Archivos Mensuales: septiembre 2014

De Cataluña a Puerto Rico

En la última entrada que dediqué al tema de la famosa consulta en Cataluña, comentaba que sin Neptuno tensando a Plutón no será posible la independencia, haya o no consulta. Y que eso no se dará hasta el año 2060, aproximadamente.

No obstante, creo interesante puntualizar que, tanto en la independencia de Portugal, como en las de América Latina a principios del siglo XIX, y las de Cuba o Filipinas en 1898, se daba una tensión entre Neptuno y Plutón, sí. Pero quizás sería más exacto decir que se daba una triple tensión entre Urano, Neptuno y Plutón. Es decir, los tres planetas más lentos del sistema solar se intercambiaban aspectos tensos entre ellos. Cualquier aficionado a la astrología sabe que esto no es demasiado habitual. 

Pero, de verdad, esto no es algo que me invente yo porque mi DNI es español, y me estoy dejando llevar por el amor a mi patria. Cualquier astrólogo, y aficionado al tema, puede comprobarlo. La guerra de independencia en Portugal se inició en diciembre de 1640, y concluiría con el Tratado de Lisboa de 1668, por el que España reconocía la soberanía de Portugal, y Portugal cedía la bella ciudad de Ceuta a España. La configuración más sobresaliente en los cielos, alrededor de esas fechas, fue sin duda la conjunción de Urano-Neptuno en oposición con Plutón.

Con las independencias en América Latina, que se dieron sobre el año 1820, nos encontramos, casualmente, con una nueva conjunción entre Urano y Neptuno. Que esta vez se encontraba en cuadratura con Plutón.

Con el llamado desastre del 98 tenemos a Neptuno saliendo de la conjunción con Plutón, y a Urano que empezaba a situarse en oposición con Plutón. Otra casualidad, supongo.

Yo qué queréis que os diga. Ahora mismo no hay ninguna tensión entre Neptuno y Plutón, presente en los tres periodos históricos que acabo de señalar. Ni existe tampoco tensión entre Urano y Neptuno. Como he dicho más arriba, no es habitual que estos tres planetas formen tensiones entre todos ellos. En el año 2060, por ejemplo, no sucederá. Urano no participará en la tensión entre Neptuno y Plutón. Y en el año 2140 tampoco. Por tanto, aun con la tensión entre Neptuno y Plutón presente en el 2060 y en el 2140, podría no existir ninguna independencia en dichos años.

No me he molestado en averiguar cuándo se volverá a dar esta configuración, con Urano, Neptuno y Plutón intercambiándose aspectos inarmónicos. Porque eso no nos afectará a nosotros, ni a nuestros nietos, ni a los nietos de nuestros nietos. Como curiosidad es interesante, desde luego, pero para el caso que nos ocupa, no nos interesa demasiado. Así y todo, si alguien quiere compartirlo, se lo agradezco. Tomaré nota del dato.

 

PLUTÓN EN CAPRICORNIO.-

Dicho lo cual, de lo que quería hablar en esta entrada es de la presencia de Plutón en el signo de Capricornio, porque la actual cuadratura entre Urano y Plutón ya la he comentado ampliamente. Y creo que ha quedado meridianamente claro que, en el pasado, este aspecto ha coincidido con proclamas del estado catalán que, al final, quedaron en nada.

En las redes sociales se leen cosas de todo tipo, y creo haber leído en alguna parte la idea de que como Plutón está ahora en Capricornio, Cataluña se independizará, porque en esa posición las estructuras de poder se transforman, y tal y cual. O que como Saturno se encuentra en el signo de Escorpio, y resulta que dicen que Cataluña es Escorpio, pues a resueltas de ello, habrá consulta, encuesta, o referéndum, o como quieran llamarlo.

Igual interpreté mal lo que leí en las redes sociales. Pero por si acaso, por si todos esos “pronósticos” no me los he imaginado, si no fueron un espejismo, o algo que soñé, o que recuerdo de una vida anterior, voy a comentar la jugada.

Realmente, me causan perplejidad este tipo de análisis, sobre todo si no se aporta ninguna fecha histórica que los sustente. Eso para mi es muy importante, si hablamos de astrología mundial, fijarse en qué ocurrió en el pasado con las mismas posiciones planetarias. De lo contrario, para mi al menos, dista mucho de lo que se entiende por astromundial.

Me sabe mal por las personas que se interesan de buena fe por la astrología, que se estén iniciando, y que con este tipo de pronósticos puedan llegar a la conclusión de que la astrología no es algo serio, y que por tanto no vale la pena. Me sabe mal porque igual, por culpa de este tipo de análisis, la astrología puede perder a personas válidas, que podrían haber aportado cosas en este campo. Pero como esto no está regulado, y es una auténtica jaula de grillos, cualquiera puede decir lo que le venga en gana, sin contrastar nada, y quedarse tan ancho.

Salvo si lo hiciese este humilde servidor hablando del tema de la independencia que nos ocupa. Aun aportando datos históricos, estoy convencido de que me llamarán al orden, y analizarán cada coma de este texto con lupa. A ver por dónde pueden encontrar un error, una fisura, por leve que sea, que les permita echar por tierra el resto de mi argumentación. Quizás porque piensen que hay que minimizar en lo posible el impacto que este humilde bloguero, por poco que sea, pueda causar en las masas supersticiosas, ignorantes y manipulables que se interesan por la astrología. Y es que, damas y caballeros, parece ser que estamos en campaña. Pero creo que soy libre para expresar mi opinión, ¿no? Gracias.

Se pueden encontrar más ejemplos en las redes sociales, pero el tema de Saturno en Escorpio consiguió arrancarme una carcajada. Por la sencilla razón de que cada 30 años, aproximadamente, Saturno se da una vueltecita por Escorpio. Y sin embargo, nunca ha habido ningún referéndum en Cataluña… seamos serios, ¡por favor!

Además, imagino que afirman eso porque deben pensar que el Sol de Cataluña en Escorpio se encuentra bien aspectado. Si es así, creo que eso es mucho suponer. Porque si partimos de un país que nunca ha podido configurarse como tal, ¿suena lógico que tenga el Sol bien aspectado?, ¿la realidad histórica no suena justamente a lo contrario? Claro que, nadie puede sacarnos de dudas, porque nadie conoce la carta natal de Cataluña, que yo sepa. E incluso cabe la posibilidad de que el Sol natal de Cataluña no se encuentre en Escorpio, vaya usted a saber.

Pero a lo que iba, Plutón. Desde luego, Plutón en Capricornio está transformando las estructuras de poder en España. Pero no solo en España, en Europa, en Estados Unidos, en el mundo entero, qué os voy a contar. Incluso, en las estructuras de poder dentro de la propia Cataluña. Que creo que es a lo que estamos asistiendo en estos días, no sin cierta perplejidad. ¿No les parece?

Ahora bien, de ahí a decir que estas reestructuraciones tendrán como consecuencia inevitable la independencia de Cataluña, es mucho decir, me parece a mi, modestamente.

 

¿POR QUÉ NO HABRÁ INDEPENDENCIA CON PLUTÓN EN CAPRICORNIO?.-

Para poder afirmar algo así, habría que basarse en lo que sucedió en Cataluña, y/o en España, con Plutón en Capricornio en el pasado. Parece lógico ¿no? Pues allá va… cuando Plutón transita entre Capricornio y Acuario tiene la curiosa costumbre de coincidir con acontecimientos históricos completamente contrarios a ninguna independencia en nuestra historia. Es más, esa configuración, en las dos ocasiones anteriores en que se ha dado desde que existe España, ha coincidido con momentos en que se llega a nuevos territorios, y/o en los que se crece demográficamente. Es decir, justo lo contrario a todas estas suposiciones que creo haber leído en alguna parte, en la selva de las redes sociales. A la historia me remito:

1515-1532, Plutón en Capricornio, inicio de la conquista de América (Hernán Cortés). Conquista que proseguiría con Plutón en Acuario (Francisco Pizarro). Es decir, las conquistas de México y del Perú. Casi nada. Desde luego, estos acontecimientos históricos no me suenan en absoluto a independencias, ni a nada que se le parezca remotamente. Pero si alguien conoce de alguna independencia por esa época, que no se corte, que nos lo cuente. Se me puede haber escapado, no soy historiador.

1762-1778, Plutón en Capricornio, con la entrada de España en la Guerra de los Siete años se pone freno a la expansión del Imperio Británico. España se anexiona el territorio de Luisiana, en la actual Estados Unidos. Aunque pierde la Florida, que más tarde, con Plutón en el signo de Acuario, recuperaría. Con Plutón en Acuario también se recuperaron territorios como Menorca, Honduras o Nicaragua. Todo ello en detrimento de los intereses británicos.

Es cierto que hubo una independencia muy importante en aquella época, en la que España se vio muy involucrada, la de los Estados Unidos de América. Pero España se involucró para facilitarla, porque esto perjudicaba a su gran rival en aquel momento, el Imperio Británico. Por tanto, fue una independencia que, en aquel momento, favorecía a los intereses españoles.

Es interesante comentar que durante la Revolución Americana, que precedió a la independencia de Estados Unidos en 1776, se dio un gran trígono entre Urano, Neptuno y Plutón. Aspecto armónico realmente inusual, y que sugiere la trascendencia histórica de esta independencia. Y a mi juicio, que la hegemonía norteamericana no va a desaparecer en los próximos años, como sugieren algunas voces. Pero eso sería objeto para otro artículo.

Lo interesante aquí, a modo de contraste, es observar que los aspectos armónicos entre Urano, Neptuno y Plutón favorecen los intereses españoles, mientras que sus tensiones los perjudican.

Pero siguiendo con la presencia de Plutón en Capricornio, lo que se deduce de todo ello, de momento, sólo puede ser que, cuando Plutón transita entre Capricornio y Acuario, coincide con que los intereses españoles son favorecidos por los acontecimientos históricos. Y al mismo tiempo, se perjudica a los intereses británicos. Por eso creo posible una próxima independencia en Escocia (hace un mes lo comentaba, cuando las encuestas eran contrarias a dicha independencia), y no lo creo así en el caso de Cataluña. Pero vamos a analizar con un poco más de detalle la actualidad… 

 

ACTUALIDAD.-

2008-2023, Plutón en Capricornio. Bien, como ya he señalado, en el pasado se dieron anexiones geográficas que conllevaron un aumento en el número de súbditos de la corona española. En la actualidad se están dando aumentos demográficos de los que no se habla demasiado, al menos aquí en España, pero que implican, a mi juicio, una importante carga simbólica. Y que pueden facilitar un mayor peso de España a nivel internacional.

Justo con la entrada de Plutón en Capricornio, año 2008, el Gobierno Español aprobó la llamada “ley de nietos”, con la cual, los hijos y nietos de emigrantes españoles han podido reclamar la nacionalidad española. Ley que se ha enfocado mucho, evidentemente, a los países hermanos de hispanoamérica. Medida que tengo entendido que se ha prolongado durante varios años, y que en el 2012 ya supuso contar con 250.000 españoles más.

En este sentido, a finales de este mismo año 2014, se aprobará una nueva ley por el Gobierno Español para devolver la nacionalidad española a los sefardíes. Es decir, para los descendientes de los judíos que fueron expulsados de España por los Reyes Católicos, hace más de 500 años. Desconozco el número de personas que podrán acogerse a esta medida, pero la carga simbólica de esta nueva ley es a todas luces innegable. Ya que se trata de un pueblo que, a pesar del paso de los siglos, han querido mantener el idioma, las tradiciones, la cultura, y todos los vínculos que les unen con España. ¿Es casualidad que esta nueva ley surja con Plutón en Capricornio?

Para las personas interesadas, hay varias webs en las que se pueden informar sobre este tema, como en http://nacionalidadsefardies.net/

Nos falta por comentar la posibilidad de que España extienda sus fronteras. Sí, yo tampoco creía demasiado en esta posibilidad, hasta que vi aparecer, como por encanto, varias páginas web desde hispanoamérica que abogan por la reunificación de sus países con España. Es cierto que, hasta ahora, son movimientos minoritarios. Pero me llama la atención que todos surgiesen entre el año 2012 y el 2014, justo con la cuadratura exacta entre Urano y Plutón. Y con Plutón, como no podía ser de otra forma, en Capricornio.

Así nos encontramos, por ejemplo, con esta página desde Ecuador: https://es-es.facebook.com/pages/Reunificaci%C3%B3n-de-Ecuador-con-Espa%C3%B1a/524181351020742

Desde cuba: http://www.comunidadautonomadecuba.org/

O esta otra desde Puerto Rico: https://www.facebook.com/reunificacionpuertorico

 

PUERTO RICO.-

El caso del Movimiento de Reunificación de Puerto Rico con España es, en mi opinión, el que parece haber conseguido un mayor impulso, ya que a finales del pasado mes de agosto celebraron su Asamblea Fundacional, en la que eligieron a su Consejo Insular, y a su Presidente, el Sr. José Nieves.

Movimiento de Reunificación de Puerto Rico con España

Movimiento de Reunificación de Puerto Rico con España

En cualquier caso, una de las ideas que buscan plasmar estos movimientos, es que se conceda la nacionalidad española a todos los cubanos y puertorriqueños que la soliciten. Si esto implicase a un número mayoritario de personas en dichas islas, existiese o no la anexión de esos territorios a España, se estaría en una situación cercana a dicha anexión. En la que Puerto Rico podría ser un país asociado a los Estados Unidos, como hasta ahora, pero con sus habitantes mirando hacia España.

Si finalmente se diese la reunificación de Puerto Rico con España, recuerda un poco al caso de la isla de Menorca, durante la anterior presencia de Plutón en el signo de Acuario. Ya que durante un siglo, Menorca fue colonia de un país anglosajón, el Reino Unido. Hasta que, como digo, se recuperó la isla por parte de España coincidiendo con Plutón en Acuario. Por tanto, quizás se recojan los frutos de estos novedosos movimientos de reunificación entre el año 2023 y el 2043, cuando Plutón se encuentre nuevamente en Acuario.

Sobre este asunto también hay que tener presente que muchos analistas opinan que, a mediados de este siglo, la población mayoritaria en Estados Unidos podría ser la hispana. Es algo que, según dicen, se intenta evitar desde las altas esferas del gobierno norteamericano. De ahí, quizás, que no se tenga demasiado interés en regular la situación de las personas sin papeles, o en convertir a Puerto Rico en un estado más, dentro de la Unión. Lo cual, podría favorecer las posibilidades de esta reunificación con España en el futuro. Plutón, como hemos visto, parece ser de la misma opinión.

No obstante, aunque sea cierto que los dirigentes norteamericanos intentan evitar la hispanización de los Estados Unidos, parece existir un fuerte vínculo con lo hispano en la historia de dicho país. Pues se alcanzó la independencia con la ayuda de España; tras las independencias en Latinoamérica se adoptó la Doctrina Monroe, por la que los Estados Unidos se comprometían en preservar dichas independencias, buscando una mayor influencia en su área geográfica más cercana; en 1898 se entró en guerra con España para asegurarse esa influencia; y ahora, como ya señalé en otra entrada, podríamos estar cerca de ver en la Casa Blanca a una persona de origen hispano.

 

CONCLUSIÓN.-

En resumen, en mi modesta opinión, es más probable ver un Puerto Rico español que una Cataluña independiente en las próximas décadas. Aunque Escocia alcancé su independencia, como creo que sucederá. Este hecho no facilitará la independencia catalana. Muy al contrario, lo que los astros me sugieren es que la dificultará.

Lo que a mi personalmente me preocupa es qué sucederá con las frustraciones personales que todos estos acontecimientos puedan fomentar en los catalanes independentistas, cuando tomen conciencia de que no habrá independencia. Y me preocupa más, si veo a ciertos políticos hablar de que están dispuestos a pagar un alto precio. Lo gracioso es que, al final, no suelen ser los políticos los que pagan ningún alto precio.

Anuncios

Long Depression

Últimamente, en España, los políticos insisten en hablarnos de raíces vigorosas en la economía, en la luz al final del túnel, en próximas ayudas a los parados, en bajadas de impuestos a la vuelta de la esquina, en que hemos hecho los deberes y ahora toca recoger los frutos. Todo esto, casualmente, con las próximas elecciones cada vez más cerca.

No sé a vosotros, pero a mí todo este argumentario me suena a un cuento para niños. Para tranquilizar a unos niñitos que están llorando y pataleando, y que se les quiere hacer entrar en razón con palabras que entiendan.

O igual no es eso, igual no nos toman por niños, sino por retrasados mentales. En cualquier caso, como ya estoy hasta cierto sitio de ver que los políticos me toman por imbécil, voy a comentar algo que hasta ahora me había guardado. Me lo había guardado porque puedo equivocarme, y no quisiera preocupar tontamente a nadie. Pero expondré los datos, y que cada cual saque sus conclusiones, como gente adulta que somos todos. Aunque los políticos piensen otra cosa. Al menos, esa es la impresión que me dan.

Es cierto que en España ahora mismo hay indicios de una relativa recuperación, muy suave eso sí. Pero esta relativa tranquilidad en lo económico, la interpreto como la calma que precede a la tempestad. Algo así como cuando llega un tsunami en que el mar, poco tiempo antes, aparece sereno, tranquilo, y a un nivel más bajo de lo habitual. Pero de pronto, vemos como se va alzando lentamente en el horizonte una ola inmensa. Y al contemplarla, en su avance implacable, somos conscientes de cuáles pueden ser sus consecuencias… más paro, más desahucios, y algunas “pequeñas” cuestiones más de las que apenas oigo debatir.

Si los bancos vuelven a necesitar ser rescatados, ¿los gobiernos volverán a dárselo? Es más, ¿podrían necesitar dicho rescate países enteros? Pero no me refiero a Irlanda o Portugal, hablo de países como Francia, Italia, la propia España, o incluso los mismísimos Estados Unidos. De hecho, ya se habla de la recesión de Italia, o la del Brasil.

 

CUADRATURA URANO-PLUTÓN.-

Si, quizás son perspectivas demasiado apocalípticas en lo económico. Pero creo interesante tener en cuenta una cuestión histórico-astrológica que nos puede dar más pistas. La cuadratura actual entre Urano y Plutón se asemeja más a la de finales del siglo XIX, que a la de los años 30 del siglo XX. Ya que en el ciclo entre ambos planetas se dan dos cuadraturas. Y tanto en la del siglo XIX, como en la actual, se trata de la primera cuadratura de su ciclo. En esta ocasión, el ciclo se inició con la conjunción entre Urano y Plutón en los años 60 (una conjunción se produce cuando dos o más planetas aparecen juntos en el firmamento, ocupando la misma posición vistos desde la Tierra. De ahí que esto sugiera el inicio de un ciclo).

En los años 30, el desenlace a una década de crisis económica fue, como de todos es sabido, la II Guerra Mundial. Un precedente realmente inquietante. Pero a finales del XIX no hubo ninguna guerra mundial, ni nada que se le asemeje. Es más, las grandes potencias se repartieron el continente africano, evitando el enfrentamiento entre ellas, gracias a “La Conferencia de Berlín”, entre 1884 y 1885. Además, el Imperio Británico, primera potencia en aquel momento, insistió mucho en pacificar la Guerra Ruso-Otomana, que se intuía como un posible desencadenante de una guerra mucho más grave en el viejo continente.

 

LONG DEPRESSION.-

Lo que ocurrió en el XIX es que la crisis económica de entonces, tuvo tal continuidad en el tiempo, que ha pasado a la historia con el apelativo de la “Long Depression”, la larga depresión. De hecho sus efectos se prolongaron mucho más allá de la cuadratura entre Urano y Plutón de la época (la cuadratura entre Urano y Plutón influyó entre el año 1873 y el año 1884). No en vano, los historiadores sitúan la Long Depression entre 1873 y 1896. Es decir, sus efectos se prolongaron en algo más de una década, tras concluir la influencia de la cuadratura Urano-Plutón por aquel entonces.

Como decía, sobre esto aun no había comentado nada, porque sé que probablemente nadie más lo hará en el mundo de la astrología, y tampoco quisiera desmoralizar a la gente que, como es mi caso, se encuentran en situación de desempleo, con este tipo de teorías. Y que echen la toalla por pensar que esta crisis se puede prolongar hasta el año 2030, aproximadamente. Porque siempre hay que tener presente que me puedo equivocar, y que en todas las depresiones económicas siempre hay gente que ha podido encontrar empleo. O valientes que han abierto un negocio, y que les ha ido bien. Incluso los hay que se han enriquecido en tiempos de crisis.

Porque además, con Long Depression y todo, la economía siguió adelante a finales del XIX, con su Revolución Industrial y sus positivas consecuencias en forma de avances en ciencia y tecnología. Algo que recuerda, de algún modo, a la revolución tecnológica que estamos presenciando en la actualidad gracias a internet, a los móviles, y a la informática en general.

Pero si entonces, los trabajadores del campo tuvieron que trasladarse a la ciudad y a sus fábricas, quizás en nuestros días se haga necesario una nueva movilidad hacia nuevos tipos de trabajo. ¿Quizás en un entorno virtual, trabajando desde casa? En cualquier caso, como todo cambio, la transición puede ser complicada.

 

MÁS ALLÁ DEL 2020.-

No obstante, quiero aclarar una cosa. Hasta ahora había comentado que entre el 2017 y el 2018 podría darse un importante momento de recesión, y que sobre el 2020/21 interpreto que se daría una nueva situación delicada a nivel económico. Tras la cual se iniciaría, de verdad, la recuperación económica de la que tanto hablan los políticos antes de las elecciones de turno.

Sigo diciendo lo mismo, lo que añado ahora es que, durante la siguiente década, esta recuperación se verá aun salpicada de nuevos momentos de crisis. Y que de algún modo, esto puede hacer a los historiadores del futuro enmarcar la siguiente década en el período de crisis actual. Como ocurrió con la cuadratura de finales del XIX. Con la que después de 1884, aun se dieron momentos de crisis económica, como en 1893.

En qué fechas podrían darse esas crisis después del año 2020, aun no lo he analizado. Ya habrá tiempo de hacerlo. De momento, aconsejaría no hacer ni puñetero caso de las voces, interesadas o no, que anuncian la recuperación. Y por tanto, actuar en consecuencia. 

 

MATTHEW LYNN.-

En el mundo de la astrología no conozco a nadie más que hable de la Long Depression, comparándola con el momento actual. Así y todo, no soy el único que lo hace, un escritor británico, Matthew Lynn, ha escrito un libro que ha titulado “The Long Depression: The Slump of 2008 to 2031”. En castellano, “La Larga Depresión: El desplome de 2008 a 2031”. Obra en la que aborda los paralelismos entre el momento actual y la crisis de finales del XIX. No lo he leído, pero desde luego me gustaría hacerlo. Espero poder encontrarlo traducido al español. 

Matthew Lynn

A %d blogueros les gusta esto: