Sin Neptuno tensando a Plutón no habrá independencia

Manifestación

Hace tiempo que vengo comentando que, al contrario de lo que dicen algunos, la actual cuadratura entre Urano y Plutón no puede significar la independencia de Cataluña, y que la presencia de Plutón en Capricornio tampoco lo facilitará. Por mucho que repitan estas ideas en la prensa, las radios, las televisiones, o las redes sociales, no significa que sean ciertas.

Pero si la intención fuese, de verdad, intentar averiguar cuándo podría independizarse Cataluña de España, lo más lógico sería pensar en qué configuración astrológica han tenido en común la mayoría de los países que se han independizado de España. Especialmente las independencias, digamos, más trascendentes en la historia de España. Porque la de Cataluña, desde luego, sería algo trascendente en nuestra historia, si llegara a producirse.

Sospecho que hablar de esto no interesa a unos, para no dar ideas cara a finales de este siglo; y a otros, quizás porque alimentando estos anhelos, situándolos en un futuro próximo, parece que algunas personas les prestan más atención. En mi caso en concreto, les aseguro que no me debo a ninguna linea editorial, ni a ninguna consigna política. Si acaso, me debo a los lectores de este blog, a los que nunca he hablado de cosas en las que no creo. Por lo que a mi respecta, no pienso convertir a la astrología en un arma de propaganda. Eso para mi sería degradarla. Así que, probablemente, ni unos ni otros quedarán satisfechos, por supuesto. Por eso nunca llegaré a nada con la astrología. Y esta entrada de blog sólo la verán unas pocas decenas de personas. Pero espero poder tranquilizar un poco a alguna de las personas que les inquieta la idea de que la agitación política actual pueda llegar a mayores. Que Cataluña pueda quedar fuera de la Unión Europea, y todo eso. Lo que no puede ocurrir porque, sencillamente, no habrá independencia.

 

¿POR QUÉ?.-

A poco que uno rasque en la historia, caerá en la cuenta de que los países que se han independizado de España, en su mayoría, o al menos en el caso de las independencias más significativas, se han llevado a cabo en momentos en los que en el firmamento se formaba una tensión entre Neptuno y Plutón. A la historia me remito:

  • La cuadratura entre Neptuno y Plutón, en la década de 1560, coincide con el momento de máxima expansión del Imperio Otomano. Entrando así en rivalidad con España, por el control e influencia en el Mediterráneo. En la batalla de los Gelves, España perdería el control de la estratégica isla tunecina de Yerba. Otra consecuencia de esta derrota militar fue el que España abandonase la ciudad de Orán. España perdía influencia y enclaves en el norte de África. Además, hay que mencionar también que en 1568 se inició la Guerra de los Ochenta años, que concluiría en 1648 con la independencia de Holanda, justo cuando se dio la siguiente tensión entre Neptuno y Plutón.
  • Con la oposición entre Neptuno y Plutón de mediados del siglo XVII se dio la independencia de Portugal. Lo cual, ha impedido hasta ahora el ideal de unir a toda la península ibérica en un único estado. Y como ya había quedado dicho en el punto anterior, se dio también la independencia de Holanda. Es interesante anotar que tanto en el caso de Holanda, como en el del Imperio Otomano bajo la anterior tensión Neptuno-Plutón, existía un enfrentamiento religioso. Todo lo cual, diría que encaja bien con los significados que se le atribuyen a Neptuno y a Plutón desde la astrología. Luchas de poder (Plutón), con un trasfondo religioso (Neptuno).
  • Aunque con las siguientes tensiones entre Neptuno y Plutón no parece detectarse este trasfondo religioso. Quizás puedan contradecirme en este sentido personas con conocimientos más sólidos en historia. Pero con la cuadratura entre Neptuno y Plutón, a principios del siglo XIX, fue Simón Bolívar el que entró en escena. Creo que sobran más explicaciones. Hablaríamos de la época en la que alcanzaron su independencia países como Colombia, Perú, México o Argentina.
  • Con la conjunción entre Neptuno y Plutón, a finales del siglo XIX, se dio el famoso desastre del 98, con el que España perdió Cuba, Puerto Rico y Filipinas.

Como ven, con todos mis respetos a otras independencias, las tensiones entre Neptuno y Plutón coinciden con las independencias más importantes en la historia de España. Como lo sería la independencia de Cataluña, en caso de darse. Por eso digo que no puede darse ahora tal independencia, porque no existe ninguna tensión entre Neptuno y Plutón, así de simple. Pero además, hay más indicios astrológicos que abundan en esta idea. Como que la presencia de Plutón en Capricornio, como se da en la actualidad, hasta ahora ha coincidido con momentos en los que España expande sus fronteras y aumenta su peso demográfico. Idea sobre la que volveré en próximas entradas.

 

SOBRE EL AÑO 2060.-

Ahora bien, el hecho de que sobre el año 2060 se dé una nueva cuadratura entre Neptuno y Plutón, no significa necesariamente que sobre esa fecha vaya a independizarse Cataluña. Quizás entonces exista algo llamado los Estados Unidos de Europa, y que Cataluña se constituya o no en estado propio dentro de Europa no tenga demasiada trascendencia. O quizás, si es cierta mi idea de que con Plutón entre Capricornio y Acuario España se anexiona nuevos territorios, esos nuevos territorios puedan reclamar entonces su independencia. O tal vez, más bien, se trate de un conflicto a nivel internacional, más que de una cuestión interna. El año 2060 es una fecha demasiado lejana como para hablar con mayor exactitud, sin conocer bien la realidad geopolítica a mediados de este siglo.

En cualquier caso, ya se verá. O mejor dicho, ya lo verán los que lleguen. El problema que realmente me preocupa ahora, en relación con Cataluña, es cómo se va a gestionar la frustración que inevitablemente aparecerá en escena, cuando quede meridianamente claro para todos que no habrá ninguna independencia en las próximas décadas. Como mínimo, en el próximo medio siglo.

 

SILENCIO CÓSMICO.-

Habrá personas que no crean en la astrología, y lógicamente a todo esto no le otorgarán la menor importancia. Seguirán insistiendo en las mismas ideas y aspiraciones, ajenos a todo lo que pueda sugerir la astrología. Pero la prueba de que este tipo de reflexiones no caen en saco roto, es que son varios los astrólogos que hablan sobre este tema. En este sentido, con tanto como se habla últimamente sobre Cataluña, me sorprende que nadie haya dicho absolutamente nada sobre el ciclo Neptuno-Plutón en relación con este tema. A poco que observe uno las cosas, resulta evidente que es algo básico de comentar. Pero al menos en internet, no he encontrado nada, quizás no busqué bien. La verdad es que me encantaría conocer otros trabajos en esta misma dirección, hablando del ciclo Neptuno-Plutón. Si alguien tiene noticia de alguno, le ruego tenga la amabilidad de hacérmelo saber.

Los motivos que interpreto pueden estar detrás de este silencio cósmico, los he apuntado un poco más arriba. Aunque quizás estoy equivocado, y no se trate de ninguna consigna política, ni de ningún tipo de interés económico. Tal vez se deba a que los que hablan de astrología, creen tanto en ella, que no se han molestado en averiguar qué configuración suele estar presente en los procesos de independencia más importantes en la historia de España. Total, qué más da eso, cuando lo que interesa es decir que la independencia se dará en breve, o cuando lo que interesa es decir que no podrá darse nunca. Cuando otras cuestiones están por encima de la astrología, en la que quizás, en realidad, no se crea.

Un panorama desalentador de ser cierto, pues implica la utilización de la astrología para manejar a las masas. Lo cual no es nuevo, ya se hizo en la etapa más oscura de la historia humana. El dejar que esto siga siendo así o no, está en nuestras manos. Este blog, por ejemplo, es posible que reciba críticas cada vez más feroces, y cuente cada vez con menos muestras de apoyo, hasta el punto de que podría quedar en silencio. Depende de ustedes.

Anuncios

Acerca de astromundial

Interesado por los ciclos de la historia

Publicado el 15 de agosto de 2014 en Catalunya, España. Añade a favoritos el enlace permanente. 11 comentarios.

  1. No entiendo qué parámetros has escogido para formular esta hipótesis predictiva. En primer lugar, algunos de los ejemplos que utilizas (Isla de Djerba, Orán, Países bajos, Portugal) corresponden al período de la monarquía española de los Habsburgo, dinastía que se extinguió en 1700 con Carlos II. Al caer dentro del ámbito de una dinastía extinta, no tienen relevancia para el período actual que cae bajo otra dinastía real, la de los Borbones.

    En 2º lugar, no entiendo por qué utilizas el ciclo planetario más largo, el de Neptuno-Plutón, que tiene una duración de unos 492 años aprox., y en un período tan largo de tiempo suele pasar de todo, incluso que se produzca un cambio de dinastía. Además, estás utilizando 2 ciclos diferentes de Neptuno-Plutón, el que empezó entre 1397-1400 d.C. y el que empezó entre 1891-1893 d.C., sin hacer distinción entre ellos, por lo que deduzco, que consideras que sólo es de utilidad el aspecto que hagan entre sí y consideras que no es relevante ningún otro tipo de dato astrológico. Realmente es de una gran simplificación.

    En 3º lugar, no entiendo por qué consideras de igual relevancia el territorio de la Isla de Djerba que sólo estuvo bajo el dominio de la monarquía española entre 1520-1524 y 1551-1560, un período de tiempo ridículo comparándolo con los Países Bajos del Norte (Holanda) que estuvieron bajo el dominio de los Habsburgo españoles desde 1516 hasta 1648, aunque hay que tener en cuenta que el futuro Carlos I ya había heredado los territorios de los Países Bajos del Norte y del Sur y el ducado de Borgoña a la muerte de su padre, Felipe el Hermoso, o bien con Portugal territorio que compartió rey con Castilla y la Corona de Aragón desde 1580 hasta 1640, fecha en que se independizan de la Corona española (o 1668 cuando Felipe IV reconoce la independencia de Portugal). Tampoco explicas por qué de los Países Bajos, sólo se independizan los del Norte y no los del Sur ni el Ducado de Borgoña, territorios que sólo dejarán de estar bajo el dominio de la monarquía española en 1713, año en que Neptuno estaba a 2º-7º de Tauro y Plutón a 2º – 6º de Virgo, o sea, un maravilloso trígono. Y con el Tratado de Utrecht de 1713 (junto con el trígono de Neptuno-Plutón), no sólo se pierden los Países Bajos españoles (Bélgica, Luxemburgo y ciertos territorios del Norte de Francia), sino que también se pierden Nápoles, Sicilia, Cerdeña, el Milanesado, Gibraltar y Menorca. Menorca no se recuperará hasta 1802 por el Tratado de Amiens. Por cierto, cuando se subleva Portugal en 1640, Neptuno está a unos 22º de Escorpio y Plutón a unos 1º de Géminis, en 1648 Neptuno está a unos 10º de Sagitario y Plutón a unos 10º de Géminis y en 1668 Neptuno está entre 23º-26º de Capricornio y Plutón entre 27º de Géminis y 0º 48’ de Cáncer. Curiosamente la ciudad de Orán estuvo bajo dominio de la monarquía española desde 1509 hasta 1792, año en que Neptuno estaba a unos 27º de Libra y Plutón a unos 23º de Acuario, el sextil debe de ser porque Carlos IV la vendió a los otomanos por la pérdida de importancia del enclave, quizá no todas las pérdidas tienen la misma importancia, ni son por las mismas razones…

    En 4º lugar, parece que consideras irrelevante cualquier diferencia entre los sistemas políticos existentes en más de 500 años, por lo que parece que no importa si los territorios son patrimonio exclusivo de un rey (y sus descendientes) y que lo único que tienen en común es el monarca o señor feudal (conde de los Países bajos, duque de Borgoña que rinden tributo a otros reyes), o bien son territorios de un país (entendiendo país como territorio que forma una unidad geográfica, política y cultural), lo que no sucede hasta 1714 y, a partir de entonces, con dificultades…

    En cualquier caso, re-interpretar la Historia e idealizarla según nuestras expectativas no ayuda en nada a la Astrología y no sirve para poder construir una buena hipótesis predictiva.

  2. Mi contestación a sus puntos…

    1º En mi trabajo no hablo de los austrias ni de los borbones, hablo de las independencias más relevantes en la historia de España. Y como cada una de ellas ha coincidido con un aspecto tenso entre Neptuno y Plutón, ya sea conjunción, cuadratura u oposición.

    2º Hablo del ciclo Neptuno-Plutón porque en cada una de sus tensiones, desde que España existe, se ha dado una independencia importante. No sé si eso es simplificar las cosas, pero si se observa que con cada tensión entre ambos planetas se da una independencia importante, o varias, creo que hay que decirlo. Con la última conjunción también se dio, así que no parece significar ningún cambio al respecto. Pero si a usted le deja más tranquila, cabe la posibilidad de que eso cambie cara al futuro, y no puedan darse más independencias.

    3º La relevancia no está en la isla de Djerba, está en el hecho de que con la batalla de los Gelves el Imperio Otomano llegó al máximo de su expansión por el mediterráneo, poniendo así en peligro la existencia misma del mundo cristiano, liderado en aquel entonces por España. No sé si esto para usted tiene alguna trascendencia, pero de no haber sido frenado el Imperio Otomano en fechas posteriores por España, quizás ahora estaríamos escribiendo en árabe.

    Sobre el resto del tercer punto, está claro que la conjunción Urano-Plutón de principios del XVIII supuso el inicio de un nuevo ciclo, el de la dinastía borbónica en España, con todos los cambios que eso implicó. De hecho, a partir de ese momento, las tensiones entre Urano y Plutón suelen marcar etapas convulsas en nuestra historia, como parece claro que está siendo la actual, bajo una cuadratura Urano-Plutón. Sobre las pérdidas territoriales en aquella época, usted misma reconoce que no todas las pérdidas territoriales tienen la misma gravedad. El Reino de Napoles, por ejemplo, tengo entendido que quedó en manos de la dinastía de los borbones. Así que no parece demasiado claro hasta qué punto fue realmente una independencia.

    4º Vuelvo a insistir, no hablo de dinastías, ni de sistemas políticos, hablo de las independencias más importantes en la historia de España, y como estas han coincidido con aspectos tensos entre Neptuno y Plutón. Los ejemplos que di, de Portugal, Cuba o México, parecen bastante claros en este sentido. De ahí que mi conclusión haya sido que no habrá independencia en Cataluña en un futuro próximo. Porque esa independencia sería tan trascendente en nuestra historia como lo fueron las que acabo de señalar. Otra cosa es lo que pueda pasar en el año 2060 o en el 2140. Ahí cabe la posibilidad, desde mi interpretación, que se dé una nueva independencia en relación con España.

    Y ya para acabar, he detectado algún que otro blog de “astrología” en el que se dan fechas para una supuesta próxima independencia de Cataluña. Sin apenas aportar datos históricos. Simplemente se afirma que con Plutón en Capricornio, o con Urano en cuadratura a Plutón, se debe dar la independencia, y punto, hay que creerlo por dogma de fe. Además, lo dejan finiquitado en unas pocas líneas. A lo sumo cuatro o cinco parrafitos. En esas entradas, echo en falta un análisis tan exhaustivo como el suyo. Porque como usted misma ha dicho… “re-interpretar la Historia e idealizarla según nuestras expectativas no ayuda en nada a la Astrología y no sirve para poder construir una buena hipótesis predictiva.” En eso, créame, estamos de acuerdo.

    En cualquier caso, me halaga que se haya molestado en leer a este humilde bloguero, y le agradezco sus interesantes preguntas. Un placer.

  3. Ciertamente es habitual encontrar el uso de un reduccionismo vergonzoso del Arte de la Astrología en algunos blogs de Astrología que tratan temas políticos como el de la posible Independencia de Cataluña, dando a entender que se pueden hacer predicciones astrológicas con sólo un único aspecto entre 2 planetas transpersonales, y por supuesto, sin hacer mención a ninguna mínima investigación astrológica que lo fundamente. No se pueden hacer análisis de eso. Si he escrito en su blog es porque me ha parecido que tiene un interés real en encontrar una pauta astrológica que sirva de base para la construcción de una hipótesis predictiva astrológica viable.

    El problema al abordar datos históricos es que nos movemos en contextos políticos y sociales muy diferentes del actual, y cualquier investigación astrológica que utilice datos históricos es un trabajo pesado y arduo por la cantidad de datos y conceptos diferentes que se deben manejar. Y no todos están tan claros como podría parecer. El primer problema es hablar de los países que se independizaron de España bajo los Austrias, y esa diferencia es importante porque España, como país (tal y como lo entendemos ahora), en esa época no existe, por lo que si no existe, no puede producirse ninguna independencia, aunque historiográficamente se le haya denominado así (también es un reduccionismo histórico que facilita el discurso). Todos los historiadores están de acuerdo en que lo que hay son Coronas compartidas por diferentes territorios histórica y culturalmente afines o diferenciados. Los territorios son herencias patrimoniales que pertenecen a un monarca o dinastía y, por accidentes de la Historia, pueden verse reunidos en un momento dado bajo el dominio de una misma persona, pero no pertenecen a un país. Los Países Bajos no se independizaron de España como parte del territorio nacional (concepto que no existe en esa época), sino que se “independizan” de su señor feudal que, en su caso, coincidía en que también era el rey de España, por lo que en realidad, es una pérdida patrimonial para una dinastía y un desprestigio para el rey que no puede conservar el territorio heredado. Similar con Portugal. Es una época en que hay fronteras, diferentes monedas, leyes (medievales), instituciones, costumbres e idiomas entre los diferentes territorios que están bajo el dominio de un mismo rey, como era el caso de lo que denominamos España. El rey no podía imponer impuestos a su antojo en los diferentes territorios porque debía acatar sus respectivas leyes, y desgraciadamente para Castilla, de todos los territorios de los Habsburgo españoles fue el único que financió las guerras de sus reyes (y eran muchas), lo que le llevó a la ruina, debido a que era el territorio donde el rey tenía más poder. La centralización del Estado sólo tuvo lugar en España a partir de Felipe V.

    El problema de ciclo Neptuno-Plutón es que no sólo hay pérdida territorial de la corona española en las oposiciones, conjunciones o cuadraturas, sino que también se produce en trígonos o sextiles, y esto, a mi entender, indica que se debe realizar un análisis astrológico más amplio y más preciso. Por ejemplo, la última pérdida territorial fue la del Sáhara español en los años 70 del s. XX, con un sextil entre Neptuno a 12º-14º de Sagitario y Plutón de 10-14º de Libra.

    Respecto a la Isla de Djerba y la batalla de Gelves, sigo sin ver la trascendencia, ya que fue mucho más importante la batalla de Lepanto, y aunque España liderada la Santa Liga, los acuerdos de la República de Venecia con el Imperio Otomano y las guerras de Flandes hicieron inviable que el monarca español continuara liderando la Guerra Santa contra el islam. Una tecnología militar anticuada, el conservadurismo otomano y las coaliciones de las monarquías europeas fueron las que finalmente acabaron deteniendo el expansionismo otomano en 1683.

    Respecto al Reino de Nápoles y Sicilia, desde 1713, fue un territorio independiente de la Corona española, reservado a los hijos que no iban a ser reyes de España, tras su conquista por Felipe V en 1734. Por eso Felipe V lo cedió a su hijo Carlos y éste, a su vez, lo dejó a su tercer hijo Fernando al verse obligado a heredar la Corona española como Carlos III en 1759. No era cuestión de volver a entrar en guerra con las potencias europeas. Una cosa es hacer pactos de familia y otra es reconocerse tributario del rey español.

    Teniendo en cuenta los datos históricos, me temo que una posible independencia de Cataluña sería algo nuevo en la historia (que sí, se repite, pero nunca de la misma forma) de España como país, y habría que considerar hasta qué punto las independencias de los países latinoamericanos en las décadas de 1820-1830 pueden ser consideradas similares ya que el contexto histórico es muy diferente (todavía es el Antiguo Régimen y herencia patrimonial), y eso debería reflejarse a nivel astrológico, así que sólo nos quedaría Cuba, Puerto Rico y Filipinas, además del Sáhara. Además, al utilizar los planetas transneptunianos exclusivamente, no hay tradición astrológica en la que apoyarse, lo que lo hace más difícil.

    El punto de partida es interesante, pero considero que es necesaria una investigación más amplia. Sinceramente, no creo que pueda hacerse ninguna predicción viable utilizando únicamente los aspectos de 2 planetas transaturninos y menos en algo tan complejo como es la Astrología Mundial, aunque, naturalmente, por algo se ha de empezar, y en cualquier caso, sería interesante poder acotar orbes, fechas, importancia de los acontecimientos, etc. lo que es una labor muy engorrosa.

    Lamento la extensión, pero soy incapaz de resumirlo mejor.

  4. No se preocupe. Además me agrada conversar con personas que se interesan por la historia y la astrología, y de las que puedo aprender. He de reconocer también que la juzgué mal, pensaba que sus motivaciones respondían más a cuestiones políticas que astrológicas. Pero me alegra saber que no es el caso.

    Está claro que durante la etapa de los austrias España la conformaban, básicamente, dos reinos, la Corona de Aragón y la de Castilla. Y que con el matrimonio de Isabel y Fernando, tanto monta monta tanto, actuaron prácticamente como una unidad, apoyándose mutuamente en sus respectivos intereses, y coordinando sus políticas, aunque los dos reinos tenían sus leyes propias, sus monedas, sus ejércitos, etc. Pero puedo entender su argumentación, o así he creído interpretar de sus palabras, de que a nivel, digamos, de la península ibérica, que los Países Bajos se independizasen o dejasen de hacerlo, quizás tampoco debía de suponer un problema irreparable. Más allá de la defensa de la fe católica, ante el avance de los protestantes en el norte de Europa.

    Ahora bien, yo creo que la unión con Portugal era otra cosa. Se trataba de un reino ibérico, de un pueblo con el que estamos emparentados, con el que nos unen muchas cosas. Y tengo entendido que la idea última a la que aspiraban los austrias en aquella época era la de unir a la península ibérica en un solo reino cristiano. La ruptura con Portugal debió ser más difícil de digerir, tanto para Castilla como para Aragón. Y no creo que fuese algo que afectase solo a sus reyes y gobernantes.

    La pérdida del Sahara español, del ifni, y todos los conflictos que hemos tenido con Marruecos, los achaco al ciclo Urano-Plutón. Hace ya cuatro años lo expliqué en mi web… http://astromundial.webcindario.com/Marruecos/Marruecos.html
    Y por eso especulé en dicho artículo que con la actual cuadratura entre Urano y Plutón pueda darse un conflicto serio con Marruecos, de aquí al 2020. Desde luego espero que no.

    La batalla de Gelves marcó el momento de mayor expansión del Imperio Otomano, en perjuicio de los reinos cristianos. Entre los cuales, España estaba muy involucrada. Y eso coincidió con una cuadratura Neptuno-Plutón, y con España perdiendo territorios en el norte de África. Pequeños enclaves, pero estratégicos. Me pareció significativo porque, además, al ciclo Neptuno-Plutón se le relaciona con cuestiones religiosas. Y es evidente que el tema religioso está muy vinculado con estos episodios históricos. Creo evidente que resulta un momento muy trascendente en nuestra historia porque, lo que se estaba decidiendo, es si Europa iba a seguir siendo cristiana, o si por el contrario iba a convertirse al islam. Eso hubiese implicado también, seguramente, una América musulmana. O quizás es mucho suponer por mi parte. Pero que Europa fuese o no cristiana hubiese cambiado la evolución de la humanidad… en fin, no sé, si esto no es trascendente, muy pocas cosas lo son.

    Ya que habla de conexiones entre el caso de Cuba o Puerto Rico con el de Cataluña… la bandera que utilizan los independentistas catalanes, la famosa estelada, ¿a qué otra bandera le recuerda? De hecho, esta bandera es adoptada entre el independentismo catalán desde principios del siglo XX, imitando a la de Cuba. Como ve, hay pistas sutiles que parecen apuntar a que, si Cataluña se independiza, lo hará con las próximas tensiones entre Neptuno y Plutón, y no antes. Simples conjeturas, si se quiere, pero creo interesante apuntarlas. En la entrada utilice una foto de una manifestación en la que pueden verse estas banderas, era un guiño a esta idea.

    Por otra parte, veo que tenemos visiones de la astrología un poco diferentes, los transaturninos no parecen ofrecerle demasiada confianza. Sin embargo, las grandes crisis económicas siguen estallando con las tensiones entre Urano y Plutón, por poner un ejemplo. Quizás he sido demasiado influenciado por André Barbault, pero, siempre en mi opinión, los ciclos entre Urano, Neptuno y/o Plutón son clave. Aunque es cierto que demostrar este tipo de cosas es una labor titánica, y todos tenemos otras cosas que hacer. No obstante, intentaré seguir aportando mi granito de arena sobre esta cuestión. Es un tema realmente fascinante para el que le guste especular con futuros posibles, como es mi caso.

    Tenía pensado tratar, si no ahora en agosto en septiembre, el tema de Plutón en Capricornio. Ya que los astrólogos que abogan por la independencia insisten en afirmar que esta configuración ayudará en la independencia de Cataluña, por supuesto sin dar ninguna fecha histórica. Porque si la diesen, se toparían con la desagradable sorpresa de que, con Plutón en Capricornio, Hernán Cortés llegó a México. Vaya por Dios. Y que, por tanto, en vez de perder territorios, se ganaron. Es lo que tiene afirmar, sin molestarse en averiguar si lo que se dice ha ocurrido en el pasado. Diría que quedas un poco en evidencia. Aunque siempre se puede arreglar recurriendo a que las cosas son muy diferentes ahora, y tal y cual.

    Lo desarrollaré en otra ocasión. Y espero que también resulte de su interés, aunque se trate de un transneptuniano. Gracias por sus reflexiones, serán siempre bienvenidas.

  5. Estupendo estudio…todo lo que dices me parece muy juicioso e interesante pero son tantas hechos los que se exponen y tantos datos a revisar que no es facil determinar que aspectos son los importantes a tener en cuenta, pero la verdad, creo que visitare más tu blog y facebook.

  6. Si a religion nos ceñimos, esta claro que un ciclo Neptuno-Pluton nos habla de aquella religion o creencia dominante, utilizando los significados tipicos de cada planeta: Neptuno la religion, Pluton el poder. Asi, la lucha entre Islam y Cristianismo nos dejo a la religion catolica como predominante, hasta que se pierden los Paises Bajos, donde comienza la preponderancia de la rama protestante.

    Cita la bandera cubana, la estelada, y la de Puerto Rico es similar. Por todos es sabido que Simon Bolivar era mason, influido por logias inglesas (el Imperio Britanico es el que sucede al Español). Las citadas banderas reunen todas la simbologia masonica de estrellas y triangulos (piramides).

    La masoneria pretende ser un conocimiento sincretico e inicitico de todas las religiones y creencias, pero en el fondo de ella anida una profunda animadversion por la Religion Catolica (mutua, no obstante: la Iglesia Catolica castiga con la excomunion a aquel fiel que se adhiera a la masoneria).

    Las independencias de las republicas hispanoamericanas fueron todas alentadas desde las logias y promovidas por masones como bolivar. Y Cuba, Puerto Rico… Todas en la orbita de EE.UU., con banderas similares… A la estrellada, cuyo nombre lo dice todo. No en vano, el rumor de fondo en los movimientos independentistas, tanto vasco como catalan, es el de sus conexiones con el sionismo (recuerdan el famoso contubernio judeo-masonico del,que hablo el general Franco?). Guerras de religion, o de no religion, por supuesto, que SI.

    Me queda dar la razon a Isabel, que nos habla del ciclo Neptuno-Pluton en figuras mas favorables, como sextiles y trigonos. Estaria bien recordar en que parte del ciclo se produjo la,independencia de Guinea Ecuatorial, posiblemente mas amistosa que otras. Si la figura es un sextil, que ya lleva funcionando medio siglo, no me queda mas que recordar las continuas alusiones a una independencia “amistosa” por parte de las autoridades catalanas. Amistosa, como la de Guinea?

    Por lo demas, felicitar de nuevo al autor de este magnifico blog, por su trabajo, por su estudio, por su interes. Si entre todos intentamos aportar nuestro granito de arena, de aqui pueden salir cosas muy interesantes.
    Un abrazo y Felices Fiestas.

  7. Hola a todos:

    Me parece muy interesante el tema, yo he tratado otros temas de la Astrología, pero este no lo había tocado, ahora estoy interesándome en él, pero hay algo que me intriga y no he visto y es que en cualquier rama astrológica, aunque se vean tránsitos, progresiones o direcciones, etc., siempre se basa en una carta astral, lo que no he visto aquí, por lo que no veo explícitamente que esté relacionado con España, tal vez me podáis ayudar a entender.

    Gracias por todo.
    Saludos.

    • En astromundial, para determinar el destino de los países, podemos utilizar la carta astral de sus gobernantes, o la carta astral del momento en que un país se constituye como estado, o el momento en que adopta un nuevo régimen político. Pero también se suele utilizar el ciclo de los planetas más lentos, y sus fases. El ciclo de Urano-Plutón, de Neptuno-Plutón, etc. Esto no es algo que me lo invente yo. Lo han explicado autores como André Barbault, Boris Cristoff, o Juan Estadella. De los últimos trabajos en este campo, destacaría Cosmos y Psique de Richard Tarnas. Espero te haya servido la respuesta. Un saludo.

  8. Creo que diste en el clavo de este intento de independencia, mirar las cartas de sus dos principales dirigentes, los dos tienen a mi entender un grave problema en Escorpio con su Neptuno cuadrado a la Luna.

    • Gràcies Francesc. En Facebook he comentado alguna vez que el tránsito actual de Neptuno, opuesto al Plutón de Puigdemont, sugería un momento de muchas dudas, malentendidos, desengaños, etc. Pero aparte de esto, cuando hay cuadratura Urano-Plutón, hasta ahora lo que se ha dado son proclamaciones que agitan el escenario político, pero que no se traducen en independencia. Y la verdad es que se está cumpliendo el guión que sugerían las anteriores cuadraturas. Otra cosa podría ser, como sugerí en esta entrada, con Neptuno cuadrando a Plutón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: