2017, un año clave para la economía mundial(I)

Mr. Trump

¿Qué efectos tendrá la presidencia del Sr. Trump?

 

LA SEGUNDA GRAN DEPRESIÓN.-

En mi opinión, el período que atravesamos en la actualidad, quedará reflejado en los libros de historia como la época en la que se vivió “La Segunda Gran Depresión”. Por tanto, creo que es importante dar una primera pincelada, explicando todas las fechas que pueden resultar clave, en relación con el presente marco histórico, antes de pasar a analizar el año 2017 en concreto. Que es lo que voy a hacer aquí. Y en la siguiente entrada de blog, me centraré más en el 2017, en qué meses podría darse la recesión con la que vengo especulando desde hace tiempo. 

En esta primera parte, me ayudaré de la que he denominado como “Teoría de los Seis Grados”. Aunque quizás es un nombre que pueda confundir, pues ya existe una teoría con un nombre similar, pero en relación con las redes sociales. Lo cual, de alguna forma extraña, me reafirma en la posibilidad de que un orbe de 6º, en astrología, encierre algún tipo de simbolismo importante.

En mi ebook “2012, Una Visión de la Astronomía Maya”, explico en detalle esta teoría, aportando un buen número de ejemplos históricos que parecen avalarla. Aquí, intentaré explicar el funcionamiento de la Teoría de los Seis Grados, apoyándome en el ejemplo de la Gran Depresión de los años 30.

Antes de nada, hay que decir que con esta teoría analizaba el funcionamiento de los ciclos entre los planetas con movimiento más lento. Es decir, Urano, Neptuno y Plutón. Pero vamos a centrarnos en el ciclo entre Urano y Plutón, que es el que está actuando en la actualidad, a través de su famosa cuadratura. Que se forma, al situarse ambos planetas a 90º de separación entre ellos, vistos desde la Tierra. Dicho todo lo cual, esta sería la explicación… 

 

TEORÍA DE LOS SEIS GRADOS.-

1º.- Desde la conjunción hasta la oposición. En este periodo, que abarca el primer sextil, la primera cuadratura y el primer trígono, los acontecimientos relacionados con el ciclo van tomando cuerpo. Es decir, marcan momentos en la historia humana, que siendo importantes, no tienen una gravedad trascendental.

La conjunción introduce los cambios y los nuevos procesos históricos. El sextil provoca la primera crisis, a la que tendrán que hacer frente los planteamientos surgidos de la conjunción. Con la cuadratura llega el miedo, pueden darse guerras o revoluciones, pero siempre serán suavizadas por las grandes potencias que, en ese momento, prefieren estudiarse, medir bien sus fuerzas, se piensa mucho en las consecuencias. El trígono puede traer nuevos enfrentamientos al principio, pero sobre todo grandes idealistas en busca de la paz, es el momento de los tratados y de las conferencias. Y con la oposición, las guerras o revoluciones empiezan a tener consecuencias más graves, los países que han ido creciendo con el ciclo intentan entrar en la escena mundial. 

2º.- Desde la oposición hasta la nueva conjunción. Esta última etapa del ciclo comprende el segundo trígono, la segunda cuadratura y el segundo sextil. Aquí la historia se manifiesta en toda su dimensión, y la humanidad tiene que hacer frente a las nuevas situaciones políticas, sociales, tecnológicas y/o culturales, que ponen en juego los pilares sobre los que se articula el orden internacional.

El inicio del segundo trígono coincide con grandes guerras, conflictos o revoluciones, a las que se intentarán buscar soluciones conforme vaya desarrollándose y finalizando la etapa del trígono. La segunda cuadratura, igual que la primera, marca los momentos en que las grandes potencias juegan al enroque, al espionaje, se tiene un gran respeto por las consecuencias de un enfrentamiento bélico, y si lo hay se intenta minimizar, y se busca el apaciguamiento entre las partes de manera inmediata. El sextil, en su inicio, conducirá a las naciones a un importante enfrentamiento bélico o revolucionario, enfrentamiento que se solucionará con la finalización del sextil. Y, por último, con la conjunción se iniciarán las nuevas crisis, que volverán a manifestarse con toda su gravedad a partir del segundo trígono. Y así una, y otra, y otra, y otra… vez, hasta el infinito. 

3º.- La activación de los ciclos. Los aspectos de un ciclo, entre los planetas lentos (Urano, Neptuno y Plutón), se activan cuando Saturno se encuentra en aspecto tenso (conjunción, cuadratura u oposición) con el planeta más lento del ciclo a estudiar. Y siempre, que este aspecto tenso de Saturno, se produzca antes de que los dos planetas del ciclo analizado se encuentren a de orbe del aspecto exacto entre sí.

Dicho así, puede resultar poco entendible. Pondremos un ejemplo: En el año 1923, Alemania atravesaba una crisis económica sin precedentes, que desembocó en un golpe de estado fallido dirigido por Adolf Hitler. Saturno se encontraba en cuadratura a Plutón. Fue el aspecto tenso, entre ambos, anterior a que Urano llegase a estar a de la cuadratura exacta con Plutón.

4º.- El desarrollo de los ciclos. El aspecto de un ciclo, se encuentra en su fase de desarrollo, desde que el planeta lento más rápido se encuentra a de orbe del aspecto exacto, hasta el momento en que se aleja en del planeta más lento. Y los grandes sucesos en la historia acontecerán, tanto en los momentos en que los planetas se encuentran a de separación, como cuando se realiza el aspecto exacto, a de orbe, entre los dos planetas lentos analizados. Siguiendo con el análisis del ejemplo anterior:

Urano a de orbe de la cuadratura con Plutón, año 1929. De nuevo, como continuación de lo iniciado en 1923, estalla una grave crisis económica, es el famoso crack de la bolsa de Nueva York.

Urano en cuadratura exacta a Plutón, año 1933. La depresión económica es el caldo de cultivo que lleva a Adolf Hitler a tomar el poder en Alemania, mediante un nuevo golpe de estado.

Urano se aleja de la cuadratura a Plutón, sobre el año 1936/37. Estalla la Guerra Civil Española, como ensayo de lo que algunos ya intuían inevitable destino de Europa. Pero además, y relacionándose claramente con 1929, las políticas del New Deal fracasan, se entra de nuevo en un periodo de crisis económica

5º.- El fruto de los ciclos. Los acontecimientos, desarrollados por el aspecto de un ciclo, llegan a un periodo en que los sucesos mundiales son una consecuencia lógica de todo lo anterior. Esta etapa, viene marcada por el aspecto tenso entre Saturno y el planeta más lento del ciclo. Posterior a que el planeta más rápido se alejase a de orbe del planeta más lento en el ciclo que estemos investigando. Ayudémonos del ejemplo:

1939, Saturno en cuadratura a Plutón, cuadratura posterior a que Urano se alejase en de la cuadratura con Plutón en 1936. Pues bien, esta cuadratura entre Saturno y Plutón de 1939, coincidió con el inicio de la Segunda Guerra Mundial. Es decir, la Guerra Mundial llega como una conclusión lógica a todos los sucesos acontecidos, durante el periodo de la cuadratura en el ciclo entre Urano y Plutón.

Quizás, no tiene mucho sentido, decir que en las cuadraturas del ciclo no se dan las grandes guerras, y que en este caso concluyera con el estallido de la II Guerra Mundial. Pero en el caso de la segunda cuadratura del ciclo, sus efectos pueden ser más graves, y desencadenar una crisis importante entre la fase de la cuadratura y la del sextil. 

 

ACTUALIDAD.-

Una vez explicada la teoría, el siguiente paso lógico sería analizar el momento actual en base a dicha teoría. Lo que nos lleva a las siguientes conclusiones:

Entre el año 2001 y el 2002 Saturno se situaba formando oposición con Plutón. Es la tensión entre ambos, antes de que se formase la cuadratura entre Urano y Plutón a 6º de orbe. Por tanto, tal y como acabo de explicar, esto marcaría el inicio de la actual etapa histórica. Siempre, basándonos en la Teoría de los Seis grados.

¿Hay algún acontecimiento en esa época que pueda sugerirlo?… En mi opinión así es, y creo que resulta bastante evidente. Pues no creo estar afirmando ninguna barbaridad, si digo que los atentados del 11 de septiembre de 2001 marcaron el inicio de una nueva etapa en la historia. Las consecuencias, entre otras muchas, fueron las guerras de Irak y de Afganistán, y el consiguiente esfuerzo económico que esto supuso. El cual, en parte, puede estar también detrás de la actual crisis económica.

Sobre esa época, se dieron también dos acontecimientos a nivel económico muy llamativos. Y que parecen sentar un precedente de lo que cabía esperar en el futuro. Tal y como sucedió ya con la crisis económica en la Alemania de 1923, y con el crack del 29. Me refiero a…

Primer acontecimiento: El estallido de la burbuja “punto com”. A finales de los años 90, irrumpen internet y los teléfonos móviles. Es cierto que estas tecnologías son aun más antiguas, ya que eran utilizadas a nivel militar y en entornos académicos. Pero es sobre el año 97 cuando se popularizan, y empiezan a llegar a los hogares.

Esto provocó que surgiesen muchas empresas vinculadas con las nuevas tecnologías, y que los mercados empezasen a especular con fuerza sobre el valor real de estas compañías. Al final, estalló una burbuja económica, entre el año 2000 y el 2003, que se llevó por delante a muchas de estas empresas.

Segundo acontecimiento: El “corralito”. Mucho antes de que en España oyésemos hablar de las preferentes, de las fusiones bancarias, de recortes, de desahucios, del temor ante una posible quiebra de los bancos, etc., en la Argentina del 2001 y del 2002 atravesaron una etapa con efectos muy parecidos a la que hemos padecido en Europa, más recientemente en el tiempo. Fue bautizada con el nombre de “corralito”, y consistía en restringir la libre disposición del dinero en los depósitos en cajas y bancos. Como hace no mucho se hizo también en Chipre. Esta medida se adoptó en un entorno de crisis económica, de paro, de recortes, etc. Y como forma de evitar una fuga de capitales y el colapso del sistema económico en el país hermano. Todo esto, insisto, recuerda mucho a lo que hemos vivido en el viejo continente, durante el primer lustro de la presente década (2010-2015). 

Pasamos ahora al año 2008, en el que Urano se situaba a 6º de la cuadratura exacta con Plutón. Por lo que, de algún modo, cabría pensar en acontecimientos similares a los de 1929, en el que se dio también la misma configuración entre ambos planetas.

Lo cierto es que en octubre de 2008 se dio una crisis bursátil, y la caída de Lehman Brothers. Que hasta entonces había sido un importante banco norteamericano de inversiones. Todo esto en mitad del estallido de una burbuja inmobiliaria en los Estados Unidos. Con todo, la crisis económica en la primera potencia mundial, fue extendiendo sus efectos sobre el resto del planeta, en un mundo cada vez más globalizado, apareciendo así nuevas burbujas inmobiliarias, como la española; rescates bancarios como hemos visto también en España; de países enteros, como los de Portugal o Grecia; recortes en prestaciones sociales; etc.

Después, sobre el año 2012/13, Urano y Plutón formaron una cuadratura exacta entre ambos (0º de orbe de separación). Con la anterior cuadratura, esto coincidió con la llegada de los nazis al poder. En la actualidad, es cierto que estamos viendo como los grupos de ultraderecha se hacen cada vez más visibles. Pero el actual marco de crisis económica está convulsionando otras partes del planeta, además de la occidental.

En este sentido, creo interesante mencionar la llamada “Primavera árabe”. Y como se dieron desde entonces, sobre el año 2012/13, sucesivos cambios de poder en los países de Oriente Medio y del norte de África. Todo lo cual derivo, tristemente, en la guerra de Siria. Por no mencionar que, desde entonces, surgió el estado islámico.

No olvidemos que todo este periodo histórico que estoy analizando aquí, siempre desde mi particular teoría, se inicia el 11 de septiembre de 2001, con un atentado de un grupo islamista, Al Qaeda. Y que cuando se llega a la cuadratura exacta entre Urano y Plutón, sobre el año 2012, es justo cuando en varios países aparecen posturas cada vez más radicalizadas, que pugnan por hacerse con el poder. Esto lo vimos en países como Egipto, Túnez, o Turquía. Posturas radicalizadas que, salvando las distancias, me recuerdan vagamente a las del fascismo en la Europa de los años 30. Recordemos, Hitler da un golpe de estado en el año 1923, pero llegó al poder en 1933.

En lo estrictamente económico, el año 2012 coincide con el momento álgido de la llamada Crisis en la Zona Euro. En aquel año es cuando se rescata a Bankia en España. Y aunque el rescate a Portugal se inicio un año antes, es en el 2012 cuando se dan los últimos tramos de dicho rescate.

 

FUTURO.-

El resto de fechas que considero claves se sitúan en el futuro. Una de ellas es, desde luego, el próximo año 2017, en el que Urano se alejará unos 6º respecto de la cuadratura exacta con Plutón. Recordemos, la última vez que pasó algo parecido fue entre 1936 y 1937. Justo cuando las políticas que había emprendido el Presidente Roosevelt, con su famoso New Deal, y que desde 1933 habían sacado adelante a los Estados Unidos, haciendo pensar a muchos que la Gran Depresión había quedado atrás, empezaron a mostrar sus debilidades. Pues los mercados bursátiles volvieron a verse en situaciones delicadas, como sucediese ya en los primeros años 30.

Por eso hace tiempo que pronostiqué que, entre el 2013 y el 2016, viviríamos una etapa de moderada recuperación económica. Y al menos, en las cifras macroeconómicas parece que ha sido así. En lo microeconómico no lo tengo tan claro. Aunque en esto último, quizás me deje llevar por mi situación personal. En cualquier caso, interpreto que esta aparente mejora podría quedar definitivamente atrás, como si se hubiese tratado de un espejismo. Por eso llevo años insistiendo en la importancia que a mi juicio puede tener el año 2017, y que es momento de ser prudente en temas económicos. Por eso insistiré una vez más, con dos nuevas entradas de blog, con las que intentaré explicar las razones astrológicas que me llevan a pensar en todo esto, lo mejor que me sea posible. Pero si estoy equivocado, humildemente pienso que más vale prevenir que curar, y que a nadie puede hacerle daño intentar ser más prudente, por si acaso. 

 

POSIBILIDADES Y CONSEJOS DE BUENA FE.-

Por tanto, cabe esperar durante los próximos meses situaciones similares a las que hemos vivido entre el 2008 y el 2013. Es decir, crisis bursátil, problemas para las entidades bancarias, burbujas de deudas que acaban por estallar, etc. Así y todo, no soy ningún experto en economía, pero se me ocurre aventurar que, quizás, la política que ha adoptado la Administración Obama, de imprimir dólares y de pagar la deuda generando más deuda, en algún momento terminará por dar problemas. O quizás, se trate más bien de las medidas que adopte la futura Administración Trump. Sea como fuere, en base a lo que apunta la Teoría de los Seis grados, ese momento crítico podría darse en el próximo año 2017. Baste recordar que, en el año 1937, con una configuración parecida, se entró en una nueva fase de crisis económica, cuando algunos ya se apresuraban a despedirse de la Gran Depresión. 

Por todo ello, y a riesgo de ser repetitivo, a las personas que me piden consejo a nivel económico, la idea más importante respecto al futuro inmediato que intento transmitirles, es que no se confíen, pues en mi opinión la crisis no ha acabado. Hemos sobrepasado el ecuador, pero aun nos queda prácticamente la mitad por recorrer. Y hay dos baches en el camino en los que podemos tropezar, si no actuamos con prudencia. Uno de ellos, lo sitúo en el 2017. El siguiente sobre el 2020.

Dicho lo cual, mi consejo no puede ser otro más que no se invierta en cuestiones demasiado complicadas para los profanos, con demasiados riesgos, como podría ser en la bolsa. O con productos como las preferentes o similares. Que se intente ahorrar, y no gastar con demasiada alegría. Si se tiene la suerte de contar con un trabajo, hay que intentar mantenerlo, pues todo ingreso es positivo, conviene ahorrar. Antes de comprar nada, quizás deberíamos preguntarnos si lo necesitamos realmente. Incluso pienso también que no es mala idea tener parte de los ahorros a mano, lejos de las comisiones bancarias y de los “corralitos”.

Estos son los consejos que se me ocurren, con toda mi buena fe. Ahora bien, tener el dinero escondido en algún rincón tiene también sus riesgos. Por eso hablo de una parte, y que es simplemente un consejo, nada más. Pero la idea es tener una mentalidad conservadora a nivel económico.

A nivel de inversiones, otro consejo que doy, y es solo un consejo. Cada uno es libre y responsable de sus propios actos. Aquí solo doy consejos, nada más… es que, probablemente el precio del oro aumente su valor en los próximos meses. Por lo que si se cuenta con ahorros en forma de oro, el 2017 puede ser un buen momento para sacarle algún beneficio. Como podría serlo también, sobre el año 2020.

Pero volviendo al tema que nos ocupa, después de este bache, imagino llegarán sus efectos. Nuevas avalanchas de parados, de emigrantes, de crisis bancarias, de desahucios… si realmente es así, los años sucesivos pueden ser también años complicados en lo económico. Aunque pienso que, de alguna forma, se intentará solucionar, o minimizar en lo posible, lo que quiera que vaya a suceder en el 2017. Hasta llegar al año 2020, que en mi opinión, será el año realmente decisivo.

 

EL AÑO DECISIVO.-

Sí, en el 2020 considero que llegamos a un nuevo momento clave. Todo este periodo histórico en que la cuadratura entre Urano y Plutón está ejerciendo sus efectos (del 2001 al 2021) llega a su, podríamos decir, capítulo final, en el año 2020. Ya que en esa fecha es cuando encontraremos a Saturno activando a Plutón, mediante una conjunción, después de que Urano se alejase a 6º de la cuadratura con Plutón, en el año 2017.

En la anterior cuadratura entre Urano y Plutón, esto se dio en 1939, justo al inicio de la II Guerra Mundial. Dato que comprendo pueda inquietar a más de uno. Pero he de decir que las guerras más trascendentes en la historia humana, como han sido las dos guerras mundiales, no se han dado nunca cuando Urano y Plutón se han encontrado en la primera fase de su ciclo. Que es la que va de la conjunción a la oposición. Y es precisamente en la que nos encontramos ahora, ya que se trata de la primera cuadratura entre ambos planetas, tras la conjunción de los años 60 del siglo XX.

A partir de mediados del siglo XXI, entraremos en la fase que va de la oposición hasta la nueva conjunción. Y las crisis, entonces, creo que pueden llegar a ser, si no se toma consciencia de la influencia de estos ciclos en la historia humana, mucho más graves… pero eso ya es otra historia.

Centrándonos en el año 2020, diría que dada la situación actual, de confrontación entre el islamismo más radical y los intereses occidentales, podría darse un conflicto de cierta importancia en Oriente Medio. Un conflicto del que Israel podría salir reforzado, convirtiéndose en una potencia cada vez más relevante.

Y a nivel económico, deduzco un nuevo bache. Tras el cual, es posible que la economía global haya cambiado de forma importante. Pero no creo que esto signifique el “fin del capitalismo”, como auguran algunas voces. Mi hipótesis es que, a partir de la próxima década, se hará más urgente encontrar recursos energéticos respetuosos con el medio ambiente. Por lo que podría hacerse aun más hincapié en el reciclaje, o en fuentes de energía como la solar. Así como facilitar que las nuevas tecnologías puedan influir de forma aun más evidente en la economía global. Y quizás, para tomar conciencia de la importancia de ser respetuosos con el medio ambiente, necesitamos a la administración Trump.

Téngase en cuenta que, al concluir la influencia de la cuadratura entre Urano y Plutón, y su consecuente crisis bursátil, sobre el año 1884, la economía mundial fue introduciéndose en un nuevo paradigma basado fundamentalmente en el petróleo y en la fabricación de automóviles. Y al concluir la siguiente cuadratura y la II Guerra mundial, la economía volvió a entrar en un nuevo paradigma. Esta vez, basado en la fabricación a gran escala de electrodomésticos.

Desconozco cuál será la tecnología en la que se basará el nuevo paradigma económico que empieza a vislumbrarse en el horizonte, y que considero brillará con más fuerza a partir de la siguiente década. Pero parece evidente que todo apunta hacia los dispositivos móviles, el intercambio de información, las conexiones a internet, las redes, etc.

En cualquier caso, creo interesante comentar que los meses que considero más relevantes durante el año 2020 son los de abril, julio y octubre. Muy especialmente entre el mes de octubre y el de noviembre. Meses en los que podría darse un nuevo momento delicado en la economía. Por lo tanto, como sucedía en relación con el año 2017, siempre aconsejo prudencia a nivel económico en nuestros planes cara al 2020. 

 

(Continuará la próxima semana… con un análisis de los meses que considero más peligrosos del 2017, en relación con la economía. Y atención, con lo que en mi opinión es la causa astrólogica. Aunque eso sí, advertir que no siempre funciona dicha causa astrológica. Por eso apuntaré varios meses. Pero es una técnica que parece coincidir con el nerviosismo en los mercados, con relativa frecuencia. Técnica que personalmente me parece bastante lógica, y sencilla de comprender y de observar. Pero curiosamente, y que yo sepa, es algo que no suele comentarse).

Anuncios

Acerca de astromundial

Interesado por los ciclos de la historia

Publicado el 22 de diciembre de 2016 en Economía. Añade a favoritos el enlace permanente. 3 comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: