Archivos Mensuales: octubre 2013

México y la cuadratura Urano-Plutón

BanderaMexico

En la anterior entrada de este blog, comentaba la relación de las cuadraturas entre Urano y Plutón con la historia de la Argentina. Sobre este tema, quería puntualizar una cuestión. Argentina no fue la única nación hispanoamericana que se independizase al abrigo de la cuadratura Urano-Plutón, a principios del siglo XIX. Así lo hicieron también otras naciones de su entorno, sobre esa misma fecha. Por tanto, se debe deducir que las cuadraturas entre Urano y Plutón influirán en todas estas naciones. A cada una, según su personalidad, su posición y dimensiones geográficas, su importancia demográfica, etc.

Esto mismo sucede con las personas. Son muchos los niños que nacen en el mismo momento. Pero pueden variar muchas cosas: el género, la raza, la herencia genética, las creencias en el seno familiar, el sistema político en el que se desenvolverá, las facilidades para recibir una educación, el estatus social de su familia, etc. Todo esto, evidentemente, también influirá en su destino.

De forma análoga, estas influencias externas se dan también en el caso de las naciones que surgen al mismo tiempo. Considero que esto es lo que sucedió, como ya he comentado, con muchas naciones en hispanoamérica, las que alcanzaron su independencia a principios del XIX; o más recientemente, con la desintegración de la U.R.S.S, a finales del XX.

¿Por qué me centré entonces en la Argentina con la entrada anterior? Porque considero que Argentina debería ser la nación que lidere la Sudamérica hispanomericana. De igual forma que México debería ser la que lidere la Norteamérica y la Centroamérica hispana. Por lo que, a continuación, abordaremos la historia de México. Siempre desde nuestro particular punto de vista astrológico.

Así y todo, quizás me equivoque, y sean otras las naciones que asuman este liderazgo. De hecho, últimamente Venezuela ha estado influyendo enormemente en los países de su entorno. Pero tiendo a pensar que este liderazgo no podrá prolongarse mucho más, sin el carisma de Hugo Chávez. El tiempo lo dirá.

MÉXICO.-

Sobre México, no soy el único en abogar por su importancia futura. Aunque si la voz más humilde, desde luego. Pero analistas políticos tan influyentes como George Friedman, en su libro ”Los Próximos Cien años“, ya han especulado con la posibilidad de que, la cada vez mas importante influencia de lo hispano en los Estados Unidos de América, convertirá a México en una potencia a tener en cuenta. Y esto, a su vez, a un enfrentamiento entre ambos países.

Otros autores, como es el caso de Robert Kaplan, apuestan por una necesaria colaboración entre U.S.A, Canada y México, que lleve a la formación de un super-estado norteamericano. En cualquier caso, todos coinciden en una idea básica: el aumento demográfico de la población de habla hispana en Estados Unidos, necesariamente, es uno de los factores decisivos del futuro. Y al ser México el estado de habla hispana fronterizo con los Estados Unidos, esto hará que su influencia sobre la primera potencia mundial pueda llegar a ser muy importante y decisiva.

INDEPENDENCIA.-

Pero volvamos a la astrología. Comparemos las posiciones planetarias con los acontecimientos históricos. Antes de abordar el futuro, en mi opinión, siempre conviene actuar de esta forma. Y en este sentido, como vimos al hablar de la Argentina, la Guerra de Independencia se inició en el año 1810. Pero también, como en el caso argentino, fue una guerra larga, de más de una década de duración. En el caso de México se prolongó hasta el año 1821. Lo cual, vuelve a sugerirnos la importancia de la cuadratura entre Urano y Plutón sobre el año 1820. De la misma forma que lo sugería en el caso de Argentina. Y que esto puede servirnos para explicar cómo, las sucesivas cuadraturas entre Urano y Plutón, parecen marcar momentos clave en la historia de México.

Entre la cuadratura de la independencia y la siguiente, en el caso de Argentina, vimos que se dieron varias guerras civiles. En el de México, observamos que, tras la independencia, destacan los sucesivos intentos de invasión por parte de otros países. En primer lugar por parte de España, después por la de Francia, más tarde por la de los Estados Unidos. Y finalmente, nuevamente por parte de Francia, que aspiraba a poder disponer de una potencia francófona en la zona, que pudiese rivalizar con los Estados Unidos.

No obstante, en este período, también se puede hablar de una guerra civil, la que estalló en 1857, la llamada Guerra de Reforma. Y también de sucesivas pérdidas de territorio en favor de los intereses de Estados Unidos. En este sentido, destacar la Independencia de Texas.

En definitiva, parece observarse una época un tanto caótica, en la que México tuvo que afianzarse y seguir luchando por su independencia. Como vemos, una situación parecida a la de Argentina. Pero con sus matices, debido a diferencias como la geográfica, las diferentes influencias externas, etc.

PORFIRIATO DÍAZ.-

Si en el caso de Argentina vimos que la fecha clave fue la de 1880, con Urano alejándose seis grados de la cuadratura exacta con Plutón. En el de México, la llegada al poder del Presidente Díaz en 1876, coincidiría prácticamente con la cuadratura exacta entre Urano y Plutón de 1877.

Porfiriato Díaz llegó al poder mediante un golpe de estado militar, intentando pacificar el país, y con una forma de ver las cosas, a mi entender, en la que se hacia especial hincapié en intentar mantener el orden y la paz social, como forma de alcanzar el progreso. Facilitó así la inversión extranjera, se potenció la industria y las comunicaciones, se apostó por la enseñanza, etc. Pero como contrapunto, por lo que he leído, existió una fuerte represión, una gran desigualdad, y una importante corrupción. Todo lo cual, desembocaría, a la larga, en la famosa Revolución Mexicana, entre 1910 y 1924, un siglo después de la independencia. Esta revolución fue una guerra civil, que marcó profundamente la historia de México. Y cuyas raíces, a mi entender, se encuentran en la llegada al poder de Porfiriato Díaz. Lo que coincidió, como ya ha quedado dicho, con la cuadratura Urano-Plutón.

LÁZARO CÁRDENAS DEL RÍO.-

Coincidiendo con la siguiente cuadratura entre Urano y Plutón, nos encontramos de nuevo, en 1934, con un militar que se hace con la Presidencia de México. Y de nuevo con un año de orbe, respecto a la cuadratura exacta entre Urano y Plutón de 1933. Aunque en esta ocasión fue un año después de la cuadratura exacta, y no en el inmediatamente anterior.

Visto desde la perspectiva que nos da la historia, esta Presidencia fue muy importante. Ya que, el Presidente Cárdenas sentó las bases de una formación política que, más tarde, sería conocida como el PRI (Partido Revolucionario Institucional). Que es el partido político que ha gobernado México durante décadas. De hecho, actualmente es el partido en el poder.

Durante su mandado se llevó a cabo la nacionalización del petróleo, por la que se creó la PEMEX (Petróleos Mexicanos). Además de una Reforma Agraria de gran calado, que incluía una reforma a nivel educativo. Medidas con las que se intentaba favorecer a la población más humilde del país.

Como español, no puedo dejar de mencionar la ayuda que el Presidente Cárdenas prestó a los exiliados españoles que llegaron a México, como consecuencia de la Guerra Civil Española. De hecho, son varias las ciudades españolas que, en su recuerdo y como homenaje, le han dedicado una de sus calles, o esculpido un monumento.

En definitiva, las medidas que adoptó Cárdenas en su Presidencia, marcaron cómo se desarrollaría la historia de México durante la segunda mitad del siglo XX. Y la llegada al poder de Cárdenas, coincidió con la cuadratura Urano-Plutón de los años 30.

EN LA ACTUALIDAD.-

Y así llegamos al momento presente, y a la actual cuadratura entre Urano y Plutón. En el año 2000, tras siete décadas de gobiernos del PRI, es otra formación política, de centro-derecha, la que gana las elecciones. Se trata del PAN (Partido de Acción Nacional). Partido que, a la sazón, era liderado por el Presidente Vicente Fox.

A nivel astrológico hay que decir que, el año 2000, fue el año en que Júpiter y Saturno se encontraban en conjunción, y ambos en oposición con Plutón. Bien, como ya he explicado en varias ocasiones, en otros artículos, la tensión entre Saturno y Plutón, que se da justo antes de que Urano se sitúe a seis grados de la cuadratura con Plutón, marca el inicio de los efectos de dicha cuadratura.

La influencia de la oposición entre Saturno y Plutón se dio entre el año 2000 y el 2002. Son los años del 11S, del inicio de la Guerra de Afganistán, etc. En resumen, marcó el inicio del actual estado de cosas a nivel mundial. 

En México, como ya he señalado, el inicio de la influencia de la cuadratura Urano-Plutón, a través de Saturno, marcó también un momento de cambios. Cambios que, para entenderlos bien, deberíamos tener una perspectiva histórica de la que en este momento carecemos. Así y todo, es evidente que la alternancia, entre el PRI y el PAN, es un hecho hasta ahora insólito en México. La astrología, desde mi particular interpretación, nos invita a pensar en que esto marcará enormemente el devenir de México durante la primera mitad del siglo XXI. En este sentido hay que apuntar que, tras las elecciones del año 2012, con Urano y Plutón en cuadratura exacta, el PRI ha vuelto de nuevo al poder, bajo el liderazgo del Presidente Enrique Peña Nieto.

¿FUTURO?.-

Las nuevas elecciones en México, tengo entendido que se darán en el año 2018. No obstante, sobre el año 2016, con Urano alejándose 6º de la cuadratura con Plutón, podría ser un momento de cierta intensidad política. Así como el año 2020, con Júpiter y Saturno en conjunción con Plutón. Intensidad política en la que los movimientos de izquierda, como los del Sr. Andrés Manuel López Obrador, quizás puedan tener algo que ver.

A este respecto, señalaré que encuentro ciertos paralelismos entre la represión del Presidente Díaz, en la cuadratura Urano-Plutón del siglo XIX, y su negativa para dar voz a las clases más desfavorecidas, con la continua obstaculización en las últimas elecciones, para evitar así que López Obrador pueda hacerse con la Presidencia de México. Aunque la versión oficial es que no existe dicha obstaculización.

No obstante, por lo que he leído, no se puede obviar que muchos mexicanos tienen esta impresión, y que esto está generando frustración en parte del pueblo mexicano. Sea o no esta parte la mayoritaria. A este respecto, recordar que la represión del Presidente Díaz es, a mi juicio, un factor que posibilitó el estallido social de la Revolución Mexicana, décadas más tarde.

Por tanto, si el Gobierno Mexicano me pidiese consejo, que evidentemente no lo hará, le diría que estas continuas frustraciones, sobre una alternancia real entre partidos de izquierda y de derechas, podrían llegar a derivar en un estallido social de impredecibles consecuencias. Máxime, si tenemos en cuenta que, en México, existen guerrillas armadas, como las del Subcomandante Marcos. Por lo que creo que dicho estallido social, si se da en las próximas décadas, que espero que no, podría resultar muy peligroso para la estabilidad del país. Y el máximo beneficiario de todo esto, en mi opinión, no sería otro más que los Estados Unidos. Ya que, como decían en la antigua Roma, divide y vencerás.

Porque, como señalaba al principio de este artículo, si México se mantiene unido, estable y cohesionado, podría llegar a influir notablemente en su vecino del norte. De esto ya se han dado cuenta los analistas estadounidenses. Y alguno de ellos, diría que hasta con cierto temor. Como percibí en las líneas que Samuel Huntington dedicó a esta cuestión en su obra, para mi imprescindible, “Choque de Civilizaciones”, donde advertía que, si no se tomaban medidas, el crecimiento demográfico de los hispanos dentro de los Estados Unidos transformaría el país en algo completamente diferente. Lo convertiría en una nueva nación hispana, donde los anglosajones serían minoría.

Creo recordar que la “solución” que sugería Huntington era la de anexionar Canadá a los Estados Unidos. Posibilidad de la que, curiosamente, también he oído hablar a Daniel Estulin, el famoso autor de “Los Secretos del Club Bilderberg”. Autor que sugiere que una posible independencia del Quebec podría facilitar esta unión, entre USA y el resto del actual Canadá.

En cualquier caso, todos estos analistas, si no les entendí mal, parecen estar afirmando que cabe la posibilidad de que se dé algo que podríamos definir como una “mexicanización” de los Estados Unidos, a finales del siglo XXI. Por la cual, podría ser relativamente habitual ver a un Presidente, en Washington, de origen mexicano. Evidentemente, esto podría significar una influencia enorme de México. No solo en Norteamérica, o en el resto del continente americano, también a nivel mundial.

A %d blogueros les gusta esto: