Archivos Mensuales: marzo 2013

De Chipre a Taiwán

Como ya dije en la anterior entrada del blog, el año está resultando parecido al guión que dibujé en mis predicciones para el año 2013. Coincidencias que no se limitan a los acontecimientos, también se reflejan en las fechas que señalaba.

Llevo meses insistiendo en que, entre finales de marzo y principios de abril, se darían terremotos en lo económico y en sentido estricto. Y así ha sido, la crisis de Chipre amenaza con desestabilizar a toda la zona euro; y hace dos días hubo un terremoto en Taiwán de 6’1º en la escala de Richter, con una víctima mortal y decenas de heridos. 

A las personas que estén pensando ahora que yo hablé de un terremoto en China, y no dije nada de Taiwán, comentarles que el nombre oficial de Taiwán es el de República de China. ¿Por qué? Taiwán es un territorio chino en el que, durante la Guerra Fría, se refugiaron los chinos no comunistas, al amparo de los EE.UU. Como otros chinos lo hicieron en Hong Kong, al amparo del Reino Unido. Es decir, es un caso similar a lo que sucedió en Alemania, con la Alemania del Este; o en Corea, con Corea del Norte.

Sin embargo, hay personas que desconocen este dato, así que consideran que no he acertado. Pero aun suponiendo que tengan razón, y que me equivoqué en la localización geográfica, no podrán negar que, en los últimos días, la frecuencia de movimientos sísmicos resulta llamativa. De esto último pueden dar fe en la isla de El Hierro, en Canarias. Por poner un ejemplo.

De todas formas, mientras escribo estas líneas estoy viendo noticias sobre un nuevo terremoto de 5’6º en la escala de Richter. Esta vez en la provincia china de Xinjiang. Que se suma a otros similares que ya se han dado en China en los últimos días. Aunque he querido destacar el de Taiwán porque creo que ha sido el más grave de entre los que se han registrado recientemente. Y porque ha coincidido con algo muy significativo en lo atrológico, la Luna Llena del día 27 de marzo.

 

LUNA LLENA.-

¿Por qué me parece tan importante la Luna Llena de finales de marzo? No sé si lo recordarán, pero señalé que los temblores entre finales de marzo y principios de abril serían consecuencia de la conjunción entre el Sol y Urano. Pues bien, la Luna llena, que en astrología es una oposición entre el Sol y la Luna, lo que hace aquí es activar no solo al Sol, activa la conjunción entre el Sol y Urano. Por esta regla de tres, puede deducirse que, con cada fase de la Luna, durante los próximos días, podría darse un nuevo temblor, con la suficiente envergadura como para llegar a ser noticia en los medios de comunicación. Espero estar equivocado. O al menos, que no se tengan que lamentar víctimas humanas.

Es decir, lo que las fases de la Luna sugieren es que podría darse sobre el día 3 de abril, con la fase menguante; y sobre el día 9 de abril, con la Luna Nueva. O Incluso sobre el día 17 de abril, con la fase creciente. Aunque en este último caso la separación entre el Sol y Urano será muy amplia, por lo que dudo mucho que se de entonces ningún temblor de importancia. Es más, sospecho que los temblores en lo económico, y en lo sísmico, irán calmándose a partir de mediados de abril.

 

COREA DEL NORTE.-

Dada la actualidad del tema, quería comentar también sobre la situación en Corea del Norte, ya que en mis predicciones del 2013 comenté la posibilidad de problemas en este sentido. De hecho, hace años que vengo advirtiendo sobre este pequeño país asiático.

En las predicciones para el año 2010 analicé la carta astral del momento en que se fundó Corea del Norte, y entre otras cosas comenté lo siguiente…

…Llegados a este punto, y si hablamos de astrología, lo lógico y razonable sería preguntarse qué tránsitos se dieron durante la Guerra de Corea de los años 50. El único conflicto armado en el que ha participado Corea del Norte, que yo sepa, hasta la fecha.

La Guerra de Corea estalló en el año 1950, poco tiempo después de la proclamación de la República Popular Democrática de Corea (Corea del Norte). En aquellas fechas, Urano se encontraba en cuadratura con el Mercurio natal de Corea del Norte. La importancia de este dato es que, Mercurio, en la carta astral de Corea del Norte, se situó en conjunción con Neptuno, y en cuadratura con Urano. Es decir, en la encrucijada de una cuadratura natal Urano-Neptuno.

Esto en cuanto al inicio de las hostilidades. Respecto al alto el fuego, se declaró en 1953, con Urano alejándose 7º de la cuadratura con el Neptuno natal.

De todo ello deduzco que, las tensiones con el Urano natal, sirven para calentar los motores, las provocaciones, las refriegas fronterizas, etc. Como parece haber ocurrido con la oposición de Plutón sobre el Urano natal, en el año 2008. Y probablemente, ahora, en el año 2010, vuelvan a darse situaciones tensas, de preguerra, que obliguen a la maquinaria diplomática a trabajar. Interpreto que debido a la cuadratura Urano-Urano. La cual, por lo visto, ya ha empezado a surtir efecto, como consecuencia de los tránsitos de Saturno, que también estarán en cuadratura con el Urano natal de Corea del Norte, durante el año 2010.

Pero, no obstante, de haber una guerra, en la que participe Corea del Norte, a mi juicio, esto podría suceder con Urano y Plutón tensando a su Mercurio-Neptuno natal. Y esto sucederá en el año 2012. Año en que, ambos planetas, tensaran al Mercurio natal norcoreano al unísono. Pero ojo, debe tenerse en cuenta que, Urano y Plutón, se situaron en conjunción con el citado Mercurio natal, a principios de los años 70, y no se dio entonces ninguna guerra, que yo sepa; que a finales de los años 80, Urano y Neptuno se situaron en cuadratura, desde Capricornio, con el Mercurio natal, y tampoco tengo noticias de ninguna guerra en Corea por aquel entonces. Si del desmantelamiento del bloque comunista, en aquellas fechas, cuestión que imagino les causaría problemas.

Así que, a pesar de lo sugerente de la fecha aquí apuntada, 2012, seamos prudentes. Y de todas formas, vuelvo a recalcar y repetir, y no me cansaré de hacerlo: Las cuadraturas entre Urano y Plutón, en su fase creciente (que es a lo que nos enfrentamos, hasta el año 2020), coinciden con momentos en los que, de haber guerras relativamente importantes, las grandes potencias hacen todo lo que está en sus manos para forzar la paz entre los contendientes. Porque, en esos momentos, además de que no les interesa, en el inconsciente colectivo, hay un gran temor ante las posibles consecuencias de tales enfrentamientos bélicos, que se perciben como situaciones especialmente dramáticas y sin sentido. Y esto es lo que sucedería con la posible guerra en Corea, en el año 2012. Si es que se da el caso, que espero que no.”

Este análisis lo pueden encontrar en http://astromundial.webcindario.com/Predicciones/2010.html 

Los más puristas dirán que en ese análisis hablaba del 2012. Pero díganme, si en vez de en el 2012 ocurre a principios del 2013… ¿es un error? Siendo estrictos se puede decir que es un error, si. Pero unos pocos meses de error creo que resulta algo bastante razonable, ¿no creen?. Máxime si tenemos en cuenta que, yo al menos, no recuerdo a ningún economista mencionar nada sobre las dificultades en lo económico que iban a darse a finales de marzo. Ni mucho menos a un sismólogo decir nada sobre la posibilidad de temblores en dicha fecha, y precisamente en China.

Si, ya sé que los dos últimos ejemplos no parecen venir muy a cuento, si hablamos de Corea. Lo que intento decir es que, para un astrólogo, un error de 3 o 4 meses suele resultar imperdonable. Pero si en el 2009 un Doctor en ciencias políticas, o un sociólogo, hubiese hablado de la posibilidad de un conflicto con Corea del Norte para el año 2012, seguramente diríamos ahora que esa persona parece dotada de una visión casi profética en sus análisis políticos, y no se diría nada sobre el error de 3 o 4 meses en sus cálculos.

Quizás me equivoque en esto último. En cualquier caso, como decía en mi análisis sobre el año 2010, hay que ser prudentes con esta cuestión. Espero que vuelva a tratarse tan solo de refriegas fronterizas, y que las cosas se tranquilicen. Y como también hice entonces, vuelvo a repetir que, con las cuadraturas Urano-Plutón, este tipo de conflictos se suelen evitar; y si llegan a estallar, se cortan de raíz rápidamente. Y eso es lo que calculo sucedería si se diese el caso, que espero que no.

 

SUGERENCIA.-

Con todo, de lo que realmente quería hablar en esta entrada es del apartado de suscripción al blog, que podéis encontrar a la derecha de la pantalla con el título de: “Sigue el blog por email”.

Si sois de las personas que soléis visitar el blog con regularidad, para ver si hay novedades, me atrevo a aconsejaros que os suscribáis al blog haciendo uso de esta herramienta gratuita. Simplemente tendréis que indicar un correo electrónico en el recuadro en blanco, y pulsar en el botón de “Seguir”. De esta forma, cada vez que publique una entrada, recibiréis un aviso en la bandeja de entrada del correo electrónico que hayáis indicado. De esta forma no tendréis que perder el tiempo visitando el blog cuando aun no haya publicado novedades. 

Esto es gratuito, si os suscribís no os supondrá ningún gasto. Y en mi caso, no recibo ningún dinero con cada suscripción. No va por ahí mi interés en este sentido.

En los blogs, se suele hablar mucho del número de visitas. Y las suscripciones, al servir para avisar de las novedades, bajan el número de visitas diarias. Pero yo no busco un gran número de visitas, no es mi ambición. Lo que yo quiero son lectores, personas interesadas en lo que escribo. Y si alguien se toma la molestia de suscribirse al blog, es porque es un lector del blog. O al menos, un lector en potencia. Y si escribo es para que alguien lo lea, no para recibir visitas. Las visitas esporádicas son solo un número en las estadísticas, no me interesan.

Mi sugerencia, por tanto, es para los lectores habituales del blog. Porque, tal y como yo lo veo, cuantas más suscripciones, más lectores. Cuantos más lectores, más me animaré a seguir escribiendo. Por favor, si eres lector habitual del blog, suscríbete para motivarme.

Muchas gracias.

¿Terremoto en China?

No quiero parecer pedante, porque quizás es un poco pronto para repasar lo que dije sobre el 2013, comparándolo con la realidad. Pero, modestamente, creo que el año está resultando parecido al guión que dibujé aquí, cuando publiqué mis predicciones el famoso día 21 de diciembre de 2012, en mi web y en mi blog. Por lo que, tres meses más tarde, pienso que este parecido merecería un análisis, antes de pasar al futuro inmediato.

En primer lugar, una de “mis predicciones estrella”, era que habría un nuevo Papa, huelga decir que se cumplió. Sin adoptar el nombre que yo pensaba, es cierto, en eso estuvo mucho más acertado un joven publicista tuitero con sueños premonitorios, pero habemus Papam.

En mi análisis astrológico mes a mes, escribí lo siguiente sobre el mes de enero de 2013:

<<Enero puede ser un momento de tensiones bélicas, debido a la conjunción del Sol con Plutón. Y teniendo en cuenta que cuando, recientemente, Marte formó el mismo aspecto con Plutón, se dieron tensiones muy fuertes entre Israel y Palestina, parece previsible pensar en una reanudación de este conflicto en el mencionado mes de enero. Lo cual, si es así, coincidiría con las elecciones en Israel. Y esto, al mismo tiempo, podría dar como resultado que los partidos políticos más beligerantes se hiciesen con el poder en dicho país.

En cualquier caso, lo he dicho varias veces, y lo vuelvo a repetir, las cuadraturas Urano-Plutón coinciden frecuentemente con presiones internacionales que suelen servir para evitar o minimizar los conflictos. Debido a un miedo, muy presente en esos momentos históricos, a que se pueda producir una escalada bélica sin sentido. Y en este caso, creo que ese miedo existe en la comunidad internacional.

Sin embargo, debo decir que, en lo económico, enero parece un momento de mayor estabilidad, debido al inicio del sextil entre Saturno y Plutón. Por lo que puede que, con la formación del nuevo gobierno USA, se den también nuevas medidas que puedan aliviar la situación económica a nivel mundial. Ojalá sea posible.>>

Bien, que yo sepa, no se dieron demasiados problemas en Israel. En cualquier caso, como dije, enero fue un momento de tensiones bélicas. Ahora no se habla de ello, pero Francia y otros países, europeos y africanos, han intervenido militarmente en Malí, para hacer frente a un grupo de islamistas que se han hecho fuertes al norte de ese país. Esa guerra se inicio, curiosamente, en el mes enero, coincidiendo con la conjunción Sol-Plutón.

En lo económico, como dije, fue un momento de cierta estabilidad, a pesar de la crisis, gracias a que el Presidente Obama logró evitar in extremis el llamado “abismo fiscal”.

Sobre febrero apunté las siguientes cuestiones:

<<En febrero, el Sol activará el sextil entre Júpiter y Urano. Tránsito que invita a pensar en un momento de mayor expansión y dinamismo en lo económico. Quizás también en descubrimientos y avances en relación con la ciencia y la tecnología.

Por otra parte, los aspectos armónicos de Júpiter, sobre todo con el Sol y con Venus, como bien demostró el maestro de la astromundial, André Barbault, suelen coincidir con momentos de diplomacia y de pacificación en los conflictos. Y debo decir que en febrero también tendremos un armónico trígono de Venus con Júpiter. Por lo que, de darse algún conflicto en enero, como sugería, puede que estos aspectos ayuden a minimizar esta cuestión. O incluso pueden referirse al conflicto en Siria, ya olvidado en los medios, pero que sigue siendo una triste realidad. Y ojalá los tránsitos de Sol y Venus con Júpiter, durante el mes de febrero, puedan ayudar en su solución.

No obstante, a finales de febrero tendremos al Sol activando la cuadratura entre Júpiter y Neptuno. Tránsito que parece sugerir la posibilidad de tensiones a nivel social. Es decir, manifestaciones, protestas, huelgas, altercados de orden público, etc. Algo, por desgracia, cada vez más habitual.>>

Por desgracia, en febrero no recuerdo que se diese ningún acuerdo de paz en ningún conflicto. Pero lo cierto es que a partir de entonces, por los motivos que sean, apenas se habla de Malí o de Siria.

Febrero es también el mes en que Obama anuncia el repliegue de 34.000 militares en Afganistán. Pocos días después de este anuncio, las tropas españolas en Afganistán iniciaron también el repliegue.

En cuanto a las tensiones a nivel social, desconozco si esto se ha dado también en otros países. En España, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca organizó manifestaciones en todo el país el 16 de febrero. Y el 23 de febrero se dio la “Marea ciudadana contra el golpe de los mercados”.

Es cierto que, por desgracia, estas manifestaciones son ahora muy habituales. Pero estas que comento, en febrero, tuvieron mucha relevancia en los medios de comunicación.

De marzo y abril comenté las siguientes cuestiones:

<<Marzo, a mi juicio, empezará de forma muy estable en lo económico, como consecuencia del trígono del Sol con Saturno. Pero puede que la situación se complique a finales de ese mismo mes, con la conjunción del Sol con Urano. Aspecto que sugiere un mayor nerviosismo e inestabilidad económica. Pero a pesar de esto, creo que el nerviosismo en los mercados será cada vez una cuestión más manejable. Ya que Urano empezará a alejarse de la cuadratura con Plutón, durante el próximo año 2013; y contaremos con el apoyo y protección del sextil de Saturno con Plutón.

Otra posibilidad que puede manifestarse con la conjunción Sol-Urano, aspecto que presidirá el firmamento entre finales de marzo y principios de abril, es la de un temblor. Quizás porque la Tierra también es un ser vivo, y traduce su nerviosismo en desastres naturales.

Pero espero que entiendan que no estoy afirmando nada. Simplemente comento que los terremotos, con este aspecto, parecen darse con cierta frecuencia. Al menos a mi me lo parece. Lo cual no quiere decir que tenga que suceder así esta vez. Además de que, mediante la astrología, no he encontrado la manera de poder averiguar el lugar. Tan solo puedo sugerir fechas. Y como digo, muy entre comillas. En este caso, entre finales de marzo y principios de abril.

Mes de abril en el que creo también afectará el nerviosismo económico que pienso se iniciará a finales de marzo. Pero no creo que esto tenga nada que ver con cuestiones bélicas, porque tanto el Sol como Venus estarán formando un armónico sextil con Júpiter. Aspectos reforzados por un sextil Saturno-Plutón que, cuando se dan, tienden a buscar estabilidad. Y como ya he señalado, la conjunción Sol-Urano suele dar nerviosismo e inseguridades, que suelen reflejarse en los mercados. Todo, a mi juicio, apunta a un momento delicado en la economía entre finales de marzo y principios de abril.>>

El abismo fiscal que se evitó en enero, no ha podido evitarse a principios de este mes de marzo. Republicanos y Demócratas no llegaron a ningún acuerdo, y esto podría suponer un ahondamiento en los efectos de la crisis económica mundial, si realmente no logran llegar a ningún acuerdo en breve. Sin embargo, parece que en los mercados se respira más optimismo, las acciones están alcanzando valores similares al inicio de la crisis económica, y algunos expertos hablan de síntomas de recuperación.

Considero que a finales de este mes de marzo los mercados volverán a ponerse nerviosos, porque se hará más necesario un acuerdo entre Demócratas y Republicanos. Al menos, el Presidente Obama debería anunciar alguna medida para contrarrestar los efectos del abismo fiscal. Y este estado de cosas, de nerviosismo en los mercados, es a lo que, interpreto, tendremos que hacer frente entre finales de marzo y principios de abril.

No obstante, la astrología me invita a pensar en que el Presidente Obama está preparando alguna medida para minimizar este famoso abismo fiscal, si no logra llegar a ningún acuerdo con los Republicanos. Quizás, un poco recordando al Presidente Roosevelt, anuncie un nuevo New Deal, o algo similar.

Dicho lo cual, quiero destacar especialmente ahora otra posibilidad con la conjunción Sol-Urano, que nos influirá entre finales de marzo y principios de abril. Hace tiempo, hice un estudio sobre grandes terremotos en la historia, y observé que uno de los aspectos que solían repetirse con estos desastres naturales eran las tensiones entre el Sol y Urano.

En este sentido, desde mi particular visión astrológica, podríamos tener noticias de un terremoto entre finales de marzo y principios de abril de 2013. Pero claro, saber la fecha y no saber dónde, de poco nos sirve. Sin embargo, últimamente me ronda una idea…

Hace tiempo que vengo analizando la carta natal del momento en que se inició el gobierno comunista en China, el 1 de octubre de 1949.

China

República Popular China, 1 de octubre de 1949 a las 15:00 horas, Pekín

 

En 1989, con la oposición de Urano hacia el Urano natal de la China comunista, se dieron los históricos acontecimientos de la Plaza de Tian’anmen, de sobra conocidos por todos. Pero también ocurrieron otras cosas, como el terremoto en la región de Shanxi, con 29 víctimas mortales, y que dejó a 60.000 personas sin hogar. Además, en noviembre de 1988, un seismo de 7’6º en la escala Richter afectó a la región de Yunnan, destruyendo 400.000 casas, y lo que es peor, traduciéndose en 730 víctimas mortales.

Comentar también que, en abril de 1990, se dio un tercer terremoto, de 6’9º en la escala Richter, causando la muerte a 126 personas. Es decir, en torno al año 1989, China vivió una etapa muy intensa a nivel sísmico.

En el momento actual, Urano también se encuentra formando un aspecto tenso con el Urano natal de la China comunista. Concretamente, en forma de cuadratura. Y ya hemos visto como esto se ha traducido en un cambio de liderazgo en el gobierno chino, que intuyo puede tener una gran trascendencia en el futuro. Pero, como sucediese con el tránsito de 1989, esto puede significar también, y espero equivocarme, la aparición de uno, o incluso varios, seísmos en el gigante asiático durante el 2013, y quizás el 2014.

Si es así, y repito que espero equivocarme, significaría, en lo astrológico, que las cartas natales de los países podrían ayudarnos a ubicar la localización de un terremoto. Y quizás las cartas natales de los gobiernos en las regiones, o incluso en las ciudades, podrían servir para ayudarnos a ser aun más exactos.

Así y todo, esto supondría un estudio titánico, tendríamos que tener una base de datos con los datos natales de los gobiernos de cada ciudad y región del mundo… una empresa titánica para un simple aficionado a la astrología.

No obstante, no se alarmen, probablemente estaré equivocado, comprendan que es tan solo una teoría. De momento, observemos lo que ocurre entre finales de marzo y principios de abril. Así como en julio, en octubre y en diciembre-enero.

Francisco I

    Antes de nada, felicitar a todos los católicos por la elección del nuevo Papa. Especialmente a los de habla hispana, y muy especialmente a los argentinos. Comparto mi cuenta de facebook con muchas personas de Argentina, y he podido comprobar su entusiasmo con esta noticia.

    Ayer, cuando vi que una simpática gaviota blanca se posaba sobre la chimenea que tenía que anunciar al nuevo Pontífice, presentí, supongo que como otros muchos, que iba a aparecer en breve la “fumata blanca”. Y así fue.

    Entonces pensé que era día 13 de un año 13… todo parecía encajar con mi teoría de que el nuevo Papa adoptaría el nombre de Pío XIII. Además, había escuchado decir que el Cardenal Angelo Scola, que según muchos analistas partía como favorito para llegar a convertirse en el nuevo Papa, hablaba mucho de la misericordia. Y el nombre de Pío es como una invitación a la piedad y a la misericordia. Como digo, todo parecía encajar con mi teoría.

    Pero los caminos del Señor son inescrutables. Apareció la fumata blanca, y después un Cardenal argentino, llamado Jorge Mario Bergoglio, que adoptó el nombre de Francisco I. Lo cual, no había sucedido nunca. Y en astrología, pronosticar algo que no ha sucedido nunca, se me antoja muy complicado. La astrología no es adivinación, como suponen muchas personas. Si bajo determinadas configuraciones planetarias se han repetido una serie de acontecimientos, dichos acontecimientos tenderán a reproducirse bajo similares configuraciones planetarias. Para mi, explicándolo de forma muy resumida, de eso se trata la astrología, de estadística y de probabilidades. No es magia ni esoterismo, aunque el hecho de que esto se produzca así nos pueda parecer cosa de magia, porque el conocimiento humano no ha encontrado explicación a este fenómeno.

    Pero esto sería entrar en otro debate. Sobre el nuevo Papa, Francisco I, quería comentar que llega a su Pontificado con la famosa cuadratura entre Urano y Plutón. Bien, Urano y Plutón iniciaron su ciclo actual con la conjunción de los años 60. Lo que coincidió con Juan XXIII. Es decir, la astrología parece sugerir que podría darse una continuación del Concilio Vaticano II. En este sentido, resulta interesante observar que el Concilio Vaticano I se dio en 1870, con la cuadratura Urano-Plutón de aquella época. Y el Concilio Vaticano II se inició en 1962, desarrollándose durante buena parte de la década de los años 60, con la ya mencionada conjunción Urano-Plutón. Es decir, el nuevo Papa Francisco I podría llegar a convocar, o anunciar para los próximos años, un Concilio. La lógica invita a deducir la posibilidad de que, si realmente se da este Concilio, se conociese con el nombre de Concilio Vaticano III.

    En otro orden de cosas, astrología al margen, me llama la atención la nacionalidad del nuevo Papa. Es tan solo mi opinión, pero no creo que sea una casualidad. Justo en el momento en que Latinoamérica parece estar dividiéndose en dos bloques políticos. Uno socialista, con Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua, Venezuela, etc; y otro liberal, más próximo a los Estados Unidos, formado por países como Chile, Colombia, México, Panamá, etc. Señalo esto porque, la elección de un nuevo Papa tiene también, en mi modesta opinión, una influencia política.

    Así que la pregunta, para mi, sería: ¿en qué bloque se situará el nuevo Papa?. Y la respuesta, teniendo en cuenta sus enfrentamientos como Cardenal, con la Presidenta argentina, la Sra. Cristina Fernández de Kirchner, parece clara. Espiritualmente, a mi modesto entender, estará con los pobres, pero políticamente se situará del lado de los Estados Unidos. No obstante, como digo, esta es solo la opinión de un humilde escrutador de estrellas.

    Volviendo a la astrología. Es cierto que me equivoqué con su nombre. Pero también lo es que supuse bien al pensar que en el 2013 tendríamos un nuevo Papa. Aunque muchos podrán decir que ya se sabía que Benedicto XVI estaba cansado, y bla bla bla… Ahora es muy fácil verlo. Pero yo no he visto ninguna predicción sobre el año 2013 en que se hablase de este tema, a excepción de la mía, modestia aparte.

    Pero bueno, supongo que estos críticos necesitan de la predicción del próximo Papa precisamente ahora, cuando se acaba de elegir a Francisco I. Recojo el guante para informarles que, en mi opinión, el sucesor de Francisco I llegará entre finales del año 2016 y el 2017. Lo cual no significa que sobre esa fecha vaya a fallecer Francisco I. Como ya ha dejado claro Benedicto XVI, puede renunciar.

    En cualquier caso, si entre finales del 2016 y el 2017 sigo con la astrología, y aparece entonces la figura de un nuevo Papa, comentaré las razones que me llevaron a pensar en esa fecha. Siempre que a alguien le interese, claro… Aunque si coincidiese con su fallecimiento, que espero que no, me guardaré el por qué, por los motivos que comentaba hace poco, al hablar en mi facebook sobre el fallecimiento de Hugo Chavez.

    Un saludo, y que los astros os sean propicios.

A %d blogueros les gusta esto: