Archivo de la categoría: Catalunya

¿Un Frente Popular Catalán?

Marta Rovira

Las próximas elecciones autonómicas en Cataluña, el 21D, dada la situación política actual, creo que merecen un intento de aproximación desde la astrología. Aunque desconozca la hora de nacimiento en la mayoría de los casos. Y sé que esto último puede sonar a cubrirme las espaldas, por si falló en mi análisis. Pero en mi defensa diré que solicité ayuda en este sentido, a través de mi muro de Facebook a los astrólogos catalanes. Mensaje que parece que no han visto. Lástima.

Los datos que si parecen estar claros, son los del Sr. Puigdemontcarta natal Puigdemont.

Esta carta ya la había comentado varias veces en Facebook. Y mi impresión fue que, mientras siga activa la oposición de Neptuno hacia su Plutón natal, y lo seguirá estando algunos meses más, va a seguir teniendo que hacer frente a momentos de confusión, de dudas, de malentendidos, de decepciones, etc. Por tanto, con esta influencia, me parece dudoso el que pueda volver a convertirse en President de la Generalitat. 

 

Los tránsitos sobre la carta natal del Sr. Junqueras, líder de ERC, también parecen un poco complicados. Pero me da la sensación de que, más bien, en relación con cuestiones personales e íntimas, ajenas a la política en realidad. Por lo que no voy a entrar en más detalles. El que quiera, puede analizar su carta natal, pues también puede encontrarse en internet. Aunque respecto a su hora de nacimiento, hay varias teorías. Esta es una de ellas → carta natal Junqueras

 

Para el tema que nos ocupa aquí, voy a fijarme en la persona que parece que va a liderar ERC durante los próximos años, la Sra. Marta Rovira. De la que sólo he podido obtener su fecha de nacimiento, 25 de enero de 1977, a través de la Wikipedia.

Disculpar si no pongo la imagen de la carta natal, con una hora inventada, pero me supone un trabajo de preparar la imagen con un editor, y no sé si os interesa en realidad. De todas formas, si alguien quiere colaborar, puede añadir la imagen en los comentarios de esta entrada.

Pero vamos a lo nuestro. Una cosa que me ha llamado la atención, es que tanto la Sra. Rovira como la Sra. Arrimadas, cuentan con una conjunción Mercurio-Marte que está siendo activada por los tránsitos, durante los últimos años. Y que parece tener relación, creo interpretar, con sus respectivos ascensos en sus trayectorias políticas.

En el caso de la Sra. Rovira, cuando Plutón formaba conjunción con Mercurio, sobre el año 2012, fue elegida por primera vez diputada para el Parlamento de Cataluña, además como portavoz de su grupo. Ahora mismo, Plutón está en conjunción con su Marte natal. Por lo que interpreto que puede existir una continuidad, y coincida con su liderazgo político. Lo que podría implicar la presidencia de la Generalitat.

Así y todo, Marte forma algún aspecto tenso en su carta natal. Y Urano se encuentra ahora mismo en oposición con su Nodo Norte. Datos que me hacen pensar en que la tarea no será sencilla. Como por otra parte, también lo sugiere la lógica.

 

En el caso de la Sra. Inés Arrimadas, su fecha de nacimiento es la del 3 de julio de 1981. Y como ya he adelantado, cuenta con una conjunción Mercurio-Marte. Que en su caso esta siendo activada positivamente por Urano. De hecho, cuando la formación política que lidera, C’s, obtuvo unos resultados sorprendentemente buenos en las elecciones del 2015, Urano formaba sextil con su Marte natal. Ahora lo hará con Mercurio. Lo que parece augurar, en mi opinión, unos buenos resultados. A modo de continuación.

Sin embargo, lo que me hace dudar un poco, es que Urano también se situará en quincuncio con el Urano natal. Lo que, en mi opinión, puede traducirse en algo de inseguridad, de duda, de discusiones, de nerviosismo, de no tener las cosas del todo claras. Habrá quien piense que eso es lo que pasa cuando llegas al poder. Pero tiendo a pensar en que obtendrá más votos, pero que puede tener la sensación de que no son del todo suficientes para alcanzar sus objetivos. 

 

Miquel Iceta, líder del PSC, es del 17 de agosto de 1960. Y ahora mismo Urano se ha situado en trígono a su Sol natal. A lo que añadiré que ese trígono me parecería más claro si su nacimiento se hubiese dado por la tarde. De todas formas, si fuese por la mañana viene de ese trígono, de forma tan reciente, que podría seguir notándose.

Es más, el Sr. Iceta viene de tránsitos muy positivos por parte de Plutón durante los últimos años, que a mi juicio explican su creciente popularidad. Y van a ser continuados por otros parecidos, por parte de Urano, en los próximos. En este sentido, destacaría el trígono hacia el Plutón natal sobre el año 2020. Por lo que si la trayectoria va a ser ascendente, lo lógico es que ahora obtenga unos buenos resultados.

 

Otro de los líderes políticos a tener en cuenta es el Sr. Domènech, de los Comunes. Que es del 2 de diciembre de 1974. Por lo que hoy mismo es su cumpleaños, así que aprovecho para felicitarlo. Y de paso comentarle, si es que le llegan noticias de este blog, que lo dudo, que actualmente Plutón se opone a su Saturno natal. Tránsito que suele manifestar momentos de dificultad, en cuanto a nuestras ambiciones a nivel profesional. Es a partir del 2020, cuando interpreto que las cosas pueden irle mejor en política.

 

Respecto al líder del PP en Cataluña, el Sr. Xavier García Albiol, en la Wikipedia encontramos que su nacimiento se dio un 8 de diciembre de 1967. Y al levantar su gráfico, diré que se observa la posibilidad de tránsitos complicados de Neptuno hacia su Sol, o hacia su Luna. Y digo posibilidad, porque esto depende de la hora de nacimiento, que desconozco. Pero si se dan, sugieren cierto grado de decepción, de confusión, de dudas, etc.

De todas formas, el gran momento en la carrera política del Sr. Albiol, pienso que va a llegar entre el 2019 y el 2023. Años en los que Plutón se situará formando trígono con su propio Plutón natal. Y cuando esto sucede, he observado que podemos alcanzar el máximo en nuestra trayectoria profesional.

 

Para completar este análisis, he intentado buscar la fecha de nacimiento de algún líder de la CUP. Pero tan sólo me he encontrado con el año de nacimiento. Y si sin la hora es complicado, no digamos sólo con el año.

 

CONCLUSIÓN.-

Así que, sigamos. Pude que alguien, al llegar hasta aquí, se esté preguntado —Vale, muy bien, ¿y todo esto qué quiere decir?, ¿quién gana y quién pierde?—.

Bueno, pues mi impresión es que si el Sr. Puigdemont no lo ve claro, o le decepcionan, es porque no hay pacto con ERC. Es decir, no habrá un bloque independentista contra otro constitucionalista, como se ha dado hasta ahora. Por lo que imagino que vamos a volver a la tradicional división entre bloques de izquierda y de derecha.

¿Una nueva edición del tripartito? Mi impresión es que podría ser algo así. Con un bloque de partidos de izquierda dirigiendo la Generalitat. Y parece lo más lógico el pensar que este bloque sería liderado por ERC. Y Aunque el Sr. Domènech no parezca tener de momento tránsitos que hagan pensar en ningún éxito, lo lógico es que la Sra. Rovira le ofrezca un pacto. Que podría intentar incluir también a la CUP. Pero mi impresión, es que el PSC de Iceta puede ser clave. 

Claro está, no parece lógico que la CUP entre en un pacto con el PSC. Incluso hay quien dice que ERC no pactará con el PSC. Pero dada la proyección que parecen sugerir los tránsitos de Iceta, apostaría por un pacto ERC-PSC-Comunes. Aunque otra posibilidad, dentro del gobierno de izquierdas que estoy suponiendo, sería ERC-Comunes-CUP.

C’s, como digo, podría aumentar en votos y escaños. Quizás a costa del PP. Pero interpreto que no contarían con el apoyo del PSC. Y me parece más lógico así, porque estoy convencido de que vamos hacia un cambio político importante en el 2019. Cambio, que me parece menos posible con un gobierno del bloque constitucionalista en Barcelona. En cambio, con un gobierno de la Generalitat a la izquierda, y con ideas republicanas, podría propiciar ese cambio del que llevó tiempo hablando. Pero no en forma de República Catalana. Sigo pensando en la posibilidad de un III República Española.

Anuncios

La Cataluña del siglo XXI

Mañana, unos dicen que habrá proclamación de independencia; otros, declaración en diferido. Pero lo cierto, es que la situación es muy parecida a la que describí en mi entrada Escolta Catalunya, de hace 5 años. Pase lo que pase, estoy convencido de que nos llevará a una situación delicada, que desembocará en un cambio trascendental para España, sobre el año 2019.

Pero hoy, precisamente hoy, quisiera ir más allá, y adentrarme en las próximas décadas. En la Cataluña de mediados y finales de este siglo, tan cambalache como el anterior. Para intentarlo, me voy a ayudar del ciclo Urano-Plutón que, por si no os habéis dado cuenta aun, influye enormemente en la historia de Cataluña. ¿No me creéis?…

 

EL PASADO.-

Entre las décadas del 10 y del 20, del siglo XIX, llegaron al mundo una serie de escritores catalanes, de poetas, historiadores, intelectuales, etc. que, quizás fueron inspirados en las independencias que se dieron en Hispanoamérica en esas mismas décadas del 10 y del 20, o tal vez por el movimiento del romanticismo, o por la llamada Primavera de los Pueblos que se vivió en la Europa de 1848. La cuestión es que fundaron la Renaixença. Un movimiento cultural que, como su nombre indica, pretendía hacer renacer del olvido la cultura y la lengua catalana. 

A donde quiero ir a parar, es que el nacimiento de estos intelectuales se dio con la cuadratura entre Urano y Plutón, sus obras más importantes salen a la luz entre la fase de conjunción y la siguiente cuadratura de Urano y Plutón, y al llegar ambos planetas a la oposición de finales del XIX, no sé si todos, pero los que he analizado, llegan hasta sus últimos días.

Es el caso, por ejemplo, de Antonio de Bofarull y Brocá, autor de la Historia Crítica (Civil y Eclesiástica) de Cataluña. En sus trabajos expone ideas, digamos, anexionistas. Recalcando la relación de Cataluña con Valencia o las Baleares. El germen de lo que hoy definen algunos como Països Catalans.

Lo interesante para mí, es que estos autores influyeron enormemente en la generación de políticos catalanes que llegan al mundo con la cuadratura entre Urano y Plutón, en los años 70 del XIX. Es más, da la curiosa coincidencia que, cuando se publica la Historia Crítica de Cataluña de Bofarull, se da el nacimiento de Francesc Cambó. El político catalán más influyente, durante el reinado de Alfonso XIII. 

Francesc Cambó

Pero antes de seguir mi relato, quiero destacar lo siguiente: con la cuadratura Urano-Plutón sobre el año 1820, se da el nacimiento de unos intelectuales que serán el referente, por decirlo así, espiritual, de los políticos que llegan al mundo, justamente, con la siguiente cuadratura entre Urano y Plutón, la que se dio sobre el año 1870. Estos intelectuales llegan al máximo de su creatividad con las siguientes fases entre Urano y Plutón. Y esto mismo se observa, de aquí en adelante, en el caso de los políticos.

Francesc Cambó, como digo, llega al mundo con la cuadratura Urano-Plutón. Cuando estos planetas alcanzan su fase de oposición, participa en la fundación de la Liga Regionalista, partido conservador y catalanista, de enorme influencia en la vida política española, a principios del siglo XX. Ya que ocupó las carteras de ministro de hacienda y de fomento. Uno de los grandes logros de su partido político, como movimiento nacionalista, fue la creación de la Mancomunidad de Cataluña, que permitió un mayor grado de autogobierno. Y además, trabajo en la redacción de un proyecto de estatuto de autonomía que, aunque no se llevó a efecto, adelantó lo que iba a suceder en el futuro. 

Cuando el ciclo entre Urano y Plutón alcanza de nuevo la fase de cuadratura, en tiempos de la II República Española, su movimiento político entra en declive. Ya que su ideología era catalanista, pero también monárquica. Surge entonces Esquerra Republicana de Catalunya, partido que se convierte en hegemónico, en el ámbito nacionalista. Durante la Guerra Civil, Cambó parte para el exilio. Fallecerá en Buenos Aires, poco después de la II Guerra Mundial, cuando concluye la influencia de la cuadratura entre Urano y Plutón.

Para mi lo fascinante es que, con esta misma cuadratura entre Urano y Plutón, durante los años 30, llega al mundo Jordi Pujol. Otro político nacionalista que marcará un antes y un después en Cataluña. Y la verdad es que, los paralelismos con Cambó, resultan llamativos. Al menos en mi modesta opinión.

Como Cambó, Jordi Pujol funda un partido nacionalista durante la siguiente fase importante en el ciclo Urano-Plutón, posterior a su nacimiento, la de la conjunción de principios de los años 70. Se trata de Convergència Democràtica de Catalunya. Partido que liderará, y con el que se convertirá en President de la Generalitat. En una Cataluña que alcanzará los niveles de autonomía que seguramente tenía en mente Cambó.

Llama la atención que con Cambó se utilizase la palabra regionalismo, con Pujol la de nacionalismo, y que ahora, con la siguiente cuadratura entre Urano y Plutón, empiece a ser más habitual el término independentismo. También que, con la actual fase de cuadratura, como ocurriese con Cambó, la figura de Pujol, y su partido, entran en declive. Y que Esquerra Republicana se está convirtiendo de nuevo, como en tiempos de la II República, en la fuerza hegemónica del nacionalismo catalán. Y que como en aquellos tiempos, mañana mismo, parece que puede darse una nueva Proclamación del Estado Catalán. O algo más o menos parecido.   

 

EL FUTURO.-

Pero lo que nos interesa ahora, es qué sugiere todo esto cara al futuro. Siguiendo la regla de tres que parece estar dibujando la historia, en combinación con la astrología, parece lógico esperar que durante esta década, o como muy tarde en los primeros años 20, llegará al mundo una persona que marcará un antes y un después, en el movimiento independentista catalán.

Esta persona, hombre o mujer, fundará un partido político durante la fase de oposición entre Urano y Plutón, que se dará en los años 40. Por lo tanto, tiendo a pensar que ha nacido en la década del 10. Porque de esa forma tendrá más de 30 años. Y para fundar un partido, en principio, me parece una edad más lógica que los veintitantos. 

Sea como fuere, este partido será claramente independentista. Y tendrá gran notoriedad e influencia en la España de mediados de este siglo. Por lo que parece apuntar a que ocupará el cargo de Presidente o Presidenta de la Generalitat. Cargo que podría ocupar durante la cuadratura Neptuno-Plutón, en los años 60. Cuadratura con la que me parece más lógico pensar en la posibilidad de una independencia. Como expliqué hace tiempo en Sin Neptuno tensando a Plutón no habrá independencia, o en De Cataluña a Puerto Rico.   

Ahora bien, seguramente hay varios factores que no conocemos de la realidad en el mundo de los años 60. Por ejemplo, ¿existirán los Estados Unidos de Europa?, ¿qué sistema político existirá en España?. O podríamos preguntarnos, incluso, si las configuraciones astrológicas, en los años 60 y 70, están apuntando hacia un conflicto bélico importante a escala internacional. Y de ser así, ¿cómo afectaría esto en España, o a la posibilidad de una Cataluña independiente?. Y es que, son factores que podrían hacer más o menos viable el proyecto de una Cataluña independiente. O de si podría acordarse entonces, con el estado, un referéndum sobre esta cuestión.

En cualquier caso, la influencia del Cambó del siglo XXI llegará hasta la siguiente cuadratura entre Urano y Plutón, que se dará en los años 70. En ese momento, interpreto que su partido político desaparecerá de escena, y su papel se analizará de forma más crítica. Y entonces, imagino que llegará al mundo un nuevo líder catalanista que continuará el trabajo de sus predecesores. En la fase de la conjunción fundará un partido, y así, hasta Dios sabe cuándo.

Gaudí, y el ciclo de Cataluña (II)

Sagrada Familia

 

En mi anterior entrada, comentaba que las proporciones de la Sagrada Familia de Barcelona son de 90m x 90m, divididos en 12 módulos de 7’5m. Y que esto encajaba con el hecho de que cada 7’5 años se dan acontecimientos relevantes para Cataluña. Así como que cada 90 años se dan acontecimientos importantes, y cada 180 años (90+90) son ya muy importantes. Me remito a las fechas que dí en mi anterior entrada.

Poco después de publicar dicha entrada, me vino una idea a la mente, por la que he pensado que valía la pena volver con este asunto… 7’5 años es el tiempo que tarda Saturno en recorrer 90º del Zodiaco. De tal forma, que en 30 años habrá vuelto de nuevo a su posición inicial. Si vuelve 3 veces al mismo punto, transcurren 90 años. Y si vuelve 6 veces, son 180 años.

El caso es que alguna vez he leído en alguna parte que, para los antiguos, las sucesivas repeticiones de los Retornos de Saturno eran importantes. Y que marcaban grandes acontecimientos. Siempre he pensado, que esto era así porque los antiguos no conocían a Urano, Neptuno y Plutón. Y tenían que apañárselas con lo que tenían a su alcance. Craso error por mi parte… los antiguos siempre acaban por darme una lección de humildad.

 

EN HONOR A SATURNO.- 

Así que no pude evitar el preguntarme si Gaudí, al aplicar estas proporciones, quiso decir, sutilmente, que su idea era la de construir un templo en honor a Saturno. Lo cual, quizás pueda sonar a algunas personas un poco a herejía, o a sacrilegio. Lo sé. Pero téngase en cuenta que esto no pretende ser más que una simple teoría.

En cualquier caso, son muchos los autores que han relacionado a Gaudí con el esoterismo, la masonería, y cuestiones de ese tipo. Si fuese así, no resultaría extraño en pensar que contase con conocimientos de astrología. Es más, no se me ocurre ningún planeta más acertado que Saturno, para dedicarle un templo. Ya que Saturno es el dios del tiempo y de la eternidad. Además de que representa los valores tradicionales, las raíces, las costumbre heredadas desde antiguo, etc. 

 

EL PASADO.-

Todo esto me hizo pensar que, si mi teoría tiene algo de correcto, al apuntar a los 7’5 años, o a los 90 años, o a los 180 años, Gaudí miraba al futuro, pero sobre todo al pasado. A lo que él había observado hasta entonces. Así que le reste 90 años a 1882, la fecha en que se inició la construcción de la Sagrada Familia, y eso nos lleva al año 1792.

Poco después de esa fecha, en 1793, se da inicio a la Guerra del Rosellón entre España y Francia. Aunque algunas fuentes apuntan hacia el mencionado 1792. De todas formas, es evidente que, para Cataluña, recuperar o no el Rosellón es algo importante.

Cuando restamos 90 dos veces, llegamos a una fecha muy importante. ¿No me creen? 1702, alrededor de esa fecha se dio inicio a la Guerra de Sucesión Española. Una guerra que desembocaría en la capitulación de Barcelona en 1714, de la que tanto hablan ahora los independentistas… ¿no les parece muy importante?

Volvemos a restar 90, y nos da 1612. Una fecha que no parece en principio importante. Pero si rascamos un poco, descubriremos que fue una época de crisis económica, y en la que la sociedad catalana se dividió en dos bandos… ¿les suena de algo? En realidad, la división se dio entre la nobleza catalana. Entre los “nyerros” y los “cadells”. Y además, la crisis económica había favorecido la aparición del bandolerismo. Una situación social que, décadas más tarde, en 1640, desembocaría en la Guerra dels Segadors.

Seguimos con nuestra resta, y llegamos al año 1522. Sobre esa fecha, en la Corona de Aragón, se constituye la figura del Virrey de Cataluña. Dato que me ha parecido muy importante para Cataluña. Igual estoy equivocado, pero da la impresión de que esto pudo ser un reconocimiento a la identidad propia de Cataluña, y a la importancia de mantener sus fronteras, y el orden en el interior del Principado.

Si seguimos restando, me da la impresión de que las fechas parecen importantes para la Corona de Aragón, a la que pertenecía Cataluña. Pero no he encontrado nada significativo respecto a la historia de Cataluña. Quizás alguna persona con conocimientos en historia, pueda y le apetezca contradecirme. Tiene el blog a su disposición.

Es interesante también ir restando sucesivamente 7,5 años a 1882. Pero daré sólo un par de ejemplos, para no aburrirles. En el año 1874 se vivía en España la Tercera Guerra Carlista. Un conflicto que tuvo mucha importancia en Cataluña, pues se pretendía restablecer los fueros catalanes, abolidos tras la Guerra de Sucesión Española.

Y comentaré también que 1867, coincide con el inicio de la primera crisis financiera de la historia del capitalismo español, que tuvo una especial incidencia en Cataluña, y que meses más tarde la situación daría pie a la Revolución de 1868, que supuso la expulsión de los Borbones de España.

 

CONCLUSIÓN.-

En definitiva, parece bastante clara, al menos en mi opinión, que la evolución de Saturno en el firmamento es reflejo de la evolución en la historia de Cataluña. Y que esto nos lleva a un año 2017 que puede tener su importancia, pero que no puede significar la independencia de Cataluña desde esta teoría. Pues algo tan importante, sólo podría darse pasados 180 años a 1882. Es decir, pasado el año 2062.

Y digo pasado el año, porque si observan, a veces las consecuencias importantes se dan pasados algunos años, o incluso décadas, de la fecha apuntada. Con lo cual, de darse la independencia, podría ser más bien en la década de los años 70 de este siglo, o incluso más tarde.

También cabe pensar que, hasta la fecha, lo que se ha dado es un mayor o un menor reconocimiento de la identidad catalana. Un tira y afloja. Primero desde la Corona de Aragón, luego desde España. ¿En el futuro desde Europa?

Gaudí, y el ciclo de Cataluña

gaudi

 

Las proporciones en la Sagrada familia de Barcelona son de 90 metros para la planta y para su altura. 90 metros que se dividen por 12. Lo que a su vez nos da 12 módulos de 7’5 metros cada uno.

Al leer que el año en que se inició la construcción de la Sagrada familia, 1882, fue el año en que se inició también el moderno nacionalismo catalán a través del Centre Català, tuve una intuición, quizás descabellada. Se me ocurrió que 1 metro podría equivaler a 1 año. De tal forma, que 90 de planta por 90 de altura, nos dan 180 años. Durante los primeros 90 años se asientan los cimientos del nacionalismo, y en los siguientes 90 años, sobre esos cimientos, se va construyendo un país. Así hasta que llegamos al año 2062.

Lo cual, curiosamente, encaja con la teoría que expuse hace tiempo de que, sin Neptuno cuadrando a Plutón, no podía darse la independencia de Cataluña: https://astromundial.wordpress.com/2014/08/15/sin-neptuno-tensando-a-pluton-no-habra-independencia/

Los expertos no acaban de entender por qué Gaudí utilizó el número 7’5. Esta teoría que propongo hoy, seguramente no será aceptada tampoco como explicación. Pero si vamos sumando, repetidamente, 7 años y medio a 1882, obtenemos las siguientes fechas y acontecimientos…

 

1882: Centre Català.

1889: Foment del Treball Nacional (la patronal).

1897: Procesos de Montjuic.

1904: Francesc Cambó le explica al Rey Alfonso XIII que Cataluña necesitaba un mayor grado de autogobierno.

1912: El Congreso de los Diputados aprueba el proyecto de Mancomunidad Catalana.

1919: El Parlamento Español rechaza el Primer Proyecto de Estatuto de Autonomía de Cataluña.

1927: Gran desarrollo urbanístico en Barcelona, en la que se consolida el estilo del novecentismo.

1934: Proclamación del Estat Català, por Lluís Companys.

1942: Franco visita Cataluña.

1949: Salvador Dalí regresa a Cataluña.

1957: Alexandre Deulofeu publica “La matemática de la historia en la cultura occidental”. Además, el Boicot al transporte urbano en Barcelona provoca una crisis de Gobierno en Madrid.

1964: Se organiza el Coloquio Cataluña-Castilla, entre intelectuales. Para abordar el hecho diferencial catalán, su encaje en España, etc. Un coloquio del que se afirma que fue financiado por el gobierno de los Estados Unidos.

1972: La Asamblea de Cataluña consigue una gran notoriedad con su campaña “Per què l’Estatut de 1932?”, y con su famoso lema “Llibertat, Amnistia i Estatut d’Autonomia”.

 

Hasta aquí sería lo que equivale a, digamos, los cimientos. La idea nacionalista ya tiene una sólida base sobre la que construir un proyecto de estado. En adelante, la idea de país irá creciendo.

Es curioso comentar que, a partir de aquí, se observa también cierto paralelismo con lo sucedido 97’5 años antes. Por lo que añado el año de la primera fase entre paréntesis, por si el lector quiere profundizar en esta idea.  

 

1979: Se aprueba el Estatuto de Autonomía. (1882)

1987: Ley sobre la organización comarcal de Cataluña, y ley sobre el régimen local de Cataluña. A finales de 1986 Barcelona es seleccionada para los Juegos Olímpicos de 1992. (1889)

1994: Los Mossos d’Esquadra sustituyen a la Guardia Civil y al Cuerpo Nacional de Policía en las funciones de orden público, seguridad ciudadana y tráfico. (1897)

2002: Primera ley del Código Civil de Cataluña. (1904)

2009: Se celebra la primera consulta independentista en Arenys de Munt. (1912)

 

Desde 1979 en adelante parece claro que la tendencia no es ya la de crear una idea, sino la de llevarla a la práctica. Desde luego, se podrá objetar que en todos los años pasan cosas, pero las fechas coinciden con acontecimientos muy relevantes para el nacionalismo catalán, y que significan el inicio de una etapa.

Y también habrá quien observe que la Semana Trágica de Barcelona en 1909, o la Proclamación de la República Catalana de 1931, no aparecen aquí. Para esta segunda crítica, se me ocurre que quizás el ciclo de 7’5 años se pueda dividir en ciclos menores.

En cualquier caso, ¿todo esto significa que existía una hoja de ruta ya desde finales del siglo XIX?, ¿da a entender que la finalización de la Sagrada Familia coincidirá con la independencia de Cataluña?, ¿o que esta finalización de la Sagrada Familia se dará en el año 2062, y no en el 2026 como se afirma?

Mucho se ha escrito sobre la supuesta relación de Gaudí con la masonería. Quizás con sociedades secretas que tengan un plan para Cataluña. ¿Quién sabe?

 

EL FUTURO.-

De momento, lo que esta teoría nos dice sobre el futuro inmediato es que la próxima parada se sitúa en el año 2017. Curiosamente, la fecha en la que, parece ser, se pretende declarar ya la independencia de Cataluña. Sin embargo, el 2017 equivale, según esta teoría, a 1919. El año en que el Parlamento Español rechazó el Primer Proyecto de Estatuto de Autonomía de Cataluña.

Sobre el 2062, en el que según esto podría llegarse a concretar la independencia de Cataluña, hay que tener en cuenta, en mi opinión, que para esa fecha podría existir un país llamado los Estados Unidos de Europa. Y en ese marco, quizás pueda resultar menos complicada la existencia de un estado catalán.  

Pero en fin, tal vez me estoy dejando llevar en exceso, y terminaré por ver ciclos hasta en la sopa. Cada cual, saque sus propias conclusiones.

 

25 de septiembre del 2016

De Cataluña a Puerto Rico

En la última entrada que dediqué al tema de la famosa consulta en Cataluña, comentaba que sin Neptuno tensando a Plutón no será posible la independencia, haya o no consulta. Y que eso no se dará hasta el año 2060, aproximadamente.

No obstante, creo interesante puntualizar que, tanto en la independencia de Portugal, como en las de América Latina a principios del siglo XIX, y las de Cuba o Filipinas en 1898, se daba una tensión entre Neptuno y Plutón, sí. Pero quizás sería más exacto decir que se daba una triple tensión entre Urano, Neptuno y Plutón. Es decir, los tres planetas más lentos del sistema solar se intercambiaban aspectos tensos entre ellos. Cualquier aficionado a la astrología sabe que esto no es demasiado habitual. 

Pero, de verdad, esto no es algo que me invente yo porque mi DNI es español, y me estoy dejando llevar por el amor a mi patria. Cualquier astrólogo, y aficionado al tema, puede comprobarlo. La guerra de independencia en Portugal se inició en diciembre de 1640, y concluiría con el Tratado de Lisboa de 1668, por el que España reconocía la soberanía de Portugal, y Portugal cedía la bella ciudad de Ceuta a España. La configuración más sobresaliente en los cielos, alrededor de esas fechas, fue sin duda la conjunción de Urano-Neptuno en oposición con Plutón.

Con las independencias en América Latina, que se dieron sobre el año 1820, nos encontramos, casualmente, con una nueva conjunción entre Urano y Neptuno. Que esta vez se encontraba en cuadratura con Plutón.

Con el llamado desastre del 98 tenemos a Neptuno saliendo de la conjunción con Plutón, y a Urano que empezaba a situarse en oposición con Plutón. Otra casualidad, supongo.

Yo qué queréis que os diga. Ahora mismo no hay ninguna tensión entre Neptuno y Plutón, presente en los tres periodos históricos que acabo de señalar. Ni existe tampoco tensión entre Urano y Neptuno. Como he dicho más arriba, no es habitual que estos tres planetas formen tensiones entre todos ellos. En el año 2060, por ejemplo, no sucederá. Urano no participará en la tensión entre Neptuno y Plutón. Y en el año 2140 tampoco. Por tanto, aun con la tensión entre Neptuno y Plutón presente en el 2060 y en el 2140, podría no existir ninguna independencia en dichos años.

No me he molestado en averiguar cuándo se volverá a dar esta configuración, con Urano, Neptuno y Plutón intercambiándose aspectos inarmónicos. Porque eso no nos afectará a nosotros, ni a nuestros nietos, ni a los nietos de nuestros nietos. Como curiosidad es interesante, desde luego, pero para el caso que nos ocupa, no nos interesa demasiado. Así y todo, si alguien quiere compartirlo, se lo agradezco. Tomaré nota del dato.

 

PLUTÓN EN CAPRICORNIO.-

Dicho lo cual, de lo que quería hablar en esta entrada es de la presencia de Plutón en el signo de Capricornio, porque la actual cuadratura entre Urano y Plutón ya la he comentado ampliamente. Y creo que ha quedado meridianamente claro que, en el pasado, este aspecto ha coincidido con proclamas del estado catalán que, al final, quedaron en nada.

En las redes sociales se leen cosas de todo tipo, y creo haber leído en alguna parte la idea de que como Plutón está ahora en Capricornio, Cataluña se independizará, porque en esa posición las estructuras de poder se transforman, y tal y cual. O que como Saturno se encuentra en el signo de Escorpio, y resulta que dicen que Cataluña es Escorpio, pues a resueltas de ello, habrá consulta, encuesta, o referéndum, o como quieran llamarlo.

Igual interpreté mal lo que leí en las redes sociales. Pero por si acaso, por si todos esos “pronósticos” no me los he imaginado, si no fueron un espejismo, o algo que soñé, o que recuerdo de una vida anterior, voy a comentar la jugada.

Realmente, me causan perplejidad este tipo de análisis, sobre todo si no se aporta ninguna fecha histórica que los sustente. Eso para mi es muy importante, si hablamos de astrología mundial, fijarse en qué ocurrió en el pasado con las mismas posiciones planetarias. De lo contrario, para mi al menos, dista mucho de lo que se entiende por astromundial.

Me sabe mal por las personas que se interesan de buena fe por la astrología, que se estén iniciando, y que con este tipo de pronósticos puedan llegar a la conclusión de que la astrología no es algo serio, y que por tanto no vale la pena. Me sabe mal porque igual, por culpa de este tipo de análisis, la astrología puede perder a personas válidas, que podrían haber aportado cosas en este campo. Pero como esto no está regulado, y es una auténtica jaula de grillos, cualquiera puede decir lo que le venga en gana, sin contrastar nada, y quedarse tan ancho.

Salvo si lo hiciese este humilde servidor hablando del tema de la independencia que nos ocupa. Aun aportando datos históricos, estoy convencido de que me llamarán al orden, y analizarán cada coma de este texto con lupa. A ver por dónde pueden encontrar un error, una fisura, por leve que sea, que les permita echar por tierra el resto de mi argumentación. Quizás porque piensen que hay que minimizar en lo posible el impacto que este humilde bloguero, por poco que sea, pueda causar en las masas supersticiosas, ignorantes y manipulables que se interesan por la astrología. Y es que, damas y caballeros, parece ser que estamos en campaña. Pero creo que soy libre para expresar mi opinión, ¿no? Gracias.

Se pueden encontrar más ejemplos en las redes sociales, pero el tema de Saturno en Escorpio consiguió arrancarme una carcajada. Por la sencilla razón de que cada 30 años, aproximadamente, Saturno se da una vueltecita por Escorpio. Y sin embargo, nunca ha habido ningún referéndum en Cataluña… seamos serios, ¡por favor!

Además, imagino que afirman eso porque deben pensar que el Sol de Cataluña en Escorpio se encuentra bien aspectado. Si es así, creo que eso es mucho suponer. Porque si partimos de un país que nunca ha podido configurarse como tal, ¿suena lógico que tenga el Sol bien aspectado?, ¿la realidad histórica no suena justamente a lo contrario? Claro que, nadie puede sacarnos de dudas, porque nadie conoce la carta natal de Cataluña, que yo sepa. E incluso cabe la posibilidad de que el Sol natal de Cataluña no se encuentre en Escorpio, vaya usted a saber.

Pero a lo que iba, Plutón. Desde luego, Plutón en Capricornio está transformando las estructuras de poder en España. Pero no solo en España, en Europa, en Estados Unidos, en el mundo entero, qué os voy a contar. Incluso, en las estructuras de poder dentro de la propia Cataluña. Que creo que es a lo que estamos asistiendo en estos días, no sin cierta perplejidad. ¿No les parece?

Ahora bien, de ahí a decir que estas reestructuraciones tendrán como consecuencia inevitable la independencia de Cataluña, es mucho decir, me parece a mi, modestamente.

 

¿POR QUÉ NO HABRÁ INDEPENDENCIA CON PLUTÓN EN CAPRICORNIO?.-

Para poder afirmar algo así, habría que basarse en lo que sucedió en Cataluña, y/o en España, con Plutón en Capricornio en el pasado. Parece lógico ¿no? Pues allá va… cuando Plutón transita entre Capricornio y Acuario tiene la curiosa costumbre de coincidir con acontecimientos históricos completamente contrarios a ninguna independencia en nuestra historia. Es más, esa configuración, en las dos ocasiones anteriores en que se ha dado desde que existe España, ha coincidido con momentos en que se llega a nuevos territorios, y/o en los que se crece demográficamente. Es decir, justo lo contrario a todas estas suposiciones que creo haber leído en alguna parte, en la selva de las redes sociales. A la historia me remito:

1515-1532, Plutón en Capricornio, inicio de la conquista de América (Hernán Cortés). Conquista que proseguiría con Plutón en Acuario (Francisco Pizarro). Es decir, las conquistas de México y del Perú. Casi nada. Desde luego, estos acontecimientos históricos no me suenan en absoluto a independencias, ni a nada que se le parezca remotamente. Pero si alguien conoce de alguna independencia por esa época, que no se corte, que nos lo cuente. Se me puede haber escapado, no soy historiador.

1762-1778, Plutón en Capricornio, con la entrada de España en la Guerra de los Siete años se pone freno a la expansión del Imperio Británico. España se anexiona el territorio de Luisiana, en la actual Estados Unidos. Aunque pierde la Florida, que más tarde, con Plutón en el signo de Acuario, recuperaría. Con Plutón en Acuario también se recuperaron territorios como Menorca, Honduras o Nicaragua. Todo ello en detrimento de los intereses británicos.

Es cierto que hubo una independencia muy importante en aquella época, en la que España se vio muy involucrada, la de los Estados Unidos de América. Pero España se involucró para facilitarla, porque esto perjudicaba a su gran rival en aquel momento, el Imperio Británico. Por tanto, fue una independencia que, en aquel momento, favorecía a los intereses españoles.

Es interesante comentar que durante la Revolución Americana, que precedió a la independencia de Estados Unidos en 1776, se dio un gran trígono entre Urano, Neptuno y Plutón. Aspecto armónico realmente inusual, y que sugiere la trascendencia histórica de esta independencia. Y a mi juicio, que la hegemonía norteamericana no va a desaparecer en los próximos años, como sugieren algunas voces. Pero eso sería objeto para otro artículo.

Lo interesante aquí, a modo de contraste, es observar que los aspectos armónicos entre Urano, Neptuno y Plutón favorecen los intereses españoles, mientras que sus tensiones los perjudican.

Pero siguiendo con la presencia de Plutón en Capricornio, lo que se deduce de todo ello, de momento, sólo puede ser que, cuando Plutón transita entre Capricornio y Acuario, coincide con que los intereses españoles son favorecidos por los acontecimientos históricos. Y al mismo tiempo, se perjudica a los intereses británicos. Por eso creo posible una próxima independencia en Escocia (hace un mes lo comentaba, cuando las encuestas eran contrarias a dicha independencia), y no lo creo así en el caso de Cataluña. Pero vamos a analizar con un poco más de detalle la actualidad… 

 

ACTUALIDAD.-

2008-2023, Plutón en Capricornio. Bien, como ya he señalado, en el pasado se dieron anexiones geográficas que conllevaron un aumento en el número de súbditos de la corona española. En la actualidad se están dando aumentos demográficos de los que no se habla demasiado, al menos aquí en España, pero que implican, a mi juicio, una importante carga simbólica. Y que pueden facilitar un mayor peso de España a nivel internacional.

Justo con la entrada de Plutón en Capricornio, año 2008, el Gobierno Español aprobó la llamada “ley de nietos”, con la cual, los hijos y nietos de emigrantes españoles han podido reclamar la nacionalidad española. Ley que se ha enfocado mucho, evidentemente, a los países hermanos de hispanoamérica. Medida que tengo entendido que se ha prolongado durante varios años, y que en el 2012 ya supuso contar con 250.000 españoles más.

En este sentido, a finales de este mismo año 2014, se aprobará una nueva ley por el Gobierno Español para devolver la nacionalidad española a los sefardíes. Es decir, para los descendientes de los judíos que fueron expulsados de España por los Reyes Católicos, hace más de 500 años. Desconozco el número de personas que podrán acogerse a esta medida, pero la carga simbólica de esta nueva ley es a todas luces innegable. Ya que se trata de un pueblo que, a pesar del paso de los siglos, han querido mantener el idioma, las tradiciones, la cultura, y todos los vínculos que les unen con España. ¿Es casualidad que esta nueva ley surja con Plutón en Capricornio?

Para las personas interesadas, hay varias webs en las que se pueden informar sobre este tema, como en http://nacionalidadsefardies.net/

Nos falta por comentar la posibilidad de que España extienda sus fronteras. Sí, yo tampoco creía demasiado en esta posibilidad, hasta que vi aparecer, como por encanto, varias páginas web desde hispanoamérica que abogan por la reunificación de sus países con España. Es cierto que, hasta ahora, son movimientos minoritarios. Pero me llama la atención que todos surgiesen entre el año 2012 y el 2014, justo con la cuadratura exacta entre Urano y Plutón. Y con Plutón, como no podía ser de otra forma, en Capricornio.

Así nos encontramos, por ejemplo, con esta página desde Ecuador: https://es-es.facebook.com/pages/Reunificaci%C3%B3n-de-Ecuador-con-Espa%C3%B1a/524181351020742

Desde cuba: http://www.comunidadautonomadecuba.org/

O esta otra desde Puerto Rico: https://www.facebook.com/reunificacionpuertorico

 

PUERTO RICO.-

El caso del Movimiento de Reunificación de Puerto Rico con España es, en mi opinión, el que parece haber conseguido un mayor impulso, ya que a finales del pasado mes de agosto celebraron su Asamblea Fundacional, en la que eligieron a su Consejo Insular, y a su Presidente, el Sr. José Nieves.

Movimiento de Reunificación de Puerto Rico con España

Movimiento de Reunificación de Puerto Rico con España

En cualquier caso, una de las ideas que buscan plasmar estos movimientos, es que se conceda la nacionalidad española a todos los cubanos y puertorriqueños que la soliciten. Si esto implicase a un número mayoritario de personas en dichas islas, existiese o no la anexión de esos territorios a España, se estaría en una situación cercana a dicha anexión. En la que Puerto Rico podría ser un país asociado a los Estados Unidos, como hasta ahora, pero con sus habitantes mirando hacia España.

Si finalmente se diese la reunificación de Puerto Rico con España, recuerda un poco al caso de la isla de Menorca, durante la anterior presencia de Plutón en el signo de Acuario. Ya que durante un siglo, Menorca fue colonia de un país anglosajón, el Reino Unido. Hasta que, como digo, se recuperó la isla por parte de España coincidiendo con Plutón en Acuario. Por tanto, quizás se recojan los frutos de estos novedosos movimientos de reunificación entre el año 2023 y el 2043, cuando Plutón se encuentre nuevamente en Acuario.

Sobre este asunto también hay que tener presente que muchos analistas opinan que, a mediados de este siglo, la población mayoritaria en Estados Unidos podría ser la hispana. Es algo que, según dicen, se intenta evitar desde las altas esferas del gobierno norteamericano. De ahí, quizás, que no se tenga demasiado interés en regular la situación de las personas sin papeles, o en convertir a Puerto Rico en un estado más, dentro de la Unión. Lo cual, podría favorecer las posibilidades de esta reunificación con España en el futuro. Plutón, como hemos visto, parece ser de la misma opinión.

No obstante, aunque sea cierto que los dirigentes norteamericanos intentan evitar la hispanización de los Estados Unidos, parece existir un fuerte vínculo con lo hispano en la historia de dicho país. Pues se alcanzó la independencia con la ayuda de España; tras las independencias en Latinoamérica se adoptó la Doctrina Monroe, por la que los Estados Unidos se comprometían en preservar dichas independencias, buscando una mayor influencia en su área geográfica más cercana; en 1898 se entró en guerra con España para asegurarse esa influencia; y ahora, como ya señalé en otra entrada, podríamos estar cerca de ver en la Casa Blanca a una persona de origen hispano.

 

CONCLUSIÓN.-

En resumen, en mi modesta opinión, es más probable ver un Puerto Rico español que una Cataluña independiente en las próximas décadas. Aunque Escocia alcancé su independencia, como creo que sucederá. Este hecho no facilitará la independencia catalana. Muy al contrario, lo que los astros me sugieren es que la dificultará.

Lo que a mi personalmente me preocupa es qué sucederá con las frustraciones personales que todos estos acontecimientos puedan fomentar en los catalanes independentistas, cuando tomen conciencia de que no habrá independencia. Y me preocupa más, si veo a ciertos políticos hablar de que están dispuestos a pagar un alto precio. Lo gracioso es que, al final, no suelen ser los políticos los que pagan ningún alto precio.

Sin Neptuno tensando a Plutón no habrá independencia

Manifestación

Hace tiempo que vengo comentando que, al contrario de lo que dicen algunos, la actual cuadratura entre Urano y Plutón no puede significar la independencia de Cataluña, y que la presencia de Plutón en Capricornio tampoco lo facilitará. Por mucho que repitan estas ideas en la prensa, las radios, las televisiones, o las redes sociales, no significa que sean ciertas.

Pero si la intención fuese, de verdad, intentar averiguar cuándo podría independizarse Cataluña de España, lo más lógico sería pensar en qué configuración astrológica han tenido en común la mayoría de los países que se han independizado de España. Especialmente las independencias, digamos, más trascendentes en la historia de España. Porque la de Cataluña, desde luego, sería algo trascendente en nuestra historia, si llegara a producirse.

Sospecho que hablar de esto no interesa a unos, para no dar ideas cara a finales de este siglo; y a otros, quizás porque alimentando estos anhelos, situándolos en un futuro próximo, parece que algunas personas les prestan más atención. En mi caso en concreto, les aseguro que no me debo a ninguna linea editorial, ni a ninguna consigna política. Si acaso, me debo a los lectores de este blog, a los que nunca he hablado de cosas en las que no creo. Por lo que a mi respecta, no pienso convertir a la astrología en un arma de propaganda. Eso para mi sería degradarla. Así que, probablemente, ni unos ni otros quedarán satisfechos, por supuesto. Por eso nunca llegaré a nada con la astrología. Y esta entrada de blog sólo la verán unas pocas decenas de personas. Pero espero poder tranquilizar un poco a alguna de las personas que les inquieta la idea de que la agitación política actual pueda llegar a mayores. Que Cataluña pueda quedar fuera de la Unión Europea, y todo eso. Lo que no puede ocurrir porque, sencillamente, no habrá independencia.

 

¿POR QUÉ?.-

A poco que uno rasque en la historia, caerá en la cuenta de que los países que se han independizado de España, en su mayoría, o al menos en el caso de las independencias más significativas, se han llevado a cabo en momentos en los que en el firmamento se formaba una tensión entre Neptuno y Plutón. A la historia me remito:

  • La cuadratura entre Neptuno y Plutón, en la década de 1560, coincide con el momento de máxima expansión del Imperio Otomano. Entrando así en rivalidad con España, por el control e influencia en el Mediterráneo. En la batalla de los Gelves, España perdería el control de la estratégica isla tunecina de Yerba. Otra consecuencia de esta derrota militar fue el que España abandonase la ciudad de Orán. España perdía influencia y enclaves en el norte de África. Además, hay que mencionar también que en 1568 se inició la Guerra de los Ochenta años, que concluiría en 1648 con la independencia de Holanda, justo cuando se dio la siguiente tensión entre Neptuno y Plutón.
  • Con la oposición entre Neptuno y Plutón de mediados del siglo XVII se dio la independencia de Portugal. Lo cual, ha impedido hasta ahora el ideal de unir a toda la península ibérica en un único estado. Y como ya había quedado dicho en el punto anterior, se dio también la independencia de Holanda. Es interesante anotar que tanto en el caso de Holanda, como en el del Imperio Otomano bajo la anterior tensión Neptuno-Plutón, existía un enfrentamiento religioso. Todo lo cual, diría que encaja bien con los significados que se le atribuyen a Neptuno y a Plutón desde la astrología. Luchas de poder (Plutón), con un trasfondo religioso (Neptuno).
  • Aunque con las siguientes tensiones entre Neptuno y Plutón no parece detectarse este trasfondo religioso. Quizás puedan contradecirme en este sentido personas con conocimientos más sólidos en historia. Pero con la cuadratura entre Neptuno y Plutón, a principios del siglo XIX, fue Simón Bolívar el que entró en escena. Creo que sobran más explicaciones. Hablaríamos de la época en la que alcanzaron su independencia países como Colombia, Perú, México o Argentina.
  • Con la conjunción entre Neptuno y Plutón, a finales del siglo XIX, se dio el famoso desastre del 98, con el que España perdió Cuba, Puerto Rico y Filipinas.

Como ven, con todos mis respetos a otras independencias, las tensiones entre Neptuno y Plutón coinciden con las independencias más importantes en la historia de España. Como lo sería la independencia de Cataluña, en caso de darse. Por eso digo que no puede darse ahora tal independencia, porque no existe ninguna tensión entre Neptuno y Plutón, así de simple. Pero además, hay más indicios astrológicos que abundan en esta idea. Como que la presencia de Plutón en Capricornio, como se da en la actualidad, hasta ahora ha coincidido con momentos en los que España expande sus fronteras y aumenta su peso demográfico. Idea sobre la que volveré en próximas entradas.

 

SOBRE EL AÑO 2060.-

Ahora bien, el hecho de que sobre el año 2060 se dé una nueva cuadratura entre Neptuno y Plutón, no significa necesariamente que sobre esa fecha vaya a independizarse Cataluña. Quizás entonces exista algo llamado los Estados Unidos de Europa, y que Cataluña se constituya o no en estado propio dentro de Europa no tenga demasiada trascendencia. O quizás, si es cierta mi idea de que con Plutón entre Capricornio y Acuario España se anexiona nuevos territorios, esos nuevos territorios puedan reclamar entonces su independencia. O tal vez, más bien, se trate de un conflicto a nivel internacional, más que de una cuestión interna. El año 2060 es una fecha demasiado lejana como para hablar con mayor exactitud, sin conocer bien la realidad geopolítica a mediados de este siglo.

En cualquier caso, ya se verá. O mejor dicho, ya lo verán los que lleguen. El problema que realmente me preocupa ahora, en relación con Cataluña, es cómo se va a gestionar la frustración que inevitablemente aparecerá en escena, cuando quede meridianamente claro para todos que no habrá ninguna independencia en las próximas décadas. Como mínimo, en el próximo medio siglo.

 

SILENCIO CÓSMICO.-

Habrá personas que no crean en la astrología, y lógicamente a todo esto no le otorgarán la menor importancia. Seguirán insistiendo en las mismas ideas y aspiraciones, ajenos a todo lo que pueda sugerir la astrología. Pero la prueba de que este tipo de reflexiones no caen en saco roto, es que son varios los astrólogos que hablan sobre este tema. En este sentido, con tanto como se habla últimamente sobre Cataluña, me sorprende que nadie haya dicho absolutamente nada sobre el ciclo Neptuno-Plutón en relación con este tema. A poco que observe uno las cosas, resulta evidente que es algo básico de comentar. Pero al menos en internet, no he encontrado nada, quizás no busqué bien. La verdad es que me encantaría conocer otros trabajos en esta misma dirección, hablando del ciclo Neptuno-Plutón. Si alguien tiene noticia de alguno, le ruego tenga la amabilidad de hacérmelo saber.

Los motivos que interpreto pueden estar detrás de este silencio cósmico, los he apuntado un poco más arriba. Aunque quizás estoy equivocado, y no se trate de ninguna consigna política, ni de ningún tipo de interés económico. Tal vez se deba a que los que hablan de astrología, creen tanto en ella, que no se han molestado en averiguar qué configuración suele estar presente en los procesos de independencia más importantes en la historia de España. Total, qué más da eso, cuando lo que interesa es decir que la independencia se dará en breve, o cuando lo que interesa es decir que no podrá darse nunca. Cuando otras cuestiones están por encima de la astrología, en la que quizás, en realidad, no se crea.

Un panorama desalentador de ser cierto, pues implica la utilización de la astrología para manejar a las masas. Lo cual no es nuevo, ya se hizo en la etapa más oscura de la historia humana. El dejar que esto siga siendo así o no, está en nuestras manos. Este blog, por ejemplo, es posible que reciba críticas cada vez más feroces, y cuente cada vez con menos muestras de apoyo, hasta el punto de que podría quedar en silencio. Depende de ustedes.

Alexandre Deulofeu

Hace algunos meses, curioseando por las entradas del blog del amigo Jesús Gabriel Gutiérrez, leí algún comentario que mencionaba un nombre hasta entonces completamente desconocido para mí: Alexandre Deulofeu. Así que, como buen Géminis, le pregunté a Google. Los enlaces que me ofreció hablaban de un hombre con una vida fascinante, y que había diseñado una teoría sobre los ciclos en la historia humana igualmente fascinante.

Evidentemente, no es posible presentar aquí la vida y obra de Deulofeu con todo lujo de detalles. Máxime cuando tan solo he leído algún artículo, y poco más. Pero confío en que pueda servir a modo de introducción para otras personas que nunca oyeron hablar de este historiador catalán, y quizás despertar también su curiosidad. Incluso puede que sirva para que alguien, con conocimientos más sólidos en este tema, sea tan amable de darnos su opinión al respecto en este mismo blog, e ilustrarnos mucho mejor de lo que intentaré hacer por mi parte, con conocimientos tan limitados sobre esta cuestión.

En cualquier caso, empezaré por hablaros un poco de su historia personal, antes de pasar a sus ideas sobre la historia humana. Creo que vale la pena hablar brevemente de su biografía, para darnos cuenta de que estamos ante un hombre fuera de lo común.

BREVE BIOGRAFÍA.-

Alexandre Deulofeu i Torres nace en La Armentera, provincia de Gerona, al inicio del siglo XX, concretamente en 1903, en el seno de una familia que deduzco de clase media. Su padre era farmacéutico, y esto debió de influir para que se decantase también por la carrera de farmacéutico, titulación que obtuvo en Barcelona. Así como la de ciencias químicas en Madrid.

Alexandre_Deulofeu

En Madrid se alojó en la famosa Residencia de Estudiantes, donde conviviría con la no menos famosa “Generación del 27”. Aunque, por lo visto, parece que no se sintió muy atraído por este ambiente, y no entabló demasiadas amistades. Con la salvedad de Salvador Dalí. Aunque su relación con el genial pintor surrealista debía de remontarse a tiempo atrás, a su infancia. Pues ambos eran originarios de Figueras. Si bien, Deulofeu nació, como ya he comentado, en La Armentera, pero se trasladó a Figueras cuando contaba con unos 12 años de edad. Y allí, lógicamente, parece lógico pensar que debieron de compartir juegos, conversaciones, sueños, anhelos, etc.

Al regresar de Madrid, ejerce como profesor de instituto, al mismo tiempo que se interesa por la política. Lo que le lleva a ingresar en las juventudes de ERC (Esquerra Republicana de Catalunya), y a participar en la actividad política de Figueras como concejal. Más tarde, durante la Guerra Civil Española, se convirtió temporalmente en Alcalde de Figueras. Desconozco los motivos de esta accidentada alcaldía. En cualquier caso, participó en el frente como sanitario, y al terminar el conflicto, el resultado de la guerra civil le obligó a partir hacia el exilio en Francia.

En el país vecino, ejerció como músico, maestro, agricultor, obrero, escritor, poeta… en definitiva, estaríamos ante lo que se suele definir como “un hombre del Renacimiento”. Pero claro, en el Renacimiento podía resultar más fácil ser un hombre del Renacimiento. El grado que había alcanzado entonces el conocimiento humano, creo que no es comparable al del siglo XX.

Regresa a España en 1947, y se establece en Figueras como farmacéutico. Los ingresos de su trabajo, le permiten financiar sus publicaciones e investigaciones como historiador. Pues al no encontrar editorial, es con su propio dinero como edita y publica su obra más famosa: “La Matemática de la Historia”. Sin embargo, este trabajo causa interés en investigadores fuera de España, como en Francia o en Hispanoamérica. Prueba de esto son las investigaciones del militar venezolano, Victor José Fernández Bolívar, en los años 60. Pero es, sin duda, 1989, con la caída del Muro de Berlín, cuando se empieza a renovar el interés por las ideas de Deulofeu.

Pero… ¿qué es lo que nos dice Deulofeu en su Matemática de la Historia?

LA MATEMÁTICA DE LA HISTORIA.-

Básicamente, y si no lo entendí mal, la idea es que en los imperios existe un ciclo matemático-histórico de 1700 años que se repite tres veces (3 x 1700 = 5100 años). Dicho ciclo de 1700 años empieza con una fase de seis siglos y medio, que sería la época que denomina como de Gran Fraccionamiento Demográfico; seguida por otra fase de diez siglos y medio, que define como Época de Gran Unificación.

Hay un primer proceso agresivo, o primer Periodo de Grandes Victorias Estratégicas, seguido de una Gran Depresión. A continuación viene un segundo proceso agresivo que tiene un carácter más unificador. Después sigue un Desastre Militar, para entrar a continuación en una fase de Conservación, de mantener las fronteras. Y finalmente, llega la Decadencia o Desintegración.

Con el primer ciclo de 1700 años, sigue una fase de Independencia Relativa; y si es el segundo, entonces termina la época de Gran Unificación de diez siglos y medio, y comienza la época de Gran Fraccionamiento del siguiente ciclo de 1.700 años, y así sucesivamente.

En cuanto a las épocas de unificación, decir también que existe un ciclo con una duración aproximada de cinco siglos y medio.

Es un poco complicado de explicar, y quizás he podido cometer algún error al hacerlo. Espero comprendáis que estoy introduciéndome en este tema, y os comento aquí mis primeras impresiones. Por eso estoy esperando a que Juli Gutiérrez Deulofeu, nieto de Alexandre Deulofeu, publique su nuevo libro sobre este tema. Tengo entendido que saldrá en las librerías en el último trimestre del año. Así que es posible que el próximo año vuelva a hablar sobre esta cuestión en este mismo blog, con mis nuevas impresiones tras dicha lectura, que intuyo apasionante, y con la que espero profundizar un poco más en esta interesante teoría.

LAS PREDICCIONES DE ALEXANDRE DEULOFEU.-

El caso es que, al concluir la II Guerra Mundial, y basándose en esta curiosa teoría, Deulofeu lanza una serie de predicciones que, hasta la fecha, se han ido cumpliendo con sorprendente exactitud. Predicciones como que el imperio británico y el francés irían mermando progresivamente. Lo cierto es que, al concluir el conflicto mundial se entró en una fase de progresiva descolonización por parte de las potencias europeas, destacando en este sentido la independencia de La India (la joya del imperio) por parte británica, y la Guerra de Argelia por parte gala.

También señaló que los países derrotados en aquel conflicto (Alemania y Japón), y era muy arriesgado afirmar esto al finalizar la II Guerra Mundial, tendrían un prometedor futuro. Hasta el punto de que afirmó que se iría formando el imperio alemán, sobre el que giraría y dependería el resto de Europa. En los años 40 del siglo XX esta idea podría parecer un tanto ridícula, hoy en día ya no nos sorprende tanto.

Pero si esto fue arriesgado, mucho más lo fue afirmar, y debo subrayar que estas cosas las decía, y las dejo por escrito, en los años 30, 40 y 50 del siglo XX, que la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, y su bloque comunista, se desintegraría poco antes del año 2000. Ahora también nos puede parecer muy lógico, pero en plena Guerra Fría creo que cualquier persona hubiese tildado esta idea como descabellada. De hecho, para publicar su libro, tuvo que hacerlo él mismo, no encontró editorial.

DETERMINISMO HISTÓRICO.-

Pero este mirar hacia otro lado con las ideas de Deulofeu intuyo que no se debió solo a lo que afirmaba en sus predicciones. Creo que también pudo influir el hecho de lo que esta teoría daba a entender: que existía un determinismo en la historia. Y esta es una idea que incomoda especialmente, ya que choca brutalmente con la idea que solemos tener de nosotros mismos. Nos gusta pensar en el libre albedrío, que todo depende de nosotros… Pero, ¿realmente es así? Si un día encontrásemos la simple posibilidad de que la respuesta es un no, representaría, a mi modo de ver, un cambio de paradigma para el cual creo que no estamos preparados, ni como sociedad ni como individuos. Es más, personalmente, me inquieta pensar en cómo se desarrollaría una sociedad que creyese a pies juntillas en el determinismo, el de la historia universal, y el de las historias personales. Sin embargo, debo reconocer que me inclino más por el determinismo que por el libre albedrío, aunque afirmar esto resulte tan políticamente incorrecto.

SIGLO XXI.-

Pero siguiendo con las predicciones de Deulofeu, el siglo XXI puede resultar tan cambalache, problemático y febril como lo fue el siglo XX. Para los Estados Unidos de América pronosticó que sus intervenciones militares alrededor del mundo favorecerían, económicamente, a las grandes industrias armamentísticas, a las multinacionales, en detrimento del pequeño comercio y de la clase media, cuyo empobrecimiento económico, a la larga, podría derivar en una revolución. Lo que a su vez, podría hacer surgir a una figura autoritaria que termine por hacerse con las riendas de aquel país. Pueden leer esta predicción con más detalle en la web dedicada a Alexandre Deulofeu… http://deulofeu.org/index.php?idioma=2&pagina=118

Sobre China, leí en un texto que encontré, del Sr. Victor José Fernández Bolívar basándose en la teoría de Deulofeu, que se encontraba en su tercer ciclo de 1700 años, y que sobre el año 2200 se podría dar por finalizado su imperio. Pero, hasta llegar a ese fin, China puede adentrarse en una peligrosa etapa de invasiones y de desastres militares, apuntando en este sentido dos fechas aproximadas en las que podrían darse dichas derrotas militares: 2075 o 2151.

En el mismo texto del Sr. Victor Fernández puede leerse una predicción sugiriendo el renacimiento de la “Gran Colombia”, un país que ya existió entre 1819 y 1830. Aunque en otros artículos señalan lo mismo refiriéndose a Argentina, Brasil o Venezuela. O incluso a una gran alianza de países hispanoamericanos. Sea como fuere, parece ser que el Sr. Deulofeu apuntó la posibilidad de que, coincidiendo con el declive norteamericano, y con la fecha en la que situó la desaparición del imperio español, aproximadamente sobre el año 2029, surgiese otra gran potencia al sur del continente americano, que pueda ejercer, a partir de mediados de este siglo, un papel de contrapeso ante la hegemonía de los Estados Unidos.

CATALUNYA.-

En relación con la fase de decadencia del imperio español, Deulofeu hizo otro pronóstico del que, últimamente, se está hablando mucho en Cataluña. Ya que habló de una posible independencia de Cataluña sobre el año 2029, aproximadamente.

Este análisis me ofrece muchas dudas. Dudas que supongo podré aclarar mejor cuando consiga alguno de los libros de Deulofeu, o el que publicará su nieto en los próximos meses.

No soy historiador, pero si mis profesores de historia no me engañaron, y los libros de historia que he leído tampoco, la desintegración del imperio español es algo que ya se ha dado a lo largo del siglo XIX, y que concluyó en 1898 con la pérdida de Cuba, Puerto Rico y Filipinas, en una guerra que enfrentó a España con los Estados Unidos de América. Y a lo largo del siglo XX, España ha ido perdiendo también territorios en el continente africano.

Sin embargo, España aun conserva algunos enclaves en África. Por tanto, si sobre el 2029 se sigue desintegrando el imperio español… ¿no parece más lógico pensar en los islotes frente a Marruecos antes que en Cataluña?

Por otra parte, la astrología, a mi juicio, no indica nada en este sentido sobre el año 2029. No obstante, es posible pensar en una situación política complicada en Cataluña entre los años 40 y 50 del presente siglo XXI, debido a la oposición entre Urano y Plutón. Téngase en cuenta que la anterior oposición Urano-Plutón coincidió con la Guerra de Cuba de 1898, cuyo resultado reavivó el nacionalismo catalán. De hecho, coincidió prácticamente con el nacimiento del catalanismo político. Y la anterior oposición a esta, entre Urano y Plutón, coincidió con problemas en las poblaciones catalanas cercanas con Francia, por la influencia de la Revolución Francesa. Influencia que, años más tarde, derivó en la anexión de Cataluña por parte de las tropas napoleónicas, como un departamento más de Francia. Además de que empezaron a surgir también situaciones conflictivas debido a la situación de los obreros en las fábricas.

En resumen, la astrología me sugiere que en el 2029 no habrá tensiones políticas en Cataluña, pero que podrían darse entre los años 40 y 50. Así y todo, se de o no la independencia, esta última fecha parece encajar con las teorías de Deulofeu, ya que tengo entendido que nunca habló de fechas exactas, y que solía aplicar un orbe de unos 20 años, arriba y abajo, a las fechas que daba.

Sin embargo, he leído muchos artículos que hacen caso omiso de este orbe, y que hablan del 2029 como si se tratase de una fecha exacta. En mi humilde opinión, el resultado de esto podría ser que, en la propia Cataluña, vuelvan a quedar en el olvido las ideas de Deulofeu a partir del 2030. Es solo mi impresión, y ojalá me equivoque.

Sobre este asunto, creo interesante señalar también que creo haber leído que Deulofeu habló de una mayor independencia de las diversas nacionalidades ibéricas para, finalmente, reunificarse en una confederación, o algo similar. Incluso creo que alguna vez sugirió que el imperio español podría volver a renacer. No olvidemos que hablaba de ciclos de 1700 años, y España cuenta con “tan solo” algo más de cinco siglos de historia.

Por otra parte, hay una cuestión sobre este pronóstico que no he leído ni escuchado mencionar a nadie. Y creo que cualquier persona puede comprender que no es algo que deba ser obviado, sin más. Me refiero al dato de que Deulofeu era catalán, y además, debía de tener sentimientos independentistas muy arraigados. No olvidemos que, como mencioné al hablar de su biografía, militó en las filas de ERC (Esquerra Republicana de Catalunya), un partido político claramente independentista.

Señalo esto porque, y creo que a todos nos ha pasado alguna vez, los sentimientos pueden llegar a turbarnos en nuestro razonamiento. Y quizás, esta predicción en concreto de Deulofeu, se trate, al final, más de un deseo personal que de otra cosa. No es lo mismo hablar de China o de los Estados Unidos, que de una tierra a la que quieres tanto, como Deulofeu quería a Cataluña. Y además, de un asunto, la independencia de Cataluña, en el que Deulofeu se implicó tanto, al ingresar en un partido político que trabaja para conseguir dicha independencia.

Por tanto, para mi será humanamente comprensible que esta predicción, que entiendo que es la que más le importaba al propio Deulofeu, sea precisamente en la que más equivocado pudiera estar. Si es así, no se lo tendré en cuenta, su teoría me ha fascinado, y a lo largo del siglo XX ha demostrado su validez, y que merece ser estudiada en profundidad. Pero como decía antes, si estoy en lo cierto, y no hay independencia ninguna en el año 2029, esto podría provocar que en la propia Cataluña se le de la espalda a Deulofeu. Por mi parte, insisto, no sucederá así, ocurra lo que ocurra. Para esa fecha espero haber profundizado mucho más en las interesantes ideas de Alexandre Deulofeu. Interés que espero haberos contagiado con este artículo.

Dicho lo cual, mis dudas sobre esta cuestión también pueden deberse a una cuestión sentimental. El tiempo lo dirá.

Escolta Catalunya, la veu d’un home que et parla d’astrologia

Cataluña enarbola su bandera, llama a todos al cumplimiento del deber y a la obediencia absoluta al Gobierno de la Generalitat, que desde este momento rompe toda relación con las instituciones falseadas. En esta hora solemne, en nombre del pueblo y del Parlamento, el Gobierno que presido asume todas las facultades del Poder en Cataluña, Proclama el Estado Catalán…

No, esto no son palabras del President Artur Mas. Forman parte de un histórico discurso de otro President de la Generalitat, de Lluís Companys, mediante el cual proclamó l’Estat Català, el 6 de octubre de 1934. Pero aquella no fue la única ocasión en que algo así sucediese, el 5 de marzo de 1873 también se proclamó el Estado Catalán. Pero eso sí, en ambos casos se pretendía una República Catalana, en forma de estado propio, pero integrada en una República Federal Española. Porque en ambos casos, y creo interesante apuntarlo, coincidió con los momentos en que España se constituyó en forma de República.

Los que siguen este blog, puede que no se sorprendan demasiado si les digo que el aspecto más importante que formaban los astros en ambas fechas (1873 y 1934) era una cuadratura entre Urano y Plutón. Es decir, el mismo aspecto de mayor importancia con el que convivimos en la actualidad. Si bien, en 1873, la cuadratura estaba aun en una fase muy inicial. Pero empezó a ser potenciada por un Júpiter en cuadratura a Plutón, y un Saturno en oposición a Urano.

El primer gobierno de la I República (1873-74) recayó en manos del político catalán Estanislao Figueras, que tuvo que hacer frente, como ya he señalado, a la Proclamación del Estado Catalán. Proclamación que, para desconvocarla, prometió a sus conciudadanos catalanes que no habría tropas del ejército español en Cataluña.

Pero este no fue el único problema al que tuvo que hacer frente el Presidente Figueras, en sus apenas cinco meses de gobierno: crisis económica; el auge del cantonalismo, por el que varias ciudades y regiones del país pedían mayores niveles de autogobierno; las divisiones internas de su partido político, el Partido Republicano Federal, y del gobierno… No sé a ustedes, a mi todo esto me suena de algo. ¿Será un Déjà Vu?.

Pero volviendo a Cataluña… la Revolución Cantonal, al grito de ¡Viva Cartagena!, también tuvo sus ecos en Barcelona, y a esto tuvo que hacer frente el segundo Presidente de la I República Española, el Sr. Francesc Pi i Margall, que, como su predecesor, era de origen catalán y tuvo un mandato breve. Muy breve, de apenas un mes en el cargo.

La Revolución Cantonal, la Guerra de los Diez Años en Cuba, y la Tercera Guerra Carlista, fueron demasiados frentes abiertos para una joven y débil República, que fue incapaz de consolidarse. Toda esta complicada situación acabaría por desembocar en la llamada “Restauración Borbónica”, con la que se proclamaría a Alfonso XII como Rey de España.

Llegados a este punto, creo interesante poner el foco en la Tercera Guerra Carlista (1872-76). Ya que se trato de un conflicto cuyos frentes más importantes se situaron en el País Vasco, Navarra, y en territorios de la antigua Corona de Aragón, muy especialmente en Cataluña. El motivo de esto fue que, el que se consideraba a sí mismo como legítimo heredero de los derechos dinásticos que daban acceso al trono de España, y sus partidarios, prometieron la restauración de los Fueros históricos de los pueblos que habían formado parte de la Corona de Aragón y del antiguo Reino de Navarra. Aquellos Fueros que su antepasado, Felipe V, había abolido con sus “Decretos de Nueva Planta”, a principios del siglo XVIII.

En cualquier caso, la insurrección no consiguió los apoyos necesarios para llegar a buen puerto. En muchas regiones del país carecían de partidarios, y en otras su número era escaso. Se puede considerar como una guerra civil, pero me atrevería a decir que de baja intensidad. Y que si fue posible, fue por la debilidad de los gobiernos de aquel entonces, tras el exilio de Isabel II, el reinado de Amadeo de Saboya, y la I República. La llegada de la Restauración Borbónica consiguió cierta estabilidad, con la que se pudo ir minimizando esta cuestión.

En definitiva, la Proclamación del Estado Catalán de 1873 es fruto de un momento de gran inestabilidad política y social, que se vivía en la España de aquella época, coincidiendo con los inicios de la cuadratura entre Urano y Plutón. Cuadratura que influiría desde principios de los años 70 hasta mediados de los años 80 del siglo XIX.

Con la siguiente cuadratura entre Urano y Plutón, ya en el siglo XX, vuelven a reproducirse similares acontecimientos. Alfonso XIII parte para el exilio y se proclama la II República. Al mismo tiempo, se vive un clima de fuerte agitación social. Vuelve a hablarse de los carlistas, pero también de los anarquistas, los comunistas, los falangistas, etc. La polarización y crispación política es cada vez mayor. Y conducirían, desgraciadamente, a una guerra civil.

Y es en este ambiente cuando vuelve a hacerse una nueva Proclamación del Estado Catalán, el 6 de octubre de 1934, como comentaba al principio. Pero también el de la República Socialista de Asturias, un día antes.

Centrándonos en el caso catalán, y volviendo a la Proclamación de 1873, parece ser que esta sirvió como una medida de presión para llegar a unas negociaciones, y obtener unos mayores beneficios. Y creo que esto sería lo que podría llegar a suceder en la actualidad, supongo que en relación con el famoso “Pacto Fiscal”.

¿Por qué digo esto?. Porque la cuadratura de 1873, como sucede con la actual, se encontraba en la primera fase de su orbe (que es cuando la cuadratura se encuentra entre la conjunción y la oposición del ciclo entre Urano y Plutón, lo que sería la fase creciente en el caso de la Luna y sus aspectos con el Sol). Y he observado que las consecuencias en esa fase del ciclo son algo más suaves. No en vano, recordemos que la Guerra Carlista la definía como una guerra civil de baja intensidad. Y la Guerra de los Diez Años en Cuba, se vivía en un territorio de ultramar, lejano a la península. Pero con la siguiente cuadratura los acontecimientos fueron mucho más intensos, en forma de guerra civil.

Por tanto, insisto, esto parece indicar que el President Artur Mas intenta tener una mayor capacidad, a la hora de afrontar algún tipo de negociación futura con el Gobierno Español.

Debo decir también que no he encontrado información alguna sobre los movimientos militares que produjo la Proclamación del Estado Catalán en 1873, lo cual sugiere que en este sentido podemos respirar un poco más tranquilos en la actualidad. Pero esto no quiere decir que no existiesen, recuerden que yo no soy un experto en historia, tan solo un aficionado. Por eso creo interesante mencionar, con un breve resumen, cómo se gestaron los acontecimientos en 1934, después de la Proclamación del Estado Catalán. ¿Se podrían llegar a repetir?…

El President Lluís Companys ordenó al General destinado en Cataluña, Domingo Batet Mestres, que también era catalán, acatar la nueva situación. El militar, como era su obligación, pone en conocimiento de las anómalas circunstancias al Presidente de la II República Española, Alejandro Lerroux García. El cual, le ordena proclamar el “estado de guerra”. Por su parte, el jefe de los Mossos d’Esquadra, Enrique Pérez Farrás, comunica al General Batet que solo piensa cumplir las órdenes del President de la Generalitat de Catalunya.

Barcelona se convierte entonces en un campo de batalla, llena de barricadas, con la Generalitat defendida por los Mossos d’Esquadra, y el ejército tomando posiciones. Se producen tiroteos, disparos de ametralladoras retumban sobre el Ayuntamiento. Donde acaban por replegarse los partidarios al Gobierno de la Generalitat.

El General Badet, que tenía órdenes de atacar sin contemplaciones, opta por dejar pasar el tiempo, e ir reduciendo a las fuerzas rebeldes poco a poco. Evitando en lo posible la pérdida inútil de vidas humanas. A las 6:00 horas a.m. del 7 de octubre de 1934, el President Companys comunica su rendición al General Badet, y es detenido. La Generalitat quedaría suspendida.

Desde luego, espero que este tipo de acontecimientos, que implican la pérdida de vidas humanas, no sean los que vuelvan a reproducirse. Afortunadamente, como digo, la cuadratura actual entre Urano y Plutón guarda más parecidos con la de finales del siglo XIX. Por lo que me inclino a pensar en que todo este asunto desembocará en una nueva Proclamación del Estado Catalán, seguido de unas negociaciones con Madrid, que implicarán alguna concesión a la Generalitat en sus pretensiones, para conseguir así que los ánimos se tranquilicen, y lograr una mayor estabilidad política, al desconvocarse dicha Proclamación. Cuya duración, como en los casos precedentes, sería de unos pocos días, o incluso horas.

Pero como digo, desconozco si en 1873 se dio la declaración del estado de guerra en Cataluña como en 1934, o algo parecido. Si fuese así, la situación actual me preocuparía aun más. Quizás algún lector de este blog, con mayores conocimientos en historia, los míos son muy limitados, pueda sacarnos de dudas a este respecto.

Y siguiendo con este análisis histórico-astrológico, para intentar contestar a la pregunta de cuándo podría suceder todo esto, si es que sucede, habría que tener presente que Urano y Plutón mantendrán la influencia de su cuadratura hasta el año 2020. Por tanto, si se da el caso, debería suceder entre el actual 2012 y el 2020. E intentando ser más precisos, si tenemos en cuenta que dicha cuadratura resultará especialmente activa en el 2015, cabría especular en que alrededor de ese año podría darse una nueva Proclamación del Estado Catalán. Es decir, entre el 2014 y el 2016. Lo cual, a su vez, parece estar sugiriendo… al final de la siguiente legislatura, durante el Gobierno de la Generalitat que surja de las próximas elecciones en Cataluña.  

Dicho lo cual, las cuadraturas entre Urano y Plutón se han traducido en Proclamas, pero nunca en la independencia propiamente dicha. Por tanto, parece más lógico pensar en otra Proclamación, a modo de instrumento político para poder presionar con más opciones de conseguir unos mayores grados de autogobierno. Es más, lo que se proponía en las dos Proclamas anteriores no era exactamente la independencia, era un estado propio integrado en una República Federal Española. Como siempre, a la historia me remito.

Sin embargo, no se puede obviar tampoco que la crispación política, en la década de los años 70 del siglo XIX, cristalizó en acontecimientos como la Tercera Guerra Carlista. Con grupos armados, que aunque minoritarios, ocuparon algunas zonas del país. Y que la monarquía, en las dos cuadraturas precedentes, dio paso a la República. Lo primero me resulta preocupante. Téngase en cuenta que, del seno del carlismo, surgieron grupos anarquistas. Lo que hoy llamaríamos “antisistemas”.

Es decir, la historia, desde este análisis astrológico, puede estar sugiriendo que los indignados van a ir radicalizándose. Y que este radicalismo puede ser fruto, también, de unos grupos independentistas cada vez más violentos.

Solo espero que, cerca de 140 años después de aquella I República Española, podamos ser ya capaces de evitar las guerras, aunque sean de baja intensidad, y evitemos las pérdidas sin sentido de vidas humanas. Necesitamos el espíritu de la Transición.

Puede parecer algo exagerado decir todo esto, pero es lo que pienso. Porque los precedentes históricos sugieren que, después de una Proclamación del Estado Catalán y su fracaso, es cuando pueden llegar los verdaderos problemas.

A %d blogueros les gusta esto: