En cualquier caso, a donde quiero ir a parar es que, siguiendo la pista de estos paralelismos, creo que puede resultar interesante saber qué ocurrió en las siguientes elecciones generales posteriores a las de 1933. Es decir, las elecciones de 1936. Desde luego puedo equivocarme, pero estoy convencido de que el resultado en dichas elecciones son una pista de lo que va a suceder en las próximas, las que se celebrarán a finales del presente año 2015, o a principios del 2016.

Una pista que sería interesante confirmar, o no, con el análisis de las cartas astrales de los dirigentes políticos. Lo dejo como tarea pendiente. Pero si alguien se anima, puede responder a esta entrada con sus propios pronósticos.

 

RESULTADOS EN 1936 ¿Y 2015?.-

En las elecciones generales de 1936, el partido más votado fue el PSOE, con el 20,9% de los votos. Le siguió la CEDA con el 18,6%, e Izquierda Republicana con el 18,4%. La cuarta fuerza política fue Unión Republicana con el 7,8%.

¿Cómo traducir estos resultados al momento actual, más allá de que el PSOE ganará las elecciones? Bien, la CEDA era una formación de centro derecha. Por lo tanto, creo que parece claro el paralelismo con el PP. Y que por tanto, siendo coherente con esta interpretación, el PP quedaría como segunda fuerza política. La tercera fuerza política, ya he comentado que podría, de alguna forma, equivaler a Podemos. Pero para los tergiversadores, aclarar que no estoy comparando a Don Manuel Azaña con ningún político actual, y que su formación política, a mi modesto entender, no tiene demasiado que ver con Podemos. Estoy hablando de esquemas que se repiten. No de cuestiones idénticas. Capisci?

Dicho lo cual, también había comentado antes que la nueva formación de entonces, Unión Republicana, “equivaldría” a la nueva formación actual, Ciudadanos. Y que por tanto Ciudadanos quedaría en cuarto lugar. Como por otra parte, ya apuntan las encuestas.

Otros resultados en las elecciones de 1936, que creo interesante comentar, es que el Partido Comunista de España obtuvo el 3,5% de los votos. Trasladando este resultado a la actualidad, el pronóstico, basado en el paralelismo histórico que estoy planteando aquí, es que Izquierda Unida obtendría unos resultados muy modestos. Como también señalan las encuestas.

En relación con Cataluña, la Lliga Catalana de Francesc Cambó, que podríamos, siempre entre comillas, comparar con la actual CiU, perdió la mitad de sus escaños en el Congreso de los Diputados. Mientras que la ERC de Lluis Companys obtuvo unos buenos resultados, por los que se convirtió en la quinta formación política con más diputados. Es decir, esto parece confirmar la posibilidad de que, en la actualidad, muchos de los votos que pierda CiU los recoja ERC.

Sobre el PNV, comentaré que en 1936 perdió dos escaños.

 

EL FRENTE POPULAR.-

Algo que me parece también muy interesante de destacar, en relación con el año 1936, es que hubo una alianza entre los partidos de centro izquierda, el llamado Frente Popular, para desbancar al centro derecha del poder. Y que el centro derecha no obtuvo unos buenos resultados. Hasta el punto de que hubo partidos que desaparecieron del Congreso, y formaciones novedosas que no pudieron alcanzar el número de votos necesarios para conseguir ninguna representación parlamentaria.

Todo lo cual me lleva a especular con la posibilidad de que UPyD se quede sin diputados. O que la nueva formación política, VOX, no consiga los votos suficientes para llegar al Congreso.

Este pacto entre las izquierdas llevó al dirigente de la tercera formación política, Don Manuel Azaña, a la presidencia de la República. Este paralelismo no creo que pueda darse en la actualidad, ya que los políticos insisten mucho en la idea de que la fuerza más votada es la que tiene que gobernar. Pero lo que creo que nos está indicando esta pista histórica es que, al contrario de lo que dicen muchos analistas, que apuestan por un pacto entre PP y PSOE, para “salvar” un estado de cosas, lo que pienso que puede darse es un pacto entre PSOE y Podemos. Un pacto al que se sumarían otras fuerzas de izquierdas. 

Sí, sé que es una idea que puede resultar un tanto sorprendente en la actualidad, incluso para los militantes de ambas formaciones políticas. Pero siendo coherente con mi idea de que, lo sucedido con la anterior cuadratura Urano-Plutón, puede volver a manifestarse, a reproducirse de algún modo, y que es lo que tiende a ocurrir, pienso que es algo que debo apuntar. Y el tiempo dirá el grado de acierto que se consiguen con estos supuestos paralelismos históricos. Quizás se trate más bien de pactos entre Podemos y formaciones políticas como ERC, IU, etc. Pronto saldremos de dudas.

Ahora bien, si seguimos profundizando, en el pasado, a la alianza de los partidos de izquierda, y su victoria en las elecciones, le seguiría un golpe militar, meses después. Y este golpe, tristemente, se convertiría en una cruenta guerra civil entre hermanos.

 

NO HABRÁ GUERRA CIVIL.-

En el presente esto no puede darse. En primer lugar, porque el marco histórico no invita a pensar en esa posibilidad. No es concebible, creo yo, que esto pueda darse en un país de la Unión Europea, de la zona euro, y que además es miembro de la OTAN. En lo astrológico, como ya he dicho varias veces, no es lo mismo la primera cuadratura del ciclo entre Urano y Plutón que la segunda. Pues a la segunda suelen corresponderle acontecimientos de mayor gravedad. Y en la actualidad se trata de la primera cuadratura.

Pero entonces, ¿de qué puede tratarse?

 

III REPUBLICA.-

Cuando se habla de Podemos, se habla de mil cosas, menos de una: ¿son republicanos? Igual me equivoco, pero diría que lo son, y mucho. Y que una de sus aspiraciones es la de instaurar la III República en España. Así que si estoy en lo cierto, y hay un pacto entre Podemos y un PSOE que últimamente habla de federalismo, con muchos militantes que se definen como republicanos, y a ese pacto se unen otras fuerzas de izquierda que también se definen como republicanas… evidentemente, si este pacto se da, no hay que ser un gran analista para deducir que esto podría llegar a poner en jaque la monarquía en España.

Pienso que es el gran reto al que tendrá que enfrentarse el Rey Felipe VI. Y que ya comenté en la entrada de blog España mañana será republicana. Por tanto una hipótesis, creo que lógica, es que pueda plantearse un referéndum monarquía-república. Y que si a esto le sumamos el desafío secesionista en Cataluña, quizás pueda llegar a barajarse la idea de un gobierno de unidad nacional, o algo parecido.

 

RECOMENDACIÓN FINAL.-

En fin, una época de cambios, en la que creo se hace a todas luces ya evidente un fin de ciclo.

Si ha leído hasta aquí, comentarle que tengo en mente ir cambiando un poco mi página web en las próximas semanas y meses, y añadirle contenido. Si quiere colaborar en mi modesto proyecto en la web, entre lo astrológico y lo histórico, tiene a su disposición un botón de donativos en la parte inferior de dicha web.

Hasta la próxima entrega.

Un Pablo Iglesias por siglo

Mi idea era la de no escribir otro post hasta entrar en el próximo año. Pero ya que estamos acercándonos a la navidad, os voy a regalar el aguinaldo.

En mi anterior entrada, os comenté que el final de la Guerra de Independencia Española, en el año 1814, significó, a mi juicio, como un nuevo nacimiento de España. Y que este nuevo nacimiento, como sucede con cualquier otro, siempre desde mi particular punto de vista, marca un destino, unos ciclos que se repiten, unos esquemas, unas pautas, un modelo… como prefieran definirlo. 

 

UN MISTERIO SE PERCIBE EN LA HISTORIA.-

Para percatarse de esto, tampoco es necesario utilizar la astrología. En mi caso, lo hago así en la mayoría de las ocasiones digamos que por “deformación profesional”. Aunque como buen, o mal Géminis, me considero más un eterno aprendiz, que un profesional. Pero uno también se puede dar cuenta de estos ciclos desde otras perspectivas. Por ejemplo, como voy a hacer aquí, desde la historia. Otra de mis aficiones desde niño.

A la mayoría, la historia les parece una aburrida acumulación de fechas y de datos a la que no le encuentran ningún sentido ni utilidad. Pero cuando te das cuenta de que la historia se repite, quizás como a modo de advertencia, de moraleja, de enseñanza, o como prefieran definirlo… ya no parece algo tan aburrido, ni tan lejano. Cobra un sentido, un sentido profundo, que nos conecta con algo que no alcanzamos a comprender bien, pero que es real. Y por todo ello, causa fascinación. A poco que se tenga, pienso, un mínimo de inquietudes y de sensibilidad.

En este sentido, si en mi anterior entrada os hable de un ciclo que se repite en España cada 39 años desde principios del XIX, hoy os hablaré de un ciclo que se está repitiendo, también en España, y también desde principios del XIX, una vez por siglo. Por lo que, esta convergencia de ciclos, parece estar insistiendo en la idea de que, la retirada de las tropas napoleónicas de España, marca un nacimiento, un momento que sigue influyendo, de alguna forma, en el destino colectivo de todos los españoles. Lo queramos ver o no.

O tal vez se trate tan solo de mi agitada imaginación. Pero a continuación narraré los hechos históricos. Los cuales, evidentemente, no puedo inventármelos, por mucha imaginación que tenga. Son una realidad. Cualquiera puede preguntarle a Google por los nombres que voy a dar aquí. Y comprobar así si es o no cierto lo que digo. Se trata de dos figuras históricas que han existido, eso es incontestable. Y de una tercera que existe en la actualidad, eso también es innegable. Esta tercera persona es de sobra conocido por todos, al menos en España. Son personas que comparten un nombre, un apellido, un interés por la política, y un largo etcétera de cosas. Estos son los hechos históricos…

 

LOS TRES PABLOS IGLESIAS.-

Pablo Iglesias, 1814

Pablo Iglesias, 1814

Pablo Iglesias González (1792-1825) pertenecía a una familia de artesanos del Madrid de finales del XVIII. Con el fallecimiento de su padre, durante su juventud, se haría cargo del negocio familiar. Durante la ocupación napoleónica, como militar, y tras los acontecimientos del 2 de mayo, participó activamente en la lucha por la independencia de España.

Algún tiempo después de la contienda, su buena situación económica le permite plantearse la posibilidad de conseguir un puesto como regidor en el Ayuntamiento de Madrid. Se presentó a las elecciones defendiendo las ideas del liberalismo. Ideas que habían surgido tras la Revolución Francesa y la Revolución Americana. Ideas que postulaban valores como la democracia, los derechos humanos, el libre mercado, etc. Ideas un tanto avanzadas para su tiempo. Al menos en España.

Sin embargo, entre 1812 y 1814, la España que luchaba contra la invasión de Francia, se dotó de una constitución liberal, conocida popularmente como “la Pepa”, por proclamarse un día de San José. Pero desgraciadamente, la coronación de Fernando VII como Rey de España, supuso una vuelta al absolutismo, una vuelta a la tradición, al pasado, a valores retrógrados y caducos, que conducirían al declive de España.

Todas estas circunstancias situaban al Pablo Iglesias del siglo XIX en una situación comprometida. Ya que continuó haciendo gala de sus ideales liberales, aun con la instauración de la monarquía absolutista de Fernando VII. No obstante, era militar, y había combatido contra la ocupación francesa. Eso, imagino, debió de servir para protegerle.

Entre 1820 y 1823 hubo una revuelta, una revolución, es el llamado “Trienio Liberal”, por el que Fernando VII se vio obligado a reconocer de nuevo la Constitución de Cádiz, “la Pepa”. Es en esta época cuando consigue su puesto como regidor en el Ayuntamiento de Madrid.

Pero los absolutistas, poco a poco, irían aumentando en partidarios, y fueron tomando de nuevo el control de cada vez más partes del país. Hasta el punto de que Pablo Iglesias termina por refugiarse en Gibraltar, donde funda un movimiento al que llamaron “La Santa Hermandad”, formado por personas de ideología liberal, se dice que influidos por la masonería, y que anhelaban instaurar, de una vez por todas, un sistema democrático y liberal en España. Sistema y valores en los que creían con honda convicción y firmeza.

En 1824 parte desde Gibraltar, en un bergantín, con destino a Almería, con el propósito de liberar a la ciudad andaluza del absolutismo. Y desde allí, al resto del país. El resultado de esta aventura fue desastroso. Pablo Iglesias consiguió huir, pero más tarde fue detenido. Tras un largo proceso, en el que se utilizó a la prensa para demonizarlo, fue condenado a la horca. Sus últimas palabras, según dicen, fueron las de: “¡Victoria o muerte!”. 

A pesar de este triste desenlace, la ideas del liberalismo, que en aquel tiempo eran una novedad en España, llegada desde otras tierras, terminarían por formar parte del sistema político español durante la segunda mitad del siglo XIX. Si recordáis, en la anterior entrada os hablaba del sistema bipartidista español de Cánovas y Sagasta. Sagasta, una de las piezas clave de estos gobiernos, pertenecía al Partido Liberal.

En resumen: el Pablo Iglesias del siglo XIX abrazó unas ideas políticas, a principios de dicho siglo, que llegaban desde otras latitudes. Y luchó por ellas de forma decisiva y combativa. Pero estas ideas no pudieron imponerse hasta la segunda mitad del siglo.

 

Pablo Iglesias, 1914

Pablo Iglesias, 1914

Pablo Iglesias Possé (1850-1925) imagino que es bastante más conocido que el anterior Pablo Iglesias, ya que se trata del fundador del Partido Socialista Obrero Español. Y creo no exagerar si digo que este partido político ha sido clave, en España, durante la segunda mitad del siglo XX, y lo que llevamos del siglo XXI. Como el liberalismo lo fue en la segunda mitad del XIX, y la primera del XX.

Dicho lo cual, Pablo Iglesias Possé también perdería pronto a su padre. Pero su situación económica sería más complicada, hasta el punto de que fue internado en un hospicio. Curiosamente, con el nombre de “Santo Rey Don Fernando”… Lo digo por Fernando VII, y el anterior Pablo Iglesias.

Durante su juventud, trabajó como tipógrafo en una imprenta. Sus escasos recursos económicos le obligan a ser autodidacta en su formación. En 1870 sus compañeros de trabajo lo eligen como delegado para el consejo local de la Asociación Internacional de Trabajadores.

En su actividad sindical, me llama la atención que un 2 de mayo sufre una redada contra actividades sindicales, en un Café en el que se llevaba a cabo una reunión entre camaradas. Por razones que no creo necesario explicar, para el anterior Pablo Iglesias, la fecha del 2 de mayo también sería significativa.

De esta época, me llama también la atención que sea, precisamente, el liberal Sagasta el más firme opositor de las organizaciones obreras. Es paradójico, o al menos a mi me lo parece, que en ese momento los liberales se comporten con los socialistas, como los absolutistas se comportaron con los liberales, algunas décadas antes. En definitiva, Pablo Iglesias Possé sufre persecuciones, encarcelamientos, críticas feroces en la prensa, etc, debido a sus ideales políticos. Como lo sufrió también el anterior Pablo Iglesias.

En cualquier caso, más adelante, y nuevamente un 2 de mayo, el de 1879, funda el PSOE. Un 12 de mayo de 1886 funda la revista “El Socialista”. La primera manifestación del 1 de mayo en España, fue encabezada por Pablo Iglesias… Da la impresión de que el mes de mayo es clave en ambos casos. Con los dos Pablos Iglesias del pasado, y con el del presente, como imagino que ya sabrán. Y además, en los dos casos del pasado, la fecha del 2 de mayo parece ser especialmente importante.

Otro paralelismos con el Pablo Iglesias del XIX fue que en 1905 es elegido como concejal en Madrid. Más adelante, en 1910, consiguió un escaño en el Congreso de los Diputados. En los años siguientes, el PSOE fue aumentando en diputados. Así y todo, en aquel tiempo era un partido minoritario, y que tenía que hacer frente a muchos obstáculos. No sólo por enfrentarse a los gobiernos liberales y conservadores de aquel momento, también por las divisiones internas.

A principios de los años 20, el grupo más a la izquierda del PSOE se aleja del partido de Pablo Iglesias, y fundan el Partido Comunista de España. Esto coincidió también con un empeoramiento en su salud, que iría poco a poco agravándose, hasta su fallecimiento en 1925. Exactamente 100 años más tarde de la muerte de Pablo Iglesias González.

 

Pablo Iglesias, 2014

Pablo Iglesias, 2014

Y así llegamos hasta nuestro Pablo Iglesias, el del siglo XXI. Pablo Iglesias Turrión nace un 17 de octubre. Ya, de entrada, esto me parece llamativo. Porque el nacimiento del anterior Pablo Iglesias, el del siglo XX, se da un 18 de octubre.

(Hago una pequeña corrección a 9 de diciembre, un día después de publicar esta entrada: el astrólogo Eduardo Castellanos, vía facebook, me ha comentado que Pablo Iglesias Possé nace, en realidad, un 17 de octubre. Y que la confusión se debe a que fue bautizado el día 18. Es decir, los dos Pablos llegan al mundo en un día 17 de octubre).

Como en los dos casos anteriores, Madrid es la ciudad en la que se desenvuelve. Aunque en el caso del fundador del PSOE, hay que aclarar que llegó a Madrid en su infancia, pero que era de origen gallego. 

También, como en los dos casos anteriores, nuestro Pablo Iglesias muestra desde joven un gran interés por la política. De hecho, no creo descubriros nada si os digo que es profesor en ciencias políticas, en la Universidad Complutense de Madrid. Además, es licenciado en Derecho, por la misma universidad.

El 15 de mayo del 2011, diversos colectivos deciden acampar en la madrileña Puerta del Sol para manifestar su rechazo, y su hartazgo, ante el actual estado de cosas en España: crisis, paro, desahucios, corrupción, etc. Este movimiento surge de forma espontánea, y carente de ningún liderazgo. Con el tiempo, todo esto va derivando en la aparición de diversas formaciones políticas. La que ha cobrado un mayor protagonismo, sin duda, es la liderada por Pablo Iglesias, Podemos. Formación política que, en sus inicios, parece estar vinculada ideológicamente con ideas que llegan desde Iberoamérica. O así ha sido retratada en los medios. Sin embargo, últimamente afirman inspirarse en la socialdemocracia de los países del norte de Europa.

Subrayo esto último, porque los dos Pablos Iglesias anteriores también se inspiraron en ideologías llegadas desde otras latitudes. En el siglo XIX desde Francia; y en el siglo XX, la inspiración fue la de Marx y Engels.

Sobre los medios de comunicación, es curioso observar cómo, todos los Pablos Iglesias aquí mencionados, han sido criticados ferozmente por la prensa española de su tiempo. Pero también que, si el Pablo Iglesias del siglo XX participó y fundó revistas y periódicos, el Pablo Iglesias del siglo XXI participa y crea programas de televisión.

Creo interesante también comentar que hace poco más de un siglo, el anterior Pablo Iglesias, consiguió su acta como Diputado en las Cortes. Y todo parece indicar, que un siglo más tarde, el actual Pablo Iglesias también conseguirá ser Diputado en las Cortes. Accediendo además, como en el caso anterior, liderando una nueva formación política. En cualquier caso, esto mismo ya se ha producido en el Parlamento Europeo. Como digo, poco más de un siglo después. Aunque por razones obvias, el anterior Pablo Iglesias no pudo ser Diputado en ningún Parlamento Europeo. Pero si que participó activamente en organizaciones socialistas internacionales.

Otro punto interesante puede ser el comentar que con el Pablo Iglesias del siglo XIX leí que pudo tener alguna vinculación con la masonería. De todas formas, creo que eso tampoco era algo extraordinario de observar en el siglo XIX. Desconozco si existe alguna pista en este sentido sobre el fundador del PSOE. Pero sobre el actual Pablo Iglesias si que he leído también alguna información que lo relaciona con la masonería. Aunque confieso que son informaciones a las que no les doy tampoco demasiado crédito, pues suelen aparecen en blogs conspiranoicos. De esos en los que se afirma que, todo el que sale en la tele, o es masón, o satánico, o reptiliano, o todo a la vez. Si alguien tiene información seria al respecto, sobre el fundador del PSOE y el de Podemos, tiene este blog a su disposición si quiere compartirla.

Y bueno, de momento, creo que poco más se puede añadir. Como en los dos casos anteriores, funda un movimiento político, que está siendo muy contestado por la clase política que viene dirigiendo el país en las últimas décadas, que esta crítica se refleja ferozmente en los medios de comunicación. Y que parece existir cierto temor ante las ideas de Pablo Iglesias, que se perciben como muy diferentes a lo existente.

 

CONCLUSIONES.- 

En definitiva, hay personas en las que se hace muy evidente y palpable la existencia de una predestinación, de una misión que cumplir, de una llamada a la que no podrá dejar de atender, y a la que enfrentarse. Personalmente, pienso que en todos existe, en mayor o menor medida, cierto grado de predestinación en nuestras vidas. Pero hay veces en que esto se hace, como digo, muy evidente. Y aparecen personas que inspiran un aura que podría definirse casi como mesiánica, y de sacrificio personal. En pos de un ideal, que dará sus frutos tiempo más tarde.

Pero en resumen, ¿qué tenemos aquí? Tenemos que, desde el siglo XIX hasta nuestros días, al inicio de cada siglo, surge una persona que se llama Pablo, y que para más señas, su primer apellido es Iglesias. El Pablo Iglesias de turno, se interesa de forma muy intensa por una ideología que, en su tiempo, se topa con la oposición de los poderes dominantes en España. Tanto es así, que en todos los casos sufren una feroz crítica en la prensa. En el caso de los dos Pablos anteriores, incluso, sufren encarcelamientos y persecuciones políticas.

Añadir también que, en todos los casos, el mes de mayo tiene una especial relevancia. Y en el caso de los dos Pablos del pasado, especialmente el día 2 de mayo.

Cara al futuro, esto nos sugiere que, en la actualidad, Pablo Iglesias no se convertirá en Presidente del Gobierno, como sugieren algunas encuestas. Pero que su formación política irá, poco a poco, in crescendo. Aunque con muchas dificultades durante la primera mitad del siglo XXI. Sin embargo, lo sucedido con los dos Pablos Iglesias del pasado, augura un gran porvenir para la formación política del actual Pablo Iglesias, Podemos, durante la segunda mitad del siglo XXI. En el que podría llegar a desempeñar un papel clave, y formar parte de gobiernos, en las décadas del 70, 80 y 90. Y también en las primeras décadas del siglo XXII.

Siglo XXII en el que volverá a surgir una persona que se llamará Pablo Iglesias, que se sentirá atraída, y liderará, un nuevo enfoque o ideología política, inspirada en líderes de otras latitudes. Esta nueva forma de ver las cosas chocará con los círculos de poder, en la España de principios del siglo XXII. Círculos de poder en los que el Podemos de entonces formará parte. Pero esta nueva ideología terminará por alcanzar el poder a finales del siglo XXII… y así sucesivamente, hasta Dios sabe cuándo. 

Espero que os haya gustado mi aguinaldo. Si queréis darme el vuestro… donativos. O si lo preferís, podéis convertir esta entrada en trending topic. Aunque también podéis darme carbón con vuestros comentarios, o con vuestra indiferencia. O incluso hablando de este tema sin mencionar este blog, en algún programa de radio dedicado al misterio, y algunas semanas después de esta publicación. Lo que veáis más conveniente. 

Las Crisis de los 40 de España

El pasado 20 de noviembre, los medios de comunicación se hicieron eco del fallecimiento de la Duquesa de Alba. En los días siguientes, no fueron pocos los que se percataron de una curiosa “coincidencia”, en relación con el 20 de noviembre y con la historia de España.

Exactamente 39 años antes, año 1975, y otro 20 de noviembre, fallecía el General Francisco Franco, el Jefe del Estado español en aquel momento. Y 39 años más atrás, en 1936, y también un 20 de noviembre, José Antonio Primo de Rivera fue fusilado en la ciudad de Alicante. José Antonio Primo de Rivera fue el fundador de Falange Española, un partido político con una importante influencia en aquel momento histórico.

En definitiva, tres personalidades que, cuando fallecen, cuentan con una relevante influencia política y/o social en España. Además, en momentos especialmente delicados de la historia reciente de España: la Guerra Civil, la Transición, y la etapa actual de crisis económica. Que coincide además con el final del reinado de Juan Carlos I, y el inicio del de Felipe VI.

En los tres casos, vuelvo a repetir, fallecen exactamente el mismo día, a intervalos de 39 años. Y algo que se repite tres veces, me cuesta verlo como una simple casualidad. Da la impresión de ser una pauta, y que sigue vigente. Pero, ¿desde cuándo?

 

PAUTA QUE SE REPITE.-

Supongo que muchos, al restarle 39 años a 1936, y encontrarse con 1897, un año en el, que yo sepa, el día 20 de noviembre no falleció nadie de importancia política o social en España, debieron de pensar que hasta aquí llego esta cuestión, y santas pascuas. Pero pienso que se equivocan.

1897 es el año en el que fallece el entonces Presidente del Gobierno, Don Cánovas del Castillo, al ser tiroteado por un anarquista. Coincide también con momentos convulsos en la historia de España. Un año más tarde el país entraría en guerra con los Estados Unidos de América. Guerra que terminaría con la pérdida de Cuba, Puerto Rico y Filipinas. Es el llamado desastre del 98.

Si, ya sé que no fue un 20 de noviembre, pero no me negarán que se trata de un Presidente del Gobierno, y que es asesinado 39 años antes de 1936.

Como curiosidad, ya que el tema está muy de moda últimamente, comentar que Cánovas del Castillo, junto con Práxedes Mateo-Sagasta, implantaron el bipartidismo en España, a imitación de la monarquía parlamentaria británica. De ahí la famosa expresión: “de Cánovas a Sagasta, y de Sagasta a Cánovas”.

Pero sigamos. Si retrocedemos 39 años más, llegamos hasta 1858. Tampoco ocurrió nada el 20 de noviembre, que yo sepa. Pero me ha llamado la atención que en aquel año falleciese el aristócrata Don Álvaro Dávila y Adorno. Me ha recordado un poco al reciente fallecimiento de la Duquesa de Alba, pues se trata también de una persona con varios títulos nobiliarios.

Se puede objetar que la Duquesa de Alba, o Don Álvaro Dávila, no tienen tanta repercusión política como en el resto de fallecimientos en esta pauta de 39 años. Pero, al menos en el caso de la Duquesa de Alba, creo que es evidente su repercusión social. Por lo que intuyo que esto mismo pudo darse también con el fallecimiento de Don Álvaro Dávila en 1858.

No obstante, a nivel político, la década de los años 50 del siglo XIX fue inestable y de cambios en España. Es una etapa de pronunciamientos militares, de revoluciones, y de gobiernos que se suceden. Como vamos viendo, esta inestabilidad es una pauta que se repite cada 40 años, aproximadamente.

Lo cual me recuerda, más a nivel personal, a la famosa “crisis de los 40”, que en astrología asocio con el tránsito de oposición Urano-Urano. Por tanto, deduzco que Urano está influyendo notablemente en el destino colectivo de España, debido a una posición destacada en su mapa natal. 

Así que sigamos tirando del hilo, a ver a dónde nos lleva… si las matemáticas no me fallan, 1819 es la siguiente parada inevitable. ¿Qué sucedió entonces? Bueno, no fue un 20 de noviembre, pero si un día 20. El 20 de enero fallecía el Rey de España Carlos IV. Aunque también es cierto que en aquel momento no ocupaba el trono. El Rey lo era su hijo Fernando VII.

Así y todo, vuelve a coincidir con el fallecimiento de una figura relevante en la historia de España, y con un momento realmente complicado de nuestra historia. Fue la época de la ocupación de España por las tropas de Napoleón, y de la independencia de buena parte de Hispanoamérica.

 

LA CARTA NATAL DE ESPAÑA.-

Presa de mi entusiasmo, ante esta asombrosa repetición de fallecimientos de políticos o aristócratas con una importante influencia histórica, coincidiendo con momentos de crisis institucional, cada 40 años aproximadamente, seguí con mi resta. Y así retrocedí con mi excitación hasta 1780.

Pero hasta aquí llegué, mi gozo en un pozo. No encontré ninguna muerte a destacar, ninguna crisis institucional. Y hasta empezaba a oír en mi mente una voz que me decía: “España va bien”. Coincide con la época final y más estable del reinado de Carlos III.

Y si retrocedemos 39 años más, llegamos a 1741, la época de la llamada “Guerra de la Oreja de Jenkins” en la que la flota española en el Caribe se impuso a la británica. El curioso nombre de esta guerra viene de que le cortaron la oreja a un pirata inglés, llamado Jenkins, dándole el mensaje de: “Ve y di a tu rey que lo mismo le haré, si a lo mismo se atreve“.

El caso es que no parece que las cosas fuesen mal para España en aquel momento. Es como si la pauta de los 39 años no funcionase antes de 1819. Pero ¿por qué?

Y pensando en esto, empecé a darle vueltas a los acontecimientos a principios del siglo XIX, hasta que unas palabras aparecieron de forma clara en mi mente. Unas palabras que creo que pueden darnos una explicación: La Guerra de la Independencia Española.

Esta guerra recibe este nombre, obviamente, porque España era un país ocupado por otra potencia. Es decir, creo que se puede decir que España, más bien, no existía. Ya que formaba parte del Imperio de Napoleón. Esta ocupación concluyó con el final de la Guerra de la Independencia, en el año 1814. Y con la independencia de España en ese año, respecto de la Francia de Napoleón.

Por tanto, con su renovada independencia en aquel momento, fue como si España volviese a nacer, por decirlo así. Y en este sentido, parece lógico que la fecha de ese nacimiento siga marcando en el destino global de los españoles. Tanto es así, que 40 años después de la transición, volvemos a vivir una etapa de cambios históricos, como sucedió 40 años antes de dicha transición, con la Guerra Civil. En fin, creo que ha quedado claro que cada 40 años, desde principios del siglo XIX, vamos de crisis en crisis.

Me hubiese gustado indagar más sobre cuándo se dio exactamente esta independencia. Tener un día, y una hora aproximada, con la que poder levantar esta carta. Pero no he tenido tiempo. Así que os animo a que me indiquéis cuál puede ser esta fecha. En esta entrada, o en las redes sociales. Seguro que será interesante de analizar.

 

CONCLUSIONES.-

Una interesante conclusión a la que nos lleva esto, es a que a España, curiosamente, podría estar influyéndole un mapa natal parecido al de las naciones Hispanoamericanas que se independizaron sobre esa misma época. Lo que invita a pensar en un posible destino en común. Que más pronto o más tarde pueda llegar a materializarse en una mayor unión entre estas naciones.

Otra conclusión, quizás la más obvia, es que la próxima muerte de una figura política y/o social se daría en el año 2053. Como hemos visto, puede referirse a aristócratas, a Presidentes, a Reyes, etc. Y que esto coincidiría con una nueva época de crisis alrededor de esa fecha.

Otra posibilidad es que, siendo conscientes de que esta pauta se repite, podamos tener más armas para combatirla. Ojalá sea posible.

Y esto mismo se puede aplicar también a nivel individual, la astrología nos ofrece la posibilidad de intentar comprender mejor cuándo en concreto se dará nuestra particular crisis de los 40. Porque no siempre se da a los 40. Puede aparecer un poco antes, o un poco después. Su intensidad también puede variar mucho en cada caso, así como los ámbitos en los que puede afectarnos. 

keep-calm-it-s-only-a-mid-life-crisis

Me despido. Si os apetece, espero vuestros comentarios sobre cuándo se dio exactamente el fin de la Guerra de Independencia Española. Y por si acaso este mes no vuelvo a escribir nada… os deseo a todos unas felices fiestas.

A %d blogueros les gusta esto: