Archivo de la categoría: Entrevista con…

Entrevistas con diversas personalidades del mundo de la astrología

Carles Parellada Sanrama

Entrevista también disponible en pdf… entrevista

Carles Parellada Sanrama es natural de Sant Vicenç dels Horts. Un pueblo situado a orillas del río Llobregat, muy cerca de Barcelona, y en el que se han encontrado restos de asentamientos humanos muy antiguos, del tiempo de los íberos. Así como de la época romana. Por lo que podríamos deducir que este entorno, impregnado de culturas y de civilizaciones diversas, ha podido influir en la elección de sus estudios académicos.

 

Es licenciado en geografía e historia por la Universidad de Barcelona. Especializándose en antropología cultural y social, además de en historia universal general. Estudios por los que, a su vez, se deduce su interés por el trabajo del astrólogo uruguayo Boris Cristoff. El cual, ha desarrollado lo que él denomina “la Tabla Periódica de la Historia”. Una curiosa teoría, basada en el año platónico, y que ha llamado la atención entre los investigadores, y no sólo en el mundo de la astrología.

 

Fruto de este interés por la Tabla Periódica de la Historia, el Señor Carles Parellada ha seguido profundizando en esta idea, hasta plasmar sus investigaciones en un libro: Precesión e Historia Mundial. Libro en el que abundan textos de otros autores, en campos como la historia, la filosofía, la sociología, la economía, etc. De forma que puede verse cómo, las ideas plasmadas desde la Tabla Periódica de la Historia, son confirmadas por los análisis de dichos autores de prestigio y que, desde luego, desconocían esta teoría. Autores entre los que podemos mencionar a Friedrich Engles, Guy Bois, Max Weber o a José Ortega y Gasset, entre otros muchos.

En definitiva, un trabajo muy serio, y muy bien planteado. Así que me ha parecido interesante hacerle llegar algunas preguntas al Señor Parellada sobre su libro. Preguntas que, muy amablemente, ha tenido la gentileza de responder.

Tabla Periodica de la Historia

Pregunta: Señor Carles, ¿nos podría comentar un poco cómo llegó a tener noticias de Boris Cristoff y de sus ideas?. Y como estoy seguro que usted lo hará mejor que en mi caso, si le parece bien, ¿podría hacer una breve introducción de la Tabla Periódica de la Historia, o indicar una dirección en internet con las ideas básicas de esta teoría?

Carles: Cuando era un adolescente (yo nací el 27-XII- 1963, a las 14h30, en Barcelona), mis padres estuvieron comprando en el entonces primer hipermercado que se montó – con el llamado “Híper” del municipio de El Prat de Llobregat (provincia española de Barcelona) –, mientras a mi me dejaron entretenerme en el espacio de la librería – presumiblemente más ameno – como yo ya les solicité a ellos. Entonces, encontré y empecé a leer profusamente las páginas de “El destino de la Humanidad” (ficha bibliográfica completa al final de este cuestionario, conjuntamente con la de su versión en idioma francés; fotografías de ambas incluidas) hasta que al terminar ellos la compra y, queriendo salir, yo les rogué que me hicieran además una nueva adquisición. Por lo que respecta a la Ley Periódica de la Historia, de los diecisiete que ha llegado a escribir B. Cristoff Naumova, este es el libro en donde se concentra a explicarla de la manera más detallada y convincente, motivo por el cual yo lo recomiendo.

No soy el único a quien esta innovadora teoría de la Historia ha motivado a/para hacer un serio estudio y, así, he conocido personalmente, aparte de al mismo Boris que me firmó el ejemplar en la casa familiar de Joan Marimón – el 27-XI-1986, en la población de El Prat donde estaba ese “Hiper” y sigue encontrándose hoy el aeropuerto de Barcelona –, a éste  – autor catalán de la tesina o tesis de licenciatura calificada con sobresaliente y publicada por la editorial Anthropos con el título “Historia del arte a través de la astrología” en la colección “Palabra Plástica” dirigida por el catedrático de Historia del Arte Dr. José Fernández Arenas (para datos bibliográficos más exhaustivos, véase el final de este cuestionario; ilustración incluida) – y a un tal Ramón Monsergas – licenciado en psicología – quien me exhibió y me dejó llevarme unos cálculos iniciales hechos por él – en base a los ciclos de la aludida Ley Periódica de la Historia – con la pretensión de emprender una más amplia redacción a la larga la cual desembocaría en mi libro final y único (ficha bibliográfica completa e imagen al final de este cuestionario).

La Tabla Periódica de la Historia (imagen) está diseñada por el mismo B. Cristoff y constituye la plasmación gráfica – a la manera de un cuadro sinóptico (imagen)- de la Ley ídem. Para simplificar, él decide abreviar ambos conceptos mediante las siglas LPH y TPH, las cuales también utilizaremos en este cuestionario.

Las denominadas “Eras astrológicas” ya consta que se conocían de antes – muchos  conocen y pocos dudan, por ejemplo, que la Era de Piscis surge con la aparición (siglo I) de una poderosa religión monoteísta que es el Cristianismo y su evolución triunfante, la mayoría han creído que la Era precedente fue la de Aries (nacida con el profeta Abraham en vida) y la siguiente es o va a ser la de Acuario (según se comenta,  correspondería al nacimiento del Anticristo su estreno) –, lo novedoso es que B. Cristoff le otorga una duración exacta, como de 2100 años cada una, y, dato clave, las divide en doce “sub-eras” – alternativamente llamadas “Épocas” – de 175 años y subdivide en ciento cuarenta y cuatro “micro-eras” – alternativamente llamadas “Generaciones” – de 14 años y 7 meses –, obviamente cada sub-era conteniendo doce micro-eras –. Se puede llegar además a las sucesivas divisiones de las “mini-eras” – alternativamente llamadas “Modas” – y las “sub-mini-eras” – sin nombre alternativo todavía –, lo cual también es existente y perfectamente admisible para una mayor minuciosidad del análisis que se requiera. Todas esas nuevas denominaciones encajan entre ellas y ofrecen un concepto tan secuencial como innovador, yo diría revolucionario pero sin dejar de ser muy real, del transcurso del tiempo y de descripción del pasado humano. Por último, cabe señalar que, si bien, las Eras van a la inversa desde el último signo Piscis al primero Aries a causa del movimiento precesional (que significa que el planeta va en retroceso) de las doce zonas estelares del Firmamento, no le cabe duda a Cristoff que el resto de las divisiones y subdivisiones – sub-eras, micro-eras, mini-eras, sub-mini-eras – ya avanzan directamente de manera consecutiva desde el arquetipo más primario Aries hasta el más complejo Piscis. Pues bien, la LPH en eso consiste. Cabe analizar y verificar, por supuesto mejor utilizando los datos que averiguan los historiadores salidos de las universidades – procedentes, por ejemplo, o de excavaciones arqueológicas o de hallazgos documentales –, si las características de esos períodos históricos, comprendidos en esos nuevos nombres, se ajustan a las de los clásicos doce signos o arquetipos zodiacales de la Astrología Occidental. Una vez cerciorados o progresivamente cerciorados, tendríamos que admitir que se ha encontrado el orden que tiene la historia humana (“El destino de la Humanidad”) derivado del determinio fundamental del movimiento terrestre de la precesión de los equinoccios – también se llama “giro polar” – y la duración total de éste es a lo que se apela como “año platónico” – al menos la ciencia griega ya tenía constancia de su existencia y, de ahí, “platónico” derivado del filósofo Platón – y de donde, digamos, el escepticismo habitual de los ambientes científicos y universitarios menos suponía que surgiera, que es rotando en torno a esa simbología zodiacal sobre la base de la cual trabajan esos malogrados astrólogos (quienes, en principio, están clasificados como los “parias” del conocimiento y de la investigación acreditada y, así, ahora pueden dejar de serlo).

Para terminar mejor la respuesta, también yo cito la dirección en internet en la cual, en términos básicos, se da publicidad de lo que no parece sino ser el auténtico orden de la Historia – LPH y TPH, como acabo de mencionar en ambos párrafo anteriores -, así como de su necesaria verificabilidad (dos libros académicos), dentro del acudido entrelazado de contactos Facebook:

http://m.facebook.com/HistoriaPrecesional

 Otra dirección hoy hábil es la del propio Cristoff:

http://www.boriscristoff.com.uy

Pregunta: En su libro, relaciona las sub-eras de aire con el desarrollo de la civilización occidental. El Imperio Romano de Occidente surge con la sub-era de Géminis (350-525), la separación entre el mundo católico (occidental)

y el mundo ortodoxo con la sub-era de Libra

(1050-1225), y con la sub-era de Acuario (1750-1925) llegó la revolución industrial, las democracias, etc. ¿Significa esto que, bajo el marco de la Era de Acuario (2100-4200), la humanidad en su conjunto, englobando todas sus razas y culturas, será una humanidad completamente occidentalizada?

Carles: Vale decir que esta conclusión la saca usted mismo y está bien pensada quizás como hipótesis. En cuanto a la acuariana Era, eso ya no nos compete a los historiadores – quienes nos dedicamos, al menos, primariamente a estudiar el pasado – en lo que pueda consistir, pero tal vez sea cierto que será una humanidad completamente occidentalizada en el sentido que se tiendan a heredar las conquistas (que tantos esfuerzos han costado lograr) occidentales.

Lo que ocurre es que, creo yo, una vez que la

civilización del Oeste europeo haya sido protagonista en la Era de Piscis (en el anexo número 5 de mi libro “Precesión e Historia mundial”, da la casualidad que se cita a Oswald Spengler: “El occidental, al ser civilizado, se ha convertido en estéril, achacoso e indefenso, y por eso debe morir.” insinuando, igualmente, el fin de la Era que él no tomó en cuenta para la descripción de sus ciclos históricos pues, obviamente, desconocía la LPH)

al igual que la griega o helena lo fue en la de Aries (acerca de ésta, más amplia explicación la da la síntesis de acontecimientos históricos que se revela en el anexo núm. 31, el cual se halla al final del capítulo B-1 de mi libro) y quizás la mesopotámica o sumeria en la de Tauro, otra lo tenga que ser en la siguiente de Acuario y así sucesivamente en cada bimilenio que se precie.

Los valores de Occidente no se identifican con los signos de Aire, puesto que, por poner un ejemplo, en la prehistórica Era de Géminis (signo de Aire) junto con todas sus doce sub-eras contenidas en ella, del -6300 al -4200, todo o casi todo el progreso de la Humanidad se daba en la actual Asia Menor u Oriente Próximo; el continente europeo era un bosque por entero y poco más.

Lo que sí es una regularidad que une a todos los

períodos históricos representados por los signos de Aire, es la verosimilitud de fenómenos como la proliferación urbana – la pionera fue en la gregaria Era de Géminis, que acabo de mencionar en el párrafo precedente, como parece que vienen demostrándolo recientes excavaciones arqueológicas realizadas en Asia

Menor –, las rebeliones o revoluciones, el poder de la inventiva humana, la aceleración del progreso, la aparición de nuevas clases o rangos sociales – también en la Era de Géminis, se acusan manifestaciones de las primeras divisiones y clasificaciones sociales –,…, y, a

propósito, nos hallamos ya dentro, desde la segunda mitad del año pasado 2012, de la micro-era (14 años y 7 meses) de Libra (iniciativas sociales y urbanas, como vamos viendo en las tan poderosas como novedosas redes sociales virtuales – las famosas archipresentes Facebook o Twitter – y no tan virtuales), por lo que conviene en la actualidad el hacer una labor de extrapolación a partir de esas constantes del pasado que útilmente nos da a conocer la LPH.

Pregunta: Me parece también interesante su observación de que en la actual sub-era de Piscis el sector terciario es el más importante en la economía, mientras que en las sub-eras de Aries, la próxima, es el sector primario el que toma el control de la economía. En ese caso ¿vamos a pasar, en un siglo, de una economía basada en cuestiones como la informática, las finanzas, el ocio, o el turismo; a otra, típica en la actualidad de un país subdesarrollado, centrada en la ganadería o la agricultura? Suena, cómo decirlo, un poco preocupante ¿no?

Carles: Este concepto de la evolución de la economía yo lo he introducido de manera secundaria en el análisis, más bien como una hipótesis, a causa que tampoco me puedo centrar en hacer exclusivamente historia de la economía. Se trata de que los signos cardinales – Aries, Cáncer, Libra y Capricornio – dan mayor relevancia al denominado sector primario de la economía (agricultura, ganadería, pesca, minería, fuentes de energía, industria extractiva), los fijos – Tauro, Leo, Escorpio y Acuario – al sector secundario (industria transformadora) y los mutables – Géminis, Virgo, Sagitario y Piscis – al terciario (servicios); temática la cual yo he añadido como elemento complementario de análisis, partiendo de la LPH, pues parece que el fenómeno se acusa con la suficiente dosis de regularidad historiográfica como para interesarse.

Así, cualquier persona medianamente culta (le basta ser graduado escolar o tener el título de bachiller) sabe que la Revolución Industrial sucedió entre la segunda mitad del siglo XVIII y el siglo XIX – aunque, por muchos decenios, Inglaterra fue la nación verdaderamente adelantada sin dejar margen a las otras que andaron muy rezagadas la mayor parte del siglo XIX –, por lo que en los tiempos de la precedente sub-era de Acuario tenemos todos claro que el secundario fue el protagonista y relevante de la economía, a la que sigue la de Piscis y es ya en el año 1954 (coincide con el debut de una micro-era de un signo también mutable como es Géminis) cuando se computa que el terciario es en EE.UU. (la superpotencia a todos los niveles en ese momento) el que ocupa laboralmente a la mayoría de la nación (geminiana según B. Cristoff y quizás otros colegas). Otros aspectos históricos son menos conocidos como la certeza de una denominada “revolución agrícola” – y también “revolución minera”, aunque quizás se diga menos, pues los ingleses empiezan a descubrir el gran valor de sus minas de carbón y la manera de empezar a explotar este recurso natural que, luego en la siguiente sub-era, abrirá las puertas al maquinismo y a la industrialización masiva – entre el siglo XVII y la primera mitad del siglo XVIII básicamente en Holanda e Inglaterra, cuando la sub-era de Capricornio; otra similar que se produjo en el siglo XII, inserto todo él en

la de Libra, por la frecuencia de los desbroces medievales y las innovadoras técnicas de labrantía usadas en el continente europeo. En cambio, se da un auge del poderío de las finanzas (familias de banqueros-comerciantes Függer o Medici, el magnate Jacques Coeur, bolsas de valores, variabilidad de las cotizaciones de monedas, masivo expolio americano de metales preciosos, la llamada “revolución de los precios” en el concreto siglo XVI) y del expansivo comercio transoceánico (empieza la trata de esclavos africanos a merced de los europeos para palidecer la falta de mano de obra, extinguida por la devastadora pandemia de la “Peste Negra” del siglo XIV, que ocasionó que los salarios subiesen) durante los siglos XV y XVI representados por el signo Sagitario, en el período de su sub-era (menos el último cuarto del siglo XVI).

Claro y pasando a tiempos presentes, precisamente se observa al primario como marginal y propio de países subdesarrollados, debido a que éste no tiene relevancia ahora ni se le pretende otorgar en la sub-era de Piscis, tal como usted señala cuando manifiesta “típica en la actualidad”. Pero lo cierto es que quizás va siendo necesario encontrar con urgencia fuentes alternativas de energía (el petróleo se agotará a mediados de este siglo, según prevén los geólogos, al ritmo de explotación actual) y en eso debería el modelo económico irse centrando, lo cual es sector primario, así como hallar mejoras en la agricultura, ganadería y pesca, pues los recursos más fundamentales del sustento humano pueden ir escaseando con el tiempo. Lo preocupante, por tanto, más bien sería que solamente prevalga el interés bancario o financiero, la especulación inmobiliaria con el fenómeno de las temidas “burbujas” (las cuales, por definición, solamente se pueden formar en un entorno acuático, como sería el del doble Piscis de la Era y de la sub-era) que estallan y provocan grandes miserias; una economía cada vez más compleja, controvertida, frágil e irreal en la que siempre absolutamente todo está a disposición del terciario con aquella frase que suelta: “La banca nunca pierde”. Por último, afirmar que la historia de la evolución del primario (aunque nos parezca a primera vista la forma más primitiva y denostada de riqueza humana) ha sido fundamental para el progreso milenario y secular de la Humanidad en todos los aspectos. Nos podemos preguntar: ¿Cuántos seres humanos pueden alimentarse hoy de lo que produce un solo agricultor? ¿Y cuántos más lo podrán ser en el futuro en correspondencia con un posible aumento de la población mundial?

Pregunta: Otro detalle que me ha llamado la atención es que menciona mucho el libro de Guy Bois, “La Gran Depresión Medieval, Siglos XIV-XV: El Precedente de una Crisis Sistémica”. ¿Existen paralelismos entre el S. XIV y la crisis actual?, ¿cuándo cree usted que saldremos de esta?

Carles: Este libro fue traducido del francés con la voluntad y el apoyo de la Universitat de Valencia, por lo que allí podrían responder mejor, aparte del propio G. Bois que debe vivir en Francia. Por lo demás, está claro que, si este prestigioso historiador medievalista sostiene una teoría, genuinamente cavilada por él mismo, a partir de la cual presupone un paralelismo – entiéndase – crítico entre dos siglos (el XIV y el XXI) por entero pertenecientes a dos sub-eras que, como se contemplan en la TPH, ambas están identificadas con sendos signos de Agua y potenciadas sus características históricas además por una Era – que señala el guión a largo plazo – igualmente representada por uno máximamente de Agua -pues Piscis es el signo más Acuático de los tres –, yo aquí ya poco comentario más tengo que ofrecer.

Por otra parte, esta potenciación que señalo al final del párrafo precedente tiene que ver con la norma de los aspectos – cuyo efecto físico fue íntegramente demostrado por el astrónomo norteamericano John H. Nelson, trabajando en ensayos radiofónicos (1951) para la compañía RCA Communications Co. – pues, como bien saben los astrólogos, dos signos distintos de Agua – al igual que dos de Fuego, dos de Tierra o dos de Aire – forman un trígono el cual produce una gran armonía, que refuerza mucho, en este caso, a la sub-era de Escorpio (1225-1400) con todas sus características y vivencialidades históricas. Mientras que, de acuerdo, a la LPH, también se produce una buena sintonía de mutua identificación – mismo arquetipo zodiacal, doble Piscis, guión uniforme de forma y de fondo, tendencia homogénea (idéntica postura) tanto a corto como a largo plazo –, aunque no tan superlativa, con la actual sub-era de Piscis (1925-2100) por lo que cabe confiar en que sus cualidades – humanistas, religiosas, críticas, depurativas, etc., típicas de este gran signo de Agua – no se resalten tanto, sí bien las vamos apreciando sin menoscabar su sustancia original.

Se deduciría que la LPH permite la extrapolación al futuro de las constantes del pasado y G. Bois, ajeno a cualquier orden periódico de la Historia del cual tampoco tiene consciencia, ya lo intenta como entreviendo la posibilidad, pues observa una coincidencia de situaciones aún cuando el XIV lo estimemos, a primera vista, como muy lejano en todos los sentidos a nuestro siglo XXI.

Como los de Agua son opuestos a los de Tierra, se dio (s. XIV) y se da ahora mismo (s. XXI) una frágil visión de la realidad lo cual no es lo mejor para la buena marcha de cualquier economía. Que sirva de aviso.

Pregunta: Al hilo de estas proyecciones en lo económico, he oído hablar en lo demográfico que hay expertos que especulan con una reducción importante de la población mundial a finales de este siglo. En su libro he leído que las sub-eras Escorpio tienden a hacer disminuir la población, mientras que con las de Acuario sucede al contrario. Pero, ¿y en la actual?. Con lo que llevamos de sub-era de Piscis (1925-2100) la población ha aumentado, ¿cree usted que seguirá la misma tendencia durante el resto del siglo XXI?

Carles: Entre los años 1225 y 1400, hay una sola subera de Escorpio y es de la única que yo he podido redactar cualquier asunto (capítulo B-8). Lo mismo declaro con respecto a la de Acuario entre 1750 y 1925, con la excepción del anexo núm. 51 (al final del capítulo B-11) en la que algo yo explico, todo dentro de una sola página, por lo que hace a paralelismos con la anterior sub-era Acuario (la que se contiene en la Era de Aries, entre los años -350 y -175). En cada anexo final de ambos capítulos, escritos íntegramente por B. Cristoff, de una sola página, no se albergan datos poblacionales (ni estadísticas demográficas).

Está claro que en el siglo XIV la población europea descendió en número de manera drástica, aunque no en el siglo XIII. En general, sí que es verdad que en el período histórico que va entre los años 1225-1400 se acusa una gran mortandad muy superior a los demás períodos de historia europea y muy por encima del índice de natalidad correspondiente; por eso, en respuesta anterior, he escrito que hubo una gran carencia de mano de obra que se prolongó en decenios posteriores, llevando a la inmisericorde importación de esclavos africanos a partir del siglo XV. Por lo que respecta a otros períodos vinculados a sub-eras Escorpio (de -2975 a -2800, de -875 a -700, etc.), entre historiadores de la Antigüedad y de la Prehistoria no hay nada planteado ni conocido – que yo sepa – respecto de este tema demográfico y tampoco entra, a priori, en función con el objetivo de la tesis planteada en mi libro.

Sin embargo, sí que es verídico que cayeron dos

grandes epidemias de peste bubónica, y los historiadores medievalistas tienen que saberlo aunque la primera es más remota y ha sido más difícil de averiguar arqueológicamente su alcance – aunque fue causa suficiente para el inicio de la así llamada por los anglosajones: “Dark age” o “Dark ages” (“Edad o edades oscuras”, se entiende) con la que se caracteriza

a la Alta Edad Media –, sobre la faz de la Tierra,

devastadoras para la población humana, precisamente en los siglos VI, VII y XIV, los cuales están comprendidas en dos sub-eras regidas por ambos signos de Agua (Cáncer y Escorpio, 525-700 y 1225-1400) muy reforzados – en aspecto de trígono (figura de gran armonía que ya yo he citado en la anterior respuesta y que, al igual que cuando se alzan cartas astrales u horóscopos comunes, en la LPH también opera plenamente) – por el también acuático de la Era.

A partir del siglo XVIII, existe una alza poblacional y, teniendo en cuenta que, en los anteriores períodos que se refieren a estas dos sub-eras las cuales yo acabo de mencionar en el anterior párrafo, se produjo una disminución de la población, es factible el extrapolar que acaezca la misma tendencia en nuestro siglo XXI.

Pregunta: En el capítulo dedicado a la sub-era de Sagitario (1400-1575) comenta que el ideal de modernidad se inicia en esa época, y que la crisis de este ideal se da en la actual sub-era de Piscis (1925-2100), con la llamada “posmodernidad”. No acabo de entenderlo bien… ¿con la Era de Acuario no habrá ideal de modernidad?

Carles: Lo que se valoraba en aquella sub-era choca desfavorablemente con lo que se valora en la presente (Sagitario entra en cuadratura inarmónica con Piscis, en astrología se entiende así), mientras que esto no sucedía en las dos sub-eras que estuvieron en medio (de Capricornio y de Acuario, ambos arquetipos armónicos con el Arquero); por ello, el término de posmodernidad, acuñado en la segunda mitad del siglo XX, se aplicaría a una modalidad de pensamiento y acción que supera al de la modernidad dejándola caduca.

Comúnmente, ser moderno se entiende como lo

contrario a ser caduco o atrasado, pero en momentos en que todo cambia mucho y de manera repentina esto cobra relevancia y, en los períodos históricos de los acuáticos arquetipos, es cuando se observaría más aceleración e intensidad de acontecimientos. Ahora mismo, ser moderno puede interpretarse como estar en una reunión más pendiente de la multiplicidad de novísimas aplicaciones cibernéticas del teléfono celular– del “móvil” – que de lo que te va comunicando la persona física que tienes delante y que presencialmente se dirige a ti, lo cual es un botón de muestra del “stress” actual.

En contraste, Acuario es un signo fijo más estabilizador de tendencias sociales por lo que esto nos puede salvar respecto de tiempos tan revueltos como los vividos y, en este siglo XXI, todavía por vivir hasta el corolario final (el mismo año 2100: coincidencia del signo Piscis en la mini-era, la micro-era, la sub-era y la Era; todo a la vez). Luego, como Acuario es inarmónico con Tauro (cuadratura), la inminente Era (2100-4200) va a jubilar al materialismo dilapidador y codicioso del “homo faber”, heredado de aquella otra (-4200 a -2100).

Pregunta: Al hablar de la sub-era de Acuario, comenta algo que me ha incitado a hacer una pequeña investigación. Treinta y nueve años después del inicio de dicha sub-era estalló la Revolución Francesa (1750 + 39 = 1789). Apliqué la misma fórmula al inicio de la actual sub-era de Piscis, con lo que se obtiene el año 1964, en el que se sitúa el inicio del movimiento hippie, que es algo que creo encaja bien con Piscis.

Después hice lo mismo con otras suberas, pero mis conocimientos de historia son limitados. Quizás usted pueda aclararme si años como 1089, 1264, 1439 o 1614 marcan algún tipo de acontecimiento relevante en sus respectivas sub-eras.

Carles: Cada uno de estos años pertenecen a una miniera Sagitario dentro de una micro-era Géminis y, en principio, lo que pudo ocurrir tiene muy poca trascendencia dentro de esa misma micro-era ya que son signos opuestos mandando la división superior, pues ésta es la tendencia a largo plazo. Anoto aquí que una micro-era de 14 años y 7 meses contiene doce mini-eras que duran aproximadamente catorce meses y medio cada una (duración exacta en el libro “El destino de la Humanidad” ya mencionado más arriba en la primera respuesta). Por otra parte, ambos signos forman aspecto de cuadratura con el de la Era. Sin embargo, también es importante contar con el aspecto astrológico que el signo de la micro-era forma con el de la sub-era que, según cual sea, puede que acreciente o disminuya la trascendencia de determinado acontecimiento histórico. Por otra parte, tengamos que los Gemelos suelen rebelarse ante todo aquello que les ate demasiado (y también buscan oportunamente liberar a otros congéneres) y también crear nuevas hermandades y fraternidades, entre otras características que, claro está, alargarían esta respuesta; lo que al ser el tercer signo zodiacal, lo hacen conforme a un tono más somero, más pionero y más disperso que los otros dos signos de Aire (Libra y Acuario) ya más avanzados y puestos.

Vamos por orden cronológico, pues, desde el punto de vista del signo que rige cada micro-era:

El año 1089 goza de situarse en relación de trígono (sub-era Libra, 1050-1225; signo de Aire) y pudo haber ocurrido algo de la máxima trascendencia, solamente comparable al 1789 (sub-era Acuario, 1750-1925, otro de Aire), de lo cual los historiadores medievalistas puede que tengan mayor constancia que yo. De todas formas, hay algo trascendente y es el segundo desembarco almorávide que crea definitivamente un gran imperio que cubre gran parte de la Península Ibérica y el Norte de África, creando Marruecos (con la capital en Marrakech, ahora es Rabat), parando toda la belicidad cristiana de la denominada Reconquista a lo largo de varios decenios y, de paso también, el trámite de las parias (o tributos) que tenían que desembolsar las taifas; esta revuelta social (rebeldía geminiana típica) libera a los musulmanes de la opresión y extorsión que sufrían por parte de los cristianos y estimula el comercio intercontinental. Otro acontecimiento es el sínodo de Melfi que prohíbe el concubinato y las esposas ilegítimas, lo cual indica un acto firme de revalorización social (Géminis liberador y feminista). Por último, mencionemos la fundación del primer monasterio (Citeaux) del Cister, orden monacal – a tener en cuenta que los primeros monasterios cristianos se crean al iniciarse la sub-era de Géminis (350-525) – de la máxima importancia en la época de esta sub-era. Recordemos que nos hallamos en la mitad de la Era de Piscis (la tendencia de fondo – la que va a más largo plazo – es la dirigente y las otras de forma – las que van a más corto plazo – son las subordinadas) y, por tanto, todo el mundo actúa con una gran motivación religiosa que jamás vacila ni se tambalea; luego este espíritu se irá deshinchando un poco más a cada año, hasta llegar a nuestro siglo XXI en la que hay una masa multimillonaria de ciudadanos que ya se consideran muy apartados de las formas de vida religiosa así como de la doctrina y de los dogmas que dicte cualquier Iglesia.

El año 1264 se integra en una época de gran

predominio religioso aún, pues la sub-era de Escorpio está muy reforzada por la Era (trígono de Agua); sin embargo, los episodios de terror y el auge del aristotelismo filosófico empiezan a minar esa fe. Por otra parte, señalo otra vez que los verdaderos expertos en interpretar los eventos de la Edad Media son los medievalistas. Así, se decide que todos los cristianos celebren el Corpus Christi lo que conlleva una gran fraternidad cristiana. Otro acontecimiento es la primera “Revuelta mudéjar” – varias más seguirán –, lo que coincidiría con el sentido rebelde de la vida geminiana. El establecimiento de la capital del imperio mongol en Pekin (o Beijing), capital de China, dio alas al comercio a larga distancia (“Ruta de la seda” la cual conduce a emporios caravaneros como, por ejemplo, la famosa ciudad de Samarcanda en Asia Central) , y el intercambio mercantil es algo bien auspiciado cuando éste transcurre por períodos geminianos tal como se ha demostrado que pasa en la proliferación de comerciantes de la zona oriental del Mar Mediterráneo y Asia Menor en la sub-era que va del año 350 al 525.

El año 1439 todavía oficialmente está dentro de la Edad Media (hasta 1453), por lo que, previamente yo advierto, los historiadores especialistas en el Medioevo son los más capacitados para determinar su importancia en cuanto a los eventos que se acaecieren. En todo caso, este sería el más flojo en cuanto a contenido histórico si contamos con que la sub-era aquí está regida por Sagitario, el cual es el signo diametralmente opuesto como todos los astrólogos saben de parvulario. De ahí, la gran derrota del movimiento hussita en Polonia (la rebeldía de Géminis vencida). El primer ejército de obediencia exclusiva a un rey (en Francia): Compañía General de Ordenanza (pagada mediante el impuesto denominado taille), preparado para aplastar revueltas del populacho (otra vez no se permiten actitudes rebeldes ante un Estado que las quiere bien controladas); es crucial e histórica la afrenta que este poder real contrapone a los magnates feudales (condes, duques, marqueses, etc.) caídos en desgracia, un golpe tan certero que se explica bien teniendo en cuenta que el feudalismo es una estructura originada en la sub-era del signo de Virgo (875-1050) mientras que los que corresponden a la Era, sub-era, micro-era y mini-era le son bastante o muy inarmónicos. Pero también se dice que en ese año es cuando probablemente se inventó la imprenta de tipos móviles (Johannes Gutenberg se encarga de facilitar la propagación de la información, recordemos que Géminis es muy comunicativo y rápido, sería la vocación del periodista).

Por lo que respecta al año 1614 y respetando la opinión de los historiadores especialistas en la Edad Moderna oficial (1453-1789), curiosamente yo he hallado que se da la última reunión del parlamento francés hasta la convocatoria de los Estados Generales en 1789 por Luis XVI durante la Revolución francesa. Pero como Géminis no tiene tanta fuerza cuando se combina con Capricornio (signo conservador de Tierra), como cuando lo hace con Acuario (signo revolucionario de Aire), se daría como consecuencia la apacible tranquilidad del siglo XVII, sin revueltas de alcance histórico como sí que va a ocurrir ciento setenta y cinco años (justo y exacto el período de una sub-era) después. También hay el informe del gobernador real de Cataluña Hurtado de Mendoza sobre el auge del bandolerismo (nyerros i cadells) relacionada con un malestar social endémico, una asignatura pendiente hasta su resolución ya en la siguiente sub-era más que puede indicar la voluntad social de revuelta (inherente al comportamiento geminiano). También hay el matrimonio de un magnate inglés con la famosa (dibujos animados) india norteamericana Pocahontas, lo cual es muestra de tolerancia (de fraternidad) social.

La primera revolución en la que, de manera pionera, se impone (Paoli) el sufragio universal masculino acontece en Córcega, año 1755. En el año 1749, Montesquieu publica su libro L’esprit des lois sobre la separación de los tres poderes ejecutivo, legislativo y judicial. En

1751, sale de la imprenta el primer tomo de l’Encyclopédie Française para espanto de jesuitas y otros estamentos acomodados del denominado Antiguo Régimen (l’Ancien Regime que se estableció inicialmente en la sub-era carolingia de Leo, signo opuesto a Acuario). Pues, esas primeras chispas – que son como el encendido de un motor – son las que generan el cambio de Época, el salto de un comportamiento resignado y conservador a un idealismo revolucionario que va a generar repúblicas a ambas orillas del Océano Atlántico; así, previo a su desembarco militar en América, Simón Bolívar leyó l’Encyclopédie en Paris, obra teórica que ya motivó el idealismo (el denominado “Enciclopedismo”) de la Revolución Francesa. Por tanto, el 1789 sería meramente el momento en que suena la alarma del despertador, bien ruidosamente para no seguir durmiendo y no permanecer aletargados, pues ya hace tiempo que ha empezado el nuevo día. Entonces, la cultura actual lo señala como efemérides clave y los historiadores de la Edad Contemporánea lo han tomado como punto de partida de acuerdo a su criterio científico, en Francia, cada día catorce de julio (aniversario de la toma de la Bastilla de 1789) se celebra la Fête Nationale; lo cual no nos debe dejar impresionar como para olvidar que los primeros acontecimientos que señalan el cambio a una nueva época, a falta de aún mayores y más minuciosas investigaciones, a tenor de la LPH se producen justo en la década de 1750 como se transparenta en los ejemplos que yo he indicado al principio de este largo párrafo.

El año 1789 tiene manifiestamente gran impacto en la Historia, de todas formas, debido a que está incluido en la micro-era del signo de Géminis, el cual está en trígono (gran armonía zodiacal) con el de la sub-era (ambos de Aire), y éste a su vez encaja con el de la Era.

El 1964, en contraposición, está en cuadratura

(inarmonía zodiacal) con el de nuestra sub-era de Piscis (1925-2100) y, por eso, señalaría un bastante menor impulso rebelde del movimiento hippie (que quizás más bien que enfrentar problemas sociales como, por ejemplo, hacía el geminiano “Che” Guevara en América, se evadía de ellos mediante drogas incluso) o de lo que más fuese que ocurrió en ese año y que muchos ciudadanos pueden contárnoslo hogaño tal como lo vivieron. De todas formas, se dan varias independencias de nuevos estados (Tanzania, Zanzibar, Zambia,…), ¿Por qué?, pues si observamos qué nació en la sub-era de Sagitario (Portugal y España son las primeras potencias marítimas en invadir otros continentes ya en el siglo XV con el hito del archipiélago canario en 1401), se puede colegir bien como sigue a buen ritmo el desmantelamiento del imperialismo colonial europeo, teniendo en cuenta que los dos signos de la Era, de la sub-era y de la micro-era le son bastante o muy inarmónicos al del Arquero.

También este año, el gran acontecimiento sindical en Barcelona es la fundación clandestina de la hoy mayoritaria organización Comisiones Obreras en la parroquia de Sant Medir (barrio de Sants), lo cual no debe de extrañar pues el sindicalismo y Géminis se relacionan de modo óptimo, teniendo en cuenta todo lo que significa de mejora reivindicativa de las condiciones salariales y laborales de la clase social obrera.

Otro gran acontecimiento en 1964, esta vez, a favor de la igualdad racial, es la firma de la “Ley de Derechos Civiles” por el presidente norteamericano Lyndon B. Johnson, a la vez que se otorga el Premio Nobel de la paz al Dr. Martin Luther King – otro gran activista es Malcolm X –; toda una alborotada lucha (otra vez, la rebeldía geminiana en acción) de los afroamericanos que, curiosamente, se circunscribe a esta micro-era tal como yo detallo en el anexo número cincuenta y cinco al final de mi capítulo C-3. Otro significativo paso en contra de la discriminación –apartheid– de los hombres de color se hace en la República de Sudáfrica y es el discurso de Nelson Mandela: “Estoy preparado para morir” y su condena a la cadena perpetua en la cárcel.

Pregunta: Analizando el pasado todo parece encajar bien con la teoría sugerida en la Tabla Periódica de la Historia. Sin embargo, al abordar el futuro, Boris Cristoff no siempre ha estado muy acertado. En la página 373 de la versión digital de su libro, la del 2012, puede leerse como pronosticaba una “gran armonía económica”, que supuestamente iba a iniciarse en noviembre de 2008. Prácticamente, la misma fecha en la que dio inicio la actual crisis económica, con la caída de Lehman Brothers. ¿Cómo puede explicarse un error, en mi modesta opinión, tan llamativo?

Carles: Sí, pero también en mi modesta opinión y en palabras orales del profesor de Economía de la Universidad norteamericana de Columbia Dr. Sala-i-Martin, en ese mismo momento, el gobierno de los Estados Unidos dio instantáneamente con el acertijo al depurar ineptos y poner una gran masa de capital – que vendría a ser una inyección multibillonaria de dólares – a disposición de esas entidades financieras; como se suele decir: “A grandes problemas, grandes soluciones.”. A criterio del mismo prestigioso y mediático docente, el problema se centra más bien en la vieja Europa que todavía hogaño no ha hecho nada para resolver el frágil balance bancario desde entonces. Sería un error de óptica eurocéntrico el difuminar hacia un alcance mundial lo que quizás padece un solo continente con un peso económico relativo.

Pero hay otra variante de esta respuesta más trascendente todavía: el tener en cuenta que esta gran armonía que existe entre los signos de la mini-era y de la micro-era no se reproduce entre los de la micro-era y de la Era y sub-era a la vez, ambos, en este último caso, opuestos (micro-era de Virgo en oposición a la Era y sub-era de Piscis). Entonces, se infiere de ahí que esa gran armonía económica y materialista acaba por ir muy a corto plazo, mucho más en la forma que en el fondo, más teatral y efectista que verídica. Y esto que yo le señalo también está recogido en la misma página, en el mismo anexo número cincuenta y ocho, arriba del todo en el párrafo por el que principia: “Lo económico se expande con características de gran inarmonía,…”.

Lo que todo el mundo recién acaba de experimentar en vida un proceso de expansión económica en la gran mayoría de los años que están entre el 1997 y la primera mitad del 2012 – la micro-era de Virgo –, tal como yo abordo el encabezamiento del capítulo C-6 en mayúsculas: “LEMA: EXPANSIÓN ECONÓMICA Y CIENTÍFICA” – y también el del capítulo B-6, el cual concierne a la sub-era medieval (cuando la Alta Edad Media) de Virgo –, y eso nadie lo cuestiona. Otra cuestión es que éste tuviera los pies de barro a la larga.

Pregunta: Usted mismo también se aventura a hacer algún pronóstico. El que más ha llamado mi atención es cuando habla de un posible momento de gran intensidad en los acontecimientos, coincidiendo con la microera de Escorpio, entre el año 2027 y el 2041. Es una interpretación interesante, pero le encuentro un pero. No recuerdo ningún periodo de 15 años, durante el último siglo, en que no se haya dado algún tipo de acontecimiento que pueda considerarse intenso. ¿Se podría concretar un poco más a fin de demostrar claramente la veracidad de esta técnica?

Carles: Depende de la manera de interpretarlo, todos los acontecimientos que uno recuerde son, al menos a primera vista, importantes y tampoco se puede hilar tan fino. Yo le doy relevancia, por ejemplo, al pionero estudio sobre los límites del crecimiento, presentado por el llamado Club de Roma en la década de los años setenta, teniendo en cuenta además la micro-era del signo Cáncer, muy armónico con el de la sub-era y de la Era; en cambio, esto nadie lo advierte. Hay más consciencia de que en esa misma década, se creó la O.P.E.P. – Organización de Países Exportadores de Petróleo – la cual se hizo con el control de la economía mundial, llevando la batuta. Por otro lado, sabiendo que Cáncer es un signo cardinal no extraña, como hemos tratado más arriba en este cuestionario, el que el sector primario de la economía cobre tanto protagonismo. El que haya algún organismo oficial y creíble que reconozca unos límites al poder del ser humano me da la impresión de una gran transcendencia a largo plazo, en cambio, otros eventos quizás de gran intensidad – como cualquier campeonato de fútbol – solamente indican tendencias a corto plazo que están más subordinadas; habría que analizar en cualquier caso. Como la de Cáncer (1968-1983), la de Escorpio (2027-2041) también reúne rasgos de gran armonía con el signo de la Era y el de la sub-era, por lo que es dable esperar sucesos iguales de gran transcendencia histórica a largo plazo que superen lo que aconteciese en el resto de las diez micro-eras de esta sub-era.

Pregunta: Quizás se trate de un despiste por mi parte, o que lo menciona usted en la edición en papel y no en las digitales. Si es así, disculpe la pregunta. Pero al abordar el siglo XX, ¿por qué no menciona la llegada del hombre a la Luna en 1969?

Carles: Lo ha hecho ya en su libro “El destino de la Humanidad”, a través de varias páginas (95, 106 a la 113, 214 y 215) dedicadas a la historia de la astronáutica y el vuelo humano, el creador de la LPH y, probablemente por eso, no le haya yo querido dedicar más líneas de texto a este simbólico evento tecnológico.

Pregunta: Y ya, para ir acabando, menciona usted con frecuencia un libro de astrología del que no tenía noticias. Su autor es Joan Marimón Padrosa, su título “Historia del arte a través de la astrología”. Me ha picado la curiosidad, ¿este libro está descatalogado o aun se puede conseguir?, ¿existe algún trabajo más del mismo autor sobre astrología?

Carles: De ese libro, de paso yo ya me he referido en la primera respuesta y abajo le doy los detalles. No existe ningún trabajo más de este autor sobre astrología, al menos según me han comunicado y en relación con su exclusiva dedicación vitalicia desde entonces al negocio

audiovisual. Creo yo que este libro todavía es posible de adquirirlo en una librería callejera u on-line, la editorial es Anthropos – Editorial del Hombre – sita en la ciudad de Barcelona. También se puede contactar con el mismo escritor vía redes sociales. Por último, dado que se trata de una tesis de licenciatura guardada en la Universitat de Barcelona, acudir ahí.

Aprovecho esta pregunta para ofrecer aquí una relación bibliográfica de algunos libros – los 3 más básicos y uno en francés – publicados por editoriales referidos a la Ley Periódica de la Historia descubierta por el astrólogo y escritor búlgaro-uruguayo Boris Cristoff Naumova:

MARIMÓN PADROSA, Joan: Historia del arte a través de la astrología – subtítulo: La astrología precesional como método de historiación del arte –; FERNÁNDEZ ARENAS, José (al cuidado de): colección “Palabra Plástica”, número 6. Barcelona, Grupo A Anthropos Editorial del Hombre, diciembre-1985. 367 páginas. I.S.B.N.: 84-85887-94-8. Depósito legal: B. 30.463-1985.

PARELLADA SANRAMA, Carles: Precesión e Historia mundial – subtítulo: La Ley Periódica de la Historia: Análisis y demostración –Saarbrücken (Alemania), Editorial Académica Española (es marca comercial de AV Akademikerverlag GmbH & Co. KG; correo electrónico: info@eae-publishing.com), 10-febrero-2013. 433 páginas. I.S.B.N.: 978-3-659-06237-7.

Precesion e Historia Mundial

Historia del arte a Traves de la Astrologia

CRISTOFF (NAUMOVA), Boris: El destino de la

Humanidad (contiene póster con la “Tabla Periódica de la Historia”); colección “Fontana Fantástica”. Barcelona, ediciones Martínez Roca S.A., 1981. 279 páginas. I.S.B.N.: 84-270-0630-6. Depósito legal: B. 211-1981.

CRISTOFF (NAUMOVA), Boris: Le destin de l’humanité (avec la Table périodique de l’Histoire);

collection “Aux confins de l’étrange”. MonacoÉditions

du Rocher, 1982. 267 pages/páginas. I.S.B.N.: 2-268-00141-5. Dépôt legal: mars 1982. Nº d’édition: CNE Section Commerce et Industrie Monaco: 19023.

El Destino de la Humanidad

Pregunta: ¿Y usted?, ¿tiene en mente nuevos proyectos en relación con la astrología?. ¿Nos puede dar alguna dirección en internet desde donde seguir sus investigaciones?

Carles: Permanezco centrado en la LPH, persiguiendo su mayor difusión pública y el reconocimiento científico.

Sirva, en todo caso, la dirección web – en el entorno de la tan popular e internacional red social (por otra parte, una típicamente enmarcada en esta micro-era en la que ya nos hallamos inmersos hace ya un año – desde el 1/VII/2012 –, identificada por un arquetipo zodiacal como Libra: societario y sociable por antonomasia, documentalista y multiplicador de contactos, pacífico, comunicativo y gregario, igualador del conocimiento, justiciero y fraterno, antipolítico e indiferente a metas, conciliador y buscador del promedio) Facebook – que yo he citado al principio de este cuestionario:

http://m.facebook.com/HistoriaPrecesional

Muchas gracias por haber atendido la llamada de este humilde blog de astrología. Le deseo muchos éxitos con su libro. Porque además, a lo largo de los años he leído ya a varios autores, y debo decir que, en mi modesta opinión, son pocos los que tratan esta temática de una forma tan seria y rigurosa como en su caso. Su análisis de la historia me ha ayudado a profundizar en las interesantes ideas de Boris Cristoff. Uno de los, para mí, grandes clásicos de la astrología moderna, junto a otros como André Barbault o Michel Gauquelin.

Aconsejo la lectura de estos autores. Y por supuesto, el libro de Carles Parellada que he presentado aquí: “Precesión e Historia Mundial”. Feliz lectura a todos.

Signos del Zodiaco

JUAN ESTADELLA

Juan Estadella es una de las figuras más relevantes en el panorama de la astrología, y no solo en España, pues ha publicado sus artículos en revistas especializadas de diversos países. Creo que no es exagerado decir que ha indagado en el mundo de la astrología desde todos los ángulos posibles. Primero como alumno de Adolfo Roca, que fue el que le introdujo en esta disciplina; después en su consulta, ya que incluso asesora a algunas empresas por sus conocimientos en astrología empresarial; también en su faceta como divulgador, a través de conferencias, cursos o seminarios; o como miembro de asociaciones y fundaciones dedicadas a la astrología. Pero quiero subrayar su trabajo como escritor, por el que ha plasmado sus investigaciones en varios libros.

En definitiva, una amplia biografía. De la que podrán informarse mucho mejor desde su propia página web: http://www.juanestadella.com/

Allí también encontrarán un listado con todos los libros que ha publicado hasta la fecha. Dos de ellos pueden descargarse gratuitamente. Recientemente he tenido el placer de leer uno de estos dos libros gratuitos, que lleva por título “La Era de Acuario”. Libro en el que su autor especula sobre cómo nos afectará, y nos está afectando ya, la llegada de dicha Era, que él sitúa sobre el año 2100. Pero sugiere que, 200 años antes y después del mencionado 2100, las influencias de Piscis y Acuario se mezclarán.

Como aficionado a la astromundial, el tema me ha parecido muy sugerente. Tanto, que tuve el atrevimiento de proponerle una entrevista sobre esta cuestión, para los lectores de este humilde blog. Y para mi sorpresa, el Señor Juan Estadella tuvo la amabilidad de aceptar.

Seminario-sobre-Astrologia-Empresarial-en-Mexico-2011

Juan Estadella – Seminario sobre Astrología Empresarial en México (2011)

 

Pregunta: En el libro explicas que sobre el año 1900 ya empezaron a notarse los efectos de la Era de Acuario. Y mencionas de pasada la conjunción entre Neptuno y Plutón de aquella época, pero sin explicar nada sobre la misma. Me quedé un poco con curiosidad por saber tu opinión sobre ese aspecto, y el ciclo entre dichos planetas. ¿Podrías darnos alguna pincelada sobre esta cuestión?

Estadella: Bien, de hecho en 2011 (Congreso Ibérico, Barcelona, España) presenté una ponencia de nombre “El ciclo Neptuno-Plutón y la Era de Acuario”, donde justamente exponía la inserción de este gran ciclo en la nueva era. A mi juicio, este engarce es importante por la modulación y el ritmo que el ciclo en cuestión ha imprimido en los primeros compases de la Era de Acuario. Este solape astrológico ha sido importante por la activación que ha supuesto justo al inicio de la Era de Acuario. En cuanto al ciclo Neptuno-Plutón, que se renovó allá por 1891 en el signo de Géminis (importante matiz cualitativo), podemos decir que enmarcó a la sociedad del momento en un contexto global determinado. La humanidad asistía entonces a toda una serie de adelantos científicos que transformarían a la sociedad de la época: la turbina de vapor, los primeros planeadores capaces de transportar a un hombre, los dirigibles, el motor diesel, la radio, la cinematografía o los rayos X. Y no sólo a nivel científico y tecnológico hallamos acontecimientos importantes, sino también en otros niveles: Sigmund Freud, creador del Psicoanálisis, publicó La Interpretación de los sueños en 1900 y revolucionó a la sociedad con sus teorías sobre el inconsciente y otras más. Asistimos también a una renovación espiritual: el teosofismo, elemento esotérico de antiguas doctrinas ocultas, es puesto de actualidad por H. P. Blavatsky. Incluso la astrología renace en este período, de la mano de Alan Leo, Paul Choisnard y otros autores. No es fácil discernir dónde empieza y acaba la influencia del ciclo Neptuno-Plutón en la ya incipiente Era de Acuario. Es difícil establecer una delimitación en los efectos de dicho ciclo, pues en algunos puntos parece fundirse y confundirse con las señales de la nueva era. Sea como sea, esta singularidad astro-histórica ha adelantado y acelerado la percepción y la misma realidad del cambio y del paso a otro tipo de sociedad, la que imperará en los próximos dos milenios.

Pregunta: Me ha llamado la atención que relaciones la música jazz con la Era de Acuario, por la cercanía de los inicios de este género musical con el año 1900. Ciertamente, la famosa improvisación del jazz tiene mucho de Acuario. Pero al leerlo, no pude evitar pensar en otra clase de música, la llamada música electrónica, elaborada por ordenador, sonando en grandes espacios donde las masas son hermanadas por “nuevos” ritmos tribales, al mismo tiempo que se consumen sustancias como el alcohol, elaboradas mediante procesos químicos… ¿no suena todo esto también a Acuario?

Estadella:Sí, claro, es algo puramente acuariano. Y ya que mencionas este punto, a nivel general la popularización o masificación de la música es otro fenómeno típico de la nueva era. Al fin y al cabo, antes la música la disfrutaban mayoritariamente las clases altas.

Pregunta: En una parte de tu escrito mencionas los Reality Shows, sugiriendo que estos son también fruto de la proximidad con el año 2100. Me ha parecido una forma sutil de insinuar que, durante la Era de Acuario, existe el peligro de que llegue a desarrollarse una sociedad de alguna forma parecida a la que describió George Orwell, en su obra más universal, “1984”. ¿Es así, o es demasiado interpretar de tus palabras?

Estadella: Es una posibilidad real. Podríamos ganar libertad colectiva a costa de la libertad personal. No hay que olvidar que es lo que primará en la nueva era. La prioridad será el grupo, el colectivo, la sociedad, no el individuo mismo. Sin embargo, los cambios legislativos, sociales o personales, se harán de forma acompasada y todo confluirá y se sintonizará de acuerdo con el leit motiv de la Era de Acuario. Por ello, al hombre del siglo XXII no le supondrá ningún esfuerzo esta adaptación paulatina, pues estará respirando el mismo aire acuariano. Al contrario, le sorprenderá la falta de control, la desigualdad y la excesiva libertad del hombre del pasado. Para mí, es triste, pues algunos de los elementos acuarianos son claramente desacertados cuando se aplican al ser humano. Con todo, es algo puramente subjetivo y, con respecto a los tiempos futuros, yo soy un hombre del pasado, así que no estoy obligado a entenderlo, por decirlo de alguna manera.

Pregunta: Siguiendo con la pesadilla orwelliana, las famosas redes sociales recuerdan también un poco esta idea del Gran Hermano, que podía vigilar a todos sus súbditos, gracias a los avances tecnológicos. No sé si compartes esta inquietante impresión, o si esto tiene algo que ver con la ausencia de estas redes en tu web.

Estadella: Las llamadas redes sociales son, ciertamente, otro fenómeno genuinamente acuariano. De hecho, todos lo que usan Twitter, por ejemplo, se vigilan ellos mismos. También los teléfonos móviles, que nos obligan a estar localizados y disponibles permanentemente, o el mismo Facebook… De hecho, desde que escribí mi libro sobre la nueva era esto se ha intensificado y acelerado. No estoy en contra del uso de las redes sociales, pues forman parte de los nuevos tiempos. Pueden usarse inteligentemente si enriquecen nuestra vida personal o profesional, pero a menudo nos convertimos en esclavos de ellas. ¿Qué sentido tiene tener 4.000 “amigos virtuales” en Facebook? Creo que es mejor tener 3 amigos reales de verdad, con los que puedas tomar un café. Y si están lejos, usaapropiadamente la tecnología acuariana de Skype, por ejemplo, y habla con ellos. Yo lo hago. Pero me parece ridículo enviar un tweet para decir algo así como “voy a lanzarme a la piscina” o “me dispongo a comer una hamburguesa doble con queso en…”. Y lo mismo pienso de las conversaciones vacías de Facebook, que nos roban tiempo y nos convierten en verdaderos escaparates ambulantes. El ser humano pierde “magia” y atractivo con este fenómeno. Hasta el Sócrates de ayer nos parecería hoy superficial y banal si le siguiéramos constantemente en Facebook y Twitter… Pero bueno, yo mismo puedo utilizar las redes sociales en cualquier momento si a nivel profesional es necesario. Pero de forma limitada, sólo en el ámbito profesional y sin ceder libertad o privacidad en lo personal. Me gusta sentirme libre y no estar pendiente de un teléfono móvil que parece seguirme allá a donde voy ni de un Tweeter que vaya marcando mis pasos o mis pensamientos del momento. Me gusta perderme yo solo en cualquier momento del día, en cualquier parte, sin que nadie me controle. Y no voy a renunciar a eso. La verdad, si yo mismo tuviera una cuenta activa en FB, Twitter, móvil conectado todo el día y todo lo demás, no tendría tiempo ni de escribir, ni de estudiar ni quizá de viajar y vivir la vida de verdad, en la calle, de primera mano. En suma: un cuchillo puede servir para cortar y ser útil, pero también puede convertirse en un arma mortal. De nosotros depende el aprovechar los adelantos tecnológicos de manera provechosa y no de forma caprichosa y vacía.

Pregunta: Comentas también que, conforme nos vamos aproximando al inicio de la Era de Acuario (año 2100), las monarquías van a ir desapareciendo poco a poco. En España esta cuestión está muy de actualidad, por eso creo interesante preguntarte si tienes algún pronóstico sobre la monarquía española en particular.

Estadella: No lo he estudiado. Como bien dices, estoy convencido de que toda forma de monarquía o imperio desaparecerá paulatinamente y de forma irreversible conforme nos adentremos en la nueva era. De hecho, en el siglo XX ya han pasado a mejor vida muchas dinastías monárquicas o imperiales. Otra cosa es cuando una monarquía en particular se extinguirá. Tengo muy claro que, por ejemplo, la carta natal de Guillermo de Inglaterra, el hijo del Príncipe Carlos, es la carta típica de un rey. Al igual que otros reyes ingleses del pasado, como Jorge V o Jorge VI, tiene a Júpiter exactamente en el Mediocielo. Sin duda, astrológicamente hablando, Inglaterra seguirá existiendo como monarquía en las siguientes décadas. Ahora bien, con respecto a España, no está tan claro. Sería necesario un estudio a fondo, pero a priori las cartas natales de los futuros herederos no muestran señales astrológicas inequívocas que permitan entrever que ejercerán como monarcas. La carta natal de Juan Carlos I refleja bien su rol como monarca: tiene a Júpiter en X, cerca del MC, en Acuario (un rey “moderno”). En la de su hijo Felipe, es menos evidente, pero sin negar la posibilidad totalmente. Es posible que llegue a ser rey, pero lo de mantener la corona a largo plazo, ya es otra cosa. Y en la carta de la primogénita de éste, Leonor, en teoría la futura heredera, las señales son mucho más débiles, lo que compromete el papel que, en teoría, le reserva la historia. Con todo, habría que estudiarlo a fondo antes de pronunciarse en firme sobre la no continuidad de la monarquía española.

Pregunta: Otro tema muy de actualidad es la crisis económica, y como experto en astrología empresarial era casi obligado preguntarte sobre la misma. Porque además, en tu libro hablas mucho del Estado del Bienestar. Afirmas, o eso creo haber entendido, que el modelo económico de los países del norte de Europa será el que acabará implantándose durante la Era de Acuario. Sin embargo, muchos gobiernos están recortando en educación, sanidad, alargando la edad de jubilación, etc. Por tanto, en relación con el siglo XXI, ¿sigues pensando lo mismo?

Estadella: Totalmente, no cambio mi discurso ni un ápice. Los recortes actuales, el proceso involutivo al que asistimos en relación al llamado Estado del Bienestar, es algo puramente circunstancial, un paso hacia atrás para coger impulso. La crisis económica demanda una reestructuración profunda del sistema. Austeridad y mayor control en el gasto son imprescindibles para poder crecer, según las tesis de la Unión Europea. El efecto no será inmediato y tendrá costes sociales, pero es la apuesta europea (especialmente alemana) contra la recesión, en contraposición al modelo de recuperación norteamericano, más partidario de seguir elevando el nivel de gasto, aumentando la inversión. La verdad es que las políticas keynesianas del pasado hoy son de difícil aplicación, justamente debido a la enorme deuda acumulada. Soy astrólogo, no economista, pero me parece que es más sensata una solución en la que coexista una cierta austeridad y control presupuestario y una política inversora pública fuerte e inteligente, que supla, momentáneamente, la débil inversión privada. Posibles fórmulas para solucionar la crisis aparte, tarde o temprano llegará la recuperación, y la nueva era, con lo que conlleva a nivel de carga acuariana, no va a permitir las desigualdades del pasado. Es algo irreversible. Incluso en los Estados Unidos, el paradigma del capitalismo puro y duro, ya están cambiando las cosas.

Pregunta: Pero lo que más me ha llamado la atención, es que sugieres que en la Era de Acuario llegaremos a un Gobierno Mundial, con una moneda común para todos los estados, un solo ejército, etc. En definitiva, que toda la humanidad formará parte de un solo país. ¿Significa esto que la posibilidad de que aparezcan nuevos estados, como podría ser el caso de Escocia, de Québec, o el de la misma Cataluña, es improbable?

Estadella: Aparentemente, es una incongruencia en los nuevos tiempos, en la nueva era. Pueden ser los últimos coletazos de viejas ideas del pasado o señales incipientes de nuevas fórmulas del futuro. En cualquier caso, el modelo del futuro creo que será más cercano, a nivel de organización y administración territorial, al de las ciudades-estado del pasado. Es posible que perdure el concepto de nación o región, pero perderá mucha fuerza. A nivel estrictamente individual creo que la identificación, a la larga, será más a nivel de ciudad-estado o área urbana común, en la que se comparte un espacio físico, más allá del marco cultural o idiomático, algo más propio de una región o nación. Y por supuesto, teniendo como referente el marco global, llámesele gobierno mundial, moneda única o idioma único, que será lo que prevalecerá.

Pregunta: Una última cuestión. Tengo entendido que en el mes de noviembre participarás como ponente en el III Congreso de Astrología “La Nueva Era de Acuario”, que se celebrará en Barcelona. Si no es indiscreción, ¿nos puedes adelantar un poco el tema del que hablarás en ese congreso?

Estadella: Mi ponencia se titula: ¿Cómo cambiar nuestro destino con la astrología? Mi visión de la astrología no es determinista, sino más flexible y con la posibilidad de interactuar con nuestro destino. Evidentemente, existe un destino pre configurado, unas líneas maestras más o menos claras, pero por medio de la astrología podemos cambiar nuestro destino; al menos, hasta cierto punto. La única manera de poder variar lo que está predeterminado es precisamente conocer esas tendencias, dominar dichas posibles variables y utilizar determinadas herramientas astrológicas para cambiar nuestro destino. En caso contrario, se reduce nuestro margen de maniobra y perdemos el control de nuestro propio destino. En dicha exposición contemplaré dos posibles vías para interactuar con nuestro destino. A nivel estático, con lo que se llama relocación permanente: cambiar de lugar de residencia, según la técnica de la Astrocartografía y Local Space, y a nivel dinámico, seleccionando el mejor lugar para la renovación de la Revolución Solar. Y algunas ideas, conceptos y técnicas más que mostraré en mi disertación. Aprovecho la ocasión para apuntar que esta será la segunda edición de este congreso (ya va por la tercera edición) en la que participaré. Es un congreso joven, moderno y de carácter anual, que además lleva el nombre de la nueva era. En la última edición asistieron unas doscientas personas y esperamos seguir manteniendo el mismo nivel en cuanto a contenido y público. He dejado de participar en otro importante congreso astrológico nacional por haberse agotado el ciclo o la fórmula en la que se sustentaba y por haber entrado, a mi juicio, en un proceso endogámico peligroso. Así que los nuevos tiempos también demandan nuevos modelos de congresos astrológicos.

Estaremos atentos a lo que allí suceda.

Para concluir, expresar mi agradecimiento por haber aceptado esta entrevista. Espero que se traduzca en un aumento de descargas de tu libro “La Era de Acuario”, que me ha parecido muy interesante. Como también lo son el resto de tus libros y artículos.

RAFA CAÑETE

Rafael Cañete, natural de Córdoba, ciudad que destila embrujo, arte y misterio en cada una de sus calles; nace bajo el signo del Escorpión, tradicionalmente asociado también con el misterio, y con intentar indagar en el por qué de las cosas, en la causa última de todo, quizás de ahí su interés por la figura de Carl Gustav Jung. Añadir también, siguiendo con el escenario en el que se encontró nada más nacer, que llega al mundo en mitad de otra crisis económica. En concreto, la del petróleo de 1973. Coincidencia por la que me atreví a sugerirle que nos diese alguna pista astrológica sobre la situación actual. Pero estos datos, aunque ya parecían sugerir, de algún modo, una dirección, no son los únicos a destacar en su biografía.

Es licenciado en filología hispánica por la Universidad de Córdoba, trabaja para la Junta de Andalucía como profesor de Instituto. Como astrólogo dirige el blog http://plutonencapricornio.blogspot.com.es/, y realiza consultas de astrología, con una visión junguiana, transpersonal y humanística. Además, destacaré que ha impartido charlas y conferencias de astrología.

Rafa

Pregunta: Rafa, ¿cómo te surgió tú interés por la astrología?

Respuesta:La verdad es que de siempre me ha atraído, aunque fue a través de un gran astrólogo argentino, Juan Tolosa, como surgió de forma apasionada el amor por la Astrología. Creo que es lo que hago con más entrega por mi parte, y con más disfrute.

Pregunta: ¿Y por qué esa visión junguiana?

Respuesta: Pues también fue inspirada por la figura de Tolosa, aunque he de decir que con el tiempo la he combinado con una visión más de tipo humanista, inspirada en astrólogos como Dane Rudhyar o Alexander Ruperti, basada en el uso de la Astrología como forma de conocer y cultivar nuestras potencialidades, descritas en la carta natal. Creo que la perspectiva de Jung, acerca de las energías y arquetipos que tenemos dentro, casa muy bien con la Astrología, porque esta nos da un cuadro bastante exacto de los distintos tipos de personalidad que puede atribuirse a cada signo e incluso a cada aspecto planetario. La Astrología ha sido considerada como la primera gran clasificación de tipos psicológicos, y el modelo que ofrece Jung complementa muy bien lo que este arte o ciencia, según lo que cada uno quiera opinar al respecto, puede ofrecernos.

Pregunta: ¿Cómo crees que puede ayudar la astrología en momentos tan complicados como el actual?

Respuesta: La Astrología creo que puede ayudarnos siempre, sea cual sea el momento. Ahora tenemos una situación difícil pero porque nosotros mismos nos hemos esforzado mucho en crearla. Nos hemos identificado demasiado con el estatus, con el prestigio, con la ambición desmedida, con el poder económico como única escala fidedigna de valoración, y Plutón está desmantelando todo esto desde que entró en Capricornio en 2008. Creo que las personas deben mirar más a su propia alma, lo que de verdad les hace sentir seguros más allá de una posición en el mundo. Un examen de conciencia o algo así es lo que necesitamos, hurgar un poquito dentro de nosotros. Curiosamente esto tiene mucho que ver con Cáncer y la Casa IV, y Cáncer es el signo opuesto de este paso de Plutón por Capricornio. La empatía, la comprensión hacia los demás, y observarnos en serio despojados de los adornos materiales que hemos fundado para ser grandes e importantes es una buena manera de salir adelante en estos momentos. Y la Astrología puede ayudarnos a ver qué es lo más valioso de nosotros mismos que hemos descuidado tanto por este empeño en destacar.

Pregunta: Muy interesante lo que dices Rafa. A tu juicio, ¿hay indicios astrológicos esperanzadores en relación con la crisis?, ¿vamos a salir de esta?

Respuesta: A nivel mundial, puede ser que a partir del mes de julio haya cambios positivos con esta crisis, cuando Júpiter entre en Cáncer, dando lo mejor de sí al estar en el signo de su exaltación, y forme trígono con Saturno justo cuando éste se torne directo en Escorpio. Veremos también esa oposición con Plutón que formará Júpiter, aunque creo que mirar más por el pueblo (Cáncer) o tenerle más en cuenta debería ser una clave, porque si no cuando Urano, Plutón, Júpiter y Marte aspecten la Luna española según la carta de 1975, desde mayo y especialmente desde julio, la gente se va a revolucionar en serio.

Pregunta: En fin, ya veremos. Cambiando un poco de tercio… Tengo entendido que realizas conferencias y charlas de astrología, ¿cómo valorarías la reacción y asistencia del público?

Respuesta: Bueno, la verdad es que conferencias con público y todo solo he hecho una, y he de decir que la asistencia fue muy buena y que la gente disfrutó bastante. Tengo previsto dar más, y hasta cursos a partir de febrero. Creo que la gente suele valorar muy bien esto, pero cuando se trata de dinero hay quizá mucha reticencia aún. La Astrología sigue viéndose como una especie de atracción o una curiosidad, más que como algo que puede realmente servir de soporte en momentos difíciles. De todos modos, creo que esto también está cambiando últimamente para mejor.

Pregunta: ¿Cuál es la situación de la astrología en Córdoba, y en Andalucía en general?

Respuesta: Pues sé que hay astrólogos muy buenos y que hay interés, pero está todo muy disperso y hay poco espíritu de cooperación. El astrólogo es sumamente individualista y le cuesta colaborar, creo que es algo que tiene que trabajar. El astrólogo ya no es el “nigromante” poseedor de un conocimiento oculto que asesora a los grandes reyes y emperadores, como en el pasado. Ya no asesoramos a reyes sino a la gente de la calle, y muchos tenemos que bajarnos aún de ese pedestal y ver a los demás astrólogos como compañeros, más que como rivales o algo así. También esto es algo que percibo está cambiando.

Pregunta: Mi siguiente pregunta creo que enlaza bien con lo que comentas… ¿qué libros y autores astrológicos nos recomiendas?

Respuesta: Por supuesto todos los de Liz Greene y Howard Sasportas, pero recomendaría en especial dos joyas: “Astrología, karma y transformación”, de Stephen Arroyo, y “Ciclos del devenir”, de Alexander Ruperti. Cualquier libro de Eugenio Carutti está muy bien, así como revisar clásicos de Ben Ragel o de Antares. Me atrae mucho la astrología mundial y leo a Barbault, aunque en este tema aún soy muy novato.

Pregunta: Y ahondando un poco más en lo personal, si me permites… Si no calculo mal, estás a 2 años de la “temida” oposición Urano-Urano, tradicionalmente asociada con la llamada crisis de los 40. No sé si te has preparado de algún modo para hacer frente a este tránsito, pero ¿tendrías algún consejo para los que tendrán que abordarlo en el 2013 (nacidos en 1971)?

Respuesta: Bueno, espera un poco que aún me queda, jaja. Tengo a Urano a 25º de Libra y hasta fines de 2016 no empezaré a sentirla. Yo creo que es fundamental atender a nuestra voz interior, a aquella parte de nosotros que quiere hacer cosas nuevas más allá de sus responsabilidades habituales. Si el trabajo da la opción, trataría de hacer lo que me gusta y dar salida a mi creatividad, o a algo que siempre he querido hacer pero que siempre he postergado por diversas razones. Tal vez mi dedicación a la Astrología al margen de mi labor como profesor me esté preparando, o tal vez solo sea un puente para algo más que me esté esperando, eso nadie lo puede saber. Pero escuchar nuestra insatisfacción, en lugar de acallarla, es una buena manera de llevar esta oposición de forma más o menos “digna”.

Pregunta: Por último, ¿qué proyectos tienes cara al futuro?

Respuesta: Pues como ya dije antes quiero impartir cursos de Astrología y empezar a dar charlas en mi ciudad, o en donde pueda, para darme a conocer de una manera más directa a la gente, y no solo a través de Internet. Lo más claro a corto plazo es un curso que quiero dar en Málaga sobre Astrología y mitos y arquetipos, junto con una guía de cómo interpretar la propia carta natal, a partir del mes de febrero.

Estaremos pendientes. Te deseo muchos éxitos en todos estos proyectos, y en nombre de los lectores de este humilde blog de astrología, y en el mío propio, muchas gracias por brindarnos tu tiempo Rafa. Has sido muy amable al permitirme inaugurar esta sección.

A %d blogueros les gusta esto: