Archivos Mensuales: octubre 2014

Nuevas teorías sobre el tiempo en el 2015/16

viajes-en-el-tiempo

Esta entrada puede considerarse como continuación de la anterior, en la que especulaba con la posibilidad de que el trígono entre Júpiter y Urano del próximo año 2015 se traduzca en nuevos e interesantes avances a nivel científico. Sobre todo hablé de avances en el campo de la informática. Pero a este respecto, me dejé un tema en el tintero. Lo hice adrede, porque el tema es muy sugerente, y pienso que merecía un nuevo post en el que abordarlo de forma protagonista.

El hecho de que al ciclo entre Júpiter y Urano se le relacione con los descubrimientos y los progresos a nivel científico, no parece una mera casualidad. Pensemos que a Júpiter se le asocia con un carácter explorador, viajero, buscador. Personas a las que debido a su carácter optimista, les puede gustar adentrarse en nuevos horizontes. Nuevos horizontes de los que habla, sobre todo, Urano. Porque a Urano se le relaciona con la ciencia, la tecnología, y con todo lo que huela a futuro. Es por tanto, un aspecto que parece querer sugerir el alegre (Júpiter) grito de ¡Eureka!, con el que se asocia a los descubrimientos científicos (Urano).

Y esta alegría del logro, en lo científico y/o en lo tecnológico, parece expresarse con especial claridad en las conjunciones del ciclo. Alegría que se sigue desarrollando posteriormente, en las siguientes fases del ciclo. Incluso en los aspectos que anteceden a la conjunción. Pero diría que la conjunción suele ser un momento clave que indica, por decirlo así, por dónde irán las cosas en los años siguientes, hasta la próxima conjunción, con la que se inicia un nuevo ciclo.

Así, por ejemplo, parece evidente que la conjunción del año 1969 tiene relación con la Llegada del Hombre a la Luna. Al menos, para este modesto bloguero. Y que años antes, y en los posteriores, se dieron muchos avances en relación con la carrera espacial, con la exploración del espacio, etc.

 

2010.-

¿Y qué ocurrió en la última conjunción entre Júpiter y Urano? Bien, eso nos traslada hasta el año 2010. Y desde luego, a nivel científico, creo que no exagero si afirmo que la gran noticia de aquel año fue el anuncio del CERN, acerca del gran colisionador de hadrones, y de su experimento recreando la explosión del Big Bang.

Algunos vieron en esto su anhelado y querido fin de los tiempos. En el mundo de la astrología, por ejemplo, creo recordar que hubo quien dijo que las aspectos tensos que presidían los cielos en aquel momento lo confirmaban. Igual fue algo que soñé, pero diría que afirmaban que, o el gran colisionador de hadrones acababa con la vida en la Tierra, o lo harían los misiles de las grandes potencias, o algún otro tipo de gran catástrofe… en fin.

Pero siguiendo con lo nuestro, los experimentos del CERN sobre esa época tuvieron una curiosa consecuencia, que nos anunciaron en el 2011. Después de mucho experimentar en los meses precedentes… ¿se acuerdan de los neutrinos que viajaban a una velocidad superior a la de la luz? Eso nos hizo soñar a muchos en que los viajes en el tiempo eran realmente posibles. Y no solo un bello y clásico argumento de la ciencia ficción.

Se nos dijo que se había llegado a esta conclusión mediante varios experimentos. Pero fue anunciarlo, y desmentirlo al poco tiempo. Como con prisas, pero disimulando… Bueno, esta bien, reconozco que es sólo la impresión de alguien que se resiste a abandonar tan descabellada idea. Pero, por otra parte, hay muchos científicos que han teorizado, y siguen haciéndolo, sobre este tema.

Parece pues interesante hacer un breve repaso de estos científicos y de sus investigaciones, comparándolo con el ciclo Júpiter-Urano. No obstante, antes quería apuntar también que en el año 2013, con Júpiter formando un armónico sextil con Urano, los científicos (otra vez del CERN, curiosa coincidencia) hicieron un nuevo anuncio: confirmaron la existencia del Bosón de Higgs, también conocido como “la partícula de Diós”. No me pregunten de qué va esta historia del famoso Bosón de Higgs, no soy científico. Pero lo comento porque he leído que algunos científicos tienen la teoría de que, la existencia de esta partícula de Dios, puede significar la posibilidad de enviar mensajes desde el pasado hacia el futuro. Lo cual, me recuerda mucho a una deliciosa novela de Gregory Benford, con el título de “Cronopaisaje”. Y también a la película “Frequency”. En cualquier caso, resulta llamativo el protagonismo del CERN, desde que se dio la conjunción entre Júpiter y Urano en el año 2010. Y que con sus últimos anuncios hayan hecho reavivar la idea de los viajes en el tiempo.

 

MI TEORÍA.-

Por tanto, mi teoría en lo astrológico es que podría darse un nuevo anuncio en el 2015/16, coincidiendo con la nueva fase del ciclo entre ambos planetas, un armónico trígono que parece augurar noticias amables. Y dados los precedentes, todo parece apuntar hacia un nuevo anuncio del CERN, con el que se invite de nuevo a pensar en la posibilidad de viajar en el tiempo. Supongo que solo a nivel teórico, claro. Pero… ¿quién sabe? Además, soñar es gratis.

A mi teoría le doy un orbe de un año, y apunto también el 2016, porque he observado que a veces se da el aspecto entre Júpiter y Urano, pero no tenemos noticias de estos descubrimientos hasta unos meses más tarde, al año siguiente.

 

LOS VIAJES EN EL TIEMPO EN LA HISTORIA.- 

Vayamos ahora al listado de los descubrimientos y logros científicos en relación con el ciclo entre el viajero Júpiter y el futurista Urano, como les prometí. Observen que, además, son descubrimientos que guardan relación con los viajes en el tiempo. Cuanto menos, resulta curiosa la coincidencia…

Empecemos. En 1915, Albert Einstein publica su famosa Teoría de la Relatividad. Dicha teoría sugiere que si una persona pudiese moverse a altas velocidades, el tiempo para esa persona transcurriría de forma más lenta. ¿Recuerdan el Planeta de los Simios? Me refiero a la original del año 68, por puesto. Pues eso es lo que le ocurrió a Taylor (Charlton Heston).

Mítico final del Planeta de los simios, en el que Taylor descubre que ha viajado en el tiempo

Mítico final del Planeta de los Simios, en el que Taylor descubre que ha viajado en el tiempo

A donde quiero ir a parar es que en 1914 Júpiter se encontraba formando conjunción con Urano. Un año antes de la publicación de la Teoría de la Relatividad en 1915. El año de orbe que comentaba antes.

Sobre el año 1935, Einstein y Nathan Rosen hablan de su teoría sobre los agujeros de gusano, que facilitarían un atajo en el espacio-tiempo. Es el llamado puente de Einstein-Rosen. De nuevo una teoría científica en relación con el tiempo, y de nuevo encontramos un aspecto entre Júpiter y Urano. Esta vez en forma de oposición. Y de nuevo, este aspecto se da un año antes, en 1934. Lo cual, como ya he señalado, invita a que tengamos también en cuenta al año 2016, además del 2015, en relación con esta supuesta nueva teoría sobre el tiempo.

Pero sigamos, en 1943 se dio el famoso Experimento Filadelfia. Por el cual, se supone que un barco desapareció y reapareció más tarde en otro lugar. Incluso hay quien sugiere que viajó en el tiempo. Quizás el secretismo ha favorecido que, con el tiempo, se exageren un poco las cosas. Lo cierto es que este episodio ha servido de inspiración para infinidad de películas. De todas ellas, aunque no se hablaba exactamente de este experimento, pues el barco en la película es de una época más moderna, mi favorita es “El Final de la Cuenta Atrás”. Así y todo, como digo, el guión de esta película parece inspirado en los misteriosos acontecimientos del Experimento Filadelfia. En lo astrológico, en el año 1943 nos encontramos con Júpiter y Urano formando un armónico sextil entre ellos.

En otro sextil entre Júpiter y Urano, el del año 1952, se dice que es cuando el científico italiano Marcello Pellegrino Ernetti empieza a trabajar en su Cronovisor”. Una máquina con la que afirmaba que podía tomar fotografías del pasado. O incluso grabarlo en vídeo. Pero hay quien sugiere que, por ordenes del Vaticano, este artilugio no ha podido salir a la luz. Se me olvidó comentar que Pellegrino Ernetti no era solo científico, era también sacerdote benedictino y exorcista. Sea o no cierta esta historia, lo que está claro es que el sextil entre Júpiter y Urano se dio. Y que, al menos desde la astrología, esto sugiere descubrimientos a nivel científico. Y además, en relación con el tiempo.

Como imagino que habrá quien pueda objetar que el Experimento Filadelfia, o el Cronovisor, son cosas no demasiado bien demostradas. Y como además tienen razón, sigamos con experimentos que nadie pueda poner en duda. En 1975, Carrol Alley decidió poner a prueba las teorías de Einstein en relación con el tiempo. Sincronizó dos relojes atómicos. Uno de ellos lo acomodó en un avión en vuelo, y el segundo lo dejó en tierra. Cuando el avión aterrizó, su reloj contaba con algunos milisegundos de retraso en relación con el reloj que se quedó en tierra. Con lo cual, se demostraba que las ideas de Einstein sobre el tiempo eran ciertas. Y si, en el 75 había un aspecto entre Júpiter y Urano, una oposición.

Doy un salto de veinte años, sobre el año 1995 entra en escena la llamada Teoría M propuesta por Edward Witten. Si queréis intentar comprender algo de esta teoría, recordar que yo sólo soy un bloguero, mejor será que investiguéis por vuestra cuenta. Para los fines de este post, baste saber que esta teoría sugiere la existencia de universos paralelos. Y por tanto, en relación con los viajes en el tiempo, hay quien interpretó que esto solucionaba la famosa “Paradoja del Abuelo”. Ya sabéis, aquella que dice que si viajo al pasado y mato a mi abuelo, dejo de existir en el presente, por lo que ese viaje no puede darse. Pero si lo que hacemos en realidad es viajar a un universo paralelo, no mataría a mi abuelo, sino a su doble. Así que sigo existiendo tan campante, y la policía que me buscará será la de otro universo… que paradoja tan truculenta. Seguramente existirá alguna película en la que se juegue con estas ideas, aunque no me viene ahora a la mente ninguna película basada en estas especulaciones científicas. Pero a los seguidores de la serie Fringe creo que os sonarán muy familiares estas teorías de universos paralelos.

El caso es que, en 1995, Júpiter se encontraba formando un aspecto armónico con Urano. Se trataba de un sextil. Y no me digáis a estas alturas que eso os sorprende. Pero si es así, creo que os voy a seguir sorprendiendo. Porque, ya que hablábamos sobre la paradoja del abuelo, aun me queda alguna bala más en la recámara.

En el año 2000, y en relación con los viajes en el tiempo, sin duda, de quien hay que hablar es de Ronald Mallet, un científico que al perder a su padre cuando era un niño se obsesionó con la idea de los viajes en el tiempo, por “culpa” de H. G. Wells y su famoso libro titulado “La Máquina del Tiempo”. Bueno, en realidad, por culpa de una versión en comic de este libro. Es posible que ya conozcáis la historia de este científico, profesor de física en la Universidad de Connecticut. Porque diría que ha aparecido, sino en todos, en muchos de los documentales que existen sobre el tema de los viajes en el tiempo. En el año 2000, como os decía, hizo su particular aportación sobre este tema, al publicar por primera vez sus investigaciones al respecto. En estas investigaciones habla de una máquina con la que pretende modificar el campo gravitacional de los rayos láser. De esta forma, según Mallet, se podría viajar en el tiempo.

Bien, si, lo he explicado de forma muy resumida, y seguramente hasta de forma errónea. Es más, os habréis quedado igual. Ya os dije que no soy científico. Lo interesante para alguien como yo, aficionado a los pronósticos, como imagino lo seréis vosotros si estáis leyendo esto, es que, hasta tal punto cree posible el viajar en el tiempo, que ha pronosticado que en este siglo se conseguirá hacer ese fantástico viaje.

En lo astrológico hay que decir que en el año 2000 Júpiter y Urano formaban un trígono. De nuevo un aspecto armónico entre ambos planetas. Fijaros que casi siempre lo son, cuando se hacen descubrimientos o surgen teorías que hablan de viajes en el tiempo. Con lo que llevo analizado, es cierto que alguna vez ha coincidido con una tensa oposición. Pero casi siempre son sextiles o trígonos. Y eso es justo lo que tendremos el año que viene, un bonito trígono.

Pero no quiero entreteneros mucho más, y espero que no sea aburriros. Relataré también la misteriosa historia de un científico iraní, Ali Razeghi, que a principios del 2013 aseguró haber inventado una máquina que le permitía conocer el futuro de cualquier persona a unos 5 años vista, o incluso el destino de las naciones, utilizando para ello unos complicados algoritmos. Unos dicen que esto es un bulo, otros dicen que es un proyecto de alto secreto del gobierno iraní. En mi opinión, lo que el Sr. Razeghi dice haber inventado es algo que se le parece mucho a la astrología, por lo que no parece aportar nada en relación con los viajes en el tiempo en un sentido estricto. En cualquier caso, apuntaré que entre el 2012, y principios del 2013, Júpiter y Urano formaban un sextil. Y que este aspecto, donde se notó claramente es en la confirmación del Bosón de Higgs, como señalé más arriba. 

 

LISTA AMPLIABLE.-

En fin, seguramente esta lista podría ampliarse. Si sois conocedores de más casos históricos, os invito a que los comentéis en esta entrada. Si no sabéis de astrología, otras personas, o yo mismo, os confirmaremos o no si se daba un aspecto entre Júpiter y Urano en aquel momento.

Os animo también a suscribiros al blog, ya que regalo un pdf con todo lo que he escrito sobre la crisis económica a los seguidores de este blog. Y si queréis ayudarme a seguir por aquí, negando la mayor a los que pronostican una guerra mundial inminente, o a los que se niegan a creer que sin Neptuno tensando a Plutón no puede haber ninguna independencia. Así como aportando teorías como la que os he presentado con esta entrada… Insert Coin.

Papel electrónico, informática y el 2015

El padre de la informática

Alan Turing, el padre de la informática

 

El matemático estadounidense de origen checo, Kurt Gödel, puso las bases, en 1931, de los actuales lenguajes de programación informáticos, gracias a sus teoremas de la incompletitud. De hecho, existe un lenguaje de programación llamado Gödel, en su honor.

Un poco más tarde, en el año 1937, otro matemático, el británico Alan Turing, publicó un trabajo en el que hablaba sobre lo que hoy se conoce como “la máquina de Turing”. En este trabajo, que marcó un antes y un después en la historia de la informática, se apoyó en las ideas de Gödel, sustituyendo el lenguaje formal utilizado por el matemático norteamericano, mediante la mencionada máquina de Turing. La cual, es una herramienta hipotética que ayuda a explicar cómo trabajan los procesadores de nuestros modernos dispositivos electrónicos, y que permite entender los límites del cálculo mecánico.

Estas investigaciones, sumadas a los esfuerzos de Turing y otros científicos, durante la Segunda Guerra Mundial, para lograr desencriptar los mensajes de la máquina Enigma, utilizada por los nazis para asegurarse el secreto en sus comunicaciones, significó un fuerte empuje para lo que hoy conocemos como informática. Y que ha desembocado en una nueva era tecnológica y de la información, cuyas consecuencias sólo estamos empezando a atisbar.

 

URANO-PLUTÓN.-

Durante aquellos años 30 del siglo pasado, como ya he repetido muchas veces en mis entradas de blog, el aspecto planetario más llamativo era, sin duda, la cuadratura entre Urano y Plutón. La misma cuadratura que preside en la actualidad nuestro firmamento. ¿Cabe por tanto pensar en nuevos e importantes avances en el campo de la informática en los próximos años? Probablemente no hace falta recurrir a la astrología para comprender que evidentemente la respuesta no puede ser otra más que un SI rotundo.

Pero lo que la astrología puede aportarnos es intentar adelantarnos a los momentos concretos en que esos avances podrían darse de forma más llamativa. Y en este sentido, el próximo año 2015 puede ser un momento a tener en cuenta.

 

TRÍGONO JÚPITER-URANO.-

Durante el año 2015, uno de los aspectos más relevantes, además de la famosa cuadratura ya comentada, será el del trígono entre Júpiter y Urano. A este respecto, habría que comentar que el ciclo entre estos dos planetas parece querer aparecer en momentos clave que han marcado hitos a nivel científico y tecnológico. La conjunción de 1969, por ejemplo, significó la llegada del hombre a la Luna, ahí es nada. Coincidiendo además con la llamada tercera generación de ordenadores, en la que los circuitos integrados permitieron la aparición de equipos cada vez más y más pequeños, y con más memoria. Lo que facilitó un mayor auge e interés por los lenguajes de programación.

Pero volviendo a los años 30, podemos observar que en 1931, justo cuando Gödel publica sus teoremas de la incompletitud, se formaba un armónico trígono entre Júpiter y Urano. Trígono que vuelve a formarse en 1937, que como ya hemos visto, es cuando se oyó hablar, por primera vez, de la famosa “máquina de Turing”. Máquina teórica que propone Turing apoyándose en las ideas de Gödel. Parece percibirse, por tanto, como una continuidad en ambos acontecimientos, que marcarían un importante avance en la ciencia informática.

Estos trígonos, recordar, se dieron en mitad de una cuadratura entre Urano y Plutón. Así que, por las pistas que ofrece la astrología, parecería interesante preguntarse en qué años se formarán trígonos entre Júpiter y Urano, en mitad de la actual cuadratura Urano-Plutón. Pues bien, el año 2015, sobre todo en su primera mitad, diría que es, de forma más clara, el año en que se forma el trígono que buscamos. Luego habrá otro, sobre el 2020, pero con más orbe de separación entre ambos planetas. En cambio, el del 2015 será un trígono exacto, sin discusión. Por lo que diría que podría tener una mayor importancia en sus efectos. Es decir, en campos como la física, la matemática, la informática, etc. 

 

AÑO 2015.-

Teniendo todo esto en cuenta, cabría esperar nuevos avances científicos y/o tecnológicos para el próximo año 2015. Como digo, especialmente a nivel de matemáticas e informática. Pienso que sobre todo en la primera mitad del próximo año. Dados los precedentes, podríamos pensar en algún nuevo lenguaje de programación que suponga una clara evolución respecto a los ya existentes. O nuevas teorías matemáticas, que abran nuevos horizontes a nivel tecnológico. Pero dada la obsesión que parece existir en la actualidad por la seguridad y el espionaje, es posible que sigamos oyendo hablar de drones, de informáticos como Snowden, o de proyectos como Wikileaks.

No en vano, en mitad de una tensión entre Urano y Plutón, parece lógico esperar que los avances en ciencia y tecnología tengan una vertiente militar, como ocurrió en los años 30. Que los científicos se muevan por el miedo (Plutón) al futuro (Urano), que es algo que suele caracterizar a los momentos históricos en que se dan las tensiones entre estos planetas.

Sin embargo, esto no siempre se traduce en bombas atómicas, o cuestiones similares. A veces, como he intentado explicar aquí, suponen cosas como internet, los teléfonos inteligentes, etc. Avances con múltiples aplicaciones positivas, y que nos pueden ayudar a todos, y hacernos la vida un poco más fácil. En este sentido, el actual temor al cambio climático, está haciendo tomar conciencia a muchas personas en el respeto al medio ambiente. Por lo que evitan recibir correo en papel, o incluso leer en papel, pensando que así colaboran a disminuir la tala de árboles. Lo cual, ayuda a popularizar aun más dispositivos electrónicos como las tablets. Pero, ¿se podría prescindir por completo del papel con las nuevas tecnologías?, ¿se podría escribir, tomar notas, o dibujar, en un dispositivo electrónico como lo hacemos con el papel?

 

PANTALLAS FLEXIBLES.-

De hecho, ya se está investigando, mediante nanotecnología, para obtener la creación de unas pantallas flexibles, que podrían suponer una nueva evolución en las herramientas que hemos ido utilizado para leer y escribir a lo largo de la historia. Una historia que empezó en Mesopotamia, donde dejaron constancia de su escritura cuneiforme en tablillas, siguió con los papiros en el Egipto de los faraones, y con los pergaminos de la Europa medieval. Aunque en la Edad Media el papel ya había sido inventado. Lo inventaron mucho tiempo antes los chinos, a principios del siglo II. Pero no fue hasta mucho más tarde cuando Gutenberg lo utilizaría en su imprenta. Después, hace nada, llegarían los libros electrónicos. Y quizás estamos ahora cerca de presenciar la llegada del papel electrónico. Un dispositivo que también podría tener aplicaciones en el campo de la óptica, mediante gafas inteligentes, lentillas, etc. Y seguramente muchas aplicaciones fantásticas, que no podemos ni imaginar. Pero parece, al menos a mi modesto juicio, el siguiente paso lógico. Un paso que la astrología me invita a pensar en que pueda darse en el 2015. Sin descartar tampoco la posibilidad del 2020.

Porque, créanme, no todo va a ser negativo en el futuro. También nos aguardan grandes cosas. Cosas hermosas, como el papel electrónico, o las pantallas flexibles, o como quieran llamarlo…  

papel-electronico

A %d blogueros les gusta esto: