2017, un año clave para la economía mundial (II)

Siguiendo con lo que comentaba en la entrada anterior, en la que expliqué que, en mi opinión, el marco histórico actual podría ser etiquetado en el futuro como la “Segunda Gran Depresión”, el siguiente paso lógico es intentar analizar qué sucederá en el 2017. Año que ya vimos que podría ser clave en lo económico, siempre desde mi particular interpretación. Pero ¿se puede concretar un poco más?, ¿en qué meses podría iniciarse la recesión con la que vengo especulando desde hace tiempo? Si es que esto va a suceder realmente, que esperemos que no.

Para intentar contestar a estas preguntas, pienso que hay que fijarse en los planetas pequeños. O mejor dicho, en los planetas de movimiento rápido. Ya que, si los planetas de movimiento lento marcan las grandes etapas en la historia, los de movimiento rápido ejecutan lo marcado por los planetas lentos en un periodo de tiempo más concreto. Eso es, al menos, lo que sugiere la teoría astrológica.

Así que pensé, ¿qué planeta de movimiento rápido puede tener algo que ver con los mercados financieros? Bueno, cualquiera que tenga ideas mínimas en astrología, incluso muy básicas, si hace el esfuerzo de ponerse a pensar en esto, lo primero que le vendrá a la cabeza, o al menos eso es lo que me paso a mí, es que ese planeta bien podría ser MERCURIO

 

MERCURIO, EL DIOS DEL COMERCIO.-

Lo curioso es que, los astrólogos que hablan de economía, nunca hablan de Mercurio. Al menos yo no lo he visto nunca. Quizás no me fijé bien. Y quizás alguien, al leer esto me diga –eh, yo hablé de Mercurio–. Pero no me refiero a comentarlo con los amigos, o en la cena de Navidad, o en facebook sin recordar dónde quedó el mensaje, me refiero a dejarlo escrito en un lugar donde cualquiera pueda encontrarlo y comprobarlo. Por ejemplo, en un blog como este. Así que si alguien habló ya de Mercurio, en relación con la economía, me encantaría conocer ese trabajo. 

Secretitos o no al margen, si visitamos la famosa Wikipedia (https://es.wikipedia.org/wiki/Mercurio_(mitología)), podremos comprobar que Mercurio “era un importante dios del comercio“. Además de que “La palabra «mercurial» se usa comúnmente para aludir a algo o alguien errático, volátil o inestable, y deriva de los rápidos vuelos de Mercurio de un lugar a otro”. De hecho, en el mundo de la astrología, siempre se ha asociado a Mercurio con los intermediarios, con los medios de comunicación, con la capacidad de expresión, con la adaptabilidad, los debates, las ideas, las opiniones. Así como con el comercio y las aptitudes en este sentido, con las transacciones, con la bolsa y los mercados. Y también con cuestiones como la literatura, los estudios, o los viajes. Pero como digo, es destacable su simbolismo a nivel financiero.

Mercurio, frente a la Cámara de Comercio de Murcia

Mercurio, frente a la Cámara de Comercio de Murcia

 

De ahí que decidiese indagar sobre si los movimientos de Mercurio podían servir para reflejar, de alguna forma, la marcha de los mercados financieros. Concretamente, observando las repercusiones en la volatilidad. Pues hay que decir, que el índice de volatilidad refleja el nerviosismo en los mercados bursátiles.

Y a este respecto, me pareció lógico pensar en que, si la cuadratura entre Urano y Plutón simbolizaba la crisis económica, los aspectos tensos de Mercurio, sobre Urano y Plutón, pudiesen ser los que más influyesen en la volatilidad, en el nerviosismo en los mercados. Y además, que con Mercurio acercándose a 6º del aspecto exacto con Urano y/o Plutón, y alejándose 6º de dicho aspecto exacto, esto también pudiese influir en la volatilidad, tal y como lo hace el aspecto exacto.

Parecen ideas bastante lógicas de deducir, ¿no?. Casi de decir aquello de “elemental querido Watson”. Por lo que pensé que no podía ser tan fácil. Pero sorprendentemente, en muchos casos, estas ideas tan sencillas de deducir, reflejaban el nerviosismo en los mercados, y los números rojos en los parquets financieros.

 

INVESTIGACIÓN.-

Hace tiempo hice una pequeña investigación sobre este tema. Pero no me atreví a invertir en bolsa. Primero porque esto, lo advierto, no funciona siempre. Y segunda, porque el mundo de la bolsa me parece mucho más esotérico que algunas de las cosas que se consideran como tales. Un juego peligroso en el que siempre gana la banca. Y ahora mismo no estoy para tirar el dinero tontamente. Tampoco se lo aconsejo a nadie. Insisto, NO se lo aconsejo a nadie. Y lo repito, porque igual alguien se puede dejar arrastrar por mi teoría, y pensar que todo el monte es orégano, y que se va hacer rico con esto. Lo más probable es que pierda su inversión, o cosas peores. Dicho queda. 

La cuestión es que, observé que en el mes de abril del 2013 hubo un repunte en el índice de volatilidad (el índice que mide el nerviosismo en los mercados). Y con Mercurio a 6º de la conjunción con Urano, empezó a subir dicho índice, sobre el día de la conjunción exacta se llegó al máximo de dicha subida. Y cuando Mercurio se alejó 6º de Urano, volvió a los niveles de cuando empezó a influir esta conjunción. Un esquema que parece que suele repetirse con una frecuencia llamativa.

En el mes de junio se dieron los niveles más altos de volatilidad de todo el año 2013, coincidiendo con la oposición de Mercurio hacia Plutón, y con la cuadratura de Mercurio con Urano. Es decir, tensaba claramente a ambos planetas. Tensiones que se reflejaron en los movimientos bursátiles.

A finales de agosto del 2013, la volatilidad vuelve a crecer en los mercados. Y esto coincidió, atención, con un quincuncio de Mercurio hacia Urano. El quincuncio es un aspecto levemente tenso, del que no suele hablarse mucho. Pero por mi experiencia, diré que puede tener su importancia. La prueba la tenemos en que el 30 de agosto, el día de mayor volatilidad en ese mes, se dio el aspecto exacto.

De hecho, con el siguiente quincuncio de Mercurio con Urano, que se dio en octubre, la volatilidad en los mercados volvió a subir hasta los niveles de finales de agosto. Y además, coincidiendo con el momento en el que el quincuncio era exacto, sobre el día 8 del mencionado mes de octubre.

 

EL AÑO 2017.-

Quizás usted esté pensando ahora mismo –pero, ¿a mí qué me importa el año 2013?– Y no le falta razón, si es eso en lo que piensa. Pero comprenda que he de exponer, aunque sólo sea de forma resumida, por qué digo lo que digo. Los pronósticos a futuro, tal y como yo entiendo la astrología, deben basarse en lo que ya ocurrió en el pasado.

De todas formas, si lo único que le interesa es el pronóstico, empecemos… Si mi análisis ha sido acertado, deduje que podría darse una situación muy complicada a nivel económico en el 2017. Una situación que podría recordar a la recesión del año 1937.

Lo que me lleva a deducir esta inquietante posibilidad, en relación con el 2017, es el hecho de que sobre el año 37 coincide con la última fase en que Urano permaneció alejándose a unos 6º de la cuadratura con Plutón. No obstante, y en honor a la verdad, en los primeros meses del 2018, hasta la primavera, Urano aun se mantendrá a unos 6º de la cuadratura con Plutón. Es decir, el “acontecimiento” podría darse en algún momento entre el 2017 y principios del 2018. Que es el tiempo en el que Urano se mantiene a unos 6º del aspecto exacto con Plutón.

Ya que en los años 30, la recesión apareció más claramente en los últimos meses de esta influencia, cabe deducir que lo mismo, o parecido, podría repetirse en esta ocasión. Y encontrarnos así con una nueva recesión en el año 2017. O a mucho tardar, durante los primeros meses del 2018.

Son, por tanto, varias las fechas que apuntaré a lo largo de esta entrada de blog como “candidatas”. Fechas en las que la situación económica podría agravarse, deduzco que recordándonos a los acontecimientos vividos entre septiembre y octubre del 2008, con los que se inició toda esta pesadilla que vivimos en la actualidad, en forma de crisis económica.

Ahora bien, aunque en el 37 la depresión de los años 30 pudo agravarse, también es cierto que el impacto fue menor, si lo comparamos con el famoso crack del 29. O esa impresión tengo, con mis bastante limitados conocimientos en economía. Pero si es así, parece sugerir que, aunque se trate de un momento desestabilizador, lo será en menor medida que lo fue el año 2008. Por tanto, diría que cabe esperar que los gobiernos y los mercados puedan tener capacidad de reacción, con la que corregir el problema.

De hecho, hay un aspecto que me invita a pensar en que esta positiva respuesta pueda darse, y es el del trígono entre Saturno y Urano. Trígono que centrará su influencia entre los meses de enero y de noviembre del año 2017. Y que incluso podría retrasar el estallido, de la supuesta recesión, hasta el año 2018. No obstante, en el 2018 aun se dará este trígono. Y con trígono o sin él, lo importante para mí es la separación de unos 6º, respecto a la cuadratura exacta, entre Urano y Plutón. 

Dicho lo cual, mi idea es que este trígono puede favorecer la aparición de algún avance a nivel científico y tecnológico, y quizás también pueda favorecer momentos puntuales con cierto crecimiento y recuperación. Pero dudo mucho que puede frenar la recesión que he supuesto sobre el 2017/18. Si acaso, como digo, podría lograr seguir postergándola en el 2017. Pero aun así, interpreto que se percibirá como algo inevitable, que de un momento a otro tendrá que darse cierto grado de sacudida en la economía global. No siendo la cuestión el qué, sino el cuándo. De hecho, a día de hoy, son ya varios los economistas que sugieren que la economía será un problema, o que lo será aun más, en un horizonte no demasiado lejano. Aunque bueno, quizás eso tampoco tiene demasiado mérito, hay economistas para todos los gustos e interpretaciones. Como astrólogos, por otra parte.

Pero lo que más me hace dudar de que el trígono de Saturno, del año 2017, pueda salvarnos del agravamiento que estoy suponiendo de la crisis, es el hecho de que, en el año 37, Saturno formaba trígono con Plutón. Y aun así, se dio la recesión. No se trataba de Urano, es cierto. Pero como digo, era un aspecto armónico de Saturno, sobre uno de los planetas de la cuadratura entre Urano y Plutón.  

Otro paralelismo astrológico que encuentro, comparando 1937 y el 2017, aparte de que en ambas fechas hay una cuadratura Urano-Plutón a 6º de separación, y que en los dos casos nos encontramos con un trígono de Saturno, es el hecho de que Júpiter formaba, y formará, aspectos tensos con Urano y con Plutón. Por lo que podría potenciar la influencia de la cuadratura entre Urano y Plutón.

Es más, desde el pasado mes de noviembre, nos acompañan ya dichos aspectos tensos. Lo que me hace pensar que podría ayudar a agravar la situación a nivel económico. Por la famosa tendencia de Júpiter hacia los excesos y la exageración, con sus aspectos más complicados. Y al observar que en el 37 pudo actuar así, parece lógico llegar hasta esta deducción. De hecho, insisto, me llama mucho la atención que se den aspectos tan similares entre 1937 y el 2017.

No obstante, como ya he comentado, no resulta descartable tampoco pensar en que la recesión se haga definitivamente visible durante los primeros meses del año 2018. En cualquier caso, si la recesión estalla en el 2017, diría que parece más posible que se dé entre enero y octubre. Ya que Júpiter mantendrá su configuración tensa con Urano y Plutón entre noviembre del 2016 y octubre del año 2017.

Habrá quien pueda replicarme que, no hace mucho, sobre el año 2014, hemos tenido estas mismas tensiones de Júpiter, pero que no afectaron negativamente a la economía. Es más, ha coincidido con el inicio de una leve mejora de la situación. De igual forma a lo que sucedió en el año 1934. Por la sencilla razón de que en ambas fechas, el 34 y el 2014, Urano y Plutón acababan de salir del aspecto exacto, y aun estaban acercándose al momento con un mayor grado de separación entre ambos, y que se dio sobre 1936/37. Como también se dará sobre el año 2017/18.

Y ahí sí, sobre el año 2017, ya con Urano y Plutón claramente sobre los seis grados de formar la cuadratura exacta, podría darse la recesión de la que vengo hablando. Fijémonos ahora en los tiempos marcados por Mercurio.

 

LOS MESES A TENER EN CUENTA.-

ENERO: El 24 de enero Mercurio se encontrará a 6º de la conjunción con Plutón; el 27 de enero estará a 6º de la cuadratura con Urano. Y formará la conjunción exacta con Plutón el día 30 de enero. Con lo cual, al empezar a activar Mercurio la cuadratura Urano-Plutón a finales de enero, parece estar sugiriendo que, en ese momento, se podría empezar a formar la tormenta de la que vengo hablando. Y con la que interpreto la posibilidad de una recesión económica a nivel global.

La cuestión es que todo esto coincide, casualidad o no, con la toma de posesión de la Administración Trump. Como sugiriendo una primera acción de gobierno que ponga nerviosos a los mercados… no sé por qué, si esto fuese realmente así, no me sorprendería lo más mínimo.

 

FEBRERO: En febrero, toda esta configuración seguirá vigente, ya que Mercurio no habrá terminado de activar la cuadratura Urano-Plutón en enero. De tal forma, que la recesión de la que hablo podría encontrar realmente su inicio en febrero. En cualquier caso, las fechas a tener en cuenta, siempre en mi modesta opinión, serían las del 1 de febrero, con la cuadratura exacta entre Mercurio y Urano; sobre el 3 de febrero, con Mercurio separándose unos 6º de Plutón; y sobre el 6 de febrero, al separarse Mercurio de la cuadratura con Urano.

Me parece interesante también recordar que la cuadratura Urano-Plutón estará siendo también activada por Júpiter. Por tanto, Mercurio también cuadrará a Júpiter, y se separará 6º de dicha cuadratura. Por lo que parece oportuno comentar también las fechas en que esto sucederá, pues podría favorecer la subida que he supuesto en el índice de volatilidad. Se trataría del 29 de enero (pero al caer domingo, imagino que hablaría del 30 de enero), del 3 de febrero, y del 7 de febrero.

En resumen, podríamos interpretar que la volatilidad subiría, de forma significativa, entre el 24 de enero y el 7 de febrero. Pudiendo ser más intensa aun esta subida entre el 30 de enero y el 3 de febrero. Pero como ya he señalado por activa y por pasiva, podría no ser una simple subida de la volatilidad, podría ser algo más… el inicio de una importante recesión global. 

Añadir que aun se dará otro aspecto que podría facilitar cierta subida en la volatilidad en febrero. A finales de febrero concretamente. Pero de forma quizás más moderada, al tratarse de las semicuadraturas que Mercurio formará entonces con Urano y con Plutón.

Decir que las semicuadraturas son aspectos de influencia leve. De todas formas, comentaré que el 24 de febrero Mercurio se encontrará a 6º de la semicuadratura con Plutón; el 26 de febrero de la de Urano, aunque imagino que influirá el día 27, al caer el 26 en domingo; y el 28 de febrero hará el aspecto exacto con Plutón. Esta configuración seguirá influyendo a principios de marzo, pero en cuanto a febrero queda todo dicho. Con lo cual, entre el 22 y el 28 de febrero no sé si será un momento tan complicado como a principios de mes, pero también parece sugerir un momento de nerviosismo en los mercados. 

 

MARZO: La semicuadratura de finales de febrero, encontrará continuidad a principios de marzo. A este respecto, las fechas más a tener en cuenta, en mi opinión, serían las del 2 de marzo, con la semicuadratura exacta entre Mercurio y Urano; 4 de marzo, con Mercurio alejándose de la semicuadratura con Plutón; y sobre el 6 de marzo, al dejar atrás la semicuadratura con Urano.

Pero es a partir del día 20 de marzo cuando pienso que las cosas podrían volver a complicarse de verdad, al activar Mercurio más claramente entonces la cuadratura entre Urano y Plutón. Con lo cual, en mi opinión, esta activación de la cuadratura Urano-Plutón en marzo puede tener su importancia. Tanto, que incluso podría significar el inicio de la recesión económica, si finalmente no se dio entre enero y febrero

Analizándolo más en detalle, las fechas que propongo tener en cuenta son las siguientes: 20 de marzo, con Mercurio a 6º de la cuadratura con Plutón; 22 de marzo, con Mercurio a 6º de Urano; 24 de marzo, con el aspecto exacto entre Mercurio y Plutón; 27 de marzo, con la conjunción exacta Mercurio-Urano; 28 de marzo, con Mercurio alejándose de la cuadratura con Plutón; y 31 de marzo, con Mercurio haciendo lo propio en cuanto a su aspecto con Urano.

Como ocurriese entre enero y febrero, los aspectos de Mercurio a finales de marzo, sugieren uno de los momentos más complicados a nivel económico del año 2017. Y en el que no me cabe duda de que la volatilidad aumentará. O eso parecen indicar las correlaciones entre la volatilidad, y las tensiones entre Mercurio con Urano y Plutón, que he observado hasta la fecha.

Creo interesante volver a tener en cuenta que Mercurio no será el único en activar la cuadratura Urano-Plutón en ese momento, pues Júpiter también formará parte de esta configuración. Con lo cual, apuntaré los días en que Mercurio se situará en tensión con Júpiter: 21 de marzo, a 6º de formar la oposición Mercurio-Júpiter; 25 de marzo, con la oposición exacta entre ambos planetas; y 28 de marzo, con Mercurio alejándose 6º de la oposición.

 

MAYO: Sobre el día 10 de mayo Mercurio se encontrará en conjunción con Urano. Por tanto, se pueda dar una subida en el índice de volatilidad sobre el día 10 de mayo. El 11 de mayo Mercurio se situará a unos 6º de la cuadratura con Plutón. Más tarde, el día 19 de mayo, Mercurio se alejará de la conjunción con Urano. Aspecto que invita a pensar en un aumento de la volatilidad. En definitiva, un mes de mayo en que la volatilidad puede subir. Quizás hasta el punto de que se trate del mes que estamos buscando. Suponiendo que la teoría que expongo aquí sea acertada. Que esperemos que no. 

 

JULIO: A finales de Junio, Mercurio empezará a tensar a Plutón. Pero me centraré en el mes de Julio, con Mercurio a unos 6º de la cuadratura con Urano, y alejándose de la cuadratura con Júpiter, sobre el día 1. Día que, basándonos en esto, podría venir acompañado de una subida en la volatilidad. Aunque hay que tener en cuenta que el día 1 de julio cae en sábado. Por lo que interpreto que será sobre el día 3, cuando realmente podría notarse el nerviosismo en los mercados.

Después, el 5 de julio llega la cuadratura exacta entre Mercurio y Urano, aspecto que, en mi opinión, sugiere claramente nerviosismo e inestabilidad en los mercados. Por lo que podría darse un momento clave sobre dicha fecha. Como también podría suceder sobre el 10 de julio, con Mercurio ya alejándose de la cuadratura con Urano. Por todo ello, la recesión con la que estoy especulando podría no estallar entre enero y febrero, ni en marzo, ni en mayo, sino en julio. 

 

OCTUBRE: Llegamos ya al último candidato del 2017. No por ello menos importante. Todas las grandes crisis en la historia, o la gran mayoría, curiosamente, se han iniciado en un mes de octubre. Así que no es para nada descartable pensar en octubre. Máxime, teniendo en cuenta lo que voy a comentar a continuación.

Mercurio empezará a formar cuadratura con Plutón sobre el día 6, que prolongará hasta el día 14. Siendo el momento central de esta influencia, el día 10.

Pero la cuadratura entre Mercurio y Plutón sería, por decirlo así, sólo el “aperitivo”. Después llegará la oposición de Mercurio a Urano, que empezará a formarse el día 11. Llegará a su momento central sobre el día 16, con el aspecto exacto entre ambos, y concluirá sobre el día 19.

A esto, añadiré que la conjunción exacta de Mercurio con Júpiter se dará sobre el día 18. No olvidemos que la oposición entre Júpiter y Urano aun seguirá activa en octubre, y que puede tener su importancia. Mercurio se alejará de la conjunción con Júpiter sobre el día 23. Por lo que el nerviosismo en los mercados podría llegar hasta ese día 23.

En definitiva, un mes de octubre en el que la volatilidad podría aumentar. Y pienso que podría hacerlo de forma muy significativa sobre los días 10 y 16. No en vano, como decía antes, octubre es el mes preferido de las crisis económicas.

La cuadratura entre Urano y Plutón, a 6º de orbe de separación entre ambos, llevará tiempo funcionando, tanto como desde finales del 2015. Por eso he especulado con que la recesión que preveo, y ojalá me equivoque, pueda aparecer antes de octubre del 2017. Por ejemplo entre enero y febrero, en marzo, o en el mes de julio. Sin descartar tampoco la etapa final en que influenciará la cuadratura Urano-Plutón, en los primeros meses del 2018. Pues, trasladándolo a la cuadratura Urano-Plutón de los años 30, fue en esa etapa final cuando se dio la recesión del año 1937. Por lo que ahora, insisto, podría darse en los primeros meses del año 2018.

Pero si la recesión se diese en el año 2017, los meses, a mi juicio, más a tener en cuenta, serían los de enero-febrero, marzo, julio y octubre

 

AÑO 2018.-

Dicho esto, parece prudente dar un vistazo, aunque sólo sea de forma breve, a los meses más peligrosos en lo económico durante el año 2018. Y en mi modesta opinión, son los de enero y mayo…

 

ENERO: Las fechas en las que Mercurio sugiere una subida en la volatilidad las sitúo en el 19 de enero, al situarse a unos 6º de la conjunción con Plutón; en el 24 de enero, coincidiendo con la conjunción con Plutón, y con su situación a unos 6º de la cuadratura con Urano; en el 29 de enero, con la cuadratura exacta hacia Urano; y ya en el siguiente mes, sobre el 1 de febrero, hay que comentar que Mercurio se alejará de la cuadratura con Urano. 

Por tanto, entre los últimos días de enero y los primeros de febrero, del 2018, podría hacerse evidente una situación de recesión económica, que guardase algún tipo de paralelismo con el fracaso del segundo New Deal, allá por el año 1937. 

 

MAYO: Algo así también podría darse en mayo, porque Mercurio formará cuadratura con Plutón sobre el día 7. Pero me centraré en el aspecto con Urano, que suele ser el que más influye en lo económico. Formará conjunción con Urano sobre el día 14. Después, Mercurio se alejará de la conjunción con Urano el día 17Con lo cual, desde mi punto de vista, todo esto sugiere la posibilidad de que mayo pueda ser uno de los meses más complicados del año 2018, en lo económico. En los que la volatilidad podría aumentar con fuerza. Incluso cabría pensar en que, si la recesión que he supuesto en el 2017, o en enero del 2018, no se hubiese dado aun, pueda darse durante el comentado mes de mayo

 

IDEAS FINALES.-

Pero todo esto no significa necesariamente que vaya a darse ninguna recesión en los próximos meses. No soy infalible, mis análisis no están exentos de error. No en vano, pronostiqué que Hillary Clinton ganaría en las recientes elecciones a la presidencia de los Estados Unidos. El tiempo juzgará mi grado de acierto en esta cuestión, que espero que también sea nulo. Y no crean que no soy sincero. Por desgracia, sé bien qué es padecer los efectos de una crisis económica. Y sé que si estoy en lo cierto, me volverá a tocar a mi.

Por eso, si le agrada mi trabajo en el mundo de la astrología, si quiere evitar que mi visión de la astrología desaparezca de internet, puede ayudarme a continuar…

Así y todo, con o sin mi forma de ver las cosas, con o sin crisis económica, la vida seguirá. Las crisis económicas siempre se han superado. Han obligado a nuevos enfoques, nuevas soluciones, nuevas tecnologías, nuevas profesiones, y a sacar lo mejor de nosotros mismos. Feliz año nuevo. 

Anuncios

Acerca de astromundial

Interesado por los ciclos de la historia

Publicado el 28 de diciembre de 2016 en Economía. Añade a favoritos el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. https://estrelleros.blogspot.com.es/2016/08/el-senor-del-eclipse.html (31/08/2016)

    “Saturno, Marte y Neptuno tendrán mucho que decir en este eclipse, pero sobre todo Mercurio, el señor del eclipse. El signo solar es por razones obvias, fundamental en un eclipse de Sol. Este eclipse del jueves 1 de septiembre cae en Virgo, y el regente de Virgo es Mercurio, planeta de los viajes y las comunicaciones, los intercambios, y en general del comercio y los mercados. Y que nadie discuta que Mercurio rige la economía en cuanto actividad lucrativa (porque la Economía son muchas cosas más), porque lo tenemos a la entrada de todas las Bolsas del mundo, como corresponde a tal dios.”

  2. Marta beatriz alcazar bagala

    Muy bueno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: