Archivo de la categoría: Oriente Medio

Irán, entre finales del 2014 y el 2015

 

iran-nuclear

Ahora que empieza a difuminarse la influencia de las tensiones de Júpiter con Urano y Plutón, influencia que considero que solo perdurará durante uno o dos meses más, parece conveniente volver a insistir en una idea a la que ya apunté hace ahora algo más de un año. Y es la importancia de la cuadratura entre Saturno y Neptuno, que empezará a formarse a finales de este año. Cuestión sobre la que, como digo, ya hablé en este blog…

https://astromundial.wordpress.com/2013/05/03/iran-2014/

Me llama la atención observar como, que yo sepa, nadie más habla de este tema. Y sin embargo, con las famosas tensiones de Júpiter se inundase la red de mensajes apocalípticos, anunciándonos guerras mundiales o terceras olas de la crisis, basadas en que, simplemente, los planetas dibujaban una cruz. Un símbolo religioso que parece seguir removiendo algo en nuestro interior, aun en pleno siglo XXI. En mitad de un mundo altamente tecnificado, y aparentemente, entregado a la ciencia.

Sin embargo, en mi opinión, la cuadratura entre Saturno y Neptuno puede tener una mayor repercusión sobre la realidad geopolítica mundial, en comparación con lo visto con las recientes tensiones de Júpiter. Por la sencilla razón de que se trata de un ciclo que ha demostrado tener influencia significativa sobre la historia reciente de Irán. Un país, cuya importancia y repercusión en la economía mundial, no creo que sea necesario tener que explicar aquí. 

Puede que otras personas consideren que no existe ningún tipo de paralelismo. Al menos, en mi caso particular he creído percibir esta relación entre el ciclo Saturno-Neptuno y la reciente historia de Irán. Juzguen por ustedes mismos… 

1979, Saturno cuadratura Neptuno. Estalla la Revolución Islámica en Irán, que daría paso al actual estado de cosas en dicho país. Además, es también el año de la famosa Crisis de los Rehenes, que puso en jaque a la Administración del Presidente Carter de los Estados Unidos.

1989, Saturno conjunción Neptuno. El fallecimiento del Ayatolá Jomeini, en junio de 1989, vuelve a marcar un momento de cambios profundos en la reciente historia de Irán, coincidiendo con una tensión entre Saturno y Neptuno.

1998, Saturno cuadratura Neptuno. Por una parte, varios diplomáticos iraníes fueron asesinados por los talibanes en Afganistán. Causando este suceso gran conmoción en Oriente Medio. De hecho, ambos países estuvieron al borde de la guerra. Y por otro lado, creo interesante señalar también que los atentados contra las embajadas norteamericanas en Kenia y Tanzania, en aquel año 98, hicieron que muchas voces en Occidente apuntasen hacia Teherán. Y que esto enfriase las relaciones diplomáticas de Irán con los Estados Unidos.

2006, Saturno oposición Neptuno. Entre el 2005 y el 2007 se inicia una crisis diplomática entre Irán y Occidente, causada por el enriquecimiento de uranio y el programa nuclear iraní. Crisis que aun no ha sido del todo resuelta. Por lo que intuyo que la nueva tensión entre Saturno y Neptuno, entre finales del 2014 y el 2015, podría guardar relación con este tema.

Dicho lo cual, espero que entiendan que mi intención aquí no es la de causar miedo y preocupación. Sino la de facilitar otro tipo de enfoque sobre este asunto. Un enfoque con el que, si he estado acertado, podríamos disponer de la ventaja de conocer la fecha en que el problema podría desatarse. Y así, en nuestro caso, poder afrontarlo algo más preparados. Siempre y cuando, claro está, no me haya equivocado con la fecha.

Porque ya se trate de problemas internos, o problemas con Israel, con los Estados Unidos, o incluso con Arabia Saudí, la fecha a la que apunta la astrología, o mejor dicho, mi interpretación de la astrología, es la de entre finales del 2014 y el 2015.

Pero por supuesto, podría estar equivocado. Y en ese caso, confío en que no me lapidarán, como hacían en el antiguo Israel con los falsos profetas. Además, en la actualidad diría que son legión. Y por uno más, tampoco pasaría nada.

 

Irán 2014

Este tema aun no lo he estudiado con profundidad. Así y todo, estoy convencido de que puede tratarse del acontecimiento más importante del año 2014. Por lo que voy a empezar a esbozar mis primeras ideas e impresiones sobre esta cuestión.

Astrología al margen, a poco que se esté pendiente de la actualidad, se puede deducir la posibilidad de que en algún momento, durante los próximos años, se podría llegar a algún tipo de intervención militar, o de injerencia, en Irán, ya sea esta dirigida por parte de Israel o de los Estados Unidos. Algunos se atreven a hablar, incluso, de los próximos meses, en este mismo año. Personalmente no lo creo.

Cada X tiempo, el premio nobel de la paz 2009, nos recuerda que el gobierno de Irán está intentando hacerse con la bomba atómica, y que eso puede resultar algo muy peligroso e inaceptable. Y al mismo tiempo, haciendo honor a su premio, ha ordenado la retirada de las tropas norteamericanas, primero en Irak y ahora en Afganistán. Retirada que concluirá en el 2014. Espero que no se trate, en realidad, de un paso atrás para tomar más impulso. Porque, díganme… ¿recuerdan alguna década en la que Estados Unidos no entrase en guerra en alguna parte?.

Y es que, y más en época de crisis económica, no podemos ignorar que dos de los grandes pilares de la economía norteamericana lo forman la industria armamentística y la del petróleo. Junto a otras un poco más amables, como la del entretenimiento, o la tecnológica. Pero una cosa está clara, Irán tiene petróleo, y a mansalva. Así que la pregunta, en mi modesta opinión, no es si sucederá o no el bombardeo, invasión o la revuelta interna en Irán, con la que se ha especulado durante años. Sino que, más bien, habría que preguntarse cuándo.

¿CUÁNDO?

Y aquí es donde creo que puede ser interesante que utilicemos la astrología. A pesar de que este conocimiento, hoy por hoy, sea un auténtico caos, una jaula de grillos. Cada uno tiene su enfoque, y forma de utilizarla. Ideas que pueden interpretarse como complementarias, pero también como demasiado contradictorias. Pero ¿qué queréis que os diga?, como imagino les puede suceder a los grillos, no puede resistirme a hacerme oír, aun a riesgo de ser devorado si llego a llamar la atención, o aplastado por cansino. Pero, ¿quién sabe?, quizás estas ideas puedan convertirse, algún día, en algo que pueda tener alguna utilidad.

La cuestión es que, en 1979, Saturno y Neptuno formaban una cuadratura. Aquel fue el año de la revolución iraní, que llevó al Ayatolá Jomeini a hacerse con el poder en aquel país. Meses más tarde se dio la crisis de los rehenes en Irán, recientemente llevada al cine, en la que varios diplomáticos norteamericanos fueron obligados por las autoridades iraníes a permanecer retenidos en la embajada norteamericana.

En aquella época, como digo, el aspecto más destacable en el firmamento era la cuadratura entre Saturno y Neptuno. Cuadratura muy similar a la que empezará a formarse a finales del 2014. Coincidiendo, además, con que el Neptuno actual empezará a formar cuadratura con el Neptuno de 1979.

Es posible que, desde 1979, las siguientes fases tensas en el ciclo Saturno-Neptuno se tradujesen en acontecimientos de cierta relevancia en Irán. No lo he analizado aun. Como decía al principio, muestro aquí un esbozo de mis ideas preliminares en esta cuestión. Pero si alguien se anima, y puede ilustrarme sobre cómo afectó el ciclo Saturno-Neptuno en Irán, desde 1979 hasta la actualidad, el blog está abierto a todos, y toda participación es bienvenida.

En cualquier caso, me ha llamado la atención el enfoque que da Pepa Sanchis en su web, en relación con la influencia del ciclo Saturno-Neptuno durante los años 60. Lo relaciona con revueltas sociales y con la moda. Podéis acceder a su artículo en este link. Es otra interpretación del mismo ciclo, y la considero interesante. Y es que, los ciclos, pueden manifestar su influencia en formas diversas.

CONCLUSIONES.-

Volviendo a mí análisis, lo que estos datos sugieren es la posibilidad de revivir como un segundo episodio, o continuación, de los acontecimientos de 1979. Aunque, quizás, no necesariamente se trate de un bombardeo, o de una invasión. Tal vez se promueva un golpe de estado en Irán, o una revuelta interna, gracias a la ayuda en la sombra de potencias occidentales a las fuerzas de oposición al régimen iraní, dentro del propio Irán.

O tal vez se cumplan los augurios más siniestros, y el premio nobel de la paz 2009 ordene el bombardeo aéreo de Irán. Lo cual, si es así, que espero que no, parece encajar con el deterioro que pronostiqué hace tiempo que podría llegar a tener su imagen pública, a partir del 2015, y que llevaría al candidato republicano, que aun no se sabe quién será, a hacerse con la Casa Blanca en el año 2016.

 

ISRAEL

“Y qué turba bestia, cuya hora al fin llego, se arrastra hacia Belén ansiosa por nacer”

William Yeats

Es un poco pronto, aun no ha terminado el mes y el tránsito ni siquiera es exacto, pero creo que ya sabemos en qué se está traduciendo la activación, por parte de Marte, de la cuadratura Urano-Plutón. Como supuse, de momento no tiene nada que ver con el rescate a España. Pero como decía, aun es un poco pronto para afirmar que se equivocaron los que afirman tal cosa.  

De momento, y como dije, Marte lo que suele hacer es caldear el ambiente. Y eso es lo que está sucediendo en Israel. Por tanto, desde la lógica del análisis que planteaba en mi anterior entrada, los acontecimientos se pueden desatar con mayor gravedad en enero del próximo año 2013. Espero y deseo equivocarme, y que esto no sea así.

No obstante, si la escalada de violencia a la que estamos asistiendo se agravase ahora, en este mismo mes de noviembre, en mi opinión significaría que lo que esperaba para octubre, en realidad, ha ocurrido en noviembre. Este error en un mes podría significar también que, después de la activación del Sol de la cuadratura entre Urano y Plutón, hay que esperar algún tipo de tránsito en concreto por parte de la Luna. No olvidemos que recientemente hemos tenido un eclipse de Sol.

Habrá que observar como se desarrollan finalmente los acontecimientos, tomar buena nota, e intentar comprender en qué me he podido equivocar en cuanto a las fechas que he dado. Personalmente, solo soy capaz de aprender de esta manera. Por eso me sorprende que otros solo hablen de sus aciertos, y que nunca reconozcan sus equivocaciones, que las hay.

Pero, como decía, mi hipótesis principal es que lo que está sucediendo ahora sea un preámbulo de lo que nos espera en enero. Esperemos que ni sea entonces, ni sea ahora, y que los países que puedan mediar consigan pacificar la situación.

Llegados a este punto, creo interesante recordar lo que sugería, hace ya varios años, en mi ebook gratuito en el que hacia pronósticos sobre el 2010 y más allá, que pueden conseguir en mi web, y en el que hablé extensamente sobre Israel. Si bien es cierto que, en aquel artículo, me equivoqué al indicar la posibilidad de un importante conflicto en Oriente medio en el 2010, con Israel como uno de sus protagonistas. Ya señalaba en mi anterior entrada, y he recordado aquí, que al intentar ir muy al detalle puedo cometer errores. Pero las ideas principales que allí expuse, creo que hay que juzgarlas con cierta perspectiva histórica. Perspectiva histórica que puede que estemos empezando a vislumbrar. Porque, quizás, los que no lo entendían, ahora empiecen a comprender mi insistencia, cuando afirmaba que la victoria islamista en Egipto podría tener consecuencias dramáticas en el futuro.

Por todo ello, creo interesante recordar ahora parte de aquel artículo, en el que daba las ideas principales que les comento, y omitir la parte en la que equivocadamente traducía estas ideas en la posibilidad de problemas para el año 2010. Por lo visto me equivoqué en 2-3 años, y los acontecimientos que esperaba entonces, están empezando a materializarse, desgraciadamente, cuando la cuadratura entre Urano y Plutón es exacta.

Sin más preámbulos, les dejo con las reflexiones que escribí sobre Israel el 18 de noviembre del año 2009, y en las que incluía otras reflexiones más antiguas aun, fechadas en el 2007…

<<En repetidas ocasiones, a lo largo de este trabajo, he mencionado la, en mi opinión, notable relación entre el estado de Israel y el ciclo formado por Urano y Plutón. Sobre este particular, apuntaba lo siguiente en “2012, una visión de la astronomía maya” (pp. 60 y 61)…

ISRAELDebemos añadir a Israel en nuestra lista, de todo lo que presumo activará la cuadratura Urano-Plutón. El motivo, creo, es bastante obvio. Israel es un nuevo estado que surge en Oriente Medio, en parte como compensación política, debido a las terribles atrocidades que hubo de soportar el milenario pueblo judío durante la Segunda Guerra Mundial. Astrológicamente hablando, su fundación es consecuencia de la fase final del segundo sextil entre Urano y Plutón, fase que precedió a la nueva conjunción de 1965 en la que se inicia el ciclo que actualmente protagonizan estos dos planetas. Precisamente, en la conjunción de los años 60, es cuando Israel se reafirma y se convierte en una potencia militar respetada; en la fase del primer sextil, en los años 90, vuelve a la escena internacional con un papel protagonista durante las llamadas guerras de Irak, y su lucha contra diversas organizaciones terroristas de índole islamista.

Si durante el siglo XIX, las fases que van de la conjunción a la oposición, en el ciclo Urano-Plutón, sirvieron para ir haciendo emerger poco a poco a los Estados Unidos de América como una gran potencia. Ahora, parece estar sucediendo lo mismo con Israel. Posiblemente, a partir de la oposición de 2045 entre Urano y Plutón, Israel se convierta en una gran potencia a tener en cuenta, no solo en Oriente Medio, también a nivel mundial.

Por lo tanto, dudo mucho de que acaben por ceder territorios a los palestinos, más bien parece que tienden hacia una expansión territorial, como dejaron de manifiesto durante la fase de conjunción Urano-Plutón, allá por los años 60. Durante el próximo periodo de cuadratura, es probable que se recrudezca el enfrentamiento árabe-israelí. Pero por fortuna, quiero recordar que, en los periodos de cuadratura, las grandes potencias siempre acaban presionando para evitar, o buscar soluciones que pongan fin, lo más rápidamente posible, a los enfrentamientos bélicos. En este caso, seguramente, por miedo a una globalización del conflicto en Oriente Medio, es decir, por miedo a la Tercera Guerra Mundial…

Si tuviese que reescribir de nuevo mi anterior y primer ebook, añadiría otras coincidencias sincrónicas entre el pueblo judío y el ciclo Urano-Plutón, de las cuales me he percatado más recientemente, debido a que no soy ningún experto en historia, tan solo un aficionado. Entre estas nuevas “coincidencias” halladas en mi investigación, mencionaré, por ejemplo, el episodio conocido por los historiadores como caso Dreyfus, o mejor dicho, el affaire Dreyfus.

El capitán francés Alfred Dreyfus, de origen judío, fue acusado injustamente de espionaje, a finales de 1894. Años más tarde se demostraría su inocencia. Todos estos acontecimientos provocarían un profundo debate en Francia. Prueba de ello es la publicación del famoso artículo “J’acusse”, en el que el escritor Émile Zola provocó el apoyo de los intelectuales en favor de la causa de Dreyfus; o el estallido de revueltas en varias ciudades francesas, incluida la, por aquel entonces, colonia de Argel. En cualquier caso, el antisemitismo, sobre aquellas fechas, vivió momentos de gran auge en toda Europa, a raíz de esta polémica en Francia. Como lo demuestra la publicación en Rusia de “Los Protocolos de los Sabios de Sión”, en el año 1905. Protocolos en los que se pretendía demostrar una supuesta conspiración judía en la sombra, para hacerse con el control y las riquezas de las naciones.

Pero ahí no se acaban las importantes repercusiones internacionales, en la historia judía, de este caso. Hubo un periodista austrohúngaro destinado en Francia, Theodor Herzl, sobre el que tuvieron gran impacto personal todos estos acontecimientos históricos, ya que, él mismo, era de origen judío. Por lo que, todas estas circunstancias, acabaron provocándole una profunda reflexión política, que desembocaría en la Organización Sionista Mundial, creada en 1897, y que serviría, años más tarde, para facilitar la fundación del moderno estado de Israel, exactamente en el año 1948.

Astrológicamente hablando, resulta llamativo que todos estos acontecimientos, entre finales del siglo XIX y principios del XX, coincidiesen con la oposición entre Urano y Plutón de aquellas fechas. Que cuando Urano y Plutón se encontraban en el siguiente aspecto tenso de su ciclo, la cuadratura de los años 30, las nazis reabriesen de nuevo el debate del antisemitismo de una forma tan feroz. Y que entre los años 60 y 70, coincidiendo con la siguiente fase tensa del ciclo, la conjunción, el estado de Israel protagonizase la Guerra de los Seis Días, y la Guerra del Yom Kippur, conflictos que potenciaron de nuevo el antisemitismo, esta vez focalizado en los países árabes.

Por tanto, lo que sugiere la astrología, a mi parecer, es que con la actual fase de cuadratura del ciclo entre Urano y Plutón, cuyos efectos se prolongarán hasta el año 2020, se reabrirá de forma muy contundente el problema del antisemitismo. Por lo que un gran conflicto con Irán, Siria, o el Líbano de Hamas, o incluso con todos ellos, sería, bajo este prisma, una posibilidad muy seria. Y de ser así, se seguiría obstaculizando, lamentablemente, la posibilidad de una solución pacífica al conflicto con Palestina.

¿Y quién es el posible país beligerante de Israel más antisemita?: Irán. A las reiteradas declaraciones de su presidente, Ahmadineyad, recientemente “reelegido en las urnas”, me remito. En las cuales afirmaba la necesidad de borrar al estado de Israel del mapa.

Como última reflexión en este sentido, apuntaré que, para reavivar de una forma tan contundente los sentimientos antisemitas, no parece lógico pensar en una derrota militar de Israel en este posible nuevo conflicto, más bien al contrario. Que la contundencia de la respuesta militar hebrea sea, de tal magnitud, que provoque muchas críticas en la comunidad internacional, incluso entre los países occidentales. Lo cual nos lleva a pensar en la posibilidad de que, en los próximos años, se haga un uso inconsciente del armamento nuclear israelí. Dios no lo quiera así…>>

————————————————–

El artículo continuaba con un análisis de la carta natal de Israel, que me llevaba a argumentar la posibilidad de que lo que está empezando a suceder ahora, hubiese sucedido en el 2010. Ciertamente me equivoqué en este punto. Lo cual me reafirma en la idea de que hay que ser especialmente cauteloso con las cartas natales de países. Aunque el error también pudo deberse a mi torpe interpretación, o a un análisis precipitado. Así y todo, si desean darle un vistazo, la dirección es la siguiente: http://astromundial.webcindario.com/Predicciones/2010.html

En la siguiente entrada, espero poder hablar por fin de temas más amables, como tenía pensado. Hasta entonces, un saludo a todos.

TURQUIA-SIRIA

El reciente 4 de octubre de 2012, la noticia de que el parlamento turco había dado luz verde a su gobierno para que pueda declarar la guerra a Siria cuando lo considere oportuno, me produjo una enorme impresión. Deduje que aquello podía llegar a convertirse en algo muy grave, y así lo indiqué ese mismo día en mi facebook.

¿Por qué?

– Primero. Llevo meses señalando que, astrológicamente, hay indicios para considerar que el presente mes octubre será el mes clave del año 2012. Y por tanto, esta decisión del parlamento turco puede ser igualmente clave.

– Segundo. La última cuadratura entre Urano y Plutón, en la primera fase de su ciclo (la que va de la conjunción a la oposición), nos remite a los años 70 del siglo XIX. En aquellos años, concretamente entre 1877 y 1878, que fue justamente cuando Urano y Plutón formaron su cuadratura de forma exacta (a 0º de orbe), se dio la Guerra Ruso-Otomana. Guerra con la que Rusia libero a sus hermanos ortodoxos, de la Europa Oriental, del entonces Imperio Otomano (actual Turquía).

– Tercero: Ahora, año 2012, en el firmamento destaca una cuadratura entre Urano y Plutón, también en la primera fase de su ciclo, y también coincidiendo con el año en que esa cuadratura se ha dado de una forma exacta, a 0º de orbe.

– Y cuarto: En la actualidad, Siria es el aliado más importante de Rusia en la zona. Hasta el punto de que Rusia dispone de una base militar en suelo sirio, con acceso estratégico al Mediterráneo. Base y alianza que desaparecerían si ganasen los rebeldes en Siria.

Es decir, es como si, de alguna forma, se viviese un segundo capítulo de los acontecimientos de 1877, pero en sentido inverso. Siendo Turquía la que expulsa, mejor dicho, puede ser que expulse, a los rusos de un territorio musulmán. Coincidiendo todo esto, insisto, con una cuadratura Urano-Plutón en la primera fase de su ciclo.

Posibilidades.-

Con todos estos datos, astrológico-históricos, se puede llegar a una conclusión inquietante, y espero que equivocada, el de una posible guerra entre Turquía y Rusia en territorio Sirio.

Pero podrían darse otras combinaciones: limitarse a simples escarceos en la frontera turco-siria, la situación actual; que la ayuda rusa a Siria se haga de forma más o menos disimulada, mediante el envío de armas, para evitar un posible enfrentamiento directo con Turquía; que Rusia se limite a apoyar diplomáticamente a su aliado sirio, aunque Turquía intervenga, y se abstenga de intervenir militarmente, o incluso de proporcionarles armamento; y la peor posibilidad de todas sería que el conflicto en Siria provoque una guerra entre Rusia y Turquía.

Y sobre esta última posibilidad hay que pensar que, de producirse, tendría que intervenir la OTAN, ya que Turquía es miembro de dicha organización. Y esta participación, de darse, podría suponer una guerra mundial.

Última posibilidad realmente inquietante, pero que a mi juicio resulta IMPOSIBLE, debido a que durante la primera fase del ciclo entre Urano y Plutón nunca se dan guerras de enorme trascendencia, tipo guerra mundial. Es algo que creo haber demostrado en mi ebook, “2012, una visión de la astronomía maya”.

Por tanto, la posibilidad que se me antoja como más probable, es la de que Turquía acabe por intervenir con su ejército en Siria. Y de hacerlo, Rusia enviaría armas, dinero, alimentos, y todo el apoyo logístico que necesite su aliado sirio. Evitando el envío de tropas. Pero de hacerlo, estoy convencido de que las tensiones con las tropas turcas se quedarían en Siria. Pero no creo que esto llegue a suceder, porque occidente presionaría a ambos países para evitarlo. Al igual que el Imperio Británico frenó la Guerra Ruso-Otomana de finales del siglo XIX.

Por otra parte, pienso que la OTAN se mantendrá al margen, ante las presiones de Moscú. Quizás pactando la no intervención directa de Rusia en el conflicto. Además de que a nadie le interesa una guerra mundial.

¿Pero acaso hemos vuelto al siglo XIX?

Para concluir este breve análisis de la posible importancia de este conflicto entre Turquía y Siria, que estoy convencido se atajará lo antes posible para evitar males mayores, no me resisto a recordar lo que escribí en el año 2007, sobre la mencionada cuadratura Urano-Plutón de finales del siglo XIX, en mi ebook “2012, una visión de la astronomía maya”…

“Las cuadraturas entre Urano y Plutón, ya sea la primera o la segunda en un ciclo dado, coinciden con momentos de mucha precaución y miedo a las consecuencias, a nivel mundial, de un gran conflicto bélico. Es algo en lo que voy a incidir mucho en este

trabajo, porque entiendo que de esta forma, el lector, comprenderá mejor mis conclusiones cuando abordemos el tema de las crisis futuras en el último capítulo de este libro. Así que, amigo lector, aún a riesgo de resultar demasiado repetitivo, permítame ahondar en esta cuadratura Urano-Plutón de finales del XIX.

Coincidió en el tiempo con una guerra entre Rusia y el Imperio Otomano, frenada sobre todo por la intermediación de la gran potencia mundial en aquella época, el Imperio Británico. El motivo de esta intervención, para forzar un tratado de paz con el que se lograse poner fin a este enfrentamiento armado, fue el miedo a una mayor globalización del conflicto, debido a la posibilidad de tomar parte en la guerra otras grandes potencias como el Imperio Austro-Húngaro.

Además, a los grandes dirigente mundiales, les inquietaba el hecho de la modernización armamentística fruto de la Revolución Industrial. Había un mayor número de armas, con un poder destructivo cada vez más grande. Y una gran guerra, entre las grandes potencias mundiales de aquella época, se vislumbraba como algo demasiado peligroso, que podría llegar a variar el orden internacional, como acabaría por suceder con la Primera Guerra Mundial.

En este ambiente, es lógico pensar que muchos veían los grandes avances científicos y tecnológicos como obra del diablo. Incluso, los que he señalado anteriormente, del genial inventor norteamericano Thomas Alva Edison. Y se refugiaban entre Biblias y retorcidas teorías milenaristas, como las del grupo religioso fundado por Charles Taze Russel bajo el influjo de aquella cuadratura, a finales de los años 70 del siglo XIX, y que en el siglo XX serían conocidos como Testigos de Jehová.

En resumen, la humanidad vive, bajo esta configuración astrológica, sumida en el miedo al futuro. Lo subrayo porque quiero hacer notar que Urano simboliza el futuro, y Plutón, bajo la tensión de una cuadratura, es la sensación de impotencia ante lo que se ve como inevitable, es el miedo.

En España, el miedo a la disolución del país y la profunda inestabilidad política, habían llevado al estado a una situación sin salida. Por lo que se tomo la iniciativa de volver a poner al mando del estado a un Borbón, en un alarde de incoherencia e

incompetencia difícil de superar por parte de la clase política de aquel momento. La reina Isabel II, que a penas una década antes había sido obligada al trago del exilio, ve como su hijo, Alfonso XII, es nombrado rey de España.”

Este ambiente histórico que describía aquí, al hablar de tiempos decimonónicos, que ahora nos parecen tan lejanos, ¿no les recuerda extraordinariamente al ambiente histórico actual?, ¿no les parece un asombroso calco del momento presente?. Y eso que, cuando escribí esto, se me olvido mencionar la crisis económica que sacudió el planeta entre las décadas del 70 y del 80 del siglo XIX.

La historia humana se me antoja como un enorme movimiento cíclico, en forma de espiral. Al dar un giro completo, se vuelve al mismo eje, que marca un mismo Norte de acontecimientos, pero con una posición diferente. No en vano, el mundo actual no se puede comparar al de 1877. Pero los paralelismos que nos ofrece la astrología, en relación con la historia, siempre me han cautivado. Me resultan realmente fascinantes.

Y lo que siempre me he preguntado es, si la humanidad fuese consciente de estas coincidencias, ¿se podría llegar a evitar o minimizar la gravedad de los conflictos bélicos del futuro?. O como cantaba Dylan, ¿cuantas veces debe el hombre alzar la vista antes de que pueda ver el cielo?.

EGIPTO

Publicado en facebook el 26 de junio de 2012…

Precedentes históricos astrológicamente similares.-

En 1933, bajo una cuadratura exacta, a 0º de orbe, entre Urano y Plutón, Adolf Hitler, líder del partido nazi alemán, alcanzó el cargo de primer ministro en las urnas, de forma democrática. Aun así, la presidencia de la República Alemana, aun seguía en manos de Paul Von Hindenburg. Poco tiempo después, el incendio, todo apunta que premeditado y ejecutado por los propios nazis, del Reichstag (parlamento alemán), sería la excusa por la que harían firmar al Presidente Hinderburg el estado de emergencia, por el cual, el primer ministro Hitler se hacía con la presidencia del país. Un país que cambiaría de arriba a abajo tras las elecciones de 1933, dejándose llevar por un afán de revancha histórica y de radicalismo político, pero también filosófico, o incluso podríamos decir que religioso o de concepciones místicas y espirituales. El fascismo había puesto sus garras sobre la vieja Europa, y empezaba a alzar el vuelo. Con los años, esto degeneraría en acontecimientos de estremecedor recuerdo, como “La noche de los cristales rotos”, en la que los nazis dejaron bien a las claras que la minoría judía iba a ser perseguida en aquella Alemania.

Sin embargo, durante varios años, desde la llegada de los nazis al poder en 1933, los países occidentales intentaron pactar y relacionarse de forma civilizada con los nuevos dirigentes en Alemania, hacer como si nada ocurriese, negar la evidencia, y mirar hacia otro lado… hasta que resulto una actitud, sencillamente, insostenible. Se dijo que habían sido elegidos democráticamente, y que, por tanto, tenían toda la legitimidad del mundo; que no perseguirían a las minorías étnicas; que no invadirían territorios fronterizos primero, y después que no invadirían territorios de habla no alemana. Sin duda, el paradigma de esta ingenuidad política parece especialmente patente en la figura del Primer Ministro británico de aquella época, Neville Chamberlain, que insistió en ceder en buena parte de las exigencias de Hitler, con tal de mantener la paz mundial.

Nobles propósitos, pero lamentablemente su enfoque fue el equivocado, y no tuvo más remedio que dejar paso a otros políticos mucho más conscientes de la encrucijada histórica con la que se enfrentaban, y de la que ya habían advertido tiempo atrás. Políticos de la talla de Winston Churchill, o el francés Charles de Gaulle.

¿Por qué os cuento todo esto ahora?

Porque en el año 2012 volvemos a tener una cuadratura exacta entre Urano y Plutón, a 0º de orbe, y encuentro ciertos paralelismos. Quizás solo los vea yo, o son ideas absurdas. Si es así, perdonar mi cansina insistencia. Pero el reciente ascenso al poder de los islamistas en Egipto me ha recordado, en cierta manera, a los hechos históricos que acabo de exponer. Un partido con ideas extremas llega al poder por las urnas, democráticamente. Y ahora se nos está diciendo que resulta que son moderados; que no perseguirán a las minorías étnicas, que en este caso son los coptos, incluso aseguran que habrá un ministro copto; que mantendrán la paz con Israel; que seguirán siendo aliados de los Estados Unidos; que no cerrarán el Canal de Suez; que las mujeres no tendrán que llevar velo si no lo desean, y que podrán seguir en las Universidades… En fin, me gustaría creer todo eso, pero la astrología, y lo que es peor, la lógica más elemental, parecen apuntar en otra dirección. Ojalá me equivoque.

Pero si yo fuese copto, hace meses que hubiese cruzado el mediterráneo. En mi modesta opinión, más vale prevenir, que protagonizar una nueva noche de los cristales rotos. Ese sería mi consejo, pero quiero que entiendan que tampoco sé a ciencia cierta que esa persecución, y esos odios, vayan a manifestarse realmente. Repito, puedo equivocarme, y ojalá me equivoque, deseo equivocarme.

Pero no puedo dejar de pensar en si se incendiará de nuevo el Reichstag. De algún modo, tengo entendido que los militares siguen teniendo su parcela de poder, podríamos decir que un poco al estilo del Presidente Hinderburg. ¿Lo acabarán cediendo? De todas formas, quizás no convenga hablar demasiado de esto. Erik Hanussen, el mítico astrólogo personal de Hitler, tuvo la osadía de pronosticar dicho incendio, y que al final los nazis saldrían derrotados en la atroz guerra que estaban a punto de desatar. Lo pagó con su vida, y yo no tengo vocación de mártir. Quizás por eso procuro mantener mi anonimato. Espero que no les importe, pero eso también da más libertad de expresión. Afortunadamente, mi destino no es el de ser famoso, es aprender e intercambiar ideas.

Observaciones a fecha de hoy, 16 de agosto de 2012…

Hoy ya sabemos cómo “se ha incendiado el Reichstag”. Recientemente, el Presidente egipcio ha destituido a toda la cúpula militar, y ya acumula así todo el poder del país en sus manos.

Por otra parte, los islamistas de Túnez, proponen modificar su Constitución, de tal forma, que las mujeres no van a ser ya iguales en relación con los hombres, sino que utilizan el eufemismo de “complementarias”.

De todas formas, no creo que todo esto esté causando sorpresa y estupor en los gobiernos occidentales. Es más, a algunos nos da la impresión de que, de algún modo, lo han permitido y fomentado. Si fuese así, ¿por qué lo pueden estar haciendo?

Pues aquí ya entraríamos en el terreno de la especulación, que poco tiene que ver con la astrología. Pero si a alguien le interesa mi opinión, le diría que si llegan al poder los islamistas en Egipto, la lógica nos dice que eso derivará, tarde o temprano, en una guerra con Israel. País que, al contar con el apoyo incondicional de Estados Unidos, inevitablemente vencerá en ese hipotético conflicto, si o si. Así que, ya que habrán ganado esa supuesta guerra, igual toman el control del Canal de Suez. Con lo que se harán con el mando de uno de los puntos de tránsito más importantes del comercio internacional. Que quedará así, definitivamente, en manos de Occidente.

Y si además, hay una guerra civil en Siria. Y supongamos que esa guerra, al final, lleva al poder a los islamistas. Esos islamistas, como lo son, y comparten frontera con Israel, y tienen grabada en sus mentes, desde hace décadas, la disputa con Israel por un territorio fronterizo conocido como los Altos del Golán, pues igual también entran en guerra con Israel. Guerra en la que entrarían debilitados por su anterior, es decir, actual conflicto civil. Y por tanto, acabarían derrotados. E Israel, lógicamente, ocuparía el territorio Sirio.

¿Cuál podría ser el propósito, oculto o no, de esta hipotética guerra Israel-Siria? Pues, entre otras cosas, que estarían mas cerquita de Irán. Ellos, sus misiles, sus bases militares, sus cazas, sus radares, etc.

En conclusión, bajo esta interpretación, les estarían llevando por donde quieren. Pero como digo, esa es tan solo mi impresión. Impresión un poco al margen de la astrología, espero me disculpéis en este sentido. Conclusiones a las que he llegado sin necesidad de leer ningún sesudo análisis de expertos en geopolítica. Me ha bastado con una ojeadita al mapa de Oriente Medio, teniendo en mente los últimos acontecimientos. Aunque puede que alguien haya escrito algo similar, es una hipótesis bastante sencilla de deducir.

En cualquier caso, precisamente por ser una deducción tan sencilla, imagino que los acontecimientos no se desarrollarán así. Porque los dirigentes de Egipto, serán todo lo islamistas que se quiera, pero no creo que caigan en una trampa tan de parvulario, dejándose manejar de una forma tan burda y evidente.

Volviendo a la astrología, tras haber analizado tanto este ciclo en su devenir histórico, lo único que me atrevo a afirmar con algo más de seguridad es que ahora, las cosas que pasan en Egipto o Siria, nos parecen un tanto anecdóticas, periféricas. Algo así como lo que sucedió con la llegada de Hitler al poder en 1933. Pero igual que sucediese entonces, dentro de unos años no nos parecerá tan anecdótico. Me refiero al 2015 y al 2020.

Con esto, no crean los señores apocalípticos que su anhelada tercera guerra mundial les dará el gusto de estallar en dichas fechas. Lo lamento, pero ni Egipto, ni Siria, ni Irán, ni China, ni Rusia, tienen la capacidad militar para plantarle cara a los Estados Unidos. Ni siquiera todos ellos juntos. Pero eso ustedes no lo saben, porque solo leen a Nostradamus y a sus interpretes, o el Apocalipsis de San Juan, o la lista de la compra de San no se qué.

Por tanto, para no aburrirles más, mi hipótesis es que el poder del islamismo alcanzará su máximo en el 2015, y en el 2020, a ese poder, Occidente responderá. Sobre la importancia de estas fechas estoy muy convencido. Y no solo en relación con el islamismo, también con la crisis económica.

Para ir terminando, españolito que vienes al mundo, te guarde Dios, porque en mitad de toda esta tensión Occidente-Islam están también las tradicionales tensiones no resueltas entre España y Marruecos. Y aquí hay otro estrecho de importancia comercial, el de Gibraltar. De esto hablaré en la próxima entrada.

Hasta entonces, espero os hayan interesado estas reflexiones, y teneros de vuelta en mi próxima entrada, que será muy pronto. Pero antes, para todos aquellos que opinan que relacionar, aunque solo sea astrológicamente, que es lo que hacemos aquí, el islamismo actual con el fascismo de los años 30, es una idea totalmente absurda, y fuera de toda lógica, les dejaré una imagen de unos señores iraníes para su reflexión. Porque, como suele decirse, una imagen vale más que mil palabras…

A %d blogueros les gusta esto: